Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 31 de enero de 2014

DECLARACIÓN CONJUNTA DEL ARZOBISPO MARCEL LEFEBVRE Y DE MONS. ANTONIO DE CASTRO-MAYER SOBRE ASÍS 1986

Roma nos ha hecho preguntar si teníamos la intención de proclamar nuestra ruptura con el Vaticano, en ocasión del Congreso de Asís.

Nos parece que la pregunta tendría mas bien que ser la siguiente: ¿Cree Ud. y tiene la intención de proclamar que el Congreso de Asís consuma la ruptura de las autoridades romanas con la Iglesia Católica?

Pues, por cierto, es esto lo que preocupa a aquellos que aun permanecen católicos.

Es bien evidente, en efecto, que desde el Concilio Vaticano II el Papa y los episcopados se alejan cada vez más netamente de sus predecesores.

Todo aquello que fue realizado por la Iglesia para defender la fe en los siglos pasados, y todo lo que fue realizado por los misioneros para difundirla, hasta el martirio inclusive, es considerado de ahora en más como una falta de la cual la Iglesia debería acusarse y hacerse perdonar.

La actitud de los once Papas que, desde 1789 hasta 1958, en sus documentos oficiales, han condenado la Revolución liberal, es considerado [hoy] como una falta de comprensión del espíritu cristiano que ha inspirado la Revolución.

De allí el giro completo de Roma a partir del Concilio Vaticano II, que nos hace repetir las palabras de Nuestro Señor a aquellos que venían a arrestarle: "Haex est hora vestra et potestad tenebrarum", Luc. 22:52-531.

Adoptando la religión liberal, del protestantismo y de la Revolución, los principios naturalistas de J. J. Rousseau, las libertades ateas de la Constitución de los Derechos del Hombre, el principio de la dignidad humana carente de relación con la verdad y la dignidad moral, las autoridades romanas vuelven la espalda a sus predecesores y rompen con la Iglesia Católica, poniéndose al servicio de los destructores de la Cristiandad y del Reinado universal de Nuestro Señor Jesucristo.

Los recientes actos de Juan Pablo II y de los episcopados nacionales ilustran este cambio radical de la concepción de la fe, de la Iglesia, del sacerdocio, del mundo, de la salvación por la gracia.

El colmo de esta ruptura con el magisterio anterior de la Iglesia se realizó en Asís, luego de la visita a la Sinagoga. El pecado público contra la unicidad de Dios, contra el Verbo encarnado y Su Iglesia, hace estremecer de horror: Juan Pablo II alentando a las falsas religiones a rezar a sus falsos dioses: escándalo sin medida y sin precedente.

Podríamos retomar aquí nuestra Declaración del 21 de noviembre de 1974, que permanece más actual que nunca.

Para nosotros, permaneciendo indefectiblemente adheridos a la Iglesia Católica y Romana de siempre, estamos obligados a constatar que esta religión modernista y liberal de la Roma moderna y conciliar, se aleja cada vez más de nosotros, que profesamos la fe católica de los once Papas que han condenado esta falsa religión.

Por lo tanto, la ruptura no viene de nosotros, sino de Pablo VI y de Juan Pablo II, que rompen con sus predecesores.

Este renegar de todo el pasado de la Iglesia por éstos dos Papas y los Obispos que los imitan, es una impiedad inconcebible y una humillación insoportable para aquellos que permanecen católicos, en la fidelidad a veinte siglos de profesión de la misma fe.

POR LO TANTO, CONSIDERAMOS COMO NULO TODO AQUELLO QUE HA SIDO INSPIRADO POR ESTE ESPÍRlTU DE NEGACIÓN: TODAS LAS REFORMAS POST-CONCILIARES Y TODOS LOS ACTOS DE ROMA QUE SE HAN REALIZADO SEGÚN ESTA IMPIEDAD.

Contemos con la gracia de Dios y el sufragio de la Virgen Fiel, de todos los mártires, de todos los Papas hasta el Concilio, de todos los Santos y santas fundadores de Ordenes contemplativas y misioneras, para que vengan en nuestra ayuda para la renovación de la Iglesia por la fidelidad integral a la Tradición.

+ Su Exc. MONS. MARCEL LEFEBVRE
Arzobispo-Obispo emérito de Tulle

+ Su Exc. MONS. ANTONIO DE CASTRO MAYER
Obispo emérito de Campos

en perfecto acuerdo con la presente Declaración
Buenos Aires, 2 de diciembre de 1986.

PENSAMIENTO CASTELLANIENSE

Desde MILES CHRISTI

Padre Leonardo Castellani

“Sólo en la verdad se puede fundamentar una verdadera grandeza; sólo diciéndola se puede caminar a ella. Hoy día estamos tan sumergidos en mentiras que el amor a la verdad representa una especie de martirio, y conduce al martirio real cuando se vuelve verdadera pasión; y la verdad se vuelve pasión en todos aquellos que se abren al espíritu de Dios”.

lunes, 27 de enero de 2014

ORACIÓN A LA VENERABLE MADRE MARIANA DE JESÚS TORRES, POR EL Dr. PLINIO CORRÊA DE OLIVEIRA

Venerable Madre Mariana de Jesús Torres y Berriochoa, vidente de Nuestra Señora del Buen Suceso
  
¡Oh Venerable Sierva de Dios, Madre Mariana de Jesús Torres, gloria de la Orden de las Concepcionistas en Ecuador, modelo eximio de obediencia, pobreza y castidad, a quien se dignó aparecer la Santísima Virgen, particularmente bajo la advocación de Nuestra Señora de El Buen Suceso, en más de un coloquio místico de gran contenido e inefable dulzura, y a quien Ella dotó de luces proféticas extraordinarias sobre lo que sucedería en nuestras días a las poblaciones sudamericanas, entonces gobernadas por la corona española! Mirad con benignidad, os lo pedimos, a vuestros devotos que os imploran una eficaz intercesión.
  
Contemplad a estos países, y muy especialmente a nuestro querido Ecuador, expuestos hoy a la saña agresiva del comunismo, el cual va penetrando en todos ellos, ora por la fuerza, ora por la astucia. ¡Ved cuán pocos son los ecuatorianos, y de modo general los sudamericanos, compenetrados de la gravedad de ese peligro y de la urgencia de hacerle frente mediante la oración, los sacrificios, y una acción intrépida y eficaz! Y obtened del Divino Espíritu Santo, por los ruegos de María, que difunda por estos pueblos la abnegación y la valentía con que otrora se inmortalizaron los Macabeos, los Cruzados, y los héroes de la resistencia ibérica contra los moros.
  
Considerad, oh Venerable Madre Mariana, la inmoralidad de las costumbres que asola toda la tierra y ved que esos pecados llevaron a Nuestra Señora a pronosticar en Fátima que terribles castigos caerían sobre la humanidad infiel.
  
Atended a la sangre de García Moreno, derramada en nuestra tierra para que ésta se convierta en un verdadero Reino de los Corazones de Jesús y de María.
  
Escuchad, oh benignísima Abadesa del Monasterio de la Inmaculada Concepción de Quito, las oraciones que os hacen tantas almas angustiadas por sus necesidades de alma y de cuerpo, y a todas dad una acogida generosa y alentadora, continuando así, en lo alto del Cielo, en favor de nuestro país, la misión tan bienhechora que en él ejercisteis en vuestra vida terrena. Así Sea.

DESDE NAZIONISMOLANDIA: ABORTO GRATIS Y MONUMENTO A LOS HOMOCUENTO

ADVERTIMOS QUE EL SIGUIENTE ARTÍCULO CONTIENE MATERIAL GRÁFICO NO APTO PARA PERSONAS SUSCEPTIBLES
A ESCANDALIZARSE. PERO LA VERDAD SE DICE, AUNQUE DUELA.
   
YA QUE BERGOGLIO ALABA A SUS HERMANOS MAYORES, ES HORA DE PUBLICAR SUS “HAZAÑAS” MÁS RECIENTES:
 
1. ABORTO LIBRE, SUBVENCIONADO POR EL ESTADO
  
Traducción del artículo publicado por Debra Karmin para THE TIMES OF ISRAEL
  
LA LEY DEL ABORTO EN ISRAEL ES UNA DE LAS MÁS LIBERALES DEL MUNDO
  
A pesar de la línea conservadora, el gobierno aprobó el aborto libre para prácticamente todas las mujeres, causando gran polémica. Israel, una nación con un fuerte grupo de presión religioso y un primer ministro conservador, está dispuesto a ofrecer a sus ciudadanas una de las coberturas al aborto más amplias en el mundo.
  
