Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 16 de diciembre de 2009

SOBRE EL VICTIMISMO JUDÍO

http://www.diariodenavarra.es/actualidad/20081230/fotos/2008123002212682_375.jpg

* No olvidemos: Una de las cosas que le debemos al sionismo es que desde las aliyaah, se fue produciendo el definitivo arrinconamiento de los cristianos de lengua árabe y que han mantenido el arameo. Ya después de la Gran Guerra muchos emigraron a Hispanoamérica. Uno de los mayores cuentos oscuros que nos han podido contar es que Sionilandia (Nunca el Israel de Dios) es un "aliado de los cristianos", cuando ha sido siempre una puntilla sangrienta en el corazón de Tierra Santa para nuestros hermanos que han mantenido la Fe desde apostólicos tiempos.

Fuera aparte, ya vemos lo bien que agradecen a quienes se preocuparon porque muchos judíos no murieran en la Segunda Guerra Mundial.

En fin, otro breve recopilatorio:

Golda Meir quiso frenar la emigración a Israel de judíos polacos minusválidos

El documento se enmarca históricamente en los años (1956-1958) de la denominada "aliá (emigración judía a Israel) Gomulka", que toma el nombre del entonces presidente polaco, Wladyslaw Gomulka.


9 Diciembre 09 - Jerusalén

Golda Meir propuso frenar la emigración a Israel de judíos polacos "enfermos y minusválidos" en 1958, cuando dirigía la diplomacia del país, según un documento secreto del Ministerio israelí de Asuntos Exteriores obtenido por un investigador.

"En el Comité de Coordinación se ha elevado una propuesta para informar al Gobierno polaco de que queremos establecer una selección en la emigración judía a Israel porque no podemos seguir aceptando gente enferma y minusválida. Por favor, dame tu opinión sobre si esto puede explicarse a los polacos sin dañar la inmigración", reza el texto, del que da cuenta hoy el diario israelí "Haaretz".

Considerado "máximo secreto", el documento es una comunicación escrita por Meir al entonces embajador israelí en Varsovia, Katriel Katz, en abril de 1958.

Szymon Rudnicki, un historiador polaco en la Universidad de Varsovia que analiza con investigadores de Israel las relaciones entre ambos países en la época ha encontrado el texto, cuya existencia se desconocía hasta el momento en el ámbito académico.

La revelación tiene un contenido polémico añadido en que los judíos polacos que emigraron a Israel en los años cincuenta eran supervivientes del Holocausto y, por tanto, algunas de las enfermedades y deficiencias a las que aludía Meir podrían ser incluso consecuencia de ese genocidio.

Rudnicki explicó al rotativo que ni los archivos oficiales de Israel ni los de Polonia contienen respuesta alguna del embajador a la demanda de Meir, quien posteriormente ocupó el cargo de primer ministro entre 1969 y 1974, pese a la abundancia de documentos en torno a la cuestión migratoria judía.

El documento se enmarca históricamente en los años (1956-1958) de la denominada "aliá (emigración judía a Israel) Gomulka", que toma el nombre del entonces presidente polaco, Wladyslaw Gomulka.

Ésta fue la segunda gran oleada migratoria polaca a Israel, tras una primera en la que Varsovia impidió abandonar el país a aquellos judíos con profesiones que consideraba fundamentales para su economía y sociedad, como médicos o ingenieros.

"Desde 1956 los polacos no pusieron limitaciones y, desde luego, no enviaron intencionadamente personas minusválidas y ancianas a Israel. Ésa es una historia israelí, no polaca", sentencia el investigador.

Golda Meir quiso frenar la emigración a Israel de judíos polacos minusválidos


08/12/2009

Israel frente a las redes sociales


Las Fuerzas de Defensa de Israel contarán con una unidad especial formada por un grupo de expertos que supervisará las comunicaciones a través de las redes sociales con repercusión internacional , con el objetivo de detectar comportamientos, actividades o grupos hostiles con Israel.(!!!)


Así lo confirmó el General Avi Benayahu, que aclaró que el gobierno israelí se enfrentará a las amenazas que circulan por portales como Facebook, Twitter o Youtube. El departamento se especializará en medios de comunicación e Internet, y pretende paliar las críticas que le llueven al gobierno israelí por su supuesta pasividad ante las amenazas que circulan por dichos portales.



