NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

viernes, 5 de febrero de 2016

MISA DE SAN FELIPE DE JESÚS, PROTOMÁRTIR MEXICANO

Del Misal Diario de Dom Gaspar Lefebvre OSB - Cortesía de Humberto Jesús Guillén y Morales.
  
Die 5 Februarii
Sancte Philíppi a Jesu
Martyris
  
Introitus. Phil. 2, 10-11. In nómine Jesu omne genuflectátur, cæléstium, terréstrium et infernórum: et omnis lingua confiteátur, quia Dóminus Jesus Christus in glória est Dei Patris. Ps. 102, 1. Bénedic, ánima mea, Dómino: et ómnia, quæ intra me sunt, nómini sancto ejus. ℣. Glória Patri.
  
ORATIO
Deus, qui inter primos Japóniæ Mártyres beátum Philíppum cruci alligátum, triplicíque láncea confóssum, primum ómnium martýrio coronásti: concéde propítius; ut ejúsdem nos suffúlti patrocinio, cum illo páriter coronémur in cælis. Per Dóminum.
 
Léctio Epístolæ Beáti Pauli Apóstoli ad Gálatas
Gal. 6, 14-18.
  
Fratres: Mihi autem absit gloriári, nisi in cruce Dómini nostri Jesu Christi: per quem mihi mundus crucifíxus est, et ego mundo. In Christo enim Jesu neque circumcísio áliquid valet, neque præpútium, sed nova creatúra. Et quicúmque hanc régulam secúti fúerint, pax super illos, et misericórdia, et super Israël Dei. De cétero nemo mihi moléstus sit: ego enim stígmata Dómini Jesu in córpore meo porto. Grátia Dómini nostri Jesu Christi cum spíritu vestro, fratres. Amen
 
Graduale. Ps. 102, 2. Bénedic, anima mea, Dómino: et noli oblivísci omnes retributiónes ejus.
℣. Qui propitiátur ómnibus iniquitátibus tuis, qui sanat omnes infirmitátes tuas.
 
Allelúja, allelúja. ℣. Jac. 1, 12. Beátus vir, qui suffert tentatiónem: quóniam cum probátus fúerit, accípiet corónam vitæ. Allelúja.
 
In Missis post Septuagesimam, omissis Allelúja et versu sequenti, dicitur:
Tractus. Ps. 117, 16-18. Déxtera Dómini fecit virtútem: déxtera Dómini exaltávit me, déxtera Dómini fecit virtútem.
℣. Non móriar, sed vivam: et narrábo ópera Dómini.
℣. Castígans castigávit me Dóminus: et morti non trádidit me.
 
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
Matth. 26, 24-27.
  
In illo témpore: Dixit Jesus discípulis suis: Si quis vult post me veníre, ábneget semetípsum, et tollat crucem suam, et sequátur me. Qui enim volúerit ánimam suam salvam fácere, perdet eam: qui autem perdíderit ánimam suam propter me, invéniet eam. Quid enim prodest hómini, si mundum univérsum lucrétur, ánimæ vero suæ detriméntum patiátur? Aut quam dabit homo commutatiónem pro ánima sua? Filius enim hóminis ventúrus est in glória Patris sui cum Angelis suis: et tunc reddet unicuíque secúndum ópera ejus. 
  
Et dicitur Credo.
 
Offertorium. Ps. 88, 25. Véritas mea, et misericórdia mea cum ipso: et in nómine meo exaltábitur cornu ejus.
 
SECRETA
Sanctífica, quǽsumus, Dómine, múnera tibi dicáta: et intercessióne beáti Philíppi, Mártyris tui, ad perpétuum nobis tribue proveníre subsídium. Per Dóminum.
 
Communio. Matth.16, 24. Qui vult veníre post me, ábneget semetípsum, et tollat crucem suam, et sequátur me.
 
POSTCOMMUNIO
Sacro córpore, et pretióso sánguine Jesu Christi Fílii tui, Dómine, satiáti: te súpplices deprecámur; ut, intercedénte beáto Philíppo Mártyre tuo, ab omni adversitáte liberémur. Per eúmdem Dóminum.

domingo, 31 de enero de 2016

SAN JUAN BOSCO ENSEÑA SOBRE EL ISLAM

Desde MILES CHRISTI
  
San Juan Bosco escribió un libro de apologética llamado «Il Cattolico istruito nella sua religione: trattenimenti di un padre di famiglia co’ suoi figliuoli, secondo i bisogni del tempo» (El Católico instruido en su religión: Conversaciones de un padre de familia con sus hijos, según las necesidades del tiempo) en 1853. En dicho libro habla en forma dialogada para los fieles sencillos, de la veracidad de la Fe Católica y expone los errores de las sectas, herejías y demás religiones falsas. Mención en especial merece la Plática XIII, que versa sobre el islam, y que traducimos a continuación:

Ilustración de la traducción francesa del libro La Vida de Mahoma, o cómo se descubre ampliamente la verdad de la impostura, escrito por Humprey Prideaux
  