La comisión del Ministerio nacional de salud, liderada por el Dr. Yonatan Halevy, presentó el pasado 30 de Diciembre su “canasta de salud” subsidiada por el Estado, el paquete de medicamentos y servicios que todos los ciudadanos israelíes pueden recibir del sistema médico nacional. Este fue aprobado por el gabinete el Domingo 5 de Enero. La canasta de salud fue analizada y enmendada partiendo de una base anual, y entre los muchos tratamientos que recibirán los israelíes en 2014 está el aborto sin cargos para las mujeres entre los 20 y 33 años
  
Yonatan Halevi, director general del Centro Médico Shaare Tzedek de Jerusalén, impulsor del aborto
  
Israel siempre ha tenido una posición bastante liberal sobre el aborto, permitiendo a las mujeres enfrentadas a emergencias médicas o a aquellas que fueron víctimas de vilación o abuso recibir subsidios para ayudarlas a terminar con su embarazo. Fuera de estas regulaciones, pueden solicitar el aborto por razones como un probema emocional o mental causada por el embarazo o por no estar casadas con el padre del bebé. Todas las mujeres que quieran abortar deben presentarse ante un comité de tres expertos para estudiar el caso, pero el 98 por 100 de las solicitudes son aprobadas. Aquellas de menos de 20 años o de más de 40 fueron también elegibles para abortos subvencionados, sea por la razón que fuere.
  
Con el recientemente enmendado paquete de salud, sin embargo, la fianciación que estará disponible para las más de 6.000 potenciales abortantes, rondará por el coste de 16 millones de Nuevos Shaqalim (4,6 millones de dólares). No se requerirán razones médicas para abortar. 
   
El aborto, sea por la razón que fuere, es un asesinato, porque se elimina a una persona que tiene derecho a vivir.
   
Halevy, director general del Centro Médico Shaare Tzedek en Jerusalén, rechaza la idea de que el movimiento de la comisión de salud es en modo alguno radical, y rápidamente señala que el fomento a los fondos del aborto es sólo una pequeña pieza de varias alteraciones a la subvención del Estado de Israel a su sistema de salud, por debajo de la salud mental y del tratamiento de la diabetes, et aliorum.
  
“Queremos grandes familias en Israel. Nosotros alentamos los nacimientos”, dice. “Pero cuando el embarazo es no deseado o inadverdtido, pienso que debemos proporcionar los medios para que termine de forma adecuada”.
  
Entre la derecha religiosa de Israel, ha habido pocas voces de protesta contra la nueva ley, pero para una nación donde el dobladillo de una mujer o los asientos reservados en el autobús desatan una tormenta de fuego, la respuesta ha sido un silencio total y sorpresivo.
  
El Dr. Eli Schussheim, vocero del grupo pro-vida Efrat, calificó la decisión como un robo, diciendo que para allegar fondos para abortos no necesariamente médicos, el comité “está robando… a los enfermos… y dándole ese dinero como premio a 6.000 mujeres indolentes”.
   
Su parecer hizo eco en el rabino David Stav, jefe del grupo relativamente liberal de rabinos ortodoxos Tzohar, quien dijo que “no hay duda” de que fuera de una emergencia médica, el aborto es contrario a la ley judía.
   
Con todo, es altamente irrealizable, que Israel presencie pronto protestas que tengan como objetivo las clínicas de aborto, como ocurre en Estados Unidos, donde la legalidad de la interrupción del aborto es uno de los temas más polarizantes. Sin dudas, un retroceso a la vergüenza para los defensores del aborto —como en España, donde el 60% de las mujeres está dispuesta a pagar por el procedimiento en instituciones prvadas en vez de acudir a los fondos del gobierno— es altamente improbable.
  
El número de naciones que, como Israel, han asumido una postura liberal sobre el aborto, se puede contar con una mano. En Canadá, es legal el aborto en cualquier etapa del emabrazo, y puede practicarse en los  hospitales (pero no en clínicas privadas), en gran parte, cubiertas por el seguro médico. En Eslovenia, hay aborto libre desde 1977, y en 2006, un ministro de gobierno que intentó limitar los fondos sólo a las mujeres cuyas vidas corrieran peligro fue conminado a renunciar a su cargo.
  
Mientras Israel puede mostrar un disímil liberalismo, la legislación global sobre el aborto prueba que mientras un feto llegue a la vida, las políticas nacionales no siempre toman esa actitud sobre tan controversial procedimiento.
   
Algunas naciones acérrimamente izquierdistas son sorprendentemente rígidas sobre sus leyes al aborto, incluyendo a Suecia, donde sólo se le concede abortar a aquellas mujeres que tengan menos de 18 semanas de embarazo excepto en caso de peligro mortal. Y en Rusia, una nación conservadora en temas como los derechos homosexuales, que ha causado protestas ad portas a las olimpiadas de invierno de 2014 en Sochi, anualmente se presentan más abortos que nacimientos.
   
Las mujeres que se beneficiarán por la expansión de los beneficios del aborto, dice Halevy, serán las que más lo necesitan: solteras, jovenes que no pueden pedirle dinero a sus padres, o aquellas que resultaron embarazadas por una relación extramatrimonial pero dependen financieramente de sus esposos. Mientras concede que hay algunos estamentos que instintivamente están en contra, dice que “una vez les explicas quiénes se beneficiarán, no escucharías de ellos gran oposición”. 
   
¿Quiénes se “beneficiarán” con el aborto? ¡LAS MUJERES NINFÓMANAS, QUE NO QUIEREN ASUMIR LA RESPONSABILIDAD DESPUÉS DE UN MOMENTO DE “PLACER”!
  
Y rechaza la idea de que facilitar el acceso al aborto creará un pensamiento de laissez-faire frente al embarazo, diciendo: “Hay un drama emocional y mental en el embarazo. Yo no creería que alguien se vea obligado a cargar con un embarazo sólo porque no puede pagar por abortar”.
  
Ignorando que la atención de los medios está puesta en el aborto, Halevy asegura que lo más radical en su paquete de salud –y olvidado en el fragor del debate– es darle una nueva cobertura a varios medicamentos oncológicos, y una vanguardia, un gran salto adelante hacia la atención en salud mental, incluyendo la adición de un nuevo y urgentemente necesario tratamiento para la esquizofrenia que anteriormente estaba por fuera.
  
Otras áreas que han recibido un aumento en su financiación son los tratamientos para el cáncer de próstata, la diabetes y la osteoporosis. El comité envió sus recomendaciones tras emplear tres meses para absorber más de 3.600 páginas de recientes investigaciones médicas de todo el mundoy entonces analizaron cuidadosamente los costos, necesidad prevalente, y recomendaciones de cuatro fondos de seguro médico de Israel como los más urgentemente necesarios.
  
“No hay país en el mundo donde sus ciudadanos son acreedores a fondos públicos para una extensa canasta de servicios”, dijo Halevy. “Con el nuevo paquete de salud mental, con algunas enfermedades oncológicas como el melanoma y el linfoma –hemos progresado mucho”.
  
2. MONUMENTO A LOS MARICAS VÍCTIMAS DEL “HOLOCAUSTO”
  
ISRAEL TENDRÁ SU PRIMER MONUMENTO A LAS VÍCTIMAS HOMOSEXUALES DEL NAZISMO
  
Desde DIARIO ISRAEL
  
Israel tiene su primer monumento a los homosexuales perseguidos por el régimen nazi, según indicó el gobierno municipal de Tel Aviv.
 
El monumento, que cuenta con un gigantesco triángulo de hormigón de color rosa que recuerda el símbolo usado por los nazis para marcar prisioneros homosexuales, se construyó en Meir Park de Tel Aviv.El memorial, que costó 150.000 Nuevos Shaqalim (42.000 dólares), fue inaugurado el pasado 10 de Enero.
 
Monumento construido en Tel Aviv para recordar a los homosexuales que murieron en la Segunda Guerra Mundial
  
El monumento fue idea del partido Meretz, miembro del consejo municipal Eran Lev, quien tomó la idea del alcalde de Tel Aviv Ron Huldai.
 
El monumento ha sido diseñado por el arquitecto paisajista y profesor Yael Moriah, que también supervisó una reciente renovación de Meir Park.
 
Lev dijo a la agencia de noticias Haaretz que la ubicación del monumento en el parque, cerca del ambiente gay de Tel Aviv, es simbólica, ya que una de las primeras restricciones impuestas a los judíos por los nazis fue la de ir a los parques públicos.
  