Benayahu señaló que estos equipos, de entre ocho y diez personas expertas en ‘webs 2.0’, comenzarán su labor tras recibir un curso de instrucción militar general, lo que podría estar listo en cuestión de meses. El proyecto se inició hace más de un año, y desde entonces el Ejército ya habría colgado videos en Youtube donde supuestamente se mostraba el cuidado de los militares por evitar objetivos civiles. En uno de dichos documentos, al parecer grabado durante la ofensiva militar en la Franja de Gaza, ocurrida entre diciembre de 2008 y enero de 2009, se apreciaba como un helicóptero desviaba un misil tras percatarse de que un grupo de civiles había entrado en la zona amenazada. El ejército espera, además de utilizar su nueva unidad para mejorar su comunicación en internet, mostrar otros aspectos como la integración de las mujeres en las fuerzas armadas israelíes.



[Hagshamá]



FUENTE: http://noti.hebreos.net/enlinea/2009/12/08/6129/



Israel apoya a Rusia en su lucha contra falsificaciones históricas


Israel apoya a Rusia en su lucha contra los intentos de falsificar la historia de la Segunda Guerra Mundial, informó la víspera el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Pátrushev, tras la reunión con las autoridades israelíes.

“Hemos discutido el tema. Israel está interesado en que los resultados de la Segunda Guerra Mundial no se revisen y se interpreten imparcialmente”, dijo Pátrushev a periodistas rusos en Tel Aviv y agregó que las autoridades israelíes “se muestran dispuestos a cooperar con Rusia” en esta materia.

El mes pasado 26 parlamentarios israelíes dirigieron una carta abierta a las autoridades de Ucrania con protesta contra “una ola de antisemitismo” en este país, al destacar entre los sucesos preocupantes la glorificación de los criminales nazis, incluido el “hauptsturmfuhrer” (capitán) de la SS Román Shujievich, jefe supremo del Ejército Insurgente Ucraniano.



HEMEROTECA DEL ABC

En GARA podemos leer esto:

Israel también desprecia la sangre de los negros por el color de su piel

El primer mártir palestino en Jerusalén durante la segunda intifada nació en el barrio africano. Tenía 20 años y venía de donar sangre para los heridos en la Explanada de las Mezquitas. Le dispararon en el estómago y una bala de fragmentación le mató en tres minutos.



Alberto PRADILLA - Aritz INTXUSTA

Colaboradores de GARA en Palestina


Si hubiese sido judío, quizás la donación no le hubiese costado la vida. Quizás ni se hubiese molestado, ya que fue hace más de una década cuando se descubrió que toda la sangre procedente de la comunidad etíope iba directamente a la basura.

A pesar de que, desde ese momento, el Gobierno hebreo ha tratado de minimizar la incidencia del racismo dentro de su propia sociedad, las diferencias entre la comunidad africana a uno u otro lado del muro muestran una discriminación racial, que se evidencia hasta en las listas electorales que concurrieron a las elecciones del 10 de febrero. Ninguno de los principales candidatos era negro, a pesar de que esta comunidad tiene su peso específico en Israel. Por lo menos, demográficamente, ya que constituyen una importante minoría de cerca de 100.000 habitantes.

«La discriminación racial para Israel es una ideología», asegura Ali Jedda, quien se autodenomina jocosamente «el alcalde» de la Ciudad Vieja de Jerusalén. «Si un judío es rubio y con ojos azules, no tarda ni un mes en conseguir una buena vivienda», indica. Jedda es afropalestino «de segunda generación». Su padre nació en Chad y llegó a Palestina para defender la mezquita durante la Nakba. Él, miembro del FPLP, pasó 18 años en cárceles israelíes y ahora, envejecido y enfermo, recuerda cuando «tenía 17 años y coloqué una bomba en la calle Jaffa, en la zona nueva (construida por los israelíes). Nueve judíos resultaron heridos» Actualmente vive en el quinto barrio de la Ciudad Vieja, el Harlem que no sale en los mapas. «Poca gente conoce que existe un barrio africano», asegura, desde el salón de su vivienda, casi pared con pared con la Explanada de las Mezquitas.