PLÁTICA XIII: EL MAHOMETISMO
 
Padre: Sin duda, para un católico no hay ciencia más importante que aquella que lo instruye en la religión propia. Ciencia importante, y al mismo tiempo consolantísima, porque tiene los fundamentos ciertos y claros que hacen manifestar el concurso de la Omnipotencia Divina. Esta Religión de Jesucristo, que únicamente se conserva en la Iglesia Católica Romana, de acuerdo a las palabras del mismo Salvador, puede ser en cualquier manera perseguida, pero no por ello vencida. En todo tiempo, en medio de las más sangrientas persecuciones, se ha conservado inmóvil como columna, siempre gloriosa, siempre visible, siempre victoriosa, sin usar otras armas que las de la caridad y de la paciencia. Esta su invariabilidad conservada desde los tiempos de Jesucristo hasta nuestros días, no puede atribuirse a otro factor que a la Omnipotencia Divina.
Establecidos así los fundamentos de nuestra Santa Religión Católica, quiero platicaros un poco sobre algunos curiosos avvenimenti: esto es, sobre aquellas Religiones que estaban unidas a la Iglesia Católica, y que en un tiempo se separaron.
Hijos: Buenísimo, buenísimo. Esto quise saberlo desde hace tiempo. ¿Cuáles son estas religiones que en un tiempo se separaron de la Iglesia Católica?
Padre: Antes de hablaros de las  religiones que en un tiempo se separaron de la Iglesia Católica Romana, quiero resaltar que las religiones que no tienen los caracteres de la divinidad, y que nosotros llamamos falsas religiones, se pueden reducir al Hebraísmo, a la Idolatría, al Mahometismo, y a las Sectas Cristianas profesadas por los Griegos cismáticos, Valdeses, Anglicanos y Protestantes.
Creo que de la Idolatría no es oportuno hablaros, porque en nuestros días, a excepción de poquísimos países donde aún no ha llegado la luz del Evangelio, no existe más.
Del hebraísmo os he hablado bastante en la primera parte de nuestra plática.
Si os place, yo quiero hablaros de las otras comenzando con el Mahometismo.
Hijos: Sí, sí, comienza por decirnos ¿qué cosa se entiende por Mahometismo?
Padre: Por Mahometismo se entiende una colección de máximas tomadas de varias religiones, las cuales al ser practicadas llegan a destruir cualquier principio de moralidad.
Hijos: ¿En qué países se profesa este mahometismo?
Padre: El mahometismo se profesa en una gran parte de Asia, y también en una parte de África.
Hijos: ¿De quién debe su principio el mahometismo?
Padre: El mahometismo tiene su principio en Mahoma.
Hijos: ¡Oh! sobre este Mahoma tenemos tanta curiosidad de oir hablar: dinos lo que sabes de él.
Padre: Lo que la historia cuenta de este famoso impostor es demasiado largo de de referir: lo que voy a daros a conocer solamente es cómo fundó su religión. Mahoma nació en una familia pobre, de padre gentil y de madre hebrea, en el año 570, en la Meca, ciudad de la Arabia. poco distante del Mar Rojo. Hambriento de gloria y deseoso de mejorar su condición anduvo vagando por muchos países, y llegó a ser agente viajero de una mercader viuda de Damasco, que enseguida lo desposó. Era tan astuto que supo aprovecharse de su enfermedad y de su ignorancia para fundar una religión. Padeciendo de epilepsia, el mal caduco, afirmaba que aquellos sus colapsos frecuentes eran otros tantos arrebatamientos para tener coloquios con el Ángel Gabriel.
Hijos: ¡Qué impostor, engañar a la gente en esta manera! ¿Habrá también intentado hacer milagros para confirmar su predicación?
Padre: Mahoma no podía hacer milagro alguno en confirmación de su religión, porque no era enviado de Dios. Dios solo es autor de los milagros. Dado que se vanagloriaba de ser superior a Jesucristo, se creería que pudo hacer milagros a la par de Él. De otro modo, respondería que los milagros eran hechos por Jesucristo, y que él fue levantado por Dios para restablecer la religión con la fuerza. Con todo, se vanagloriaba de haber hecho uno, y decía que, habiendo caído un pedazo de la luna en sus manos, él había sabido reponerlo; en memoria de este ridículo milagro los mahometanos portan como divisa la media luna.
Reís, ¡oh hijos míos!, y con mucha razón, porque un hombre de facha similar hubiera podido considerarse cual charlatán, que no predicador de una nueva religión. Cuando por esta causa se corrió la fama de que que era un impostor y perturbador de la tranquilidad pública, sus conciudadanos quisieron apresarlo y darle muerte. Pero él se dio a la fuga, y se retiró a la ciudad de Medina con algunos libertinos que le ayudaron a convertirse en señor de la misma (1).
Hijos: ¿En qué cosa propiamente consiste la religión de Mahoma?
Padre: La religión de Mahoma consiste en una monstruosa mezcolanza de judaísmo, de paganismo y de cristianismo. El libro de la ley mahometana es llamado Alcorán, o sea, libro por excelencia [Alcorán significa recitación, N. del T.]. Esta religión también es llamada Turca porque está muy difundida en la Turquía [Turquía era como entonces se conocía en Europa al Imperio Otomano]; Musulmana por Musul, nombre que los mahometanos dan al director de la oración; Islamismo, del nombre de algunos de sus reformadores; pero es siempre la misma religión fundada por Mahoma.
Hijos: ¿Por qué Mahoma hizo esa mezcolanza de varias religiones?
Padre: Porque como los pueblos de la Arabia eran en parte judíos, en parte cristianos, y otros paganos, él, para llevarlos a todos a seguirle, tomó una parte de las religiones que profesaban, y escogió especialmente aquellos puntos que pudieran mayormente favorecer los placeres sensuales.
Hijos: ¿Puede decirse propiamente que Mahoma fuese un hombre letrado?
Padre: De ninguna manera, ni mucho menos sabía escribir; y para componer su Alcorán fue ayudado de un hebreo y de un monje apóstata. Hablando de la Historia Sagrada confunde un hecho con el otro; por ejemplo, atribuye a María, hermana de Moisés, más hechos que los que conciernen a María, madre de Jesucristo, con muchísimos otros despropósitos.
Hijos: Esto me parece impresionante: si Mahoma era ignorante, ni hizo ningún milagro, ¿cómo pudo propagar su religión?
Padre: Mahoma propagó su religión, no con milagros o con la persuasión de las palabras, sino con la fuerza de las armas. Religión que, favoreciendo toda suerte de libertinaje, en poco tiempo hizo convertir a Mahoma en jefe de una formidabile tropa de milicianos. Con ellos recorría los países del Oriente ganándose a las gentes, no con insinuarles la verdad, ni con milagros o profecías; sino que por único argumento alzaba la espada sobre las cabezas de los vencidos gritando: o creer o morir.
Hijos: Qué canalla, ¿son estos los argumentos que se deben usar para convertir a la gente? Sin duda, siendo Mahoma tan ignorante, ¿hubiera diseminado en el Corán muchos errores?
Padre: El Alcorán contiene una serie de errores a cual más inmensos contra la moral y contra el culto del verdadero Dios. Por ejemplo, excusa de pecado a quien niega a Dios por temor de la muerte; permite la venganza; asegura a sus secuaces un paraíso, pero lleno de solos placeres terrenos. En resumen, la doctrina de este falso profeta permite cosas tan obscenas, que el alma cristiana tiene horror de mencionar.
Hijos: ¿Qué diferencia hay entre la Iglesia Cristiana y la Mahometana?
Padre: La diferencia es grandísima. Mahoma fundó su religión con la violencia y con las armas: Jesucristo fundó su Iglesia con palabras de paz, sirvéndose de los pobres sus discípulos. Mahoma fomentaba las pasiones, Jesucristo mandaba el negarse a sí mismo. Mahoma no hizo ningún milagro, Jesucristo hizo muchísimos milagros a plena luz del día y en presencia de innumerables multitudes. Las doctrinas de Mahoma son ridículas, inmorales y corruptoras: las de Jesucristo son augustas, sublimes y purísimas. En Mahoma no se cumplió ninguna profecía; en Jesucristo se cumplen todas. En síntesis, la Religión Cristiana, en cierta manera, rende l'uomo felice in questo mondo per sollevarlo poi a los gozos del Cielo; Mahoma degrada y envilece la naturaleza humana, y cifrando la felicidad en los placeres carnales, reduce al hombre al grado de los animales inmundos.
San Juan Bosco, «Il Cattolico istruito nella sua religione: trattenimenti di un padre di famiglia co’ suoi figliuoli, secondo i bisogni del tempo». Turín, 1853. 