No es de extrañarse que Tel Aviv tenga un monumento a los homosexuales, ya que Israel es el único país en todo el mundo donde los maricas tienen derechos ¡HASTA PARA EJERCER LA CARRERA MILITAR!
  
El monumento recoge los nombres de importantes hombres homosexuales judíos que fueron perseguidos por el régimen nazi, como Magnus Hirschfeld, sexólogo y uno de los primeros activistas de derechos de los homosexuales del mundo, o Gad Beck, último sobreviviente conocido de los campos de concentración gay.
 
Sin embargo, el monumento está destinado a ser en recuerdo de todas las víctimas homosexuales del nazismo, que al menos fueron unas 50.000 personas. Monumentos similares a las víctimas homosexuales del nazismo se encuentran ya en Sydney, San Francisco, Colonia, Montevideo, Barcelona, Amsterdam y Berlín.

LA CANONIZACIÓN, DESDE UN PUNTO DE VISTA CATÓLICO TRADICIONAL

  
Mucho se habla de las “canonizaciones” de la secta del Novus Ordo. Incluso hay quienes comentan ¿Por qué la Resistencia no reconoce a los santos del Vaticano II? A fin de responder este interrogante y aclarar algunas otras que puedan surgir de noticias como la “canonización” de Juan Pablo II, hemos hecho una traducción del artículo 11 de la serie ¿CÓMO EXPLICAR LAS CREENCIAS TRADICIONALES DE LA IGLESIA CATÓLICA?, publicado originalmente en TRADITIO, sobre el tema de las Canonizaciones.
  
Hay quienes pregonan que las canonizaciones son sin duda “infalibles”. Esta posición no es plenamente coherente con las enseñanzas de los Doctores de la Iglesia, incluido el Doctor Universal, Santo Tomás de Aquino.
  
En particular, el nuevo proceso de investigaciones para las canonizaciones promulgado por Wojtyla/Juan Pablo II ha puesto en duda la credibilidad de las canonizaciones de la secta del Novus ordo. De hecho, él proclamó muchos beatos y santos en cifras insólitas en la historia de la Iglesia y de ese modo desvalorizó la veneración a los santos. Todo ello en una época en que los fieles de la neo-iglesia se han convertido en ignorantes supinos de los grandes santos de la Historia de la Iglesia, como San Agustín y Santo Domingo.
   
Actualmente, las canonizaciones se han dado a granel, pero se olvida a los santos tradicionales.
  
Existen actualmente serias dudas si estos modernos candidatos apresurados han sido escrutados suficientemente o si estos grotescos errores ocurrieron por causa de estas investigaciones apresuradas (que en otra época acostumbraban durar hasta siglos) y por la preocupación de los “Políticamente Correctos”.
  
El 25 de Enero de 1983, en “Divínus Perfectiónis Magíster”, Wojtyla/Juan Pablo II cortó con la inmemorial tradición de la Iglesia respecto al riguroso proceso de escrutinio para las canonizaciones usado desde su predecesor el Papa Urbano VIII en 1640. Así, él instituyó un nuevo sistema de canonización que se ha destacado por el trato a los candidatos no tanto por sus merecimientos espirituales (en el pasado esto conllevaba un proceso de largo tiempo de investigación, milagros y veneración) sino por su “rectitud política” para los tiempos modernos.
  
Anteriormente, las canonizaciones tenían en cuenta si el candidato tuvo una probada virtud heroica y dio testimonio de la Fe aún con la muerte. Hoy, lo que impera es la conveniencia para el modernismo.
  
El rol del Advocátus Diáboli (Abogado del diablo o Promotor de la Fe) fue eliminado, y el número de milagros debidamente sustentados se redujo a prácticamente ninguno. Las nuevas normas eliminaron cualquier método para que las objeciones pudieran ser libre y justamente sopesadas y conocidas por el postulador (que era escogido por los solicitantes para la causa) para presentar en el caso los elementos a favor y en contra del candidato en cuestión. En otras palabras, un hombre que actúa como abogado para ambas partes (el solicitante y el objetor), pero que ahora es nombrado por el demandante.
  
El abogado del diablo (promotor de la Fe), velaba porque se preservara la imparcialidad del proceso y para que no se canonizara un fraude.
  
¿Qué es peor, incluso, perjudicial para la causa de la Verdad? El postulador, que usando una cláusula para eliminar los testimonios “inconvenientes”, es capaz efectiva y selectivamente de bloquear el potencial daño que los testigos oculares puedan causar con el testimonio negativo del candidato. Esta vaga cláusula de “inconveniencia” nunca fue parte de las normas tradicionales. Antes de que Wojtyla pervirtiera la doctrina Católica, la Iglesia declaraba santos ÚNICAMENTE a cuantos mostraban un grado HEROICO de santidad (no uno común, que consiste en el Estado de Gracia). Este grado especial y eminente es llamado Estado de Perfección, cuando esta alma es movida por el Espíritu Santo. Wojtyla abandonó esta exigencia tradicional de la perfección heroica (cf. Vaticano II, “Lumen Géntium”, cap. V).
  
Afortunadamente, los teólogos Católicos tradicionales, durante siglos, han proferido conceptos que rescatan en cada situación. LAS CANONIZACIONES NO SON INVARIABLEMENTE UN ACTO DE INFALIBILIDAD PAPAL Y CIERTAMENTE NO SON UN MODO PRIMARIO DE EXPRESARLO. Santo Tomás de Aquino (Quódlibet IX, Cuestión 8, art. 16) sostiene que la canonización es un caso intermedio (médium), y presenta la opinión de que el juicio de que la Iglesia no puede errar en esta materia es meramente UNA CREENCIA PIADOSA  (pie credéndum est), no un dogma. Otros teólogos aseguran que la canonización no es materia de Fe. San Roberto Belarmino concluye que es altamente posible que el papa “pueda errar en controversias particulares de hechos que dependen principalmente de información y testimonios humanos”. Esta es exactamente la situación con la cual podemos encontrarnos en la iglesia post-Vaticano II.
  
El Angélico Santo Tomás de Aquino describe las canonizaciones como una creencia piadosa, NO COMO DOGMA DE FE (por lo que puede ser suceptible de errores). Idéntico parecer tiene San Roberto Belarmino.
  
Aparentemente, Juan XXIII y Pablo VI no consideraban la canonización como algo infalible. Con todo, no habrían abierto la caja de Pandora sino fuera por “descanonizar” a Santa Filomena, que había sido venerada públicamente por varios santos y Papas, y “descanonizar” a los 14 Santos Auxiliadores (San Acacio, Santa Bárbara, San Blas, Santa Catalina de Alejandría, San Cristóbal, San Ciriaco, San Dionisio de París, San Erasmo, San Eustaquio, San Gil Abad, San Jorge, Santa Margarita de Antioquía, San Pantaleón y San Vito), que han sido venerados por millones de Católicos desde el comienzo de la Iglesia. Si la secta conciliar desea descanonizar los santos tradicionales, la estrategia contraria es el juego limpio: LOS CATÓLICOS TRADICIONALES PUEDEN RESERVARSE EL JUICIO SOBRE LOS CANDIDATOS DE LA IGLESIA DEUTEROVATICANA.
  
Los 14 Santos Auxiliadores son invocados frente a muchas enfermedades y peligros. Pero Pablo VI, aduciendo su “falta de historicidad”, los eliminó del Martirologio en 1969.
  
Otra consecuencia del relajado proceso de 1983 es que los nuevos antipapas básicamente han renunciado a su función papal de dar una mera confirmación de la sentencia del obispo local en nombre de la “colegialidad” del conciliábulo. Ese obispo local, por supuesto, tiene pocos recursos para determinar los hechos de una causa más allá de cualquier duda moral. Además, tiene un conflicto de intereses en cuanto a cómo se beneficiará financieramente de tener santos canonizados de su diócesis. En el proceso anterior, la autoridad papal estaba plenamente comprometida en la materia, por medio de la Sagrada Congregación de Ritos, de manera que los actos previos del proceso de canonización podían juzgarse como cercanos a la definición de infabilidad. Pero bajo el proceso de 1983, el papa no ejerce de forma directa y completa su autoridad de Vicario de Cristo. Así, la autoridad de las canonizaciones luego de esa fecha no se acogen al marco de la autoridad papal, por lo que ciertamente no implican la infalibilidad de éste. (P. Álvaro Calderón FSSPX, “Las canonizaciones en el Magisterio de ayer y de hoy”. Ed. Angelus, Junio de 2005 [XXVIII:6]). 
  
