Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

jueves, 30 de septiembre de 2010

ORACIÓN DIARIA CONTRA LA INFLUENCIA DEL DEMONIO

 
Una persona que crea estar sufriendo en su cuerpo o en su mente una influencia del demonio que va más allá de lo natural, después de rezar el Exorcismo de León XIII, puede decir cada día esta oración:
Señor, Dios todopoderoso, misericordioso y omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo, expulsa de mí toda influencia de los espíritus malignos.
  
Padre, en el nombre de Cristo te pido que rompas toda cadena que los demonios tengan sobre mí.
  
Derrama sobre mí la preciosísima sangre de tu Hijo. Que su sangre inmaculada y redentora quebrante toda atadura sobre mi cuerpo y mi mente.
 
Todo esto te lo pido por intercesión de la Santísima Virgen María. San Miguel Arcángel, intercede, ven en mi ayuda.
  
En el nombre de Jesús ordeno a todo demonio que pueda tener alguna influencia sobre mí, que salga para siempre.
 
Por su flagelación, por su corona de espinas, por su cruz, por su sangre, por su resurrección, ordeno a todo espíritu maligno que salga.
  
Por el Dios verdadero, por el Dios santo, por el Dios que todo lo puede, te ordeno demonio inmundo que salgas en el nombre de Jesús, mi Salvador y Señor.
 
Esta oración debe ser repetida cada día, una vez o varias. Más que el número de veces que se rece lo que importa es el fervor y la fe con que se haga. Para ello hay que concentrarse en la oración y pedir humildemente a Dios y ordenar al demonio que salga. En esta oración, a Dios se le pide con humildad y amor, al demonio sin embargo se le ordena, sin ira, sólo con fe.
  
Por supuesto, esta oración debe ir acompañada de una conversión en la vida de la persona. Es decir, de nada sirve pedir que se arranque de nosotros una influencia del demonio si seguimos viviendo en el pecado mortal.
 
La persona que quiera romper con el demonio debe confesarse (si le es posible) y cumplir los diez Mandamientos.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

MISA DE LA DEDICACIÓN DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Del Misal Romano de San Pío V
  
  
Die 29 Septembris
IN DEDICATIONE SANCTE MICHAELIS ARCHANGELI
Duplex I classis
 
Introitus. Ps. 102, 20. Benedícite Dóminum, omnes Angeli ejus: poténtes virtúte, qui fácitis verbum ejus, ad audiéndam vocem sermónum ejus. Ps. ibid., 1. Benedic, ánima mea. Dómino: et ómnia, quæ intra me sunt, nómini sancto ejus. ℣. Glória Patri.
 
ORATIO
Deus, qui, miro órdine, Angelórum ministéria hominúmque dispénsas: concéde propítius; ut, a quibus tibi ministrántibus in coelo semper assístitur, ab his in terra vita nostra muniátur. Per Dóminum.
 
Léctio libri Apocalýpsis beáti Joánnis Apóstoli.
Apoc. 1, 1-5.
 
In diébus illis: Significávit Deus, quæ opórtet fíeri cito, mittens per Angelum suum servo suo Joánni, qui testimónium perhíbuit verbo Dei, et testimónium Jesu Christi, quæcúmque vidit. Beátus, qui legit et audit verba prophetíæ hujus: et servat ea, quæ in ea scripta sunt: tempus enim prope est. Joánnes septem ecclésiis, quæ sunt in Asia. Grátia vobis et pax ab eo, qui est et qui erat et qui ventúrus est: et a septem spirítibus, qui in conspéctu throni ejus sunt: et a Jesu Christo, qui est testis fidélis, primogénitus mortuórum et princeps regum terræ, qui diléxit nos et lavit nos a peccátis nostris in sánguine suo.
 
Graduale. Ps. 102, 20 et 1. Benedícite Dóminum, omnes Angeli ejus: poténtes virtúte, qui fácitis verbum ejus.
℣. Benedic, ánima mea, Dóminum, et ómnia interióra mea, nomen sanctum ejus.
 
Allelúja, allelúja. ℣. Sancte Míchaël Archángele, defénde nos in prǽlio: ut non pereámus in treméndo judício. Allelúja.
 
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
Matth. 18, 1-10.
 