La ubicación de los africanos en este punto estratégico no es casual en un lugar donde la religión es un tatuaje que marca generaciones. Los palestinos de origen africano tienen sus raíces en Chad y en Sudán, países musulmanes. Llegaron a Jerusalén para custodiar la mezquita. Por su parte, los judíos africanos vinieron de Etiopía. También los cristianos, aunque éstos no tuvieron sitio en las tres operaciones que el Gobierno israelí denominó «de rescate» y que supusieron el traslado de 15.000 personas en la conocida como Operación Moisés. A ella le siguieron la Operación Josué y la Operación Salomón. Nombres bíblicos para un puente aéreo «lleno de promesas» que les ha llevado a convertirse en la escala más baja de la sociedad. En la mano de obra barata que vive en caravanas.

En un país que se sostiene gracias a un apartheid hacia los árabes, la raza constituye un argumento innombrable, aunque la ultraderecha sionista ya se atreve a enarbolar la bandera de la separación racial. Jedda responde antes de la pregunta. «Como palestino no me siento discriminado por el color de mi piel. Aunque, por ser negro y por ser palestino, sufro una doble opresión». La historia de la comunidad africana palestina sigue el mismo camino de lucha por la liberación.

«La primera mujer encarcelada por los israelíes era de este barrio». Ahora, trabaja en la seguridad de la ANP, después de haber sufrido la cárcel y el exilio. «Somos muy respetados dentro de la comunidad», insiste. En el barrio africano, formado por dos bloques de edificios construidos por los mamelucos y utilizados como cárcel por los turcos, conviven medio centenar de familias, alrededor de 250 personas.

«No queremos ser un ghetto. No lo somos. Nuestras actividades no sólo están dirigidas hacia la comunidad africana», explica Yasser, sobrino de Jedda. «Realizamos actividades para niños con problemas de adaptación, deportes y visitas guiadas». Tours que también realizan los propios habitantes de Jerusalén. Actualmente, también recogen ropa para enviarla a Gaza. Yasser y sus tres hermanos también han pasado por las cárceles israelíes.

Al otro lado del muro invisible, los judíos de origen africano no encuentran el mismo acomodo. La propia sociedad israelí los califica de «dóciles» y alaba que no causen problemas. Pero no ha buscado un sitio para ellos. Tiraron su sangre a la basura en 1996. Ahora, comunidades llegadas de la antigua Unión Soviética ponen el grito en el cielo cuando les toca convivir con una familia falasha (judíos llegados de Etiopía). Incluso el Likud buscó un resquicio legal para evitar que uno de los miembros de esta comunidad entrase en un puesto de salida dentro de su propia lista y el Gobierno israelí ha cerrado la puerta a la posibilidad de que los 15.000 judíos que permanecen en Etiopía puedan ir a Israel, argumentando que se ha completado el cupo que fijó Ariel Sharon en 2003. «Son los más discriminados, sin contar con los árabes», argumenta Jedda.

«Les llaman negratas. Les desprecian por el color de su piel. Les trajeron aquí y ahora nadie les quiere», asegura este palestino que llama la atención sobre el intento de confrontarles con esta comunidad. «Ya lo hicieron con los drusos, una etnia árabe que servía el Ejército sionista. Por el día patrullaban juntos, pero al terminar la jornada no podían evitar pensar: sucios árabes. Con los falasha pasa lo mismo». Él cree que éste es el motivo de que los soldados etíopes tengan fama de utilizar un plus de brutalidad. «Les llaman las ovejas negras, y ellos están equivocados de enemigo», argumenta.

Los afropalestinos han tendido puentes hacia los cristianos. Acuerdan trabajos en común y participan en reuniones conjuntas. Pero esto todavía no ha ocurrido con los falasha. «No estamos desesperados. Tratamos de crear lazos de unión, pero son muy cerrados». La comunidad negra israelí tiene sus propias organizaciones.



INFORMA: GARA

1 comentario:

  1. De lo que digan los proetarras de Gara no me fiaría mucho.
    De todas maneras, está claro que los sionistas no son trigo limpio, y siempre consiguen salirse con la suya con la excusa de todos los males que les han hecho.

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)