¿La secta deuterovaticana ha cruzado el límite en esta cuestión y, en efecto, ha anulado el mandato de Dios expresado en su norma teológica positiva? Como puede verse, no ha habido otra razón por la cual grupos significativos dentro de la Iglesia han cuestionado, como nunca antes, la santidad de aquellos que se supone son los santos del Novus ordo. La indefectibilidad de la Iglesia no significa que grandes partes de la Iglesia jamás serán destruidas. Esto significa que la Iglesia no será ANIQUILADA COMPLETAMENTE. Por analogía, el dogma de la Infalibilidad no significa que los maestros de la Iglesia jamás enseñarán contra la Verdad, por ejemplo, mediante “canonizaciones” dudosas, sólo significa, entre otras verdades, que la verdadera santidad Cristiana jamás será falsificada o silenciada por entero.
  
La Iglesia JAMÁS será vencida por el diablo, aunque sus agentes le causen grandísimo daño.
  
Algunos como el Padre Pío pudieron ser verdaderos Santos tradicionales, justamente canonizados. Sin embargo, es aconsejable no tributarles veneración pública por la falsa autoridad de una “canonización” por la secta del Novus Ordo. El antiguo proceso estricto de examinar los candidatos fue tan holgado por Wojtyla/Juan Pablo II, y por consiguiente ha generado una corriente de dudosas “canonizaciones”, que el proceso de canonización en su totalidad ha perdido, junto con su solemnidad, toda confianza en su autenticidad. Así, que este o aquel santo “canonizado” por Juan Pablo II pueda estar, de hecho, en el Cielo -sólo Dios lo sabe-, pero ciertamente no lo estaría por su “canonización”, realizada por un papa conciliar que pueda asegurarnos al respecto. Tampoco los Católicos se pueden sentir obligados a venerar a los “Santos” canonizados por el V-2. Quizá los errores factuales de las canonizaciones conciliares sean enmendados por un futuro Papa tradicional (cosa que es imposible humanamente hablando, dado que la Apostasía hace mucho pasó el punto del no retorno -sólo queda esperar la Parusía-). Pero, hay miles de santos tradicionales, cuya veneración ha sido bien establecida y cuya intercesión ante Nuestro Señor Jesucristo puede ser invocada por los fieles Católicos romanos tradicionales con plena fe y confianza.
  
El Concilio de Trento sostuvo como dogma de fe la intercesión de los santos, y estableció certeras normas para una verdadera devoción hacia ellos. 

viernes, 24 de enero de 2014

NOVENA EN HONOR A NUESTRA SEÑORA DEL BUEN SUCESO

Traducción hecha del Inglés desde TRADITION IN ACTION (No conocemos si sobrevive el original en Español, pero esperamos que esta traducción refleje fielmente cómo pudo ser).
   
La novena, escrita por el Padre José M. Urrate SJ, tiene el Imprimatur por Mons. Carlos María de la Torre, Arzobispo de Quito, emitido por el Gobierno Eclesiástico de la Archidiócesis de Quito el 31 de Julio de 1941.
   
NOVENA A NUESTRA SEÑORA DEL BUEN SUCESO

   
En el Nombre del Padre, del Hijo +, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ACTO DE CONTRICIÓN - PARA TODOS LOS DÍAS DE LA NOVENA
Yo creo en ti, oh mi Dios. Fortalece, oh Señor, mi fe. Espero en Ti, oh Dios mío. Ayuda, Señor, mi esperanza. Te amo, oh mi Dios. Aumenta, Señor, mi amor. Me arrepiento de haberte ofendido. Dios mío, ayúdame a tener contrición, para que con el auxilio de tu gracia y la especial protección de María Santísima del Buen Suceso, nunca peque otra vez. Oh Señor, ten piedad y misericordia de mí. Amén.
  
ORACIÓN INICIAL - PARA TODOS LOS DÍAS DE LA NOVENA
Oh excelsa e Inmaculada Reina del Cielo, Santa María del Buen Suceso, Hija favorecida del Padre Eterno, Madre queridísima del Hijo Divino, Esposa amantísima del Espíritu Santo, Trono sublime de la Divina Majestad, augusto Templo de la Santísima Trinidad, en el cual las Tres Personas Divinas han colocado los tesoros de Su Poder, Sabiduría y Amor. Recuerda, Virgen María del Buen Suceso, a quien Dios ha hecho tan poderosa, que tú puedes socorrer a los pobres pecadores, recuerda que lo has prometido. Muéstrate como Madre misericordiosa de los que recurrimos a ti. Yo vengo a ti, Madre de la misericordia, y te ruego, por el amor del Altísimo, que lo seas también para mí. Obtenme de Dios Padre una fe viva que nunca pierda de vista las verdades eternas, de Dios Hijo, una firme esperanza con la que siempre aspire a llegar a esa gloria que Él ganó para mí con su sangre, y del Espíritu Santo, una caridad tan inflamada que siempre viva amando a la Suprema Bondad y a ti, Virgen Santísima, hasta que por tu intervención llegue a amarte y disfrutar de tu vista eternamente en la gloria. Amén.
  
Te saludamos, oh María, hija predilecta de Dios Padre: Ave María
  
Te saludamos, oh María, Madre elegida del Hijo de Dios: Ave María
   
Te saludamos, oh María, Esposa amantísima del Espíritu Santo: Ave MaríaGloria al Padre
  
DÍA PRIMERO - 24 DE ENERO
Cuán grandes e incomparables son las maravillas de Dios omnipotente que así manifiestan los tesoros de su misericordia para los que Él redimió. Por ello, si admiramos los excesos de su bondad en los muchos beneficios con que Él nos ha enriquecido, ¿cuánto más debemos admirar y estar llenos de gratitud por las bendiciones con que distinguió a la criatura más excelente y privilegiada, María Santísima, a quien nos dio para nuestro consuelo, especialmente a aquellos que le sirven y aman con todo su corazón con los títulos diversos e invocaciones con que la honran? Por esta devoción, reciben grandes favores por medio de su auxilio y protección. Esta ha sido la experiencia de los verdaderos devotos de la Madre de Dios, y en especial de aquéllos que recurren a ella en la advocación del Buen Suceso, cuya imagen se venera en la Iglesia del Hospital Real de la Ciudad de Madrid. Fue milagrosa desde sus comienzos, por la forma admirable e inesperada con que este tesoro fue encontrado en la cueva de una montaña. Como Dios dijo al profeta Isaías, Él busca a aquellos que no habían venido a buscarle, y deja a un lado a los que no piensan en su bondad o no creen en su generosidad. Así también lo hizo el Altísimo ya que fue su voluntad el que su Santísima Madre fuera honrada y venerada con el título del Buen Suceso.
  
ORACIÓN
¡Oh Señor de infinita bondad!, que en esta imagen de María Santísima hecha milagrosamente por ángeles, Tú nos has dado una poderosa intercesora a quien podemos acudir con total confianza en su amable protección en todas nuestras necesidades. Concédenos la ayuda que imploramos con fervor y confianza, para que podamos conocer, honrar y servir a la Santísima Virgen, y para que por su intercesión, podamos alcanzar en esta tierra nuestra santificación y, después, ser felices con ella en el cielo. Amén.
  
ACCIÓN DE GRACIAS A LA SANTÍSIMA VIRGEN - PARA TODOS LOS DÍAS DE LA NOVENA
¡Oh Virgen bendita entre todas las mujeres! Nos faltan las palabras para darte gracias por las innumerables bendiciones que hemos recibido de tu mano. El día de tu nacimiento puede ser llamado el día de acción de gracias, de la alegría y del consuelo. Tú eres la honra de la humanidad, gozo del Paraíso, regalo escogido de Dios, y bien de nuestra nación. ¿Qué mérito tenemos nosotros, oh Virgen del Buen Suceso, para que merezcamos tenerte como Madre nuestra? ¡Que Dios sea bendito por siempre, pues lo ha querido así! Bendita eres tú también, Virgen María, porque a pesar de nuestra ingratitud, te nos muestras propicia. Por ello decimos: Tú eres, Madre clemente, nuestro consuelo en la tierra, nuestro refugio, nuestra ayuda y nuestra protección en nuestras necesidades, tanto públicas como privadas. Guárdanos de la guerra, la peste, el hambre, las tormentas, terremotos, y todas las calamidades que merecemos por nuestras culpas. Te rogamos por la Santa Iglesia y por sus ministros. Escucha las súplicas de los que te invocan. Sé abogada y Madre nuestra, de nosotros que ponemos nuestra confianza en ti. A ti acudimos, y por tu intercesión esperamos alcanzar de tu divino Hijo el perdón de nuestros pecados y la perseverancia en la gracia hasta la muerte. Amén. (Aquí, cada uno levantando su corazón a Dios, puede pedir, por intercesión de María Santísima del Buen Suceso, la gracia o favor que desea recibir)
  
ALABANZAS A LA SANTÍSIMA VIRGEN PARA CADA DÍA DE LA NOVENA
  
Oh, Virgen María, nuestra Madre por excelencia en la tierra. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
Sobre todas las cosas, tú estuviste atenta a la Palabra del Padre. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
Tú eres templo dignísimo de la Santísima Trinidad. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
En la contemplación de tu pureza los mismos ángeles se gozan. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
El mundo cristiano proclama que estás a la derecha del Rey de Reyes en su reino. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
¡Oh, Madre de Gracia, Esperanza nuestra! Puerto de los náufragos y Estrella del mar. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
Puerta del Cielo, Salud de los enfermos, Luz en la oscuridad. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
Con tu ayuda nos encontraremos delante de Dios en la corte de los Santos, donde vives y reinas por los siglos. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
Guía nuestros pasos y ayúdanos, oh dulce María, en nuestras últimas horas. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
Recibe la alabanza de nuestros amantes labios que no llegan a expresar tu grandeza singular. 
¡Ven en nuestra ayuda y muéstranos tu misericordia, porque tú eres nuestra Madre!
  