In illo témpore: Accessérunt discípuli ad Jesum, dicéntes: Quis, putas, major est in regno coelórum? Et ádvocans Jesus parvulum, statuit eum in médio eórum et dixit: Amen, dico vobis, nisi convérsi fuéritis et efficiámini sicut párvuli, non intrábitis in regnum cælorum. Quicúmque ergo humiliáverit se sicut párvulus iste, hic est major in regno coelórum. Et qui suscéperit unum párvulum talem in nómine meo, me súscipit. Qui autem scandalizáverit unum de pusíllis istis, qui in me credunt, expédit ei, ut suspendátur mola asinária in collo ejus, et demergátur in profúndum maris. Væ mundo a scándalis! Necésse est enim, ut véniant scándala: verúmtamen væ hómini illi, per quem scándalum venit! Si autem manus tua vel pes tuus scandalízat te, abscíde eum et prójice abs te: bonum tibi est ad vitam íngredi débilem vel cláudum, quam duas manus vel duos pedes habéntem mitti in ignem ætérnum. Et si óculus tuus scandalízat te, érue eum et prójice abs te: bonum tibi est cum uno óculo in vitam intráre, quam duos óculos habéntem mitti in gehénnam ignis. Vidéte, ne contemnátis unum ex his pusíllis: dico enim vobis, quia Angeli eórum in coelis semper vident fáciem Patris mei, qui in coelis est.
 
Credo.
 
Offertorium. Apoc. 8, 3 et 4. Stetit Angelus juxta aram templi, habens thuríbulum áureum in manu sua, et data sunt ei incénsa multa: et ascéndit fumus aromátum in conspéctu Dei, allelúja.
 
SECRETA
Hóstias tibi, Dómine, laudis offérimus, supplíciter deprecántes: ut easdem, angélico pro nobis interveniénte suffrágio, et placátus accípias, et ad salútem nostram proveníre concédas. Per Dóminum.
 
Communio. Dan. 3, 58. Benedícite, omnes Angeli Dómini, Dóminum: hymnum dícite et superexaltáte eum in sǽcula.
 
POSTCOMMUNIO
Beáti Archángeli tui Michaelis intercessióne suffúlti: súpplices te, Dómine, deprecámur;  ut, quod ore prosequimur, contingamus et mente. Per Dóminum.
 
In Missis votivis omnia dicuntur ut supra, sed post Septuagesimam, Graduale et Tractus ex Missa votiva de Ss. Angelis. Tempore autem Paschali Missa dicitur ut in ejus Apparitione, die 8 Maji.

jueves, 23 de septiembre de 2010

MISA EN HONOR A SAN PÍO DE PIETRELCINA

Del Misal Propio de la Orden Franciscana
 
Die 23 Septembris
S. Pius a Pietrelcina
Presbyterum et Confessoris
  
Introitus. Dan. 3, 84 et 87. Sacerdótes Dei, benedícite Dóminum: sancti et húmiles corde, laudáte Deum. Ibid., 57. Benedícite, ómnia ópera Dómini, Dómino: laudáte et superexaltáte eum in sǽcula. ℣. Glória Patri.
 
ORATIO
Omnípotens sempitérne Deus, qui sanctum Pium, presbýterum, crucis Fílii tui singulári grátia partícipem esse donásti, et per ejus ministérium misericórdiæ tuæ mirabília renovásti, concéde nobis, ut, ejus intercessióne, passiónibus Christi júgiter sociáti ad resurrectiónis glóriam felíciter perducámur. Per Dóminum.
 
Léctio Epístolæ beáti Pauli Apóstoli ad Gálatas.
Gal. 6, 14-18.
 
Fratres: Mihi autem absit gloriári, nisi in Cruce Dómini nostri Jesu Christi: per quem mihi mundus crucifíxus est, et ego mundo. In Christo enim Jesu neque circumcísio áliquid valet neque præpútium, sed nova creatúra. Et quicúmque hanc régulam secúti fúerint, pax sin per illos et misericórdia, et super Israël Dei. De cetero nemo mihi moléstus sit: ego enim stígmata Dómini Jesu in córpore meo porto. Grátia Dómini nostri Jesu Christi cum spíritu vestro, fratres. Amen.
 
Graduale. Ps. 91, 13 et 14. Justus ut palma florébit: sicut cedrus Líbani multiplicábitur in domo Dómini.
℣. Ibid., 3. Ad annuntiándum mane misericórdiam tuam, et veritátem tuam per noctem.
 
Allelúja, allelúja. ℣. Jac. 1, 12. Beátus vir, qui suffert tentatiónem: quóniam, cum probátus fúerit, accípiet corónam vitæ. Allelúja.
 
✠ Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
Matth. 11, 25-30.
 