NOTA DEL AUTOR
(1) Esta fuga de Mahoma, llamada Hégira, que significa huída, es el punto inicial de la era musulmana, y corresponde al año de Cristo 622.

sábado, 23 de enero de 2016

CATEGORÍAS DE SERES SEGÚN PROMINENTE RABINO

Traducción del artículo publicado por David Duke en su website, tomada de QUÉ NOS OCULTAN
  
Los Gentiles (no-judíos), ya sean hombres o mujeres, se encuentran en la parte más baja de una “Jerarquía de los Seres Humanos” oficial, de acuerdo con el ministro israelí de Asuntos Religiosos, el rabino Eli Ben Dahan.

El rabino Eli Ben Dahan en la portada del diario sionista HAARETZ
  
Nuevamente, otra escandalosa muestra del racismo extremo del judaísmo, -que es tanto una política oficial del gobierno israelí, como de la ley judía en sus comunidades religiosas de todo el mundo- se encuentra en un artículo publicado en uno de los mayores periódicos israelíes, Haaretz.
  
El artículo, titulado “The hierarchy of the human species as told by Eli Ben Dahan” (La jerarquía de la especie humana según lo dicho por Eli Ben Dahan) se puede leer en su totalidad en línea con una suscripción gratuita a ese periódico (se requiere una dirección de correo electrónico funcional).
   
El artículo es de una entrevista al Viceministro Dahan sobre la homosexualidad y el judaísmo, preguntando si esto afecta a la “naturaleza judía de Israel”, y luego pasa a producir la “jerarquía” de los seres humanos, de acuerdo a la ley judía, de la siguiente manera:
1. Hombres judíos que tienen relaciones sexuales con mujeres judías.
2. Judíos bastardos.
3. Mujeres judías que mantienen relaciones sexuales con hombres judíos o con EL Santo, bendito sea.
4. Hombres judíos que tienen relaciones sexuales con mujeres no-judías.
5. Hombres homosexuales judíos que tienen relaciones sexuales con hombres judíos.
6. Lesbianas judías que tienen relaciones sexuales con mujeres judías.
7. Hombres homosexuales judíos que tienen relaciones sexuales con hombres no-judíos.
8. Lesbianas judías que tienen relaciones sexuales con mujeres no–judías.
———————–
9. Goyim macho.
10. Goyim hembra.
  