ANTÍFONA
Santa María, salva al miserable, socorre al débil, intercede por los afligidos, defiende a tu pueblo, intercede por los clérigos, intercede por tus fieles. Permítenos a cuantos honramos tu santa memoria recibir tu asistencia y protección.
   
V/. Ruega por nosotros, ¡Oh Virgen del Buen Suceso!
R/. Para que seamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
  
ORACIÓN
Te suplicamos, Señor y Dios nuestro, nos concedas perpetua salud de alma y cuerpo. Y por la intercesión de la gloriosa Virgen María, y por los méritos de su Hijo Jesús, esperamos ser libres de los males presentes y obtener las alegrías eternas. Amén.
   
En el Nombre del Padre, del Hijo +, y del Espíritu Santo. Amén.
  
DÍA SEGUNDO - 25 DE ENERO
   
En el nombre del Padre...
Acto de Contrición, Oración Inicial y las Tres Ave Marías...
  
Considera cómo la providencia del Altísimo desea favorecer a los hombres, manifestando el tesoro escondido de la preciosa estatua de Santa María bajo el título de Buen Suceso. Con ocasión de la muerte del hermano Bernardino de Obregón, fundador de la Orden de los Hermanos Mínimos para el servicio de los enfermos (de la Orden de San Francisco de Paula), Gabriel de Fontanet fue elegido para remplazarlo. Acompañado por Guillermo Rigosa, viajaron a Roma para pedir al Sumo Pontífice la aprobación oficial del Instituto y del hábito morado con la cruz que distingue a la Hermandad. Al pasar por la ciudad de Traiguera (bajo la jurisdicción de Tortosa en el Principado de Cataluña), fueron sorprendidos por una terrible tormenta de granizo con relámpagos y truenos tan estruendosos que sus corazones se llenaron de espanto. Entonces suplicaron a Dios que les manifestara un lugar donde pudieran refugiarse y prepararse a morir en paz, pues el rigor implacable de la tormenta les había hecho pensar que no sobrevivirían. Sin embargo, Dios en su divina misericordia se mostró dispuesto a que esta busca de refugio fuera presagio de un buen suceso. Entre relámpagos pudieron distinguir un desvío del camino que terminaba en lo que parecía ser una cueva situada arriba en la colina. Desde la distancia acertaron a ver una luz brillante que salía de ella junto a una fragancia celestial más agradable que cualquier otro perfume terrenal. Sus almas quedaron anegadas de una gran felicidad y de un sentimiento de reverente admiración. Al instante, sintieron el impulso de conocer la causa de tales maravillas.
  
ORACIÓN
¡Oh Dios, admirable en todas tus obras! Puesto que Tú siempre conviertes los sucesos más peligrosos de la vida en prueba de tus mercedes, y en las tormentas más desesperadas nos muestras los preludios de tus maravillas en favor nuestro, como tú lo hiciste con los hermanos Mínimos en esa terrible tormenta. Concédenos, por la intercesión de la Reina del Buen Suceso, la virtud de la paciencia, para sufrir con espíritu resignado las pruebas que nos envíe tu Divina Voluntad, porque en cualquier momento Tú puedes cambiarlas en consolaciones en esta vida y posteriormente concedernos tu eterna recompensa en los Cielos, donde alabaremos tu honra y la de Santa María, por siempre y para siempre. Amén. 
  
Las oraciones y alabanzas se rezarán todos los días
   
DÍA TERCERO - 26 DE ENERO
   
En el nombre del Padre...
Acto de Contrición, Oración Inicial y las Tres Ave Marías...
  
Pensad cómo los viajeros, impulsados por la gracia y atraídos por la curiosidad de comprobar tales prodigios asombrosos que provenían del sitio donde pensaban encontrar refugio, quitándose los zapatos, subieron a la colina con gran dificultad, ayudándose mutuamente al escalar grandes rocas y acantilados escarpados. Cuando llegaron a la cueva y pudieron ver las relampagueantes luces fue grande su alegría, asombro y admiración. Allí vieron cómo esta cueva había sido delicadamente tallada por la naturaleza al modo de un gran templo, y guardaba una bella estatua de la Virgen con el Niño en su brazo izquierdo y portando un cetro en su mano derecha. Una preciosa corona orlaba su frente. Su vestido, como el del Niño, era sencillo pero elegante, y ambos estaban hechos del mismo material y con el mismo estilo. El lugar, que estaba adornado con distintos tipos de flores que tapizaban el suelo y las paredes, se inundó con una exquisita fragancia que rodeaba a la Reina del Cielo. Situada en la roca una lámpara que parecía fabricada por notables artífices, iluminaba con sus muchas luces. Era grande la belleza y alegría que rodeaba a la admirable Señora. Fue inmensa la sorpresa y admiración de los viajeros abrumados por la emoción. Ambos contemplaron extáticos este pequeño pedazo de cielo, calmado ya su corazón sobreexcitado al contemplar a la Madre que de forma tan inesperada se les aparecía, después de tan terrible tormenta, radiante de belleza con tan amoroso rostro, ofreciéndoles refugio y consuelo en coyuntura tan desesperada y difícil. Así también nuestras almas se calman ante la imagen de María. Cuando las cargas de la vida y peligros inminentes nos acechan llevándonos a la desesperación, vamos a ella con paz y confianza, agradeciendo a Dios que en Su Omnipotencia nos ofrece esta imagen portentosa que milagrosamente se encuentra en este lugar escondido para honor de la Virgen Inmaculada y para que todos puedan venerarla bajo ese preciado título del Buen Suceso.
  
ORACIÓN 
¡Oh Dios de Misericordia!, que nunca abandonas en la desolación a aquél que fiel y fervientemente te sirve en medio de los infortunios y peligros de la vida, y que nos animas a encontrar a nuestra Madre y a invocarla como refugio en nuestras adversidades, concédenos recurrir con corazón tierno y fervoroso a Santa María y encontrarla, siempre amante y protectora, de modo que podamos servirla y merecer, por su intercesión, llevar una buena vida cristiana y después estar con Ella para siempre en el Cielo. Amén. 
  
Las oraciones y alabanzas se rezarán todos los días
   
DÍA CUARTO - 27 DE ENERO
En el nombre del Padre...
Acto de Contrición, Oración Inicial y las Tres Ave Marías...
  
Meditemos en la alegría indescriptible de los hermanos al contemplar estos prodigios. La imagen de nuestra querida Madre brilló ante ellos como una estrella resplandeciente, y con reverencia se postraron ante ella para alabar y darle gracias por el singular don y por acontecimiento tan extraordinario. Sus pensamientos y sentimientos se elevaron a consideraciones celestiales creyéndose favorecidos por un hecho sobrenatural ante todo lo que vieron y sintieron que no parecía hecho por manos humanas en el interior de aquellas inaccesibles rocas, en pleno despoblado. Entonces hicieron una fervorosa acción de gracias pidiendo al cielo saber lo que tenían que hacer. Decidieron intentar descubrir el origen de ese santuario y de la imagen buscando las piadosas personas que lo cuidaban en tan prodigioso culto. Aunque parecía imposible que tal magnificencia fuese trabajo de hombres en un lugar tan retirado e inaccesible, la prudencia y la piedad les sugirió hacer primero una investigación cuidadosa sobre el asunto. Preguntaron en las aldeas más cercanas a la cueva, que estaban a más de tres leguas de distancia, pero no encontraron a nadie que pudiera darles la más mínima información sobre la imagen. Ni siquiera las personas de más de 80 o 100 años de edad habían oído nada acerca de la imagen o de su oratorio, en los bosques circundantes o en cualquier otro lugar de la región. Consideremos, entonces, la alegría y asombro de los santos hermanos, ahora propietarios del extraordinario hallazgo, y cómo veneraron de nuevo la sagrada imagen, ofreciéndole su más sincero agradecimiento con fervorosos afectos al tiempo que la proclamaban su celestial patrona y mediadora, con el título muy significativo de la Virgen del Buen Suceso. El corazón se conmueve por sentimientos de gratitud y admiración ante el piadoso e indescriptible favor, como el que se concedió a los santos hermanos. Unámonos con ellos en sus tiernos abrazos a María, para amarla y honrarla con generosos propósitos, ya que también gracias a Dios la hemos encontrado en el peligroso camino de la vida en medio del horror de la tormenta de nuestras pasiones. 
   