In illo témpore: Respóndens Jesus, dixit: Confíteor tibi, Pater, Dómine cœli et terræ, quia abscondísti hæc a sapiéntibus ei prudéntibus, et revelásti ea párvulis. Ita, Pater: quóniam sic fuit plácitum ante te. Omnia mihi trádita sunt a Patre meo. Et nemo novit Fílium nisi Pater: neque Patrem quis novit nisi Fílius, et cui volúerit Fílius reveláre. Veníte ad me, omnes, qui laborátis et oneráti estis, et ego refíciam vos. Tóllite jugum meum super vos, et díscite a me, quia mitis sum et húmilis corde: et inveniétis réquiem animábus vestris. Jugum enim meum suáve est et onus meum leve.
  
Offertorium. Ps. 88, 25. Véritas mea et misericórdia mea cum ipso: et in nómine meo exaltábitur cornu ejus.
 
SECRETA
Súscipe, Dómine, múnera quæ in sancti Pii commemoratióne deférimus et præsta, ut hæc sacra participántes mystéria, salutáres redemptiónis fructus percípere mereámur. Per Dóminum.
 
Communio. Matth. 24, 46-47. Beátus servus, quem, cum vénerit dóminus, invénerit vigilántem: amen, dico vobis, super ómnia bona sua constítuet eum.
 
POSTCOMMUNIO
Sacra nos, Dómine, refectióne nutriti, fac ut, vestígia sancti Pii a Pietrelcína júgiter exsequéntes, te pérpeti devotióne colámus, et indeféssa proficiámus ómnibus cantáte. Per Dóminum.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

EL PRESUPUESTO DE LA DINASTÍA ISABELINA

Desde El Filóloco - Vía Miles Christi 

Año nuevo, más plata para mantener a Juan Carlos dizque Borbón y su corte (como siempre, a costa de los impuestos que pagamos los españoles)

Andan estos días muy atareadillos los medios de comunicación felpúdicos lanzando a diestro y siniestro noticias sobre el presupuesto de la "Casa Real" de España (o de la "Casa de Su Majestad el Rey", como dicen los sumisos que debemos referirnos a la misma).

La pasada semana se lanzaba la noticia de que, dada la situación generalizada de crisis y de arrolladora pobreza que se está extendiendo a lo largo y ancho de España gracias al socialismo, el presupuesto de la susodicha "casa" (más bien palacio) iba a verse reducido para el próximo año en un 9%.

Igualmente, el pasado domingo, se repetía a los cuatro vientos la información -ya manida, pues viene repitiéndose como el ajo desde la re-instauración de la monarquía en nuestro país- de que "nuestra monarquía sale muchísimo más barata" que las jefaturas de Estado de muchos países europeos (baratu, baratu, moritu vende baratu baratu...).

Se argumentaba para ello que, con los casi 9 millones de euros (unos 1.500 millones de pesetas) que anualmente se dan a nuestro soberano, con los impuestos de todos (hasta de los ahogados por la crisis), y de los que no tiene que rendir cuentas en cuanto a su gasto, se pagaban, no sólo el sueldo que se autoasigna el rey, sino también:
  • El personal que tiene contratado en la Casa de Su Majestad.
  • Los gastos de la mencionada oficina.
  • Los gastos protocolarios de las recepciones.
  • Los viajes por España.
Lo que no se menciona es que estos no son los únicos gastos de nuestra aclamada monarquía.

Deben tenerse en cuenta también las siguientes partidas:

  • El mantenimiento de los palacios en que habita o puede habitar (jardineros y mantenimiento de las instalaciones).
  • El servicio doméstico para los mismos (ejército de criados, mayordomos, cocineros...).
  • El amplísimo servicio de seguridad que rodea al soberano, financiado por el ministerio del Interior.
  • Los viajes al extranjero.

...Que no se contabilizan en el mencionado presupuesto...

En fin, si aún seguís pensando que nuestra monarquía es barata barata, es que sois dignos de la medalla de oro al optimismo... o a la ingenuidad.

Jorge Rondón Santos sostiene: Ellos (la dinastía Isabelina) viven como cerdos cebados, a costa de los impuestos que pagamos. Pero "A CADA CERDO LE LLEGARÁ SU SAN MARTÍN".

domingo, 19 de septiembre de 2010

¡VIVA CRISTO REY!

ADVERTENCIA: EL SIGUIENTE HIMNO Y EL VIDEO QUE LO ACOMPAÑA PUEDEN SER IRRITANTES PARA LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA CONCILIAR DEL VATICANO II Y DEMÁS APÓSTATAS, PERO COMO AQUÍ SOMOS CATÓLICOS LO SUBIMOS DE TODOS MODOS, DUÉLALE AL QUE LE DUELA.


VIVA CRISTO REY
(Original de Jesed)

Un grito de guerra se escucha
en la faz de la tierra y en todo lugar.
Los prestos guerreros empuñan su espada
y se alistan para pelear.