NOTEN cómo el rabino Eli Ben Dahan usa los términos “Hombre” y “Mujer” al hablar de sus congéneres, pero usa los términos “Macho” y “Hembra” al hablar de los no-judíos, es interesante porque son términos que todos usamos para referirnos al sexo cuando hablamos de animales, y ni voy a comentar sobre su uso del término despectivo “Goyim”.
 
El artículo continúa señalando:
“Tenga en cuenta el hecho de que por debajo de la línea son sólo “Goyim”; “no hay necesidad, ni razón para dividirlos en sub-categorías.”
  
Imagine por un segundo si cualquier otro pueblo o nación en la tierra crearan una lista de este tipo, y clasifiquen a los judíos como lo peor de lo peor.
 
Imagínese si Irán creara una lista donde clasifique a los judíos por debajo de los homosexuales musulmanes. El lobby judío en Estados Unidos llamaría a la guerra contra Irán…
 
El otro factor importante a considerar en este sentido es que esta clasificación de los seres humanos no es meramente una invención israelí (o sionista), sino que está basada en la Halajá, la ley judía, tal como figura en los libros “sagrados” judíos.
 
Es por lo tanto, representada en todas las comunidades religiosas judías de todo el mundo y ofrece una fascinante, aunque horrible, idea de cómo los judíos supremacistas ven a todos los gentiles, en todas las naciones.

LA COMUNIÓN ANGLICANA CONDENA LA FILOSODOMIZACIÓN DE LOS EPISCOPALIANOS

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO
  

MIENTRAS FRANCISCO BERGOGLIO IMPULSA SU AGENDA HOMOSEXUAL, LOS ANGLICANOS SUSPENDEN A SU RAMA PRO-"GAY" EN LOS ESTADOS UNIDOS
 

La secta Anglicana mundial has suspendido a su rama estadounidense, que adoptó el inmoral "matrimonio homosexual" contrariando las condenas bíblicas a esto.
Mientras, Francisco Bergoglio continúa impulsando su programa pedofílico, aunque muchos de sus cardenales y obispos están en abierta oposición a él.
El cisma del que la iglesia anglicana se ha salvado (por ahora), puede aproximarse a la iglesia bergogliana del Novus Ordo.
 
Hubiera sido que esta historia fuera sobre la iglesia de Francisco Bergoglio tomase una fuerte posición bíblica contra la homosexualidad. Pero no lo es. De hecho, la oposición a la sodomía proviene de un lugar inesperado, la liberal secta anglicana, de la cual se avizoraba que si no retornaban a la moralidad de las Escrituras, serían desgarrados por el cisma.
 
El pasado 14 de Enero de 2016, los líderes mundiales del anglicanismo tomaron la decisión de censurar a su rama en los Estados Unidos, que se autoproclaman "Episcopalianos" desde la Revolución Americana. La iglesia episcopal en los Estados Unidos, contraria a la moralidad Cristiana, votó para aceptar el "matrimonio gay". Por ende, los episcopalianos de los Estados Unidos han sido suspendidos por tres años. Si los anglicanos no hubieran procedido así, otras iglesias nacionales, particularmente en África, amenazaron con abandonar la Comunión y ser independientes. Ellos demandan que los sectarios libertinos de E.U.A. deben "arrepentirse" de su inmoralidad.
  
El líder de la secta episcopaliana, Michael Curry, mantiene su apoyo al immoral "matrimonio igualitario", sin importar lo que la Biblia y sus adláteres anglicanos digan. Un cuerpo anglicano conservador, GAFCON, que muchos piensan podía formar el fundamento para un gran grupo independiente del herético arzobispo de Canterbury, manifestó su duda acerca de la efectividad de las sanciones porque los jerarcas episcopalianos de los Estados Unidos han sido, de lejos, "incapaces de guardar la verdad bíblica y restablecer el orden divino". Hay una conservadora Iglesia Anglicana en Norteamérica (ACNA), que integra a varios conservadores que se separaron de la secta episcopaliana por la aceptación de esta última al anticristiano "gaymonio". [Parte de la información para este comentario proviene de la REUTERS].
 
Verdaderos Católicos, el pedofílico Francisco Bergoglio, quien apoya la inmoralidad de la aberrosexualidad, debe estar temblando, temiendo la aparición de un cisma en su secta. Muchos de sus cardenales en el Sínodo de Octubre de 2015 desafiaron su autoridad por imponer enseñanzas anticristianas sobre su iglesia. Muchos laicos conciliares son abiertamente hostiles a los bergoglianos intentos para desechar la moralidad Católica sobre el matrimonio y la familia. ¡Aparente y alegadamente Bergoglio se reunirá con Ratzinger/Benedicto XVI en la casa de retiro para "Papas eméritos", y será muy pronto!

viernes, 22 de enero de 2016

RABINOS ORTODOXOS AFIRMAN QUE EL CRISTIANISMO “ES PARTE DEL PLAN DE DIOS” (En su retorcida perspectiva judeocentrista)

Normalmente los comentarios de las noticias los damos al final, pero vamos a anticiparnos en parte: ESTO ES UNA CARGA DE PROFUNDIDAD QUE LANZARON CASI SUBREPTICIAMENTE en el diario ABC de España el pasado 10 de Diciembre.
  