ORACIÓN
¡Oh Dios amantísimo! Tú nos has dado en nuestra Madre un precioso refugio y consolación, ubicándola en la senda de nuestras vidas azarosas para que Ella, como Nuestra Madre del Buen Suceso, sea un escudo que nos defienda en las persecuciones y peligros. Agradecidos por tu bondad, queremos corresponder con la práctica de la Virtud y con una devoción tierna y constante a María Santísima, de modo que por su intercesión podamos llegar a los Cielos. Amén.
  
Las oraciones y alabanzas se rezarán todos los días
       
DÍA QUINTO - 28 DE ENERO
En el nombre del Padre...
Acto de Contrición, Oración Inicial y las Tres Ave Marías...
  
Pensemos en cómo los santos viajeros, convencidos de que su valioso descubrimiento les pertenecía, colocaron la imagen en una cesta, y en tan estimable compañía prosiguieron felizmente su largo viaje a Roma, donde fueron recibidos por Su Santidad Pablo V, hombre verdaderamente santo y piadoso. Le contaron cómo habían encontrado la imagen de la Virgen. Al verla tan hermosa y radiante con tal halo sobrenatural, se postró ante ella, colgándole al cuello su precioso pectoral de oro y pedrería, y concediendo gracias e indulgencias a todos los que la veneraran.
  
Encargó a los religiosos que habían tenido la fortuna de haber encontrado la imagen de manera tan admirable el extender celosamente su devoción por todas partes. Ellos reconocieron en la acogida del papa e incluso en el título que le dio de Nuestra Señora del Buen Suceso, todos los signos de que estaban ante un descubrimiento sobrenatural. La prodigiosa imagen pronto se convirtió en una fuente inagotable de gracias y prodigios entre los habitantes de la ciudad de Valencia a donde los hermanos la trasladaron a su vuelta de Roma. Más tarde, la imagen fue trasladada solemnemente a la magnífica Iglesia de Madrid, capital de España, donde la venerada imagen sigue hasta ahora obrando maravillas. Su culto se extendió por toda Europa e incluso a las regiones más lejanas de nuestra América.
  
Confía, alma mía, postrado ante María que con su rostro sonriente te ofrece un dulce consuelo, en que este dichoso encuentro podrá guiarte en las más difíciles encrucijadas de la vida. Mira al Santo Padre postrado ante la sagrada Imagen ofreciéndote este tesoro tan precioso con el encargo de que seas devoto y fiel en el servicio de María. Permanece contento en el estado en que Dios te ha puesto porque tienes a María, como compañera y protectora. Con alabanzas y bendiciones preséntale a tu vez el pectoral de tu amor, poniendo a sus pies tu pasión dominante, ofreciendo tus esfuerzos para vencerla con determinación y constancia y obtendrás los favores excepcionales que muchas personas piadosas han recibido de esta bendita Imagen de Nuestra Señora del Buen Suceso. 
    
ORACIÓN
¡Oh soberano Dios! Tú nos has dado tu grandísima recomendación, la Santísima Virgen del Buen Suceso, como compañera en nuestra peregrinación, para que Ella sea nuestra guía, guardiana, y protectora en esta lucha. Acudimos, pues, a Ella, llenos de confianza encontrando el camino seguro en nuestro itinerario a la morada del Padre Eterno, donde todo cuanto pedimos se nos concederá. Inflama nuestros corazones con el amor a la Santísima Virgen del Buen Suceso de modo que podamos ofrecerle a nuestra Santísima Madre con la gratitud, un amor firme y constante, y la victoria sobre nuestras pasiones por medio de las grandes gracias que recibimos de Tus misericordiosas Manos. Así, esperamos tener siempre su patrocinio en esta vida y su maternal asistencia en la muerte de modo que obtengamos la eterna salvación. Amén.
  
Las oraciones y alabanzas se rezarán todos los días
   
DÍA SEXTO - 29 DE ENERO
En el nombre del Padre...
Acto de Contrición, Oración Inicial y las Tres Ave Marías...
  
Pensemos en que la ciudad de Quito y su antiguo convento, el Convento de las Concepcionistas, también experimentó el favor especial de la gloriosa Madre del Buen Suceso, al aparecer prodigiosamente a la Madre Mariana de Jesús Torres, una de las madres españolas fundadoras de este convento, a los 33 años de haber sido fundado en el año 1610. Esta afortunada y piadosa hermana estaba orando a solas con tierna devoción, implorando la ayuda de María bajo el título del Buen Suceso para remedio de las necesidades de su propia alma, las de sus hermanas en el claustro, y las de toda la humanidad, cuando en sus fervorosas súplicas, hechas con una profunda fe y confianza, alzó los ojos ansiosos al cielo, y rogó a la Santísima Madre que acudiera en ayuda de su posesión, pidiendo humildemente con sincero corazón el bien de su convento y el de toda la Iglesia Católica. De repente una luz refulgente inundó la iglesia, y la santa hermana cayó en éxtasis. Su mente fue invadida por la repentina sorpresa y su corazón fue embargado de una alegría indescriptible. La fe y devoción de su alma aumentaban con la luz infundida ante sus ojos asombrados y deslumbrados. Una alegría singular embargó su corazón, y ella redobló sus ruegos en un éxtasis de confianza ilimitada.
  
Es lo que sucede al alma a quien se invita a dejar lo terreno y mirar al cielo con los ojos de una fe viva y penetrante. El cielo se abre inundando el alma con la luz de la divina claridad y el esplendor de la divinidad. “El justo vivirá por la fe” Así es como el alma hace un cielo de la baja tierra, cuando atrae por su fe una luz que no es menor que las estrellas del alba. Con ello fortalecemos nuestra fe en los misterios revelados. Siguiendo el ejemplo de las almas santas, hemos de ver con los ojos de la inteligencia iluminada por la Fe todas las acciones de nuestras vidas, dejando de lado todos los pensamientos de esta baja vida material enfocando nuestra atención en contemplar con los ojos de la fe los caminos de la Providencia Divina. Por la oración dejamos este mundo y pensamos en las cosas del Cielo, donde Dios Omnipotente y María, su Hija, Madre y Esposa, esperan nuestras súplicas de humildes peregrinos, postrados a sus pies, implorando las gracias que necesitamos. 
   
ORACIÓN
¡Oh Dios, Luz inaccessible de la Verdad sobrenatural que iluminas nuestro ser con su Celestial resplandor y nos conduces hacia Ti, dándonos como guía y protección a tu predilecta criatura, María Santísima! Ilumina nuestra mente con la luz de una Fe viva y firme. Así como la Fe que movió a Nuestra Madre del Buen Suceso a aparecerse ante los ojos de la religiosa Concepcionista Madre Mariana de Jesús Torres. Porque estamos anhelantes de los bienes sobrenaturales, ayúdanos a desinteresarnos de las cosas de esta tierra. Con la protección de Santa María y la fe segura y constante en los Sagrados Misterios, ayúdanos a vivir contemplando el resplandor de nuestras postrimerías y a anticipar el gozo de verte a Ti y a María Santísima por toda la eternidad. Amén.
  
Las oraciones y alabanzas se rezarán todos los días
   
DÍA SÉPTIMO - 30 DE ENERO
En el nombre del Padre...
Acto de Contrición, Oración Inicial y las Tres Ave Marías...
  