Para eso han sido entrenados.
Defenderán la Verdad.
Y no les será arrebatado
¡el fuego que en su sangre está!

¡Viva Cristo Rey!
¡Viva Cristo Rey!
El grito de guerra 
Que enciende la tierra…

¡Viva Cristo Rey!
Nuestro Soberano Señor.
Nuestro Capitán y Campeón.
¡Pelear por Él es todo un honor!

Sabemos que esta batalla no es fácil,
y muchos se acobardarán.
Y bajo los dardos de nuestro enemigo
sin duda perecerán.

Yo tendré mi espada en alto,
como la usa mi Señor.
A Él nada lo ha derrotado.
¡Su fuerza es la de Dios!

¡Viva Cristo Rey!
¡Viva Cristo Rey!
El grito de guerra 
Que enciende la tierra…

¡Viva Cristo Rey!
Nuestro Soberano Señor.
Nuestro Capitán y Campeón.
¡Pelear por Él es todo un honor!

No conocemos mayor alegría,
no existe más honroso afán,
que con mis hermanos estar en la línea
y juntos la vida entregar.

A Él que merece la gloria
y nos reclutó por amor.
Ante Él la rodilla se dobla
¡y se postra el corazón!

¡Viva Cristo Rey!
¡Viva Cristo Rey!
El grito de guerra 
Que enciende la tierra…

¡Viva Cristo Rey!
Nuestro Soberano Señor.
Nuestro Capitán y Campeón.
¡Pelear por Él es todo un honor!

¡Viva Cristo Rey!
El grito de guerra 
Que enciende la tierra…

¡Viva Cristo Rey!
Nuestro Soberano Señor.
Nuestro Capitán y Campeón.
¡Pelear por Él es todo un honor! 

¡VIVA CRISTO REY!

Y aquí está el vídeo:

miércoles, 15 de septiembre de 2010

MISA DE NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

Del Misal Romano de San Pío V 


Die 15 Septembris
Septem Dolorum B. M. V.
Duplex II classis

De die Octava Nativitatis B. Mariæ Virg. nihil fit in Missa Septem Dolorum. Sicubi tamen hac die celebretur aliquod Festum nobilius Duplex II classis, quod non sit B. Mariæ Virg., de ipsa die Octava, in Missis privatis tantum, fit Commemoratio per Orationes diei Festi, ante Commemorationem S. Nicomedis, et dicitur Præfatio de B. Maria Virg. Et te in Nativitáte. nisi ipsa Missa occurrens, aut Commemoratio prius habita, aliam Præfationem exigant, juxta Rubricas.

Introitus. Joann. 19, 25. Stabant juxta Crucem Jesu Mater ejus, et soror Matris ejus, María Cléophæ, et Salóme et María Magdaléne. Ibid., 26-27. Múlier, ecce fílius tuus: dixit Jesus; ad discípulum autem: Ecce Mater tua. ℣. Glória Patri.

ORATIO
Deus, in cujus passióne, secúndum Simeónis prophétiam, dulcíssimam ánimam gloriósæ Vírginis et Matris Maríæ dolóris gladius pertransívit: concéde propítius; ut, qui transfixiónem ejus et passiónem venerándo recólimus, gloriósis méritis et précibus ómnium Sanctórum Cruci fidéliter astántium intercedéntibus, passiónis tuæ efféctum felícem consequámur: Qui vivis.

Et, in Missis privatis tantum, fit Commemoratio S. Nicomedis Mart., ut in Missa sequenti 000.

Léctio libri Judith.
Judith 13, 22 et 23-25.

Benedíxit te Dóminus in virtúte sua, quia per te ad níhilum redégit inimícos nostros. Benedícta es tu, fília, a Dómino, Deo excélso, præ ómnibus muliéribus super terram. Benedíctus Dóminus, qui creávit coelum et terram: quia hódie nomen tuum ita magnificávit.

Graduale. Dolorósa et lacrimábilis es, Virgo María, stans juxta Crucem Dómini Jesu, Fílii tui, Redemptóris.
℣. Virgo Dei Génetrix, quem totus non capit orbis, hoc crucis fert supplícium, auctor vitæ factus homo.

Allelúja, allelúja. ℣. Stabat sancta María, coeli Regína et mundi Dómina, juxta Crucem Dómini nostri Jesu Christi dolorósa.

Sequentia Stabat Mater dolorósa.

Stabat Mater dolorósa
Juxta Crucem lacrimósa,
Dum pendébat Fílius.