Los rabinos ortodoxos reconocen por primera vez al cristianismo como parte del plan de Dios
  
El histórico documento ha recogido en sólo una semana la firma de más de dos mil rabinos ortodoxos
  
Juan Vicente Boo 
Corresponsal de ABC en el Vaticano
 
Por primera vez al cabo de dos mil años de hostilidad, los rabinos ortodoxos reconocen teológicamente que el cristianismo es parte del plan de Dios para la humanidad ya que «Dios emplea muchos mensajeros para revelar su verdad».
  
El histórico documento, redactado por 25 destacados rabinos ortodoxos de Israel, Estados Unidos y Europa, ha recogido en sólo una semana la firma de más de dos mil rabinos ortodoxos, según manifestó el jueves en el Vaticano el rabino David Rosen, director de Asuntos Interreligiosos del American Jewish Committe (AJC).
  
El breve documento, que lleva por título «Hacer la voluntad de nuestro Padre en el cielo: hacia una asociación entre judíos y cristianos», cita autores clásicos como Maimónides o Yehudah Halevi, para los cuales «al separar el judaísmo y el cristianismo, Dios quería una separación entre socios, no una separación entre enemigos».
  
Los rabinos ortodoxos afirman que 
«ambos, judíos y cristianos, tiene una misión común, basada en la Alianza, para perfeccionar el mundo bajo la soberanía del Todopoderoso. Ninguno de nosotros puede llevar a cabo la misión de Dios en este mundo por separado».
  
El texto deja muy claro que «nuestra asociación no minimiza de ninguna manera las diferencias entre las dos comunidades y las dos religiones. Creemos que Dios emplea muchos mensajeros para revelar su verdad».
  
Subraya también, que ambas comunidades comparten la Revelación de la Biblia judía y concluye presentando un programa común: 
«Imitando a Dios, judíos y cristianos deben ofrecer modelos de servicio, amor incondicional y santidad. Hemos sido creados a imagen de Dios. Judíos y cristianos seguimos dedicados a la Alianza jugando un papel activo juntos para redimir el mundo».
  
En una conferencia de prensa conjunta con el cardenal suizo Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, dentro del cual se inserta la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo, el Rabino Rosen destacó la importancia de que esta iniciativa haya partido de rabinos ortodoxos, y esté siendo aceptada con gran rapidez entre ellos, «porque el gran desafío es que se sumen los ortodoxos».
  
Efectivamente, muchos rabinos del judaísmo liberal miran ya con aprecio a los cristianos, pero el eje doctrinal del judaísmo rabínico, la única corriente después de la destrucción del Templo de Jerusalén, son precisamente los ortodoxos.
  
Rosen quitó importancia al desinterés de los judíos jasídicos, que son pocos y «viven en aislamiento» respecto al resto de la comunidad judía, pero consideró positivo que el documento «haya sido criticado por el ala de la extrema derecha dentro de la ortodoxia». Significa que están en el centro.
  
El nuevo documento, de carácter teológico, es un gran paso respecto al «Dabru Emet» del año 2000, que hacía notar la gran cantidad de puntos comunes y declaraba que el nazismo no era cristiano sino anticristiano.
 
En la misma conferencia de prensa, el cardenal Kurt Koch presentó el documento de la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo «Los dones y la llamada de Dios son irrevocables» , elaborado con motivo del 50 aniversario de la declaración “Nostra Aetatedel Concilio Vaticano II que reconoció por primera vez los valores del judaísmo y del Islam, y los numerosos puntos comunes ente los creyentes en el Dios Único.
  
El nuevo documento del Vaticano, aprobado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, toma su título de una afirmación de san Pablo en su carta a los Romanos sobre el valor eterno de la Alianza, y resume los grandes pasos en el camino hacia la amistad.
  
Juan Pablo II fue el primer Papa que visitó una sinagoga y llamó a los judíos «hermanos mayores». Benedicto XVI repitió el gesto y les llamó «nuestros padres en la fe». El Papa Francisco es todavía más positivo en varios pasajes de la exhortación apostólica «La alegría del Evangelio», el gran programa de su pontificado, y visitará la sinagoga de Roma el próximo 17 de enero.
  
El documento recuerda que, al margen de la hostilidad externa de las sinagogas oficiales contra los primeros cristianos, la Iglesia primitiva estuvo formada por cristianos judíos y cristianos gentiles, cada uno con sus costumbres, durante los primeros tres siglos.
  
Recuerda también la condena a Marción, por haber afirmado en el siglo II que las Escrituras del Nuevo Testamento reemplazaban y anulaban las del Antiguo. Aun así, durante muchos siglos, la actitud de la Iglesia hacia los judíos estuvo marcada por el desprecio y la hostilidad hasta el Concilio Vaticano II.
  