Considera cómo la afortunada religiosa, en el transcurso de su fervorosa plegaria fue inundada de una radiante luz, y al fijar sus ojos en la fuente de esa luz brillante, halló ante sí a una Señora de extraordinaria belleza con un semblante lleno de bondad. Cuando la luz menguó un tanto, vio que la Señora llevaba en su brazo izquierdo a un niño, brillante y resplandeciente como una estrella de la mañana, lleno de gracia y bondad, con una carita tierna y graciosa. En su mano derecha la Señora portaba un cetro de oro de brillantes y hermosas piedras preciosas, y alrededor de su frente una corona de piedras magníficas y deslumbrantes. Vestía una ropa similar a la de la imagen de María del Buen Suceso de España, cuyo milagroso descubrimiento fue relatado anteriormente y ante la cual la piadosa hermana concepcionista había estado rezando cuando recibió el don de esta visión.
  
La buena religiosa estaba llena de alegría y al mismo tiempo confundida por la visita de su Madre Celestial. Su alma se llenó de una alegría y gratitud sin límites, y su corazón fue inundado por sentimientos sagrados. Con sentimientos de fe viva, confianza y amor ardiente se atrevió a preguntarle humildemente: “¿Quién sois vos? Y ¿Qué deseáis de mí?” Entonces, ¡oh divina maravilla! con voz dulce y suave, la Señora respondió: “Yo soy María del Buen Suceso a quien has invocado tiernamente. Tu oración me ha complacido y me he hecho venir aquí. Tu amor me ha invitado a que te visite”.
  
Medita, alma mía, el privilegio singular de esta hermana bendita, que mereció por su fe, devoción y fervorosa oración la presencia de María Santísima. Contempla a esta Señora tan hermosa, tan pura y tan amable, deslumbrante en su esplendor, que invita a una contemplación gozosa disfrutando de su intimidad, y a escuchar su amabilísima voz. ¡Ah! ¡afortunada criatura! ¡Cuán grande era tu amor por tu Madre Celestial! ¡Cuán proclive estabas a alabarla humildemente! ¡Qué ardiente deseo tenías de estar junto a Ella! ¡Qué oración tan perseverante la tuya hecha con gran devoción y atención! Es la bondad de María, lo que nos debe animar a invocarla con fe profunda, en la advocación del Buen Suceso y a orar siempre con atención y confianza, teniendo en cuenta que sólo una fe viva y atención vigilante en la oración nos harán merecer ser escuchados y favorecidos por la Santísima Virgen, no con visiones privilegiadas, pero sí con otros dones de gracia con los que nos ayudemos a triunfar sobre nuestras pasiones y sobre los enemigos de la religión. 
   
ORACIÓN
¡Oh Dios de bondad, que te dignas recompensar la fe y el celoso sentimiento de Piedad de las almas que Tú escoges, con la visita de María Santísima! Atiende también a nuestras oraciones que te presentamos por la imagen de Nuestra Señora del Buen Suceso, para que ilumine nuestra fe y aumente nuestra confianza en que Ella acogerá benignamente nuestras súplicas. Concédenos una Fe creciente en Tu bondad Paternal; haciéndonos confiar más en que recibiremos todo cuanto le pedimos. Haznos también más fervorosos en nuestras oraciones, para que sostenidos por la gran valentía de nuestra poderosa Patrona, seamos liberados de los peligros que nos amenazan, te sirvamos mejor, y ganemos el honor de estar en Tu presencia y en la de María Santísima en los Cielos por toda la Eternidad. Amén.
  
Las oraciones y alabanzas se rezarán todos los días
   
DÍA OCTAVO - 31 DE ENERO
En el nombre del Padre...
Acto de Contrición, Oración Inicial y las Tres Ave Marías...
   
Considera cómo la Santísima Virgen, apareciendo a la hermana, no quiso únicamente favorecerla con una gracia personal, porque Dios nos concede sus gracias extraordinarias, sino con el plan providencial de aumentar la piedad, estimular el progreso moral, y mejorar la disciplina religiosa de los miembros de una comunidad, un país, o de toda la Iglesia. Por esta razón la Virgen Santísima del Buen Suceso le dijo a la hermana concepcionista: “Es la voluntad de Dios que te mande que ordenes fabricar una imagen que represente esta aparición con todos sus detalles, para que pueda ser colocada en la silla abacial del coro donde rezan las religiosas, para que esta imagen les recuerde a su principal abadesa”. Así esta imagen les incitará a una perpetua gratitud, a una vigilante atención en la oración, a una obediencia perfecta, una fe firme, una esperanza segura, y a un ardiente amor a María Santísima que por ello se ofreció a presidir y gobernar este convento.
   
¡Ah, si tuviéramos una fe viva! ¡Con qué veneración y respeto veneraríamos esta imagen! ¡Cuán intensamente nos recordaría su aparición llena de bondad y sus promesas y favores! ¡Cuán confiadas serían nuestras súplicas, qué atentas serían nuestras oraciones, qué ferviente sería nuestra devoción, qué pronta la obediencia, y que puntual sería la observancia de los mandamientos y de los deberes de estado!
   
Acrecienta, alma mía, tu fe y si tienes poca, pídesela a Dios y a María del Buen Suceso, que te la concederá. Aprovecha el don especial y el privilegio singular de contar con María del Buen Suceso como intercesora nuestra, no desprecies o tengas poco aprecio del don que la Providencia nos ha concedido para aumentar nuestra devoción y alentarnos en la práctica de las virtudes de la fe, la confianza, la caridad, la obediencia y el cumplimiento de todos nuestros deberes y obligaciones.
  
ORACIÓN
¡Oh Dios, guardián amoroso de las personas piadosas, las familias y comunidades, que en tu providencia vigilas y proteges a causa de su atención a la oración y el cumplimiento de los deberes de la vida, escucha nuestras oraciones! Atiende a nuestras peticiones, inflama la luz de nuestra fe en tu poderosa protección para que no le temamos a nuestros enemigos, porque si nos ayudas, nada puede hacernos daño. Danos una confianza ilimitada en María Santísima del Buen Suceso y la gracia de la obediencia y observancia de la Regla [o al cumplimiento de los deberes de nuestro estado de vida], para que podamos ser dignos de una Madre tan santa y una protectora tan poderosa. Que siempre seamos súbditos agradecidos y dóciles, para que algún día podamos cantar y alabar tu gloria en el Cielo, tú que has favorecido a María como Hija, Madre y Esposa de la Santísima Trinidad, el Dios que vive por siempre y para siempre. Amén.
  
Las oraciones y alabanzas se rezarán todos los días
   
DÍA NOVENO - 1 DE FEBRERO
En el nombre del Padre...
Acto de Contrición, Oración Inicial y las Tres Ave Marías...
   
Considera lo qué sintió la humilde hermana al oír el mandato de Santa María, de hacer una imagen del mismo tamaño e igual a la aparición. Ella se excusó diciendo que sería imposible, que ningún escultor pudiera reproducir su rara belleza o sus justas proporciones. La hermosa Señora, con una condescendencia muy amable, le respondió: “No te preocupes por esto. Quítate el cordón que llevas en la cintura y mide con él mi altura”. La religiosa, por su natural temor, no se atrevía a tocar con sus manos a María, pero la Celestial Reina tomó el extremo del cordón y lo acercó a su cabeza, mientras que la hermana tocaba con el otro extremo los pies, con el fin de medir la altura exacta de la maravillosa visión. Luego, Santa María le dijo: “Ya tienes la altura de la imagen que hay que hacer. El resto de las medidas deben ser proporcionales con ella. La imagen hay que colocarla en el lugar que he indicado con un báculo en la mano izquierda y con las llaves del claustro en la otra, porque mi deseo es ser abogada y protectora del convento”. Dicho esto, la visión desapareció.
   
El corazón de la hermana que había recibido tan señalado favor y tan grata misión se llenó de sentimientos de amor y gratitud a María Santísima. ¡Oh alma mía!, que tu corazón se llene de estos mismos sentimientos de amor y gratitud a María del Buen Suceso, nuestra Abogada y Protectora. Venera esta Imagen con la más tierna gratitud y vehemente deseo de corresponder a tan singulares beneficios llevando una vida santa, obediente y observante de todos los deberes propios de tu estado.
  
Después de que la santa hermana hubiera sido favorecida con la visión se esforzó en encontrar al escultor capaz de realizar la imagen que María había mandado hacer prometiendo que esta Imagen llena de dulzura y majestad, duraría hasta el fin del mundo. Venerada en el coro alto del convento, las religiosas siempre han recurrido a ella en sus conflictos más graves. De igual manera ha sido el refugio de todas las personas que acudían a ella en sus necesidades, y por su intercesión poderosa se han obtenido favores portentosos y gracias especiales. Las medidas exigidas por María simbolizan la medida de humildad, obediencia y amor de Dios y al prójimo, que ella nos concede tratando de imitarla, llevando la imagen de la Santísima Virgen en nuestro corazón. Esfuérzate, como la santa hermana en llevar la imagen moral de tu Madre la Virgen, en tus costumbres y sentimientos, en tu compostura y en tu forma de actuar, en la fidelidad a tus obligaciones diarias y oraciones, en la humildad y sinceridad, en la pureza y apartamiento de las cosas terrenas, aspirando sólo a los bienes celestiales.
  