Cujus ánimam geméntem,
Contristátam et doléntem
Pertransívit gládius.

O quam tristis et afflícta
Fuit illa benedícta
Mater Unigéniti!

Quæ mærébat et dolébat,
Pia Mater, dum vidébat
Nati poenas íncliti.

Quis est homo, qui non fleret,
Matrem Christi si vidéret
In tanto supplício?

Quis non posset contristári,
Christi Matrem contemplári
Doléntem cum Fílio?

Pro peccátis suæ gentis
Vidit Jesum in torméntis
Et flagéllis súbditum.

Vidit suum dulcem
Natum Moriéndo desolátum,
Dum emísit spíritum.

Eja, Mater, fons amóris,
Me sentíre vim dolóris
Fac, ut tecum lúgeam.

Fac, ut árdeat cor meum
In amándo Christum Deum,
Ut sibi compláceam.

Sancta Mater, istud agas,
Crucifixi fige plagas
Cordi meo válida.

Tui Nati vulneráti,
Tam dignáti pro me pati,
Poenas mecum dívide.

Fac me tecum pie flere,
Crucifíxo condolére,
Donec ego víxero.

Juxta Crucem tecum stare
Et me tibi sociáre
In planctu desídero.

Virgo vírginum præclára.
Mihi jam non sis amára:
Fac me tecum plángere.

Fac, ut portem Christi mortem,
Passiónis fac consórtem
Et plagas recólere.

Fac me plagis vulnerári,
Fac me Cruce inebriári
Et cruóre Fílii.

Flammis ne urar succénsus,
Per te, Virgo, sim defénsus
In die judícii.

Christe, cum sit hinc exíre.
Da per Matrem me veníre
Ad palmam victóriæ.

Quando corpus moriétur,
Fac, ut ánimæ donétur
Paradísi glória. Amen.

Sequéntia sancti Evangélii secúndum Joánnem.
Joann. 19, 25-27.

In illo témpore: Stabant juxta Crucem Jesu Mater ejus, et soror Matris ejus, María Cléophæ, et María Magdaléne. Cum vidísset ergo Jesus Matrem, et discípulum stantem, quem diligébat, dicit Matri suæ: Múlier, ecce fílius tuus. Deinde dicit discípulo: Ecce Mater tua. Et ex illa hora accépit eam discípulus in sua.

Credo.

Offertorium. Jer. 18, 20. Recordáre, Virgo, Mater Dei, dum stéteris in conspéctu Dómini, ut loquáris pro nobis bona, et ut avértat indignatiónem suam a nobis.

SECRETA
Offérimus tibi preces et hóstias, Dómine Jesu Christe, humiliter supplicántes: ut, qui Transfixiónem dulcíssimi spíritus beátæ Maríæ, Matris tuæ, précibus recensémus; suo suorúmque sub Cruce Sanctórum consórtium multiplicáto piíssimo intervéntu, méritis mortis tuæ, méritum cum beátis habeámus: Qui vivis.

Et fit Commemoratio S. Nicomedis, ut supra. Præfatio de B. Maria Virg. Et te in Transfixióne.

Communio. Felices sensus beátæ Maríæ Vírginis, qui sine morte meruérunt martýrii palmam sub Cruce Dómini.

POSTCOMMUNIO
Sacrifícia, quæ súmpsimus, Dómine Jesu Christe, Transfixiónem Matris tuæ et Vírginis devóte celebrántes: nobis ímpetrent apud cleméntiam tuam omnis boni salutáris efféctum: Qui vivis.

Et fit Commemoratio S. Nicomedis, ut supra.

Si hodie aut sequentibus diebus occurrat Feria Quatuor Temporum, in omnibus Missis, præter conventualem de Festo, ante Commemorationem Simplicium quæ occurrant, fit Commemoratio Feriæ, et de ea legitur Evangelium in fine. Ubi adest obligatio Chori, post Tertiam extra Chorum legitur Missa de Festo, sine Commemoratione Feriæ, et in Choro post Nonam dicitur Missa de Feria, sine Commemoratione Festi Decurrentis, sed tantum cum Commemoratione, si occurrat, Vigiliæ S. Matthæi, ut infra suo loco notatur. Missæ vero privatas dici possunt, juxta Rubricas, etiam de Feria, cum Commemoratione Officii occurrentis, et ejus Proefatione, si propriam habeat. Hodie tamen, et aliis diebus in quibus Festum occurrens sit Duplex I vel II classis, in Choro dicitur Missa conventualis de Festo post Tertiam, et extra Chorum post Nonam legitur Missa de Feria, quæ tamen in casu dici nequit ut privata.