El proceso de reencuentro histórico se aceleró cuando Juan Pablo afirmó que la Alianza de Dios con el pueblo judío sigue en vigor, y debe ser respetada.
  
El documento confirma, como ya indicó Benedicto XVI, que «la Iglesia católica no desarrolla ni sostiene ninguna misión institucional especifica dirigida a los judíos».
  
Eso no excluye, naturalmente, igual que ante personas de cualquier otra religión, 
«los cristianos están llamados a dar testimonio de su fe en Jesucristo también a los judíos, aunque deben hacerlo de modo humilde y cuidadoso, reconociendo que los judíos son también portadores de la Palabra de Dios, y teniendo en cuenta especialmente la gran tragedia de la Shoah».
 
COMENTARIO DE MILES CHRISTI:
Recapitulamos cuando decíamos que esta noticia fue “UNA CARGA DE PROFUNDIDAD QUE LANZARON CASI SUBREPTICIAMENTE” porque casi no tuvo eco en ningun medio (no profundizaremos en ello). Pero es por eso que resulta más peligrosa aún, toda vez que significa a grandes rasgos que los judíos están más satisfechos con la iglesia conciliar en general y con el pseudo-pontificado de Judas Bergoglio en particular (él ha sido mucho más sionista que Montini y Ratzinger Tauber juntos, y eso que ellos son judíos según la carne). El objetivo que los judíos se trazaron de destruir a la Iglesia y convertirla (al menos en su parte como institución) en una mala imitación está prácticamente logrado: un Cristianismo sin Cruz, que acepta el antidogma de la Shoah (el Holocuento), donde los judíos son los amos. Pero ese triunfo es sólo apariencia, porque la Iglesia Deuterovaticana NO ES LA VERDADERA E INMACULADA IGLESIA UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA, sino la Gran Ramera de la que habla Apocalipsis 17; y no durará porque la Parusía significará el fin del engaño, y esa secta que se aparece Católica sin serlo, será desnudada (esto es, se hará patente a las naciones que era un fraude) y destruida eternamente.
  
Ahora, ¿los judíos forman parte del Plan salvífico de Dios? Sí. Después de todo, son descendientes de Abraham según la carne, fueron los receptores de la Antigua Alianza y a ellos estuvo dirigido inicialmente el Evangelio de Jesús. PERO ellos violaron la Alianza miles de veces (y el pecado de Deicidio fue la peor), y rechazaron a Cristo y su Iglesia, pretendiendo luego destruirla y desacreditarla moviendo persecuciones de fuera y herejías de adentro de la misma, inspirados por el satánico Talmud. Con todo, Dios nuestro Señor es claro que ha permitido que subsistan hasta el presente para que un pequeño remanente se convierta y acepte la Verdad (así debe entenderse III Reyes 19, 18; Isaías 10, 20-23; Romanos 9, 27-29 y 11, 2-5). Y la Iglesia Católica JAMÁS HA ODIADO A LOS JUDÍOS, porque de otra manera no tendría autoridad moral para orar por su conversión, ni de enviar misiones para lograr dicho ideal
  
El Remanente de los judíos se convertirá a la Fe Católica en estos últimos tiempos (quizá dentro de la Gran Tribulación). Así está escrito, y así lo quiere Dios.

miércoles, 20 de enero de 2016

LA RELIGIÓN ECUMÉNICA MUNDIAL, EL CUERPO MÍSTICO DEL ANTICRISTO

Mons. Fulton J. Sheen habla de la Falsa Iglesia:
“El Falso Profeta tendrá una religión sin cruz. Una religión sin un mundo por venir. Una religión para destruir las religiones. Habrá una iglesia falsa. La Iglesia de Cristo [la Iglesia Católica] será una. Y el Falso Profeta va a crear otra. La falsa iglesia será mundana, ecuménica y mundial. Va a ser una federación de iglesias. Y las religiones formarán algún tipo de asociación global. Un parlamento mundial de iglesias. Vaciadas de todo contenido divino y será el cuerpo místico del Anticristo. El cuerpo místico en la tierra hoy tendrá su Judas Iscariote, y él será el falso profeta. Satanás lo reclutará de entre nuestros obispos”.

lunes, 18 de enero de 2016

OCTAVARIO DE LA CÁTEDRA DE LA UNIDAD DE LA IGLESIA

La fiesta de la Cátedra de San Pedro en Roma se celebra el 18 de Enero. Esta importante Festividad fue instituida, en parte, como contestación al rumor ridículo difundido por los ignorantes herejes protestantes de que San Pedro nunca estuvo en Roma. Pero, luego de reinar durante siete años en Antioquía de Siria, San Pedro hizo su viaje a Roma para establecer su Sede, y allí derramó su sangre por nuestro Salvador Crucificado. Esta Fiesta también se vincula al solemne dogma de la Infalibilidad Papal cuando se pronuncia EX CÁTHEDRA sobre Fe y Costumbres, y la Suprema Autoridad Apóstolica conferida a San Pedro por Nuestro Señor. San Pablo Apóstol también llegó a Roma después de predicar en la Hispania Tarraconense, hacia el final de su carrera apostólica, y también fue martirizado por Cristo en esa urbe. La fiesta de su Conversión es el 25 de Enero. La Santa Madre Iglesia siempre ha unido sus alabanzas al Príncipe de los Apóstoles, San Pedro, con su veneración al celo y santidad de San Pablo, un "vaso de elección" para la expansión de la Iglesia naciente en todas las naciones. Por esto, Ella ha reservado ocho días de solemne oración -desde la Fiesta de la Cátedra de San Pedro en Roma hasta la Fiesta de la Conversión de San Pablo- para la observancia del "Octavario de Cátedra de la Unidad"; ocho días de oración solemne por la Iglesia Católica y Apostólica.
 