ORACIÓN
¡Oh Dios! Padre amantísimo de todas las criaturas, que de distintas maneras manifiestas tu cuidado paternal y dirección para con nosotros, principalmente por darnos a María Santísima como nuestra Abogada, protectora, y modelo ideal de virtudes, infunde en nuestros corazones un deseo constante de imitar a nuestra Reina y Madre, modelando nuestros pensamientos, deseos, y acciones a semejanza de María Santísima, de modo que podamos ser como Ella en tanto lo permita nuestra frágil naturaleza. Asistidos por tu Divina Gracia, podemos vencer a nuestras pasiones y recibir las selectas gracias que nuestra Madre concede a sus hijos que acuden confiadamente a Ella como Medianera en sus necesidades presentes. Que podamos encontrarla pronta para socorrernos en los postreros momentos difíciles de nuestra vida, y más adelante, disfrutar las alegrías de su compañía en los Cielos por siempre y para siempre. Amén.
  
Las oraciones y alabanzas se rezarán todos los días

jueves, 23 de enero de 2014

MISA DE LOS DESPOSORIOS DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA CON SAN JOSÉ

Del Misal Romano de San Pío V
   
 
Die 23 Januarii
IN DESPONSATIONE BEATÆ MARIÆ VIRGINE CUM SANCTE JOSEPH
  
Introitus. Sedulius.
Salve, sancta Parens, eníxa puérpera Regem: qui coelum terrámque regit in sǽcula sæculórum. (T.P. Allelúja.) Ps. 44, 2. Eructávit cor meum verbum bonum: dico ego ópera mea Regi. ℣. Glória Patri. 
  
ORATIO
Fámulis tuis, quǽsumus, Dómine, coeléstis grátiæ munus impertíre: ut, quibus beátæ Vírginis partus éxstitit salútis exórdium; Desponsatiónis ejus votiva sollémnitas pacis tríbuat increméntum. Per Dóminum.
  
Commemoratio Sancte Joseph:
  
ORATIO
Sanctíssimæ Genetrícis tuæ Sponsi, quǽsumus, Dómine, méritis adjuvémur: ut, quod possibílitas nostra non óbtinet, ejus nobis intercessióne donétur: Qui vivis.
 
Léctio libri Provérbiæ.
Prov. 8, 22-35.
 
Dóminus possedit me in inítio viárum suárum, ántequam quidquam fáceret a princípio. Ab ætérno ordináta sum, et ex antíquis, ántequam terra fíeret. Nondum erant abýssi, et ego jam concépta eram: necdum fontes aquárum erúperant: necdum montes gravi mole constíterant: ante colles ego parturiébar: adhuc terram non fécerat et flúmina et cárdines orbis terræ. Quando præparábat coelos, áderam: quando certa lege et gyro vallábat abýssos: quando ǽthera firmábat sursum et librábat fontes aquárum: quando circúmdabat mari términum suum et legem ponébat aquis, ne transírent fines suos: quando apperidébat fundaménta terræ. Cum eo eram cuncta compónens: et delectábar per síngulos dies, ludens coram eo omni témpore: ludens in orbe terrárum: et delíciæ meæ esse cum fíliis hóminum. Nunc ergo, fílii, audíte me: Beáti, qui custódiunt vías meas. Audíte disciplínam, et estóte sapiéntes, et nolíte abjícere eam. Beátus homo, qui audit me et qui vígilat ad fores meas cotídie, et obsérvat ad postes óstii mei. Qui me invénerit, invéniet vitam et háuriet salute a Dómino.
  
Graduale. Benedícta et venerábilis es, Virgo María: quæ sine tactu pudóris invénta es Mater Salvatóris.
℣. Virgo, Dei Génetrix, quem totus non capit orbis, in tua se clausit víscera factus homo.
  
Allelúja, allelúja. ℣. Felix es, sacra Virgo María, et omni laude digníssima: quia ex te ortus est sol justítiæ, Christus, Deus noster. Allelúja.
 
Post Septuagesimam, omissis Allelúja et Versu sequenti, dicitur
   
Tractus.
Gaude, María Virgo, cunctas hǽreses sola interernísti.
℣. Quæ Gabriélis Archángeli dictis credidísti.
℣. Dum Virgo Deum et hóminem genuísti: et post partum, Virgo, invioláta permansísti.
  
℣. Dei Génetrix, intercéde pro nobis.
 
Tempore autem Paschali omittitur Graduale, et ejus loco dicitur:
 
Allelúja, allelúja.
℣. Virgo, Dei Génetrix, quem totus non capit orbis, in tua se clausit víscera factus homo.
 
Allelúja. ℣. Felix es, sacra Virgo María, et omni laude digníssima: quia ex te ortus est sol justítiæ, Christus, Deus noster. Allelúja.
 
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
Matth, 1, 18-21.
 
Cum esset desponsáta Mater Jesu María Joseph, ántequamconvenírent, invénta est in útero habens de Spíritu Sancto. Joseph autem, vir ejus, cum esset justus et nollet eam tradúcere, vóluit occúlte dimíttere eam. Hæc autem eo cogitánte, ecce, Angelus Dómini appáruit in somnis ei, dicens: Joseph, fili David, noli timére accípere Maríam cónjugem tuam: quod enim in ea natum est, de Spíritu Sancto est. Páriet autem fílium, et vocábis nomen ejus Jesum: ipse enim salvum fáciet pópulum suum a peccátis eórum.
 
Credo.
 
Offertorium. Beáta es, Virgo María, quæ ómnium portásti Creatórem: genuísti qui te fecit, et in ætérnum pérmanes Virgo. (T.P. Allelúja.)
 
SECRETA
Unigéniti tui, Dómine, nobis succúrrat humánitas: ut, natus de Vírgine, Matris integritátem non mínuit, sed sacrávit; in Desponsatiónis ejus sollémniis, nostris nos piáculis éxuens, oblatiónem nostram tibi fáciat accéptam Jesus Christus, Dóminus noster: Qui tecum.
  
Pro Sancte Joseph.
 
SECRETA
Débitum tibi, Dómine, nostræ réddimus servitútis, supplíciter exorántes: ut, suffrágiis beáti Joseph, Sponsi Genetrícis Fílii tui, Jesu Christi, Dómini nostri, in nobis tua múnera tueáris, ob cujus venerándam commemoratiónem laudis tibi hóstias immolámus. Per eúndem Dóminum nostrum.
  
Præfatio de Beatae Maria Virgine: Et te in Desponsatióne.
Vere dignum et justum est, æquum et salutáre, nos tibi semper et ubique grátias ágere: Dómine sancte, Pater omnípotens, ætérne Deus: Et te in Desponsatióne beátæ Maríæ semper Vírginis collaudáre, benedícere et prædicáre. Quæ et Unigénitum tuum Sancti Spíritus obumbratióne concépit: et, virginitátis glória permanénte, lumen ætérnum mundo effúdit, Jesum Christum, Dóminum nostrum. Per quem majestátem tuam laudant Angeli, adórant Dominatiónes, tremunt Potestátes. Coeli coelorúmque Virtútes ac beáta Séraphim sócia exsultatióne concélebrant. Cumquibus et nostras voces ut admitti jubeas,deprecámur, súpplici confessióne dicéntes:
Sanctus, Sanctus, Sanctus Dóminus, Deus Sábaoth. Pleni sunt coeli et terra glória tua. Hosánna in excélsis. Benedíctus, qui venit in nómine Dómini. Hosánna in excélsis.
  
Communio. Beáta víscera Maríæ Vírginis, quæ portavérunt ætérni Patris Fílium. (T.P. Allelúja.)
  
POSTCOMMUNIO
Súmpsimus, Dómine, celebritátis ánnuæ votiva sacramenta: præsta, quǽsumus; ut et temporális vitæ nobis remédia prǽbeant et ætérnæ. Per Dóminum.
 
Pro Sancte Joseph.
 
POSTCOMMUNIO
Adésto nobis, quǽsumus, miséricors Deus: et, intercedénte pro nobis beáto Joseph Confessóre, tua circa nos propitiátus dona custódi. Per Dóminum.