Esos ocho días de solemne oración por la Unidad poseen una relevancia doctrinal que es de crítica importancia. Como Católicos, sabemos que una de las "Notas" (o cualidades visibles) para reconocer la verdadera Iglesia establecida por Jesucristo es esa Unidad por la cual oró el Jueves Santo. Como Jesús, en cuanto Hombre, pidió al Padre Eterno "que todos sean uno...", Su oración fue otorgada inmediatamente por Dios Padre omnipotente, porque procedía de su Hijo unigénito, a quien nada le es negado. De ahí que, Su Iglesia ha tenido, y siempre tendrá, esa Unidad (o unicidad) de enseñanza, culto y gobierno que evidentemente es un signo de verdad, "el mismo ayer, hoy y siempre". Es  por esta razón que Nuestro Señor estableció a San Pedro como "la Piedra", o Fundamento de su única Iglesia, contra la cual las Puertas del Infierno no prevalecerán (aún si llegase a reducirse a un pequeño número de fieles militantes, como hoy vemos), a la vez que le otorgó a él y sus sucesores la Primacía visible sobre los fieles mientras conserven la Fe Verdadera.
  
Siguiendo las palabras de Cristo, y consecuencia de lo anterior, la única unidad por la cual la Iglesia y sus hijos fieles pueden orar, es aquella que resulta de la conversión de aquellos que, por no conocer o por haberse apartado de la Verdad, están fuera del Único y Verdadero Rebaño de la Iglesia. Por eso, cada uno de los días de este Octavario está dedicado a rogar por la conversión de un grupo de entre los pobres sectores de la humanidad que aún están "caminando en las tinieblas", implorando que ellos puedan abrir sus corazones a la Gracia de Dios, y volver al verdadero Pastor de las almas. Este es el ejercicio de la verdadera caridad cristiana, que no tiene parte con la filantropía secular, judeo-masónica y deuterovaticana. Imaginar, como lo hacen los ecumenistas y liberales de nuestros tiempos, que podemos alcanzar "unidad" pretendiendo que los que están fuera de la Iglesia no están en desesperada necesidad de conversión (o dicho de otra manera, rechazar o dudar del dogma "Fuera de la Iglesia Católica NO HAY SALVACIÓN"), es negar la fundación de la verdadera Iglesia de Cristo, y renunciar a la misma razón por la cual los Santos Apóstoles Pedro y Pablo realizaron sus heroicas labores apostólicas y enfrentaron el martirio, además de pecar contra el Espíritu Santo impugnando la Verdad conocida.
   
La Iglesia también ora por esa unidad que debe permanecer entre sus hijos fieles en un espíritu de humildad y de caridad en la Verdad, con vivos sentimientos y actos de Fe, Esperanza y Caridad, siguiendo el mandato de Jesucristo Nuestro Señor. Finalmente, exhortamos a orar y actuar para que el Remanente Católico persevere firme en el Dogma de la Fe y la Sana Doctrina, manteniendo intacta la Oración y Creencia tradicional, para que en el Día del Señor (que no sabemos cuándo será, pero sí que está próximo) seamos hallados dignos de reinar eternamente en la Jerusalén Celestial; y mientras llega ese día glorioso, permanezca con nosotros todos los días, hasta la consumación de los siglos.
  
OCTAVARIO DE LA CÁTEDRA DE LA UNIDAD DE LA IGLESIA

 
En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ORACIONES INICIALES
  
ORACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD
Padre eterno, por tu infinita misericordia, y por los méritos infinitos de tu divinísimo Hijo Jesús, haz que seas conocido y amado por todas las almas, porque es tu divina Voluntad que todas ellas se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad. Glória Patri...
 
Por los sagrados misterios de la Redención, envía, oh Señor, obreros a tu Mies, y libera a tu pueblo. Verbo eterno encarnado, Redentor del género humano, convierte hacia Ti a todas las almas, ya que por ellas te hiciste obediente hasta la muerte, y muerte de Cruz. Glória Patri...
 
Por los méritos e intercesión de tu Santísima Madre, y de todos los Ángeles y Santos, envía, oh Señor, obreros a tu Mies, y libera a tu pueblo. Oh Divino Espíritu Santo, por los méritos infinitos de la Pasión y Muerte de Jesucristo, infunde tu ardentísima y poderosa caridad en todos los corazones, para que pueda haber un solo Rebaño y un solo Pastor en todo el mundo, y que todos puedan exaltar eternamente tus misericordias en el Cielo. Glória Patri...
 
Oh María, Reina de los Apóstoles, y todos los Ángeles y Santos, rogad al Señor de la Mies que envíe dignos obreros a su Mies y libere a su pueblo, para que todos podamos regocijarnos eternamente con Él y el Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
  
ORACIÓN A LA REINA DE LOS APÓSTOLES
Inmaculada Madre de Dios, Reina de los Apóstoles, yo sé que el Divino precepto, por el cual estoy obligado a amar al prójimo como a mí mismo, me obliga a procurar por todos los medios posibles, no sólo mi salvación eterna, sino también la de mis prójimos. Pero confieso que, por causa de mis culpas, no soy digno de la gracia de trabajar eficazmente y con toda constancia por la eternal salvación de mi alma y las de mis parientes y conocidos; mucho menos soy acreedor de la gracia de promover buenas obras y de incrementar los medios, tanto espirituales como temporales, de restaurar la fe y reavivar la caridad entre los Católicos, y propagar la Verdad por todo el Mundo. Oh Madre, obtén para mí esta gracia por la misericordia de Dios y los méritos infinitos de Jesucristo; y en unión con la Corte celestial y de todos los justos que están o estarán en la Iglesia de Dios, que en adelante me proponga ofrecer esos mismos méritos de Jesús como una acción de gracias, en anticipación de esta gracia obtenida por Ti para nosotros, como también la obtuviste para los Santos Apóstoles.
  
Y también, confiando en tu poderosa intercesión, me resuelvo en adelante a emplear todo cuanto Dios me ha dado en poder, talentos, lecturas, riquezas, posición, salud, enfermedades o dolores, para la mayor Gloria de Dios y la salvación de mi alma y la de mis prójimos, muy especialmente trabajando por la propagación de la piedad y de la Verdadera Fe Católica en todo el mundo. Y cuando los otros medios me fallen, nunca cesaré de orar para que pueda haber un solo Rebaño y un único Pastor. Procediendo así, aspiro llegar al Paraíso, donde gozaré del fruto del Apostolado de Jesucristo por toda la eternidad. Amén. (Tres Avemarías y un Gloria Patri)
 
(El Papa León XIII otorgó para esta oración Indulgencia plenaria una vez al mes, 200 días de indulgencia durante cada día del Octavario, y la plenaria al finalizar el Octavario)
 
ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LA IGLESIA
(Oración oficial del Octavario)
 
Antífona: "Que todos sean uno, como Tú, Padre, en Mí y Yo en Ti; que ellos sean uno en Nosotros; para que el mundo crea que Tú me enviaste". (San Juan 17: 21)
 
V. Yo te digo que tú eres Pedro.
R. Y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia.
  
Oremos: Oh Señor Jesucristo, que dijiste a tus Apóstoles: Mi paz os dejo, mi paz os doy; no te fijes en nuestros pecados, sino en la fe de tu Iglesia, a la cual dígnate pacificarla y unirla conforme a tu voluntad. Tú que vives y reinas por todos los siglos de los siglos. Amen.
 
300 días de Indulgencia durante el octavario por rezar esta sola oración, desde la fiesta de la Cátedra de San Pedro en Roma hasta la Conversión de San Pablo. Indulgencia plenaria, con las condiciones de rigor, al final de este ejercicio devoto.
 
ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA, AUXILIO DE LOS CRISTIANOS
Inmaculada Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, Tú ves los ataques que en todos lados realiza el diablo y el mundo contra la Fe Católica, en la cual, con el auxilio de Dios, resolvemos vivir y morir para poder ser dignos de la Gloria eterna. Oh María, Auxilio de los Cristianos, renueva tus antiguas victorias y salva a Tus hijos. Ellos te han confiado su firme propósito de jamás enlistarse en sociedades hostiles a nuestra santa Religión; preséntale a tu Divino Hijo, oh Virgen Santísima, nuestras buenas resoluciones, y concédenos el no decaer en su observancia, aún al final de nuestra vida. Consuela a la Iglesia, sostén al verdadero y legítimo Episcopado Católico, protege al clero y a los fieles que te proclaman como Reina; y por el poder de tu intercesión llegue pronto el día cuando todas las naciones se reunan a los pies del Divino Pastor. Amén.
  
¡María, Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros! (500 días de Indulgencia)
 
ORACIÓN A SAN PEDRO APÓSTOL
Oh glorioso San Pedro, que, en retorno de tu fe viva y generosa, tu profunda y sincera humildad, y tu ardiente caridad, fuiste honrado por Jesucristo con singulares privilegios, y en particular, con el liderazgo de los otros Apóstoles y el Primado sobre toda la Iglesia, de la cual eres su fundamento, obtén para nosotros la gracia de una fe viva, que no tema ser profesada abiertamente, en toda su integridad y en todas sus manifestaciones, aún hasta el derramamiento de nuestra sangre, si la ocasión lo demanda, y a preferir renunciar a la vida presente antes que rendirnos. Concédenos también una sincera lealtad a nuestra Santa Madre la Iglesia; que podamos siempre permanecer profunda y sinceramente unidos en la fe y en la Autoridad de Jesucristo, Cabeza y Señor de la Iglesia Católica, el Arca mística fuera de la cual no hay salvación. Concédenos además, que podamos seguir con toda humildad y mansedumbre, Sus enseñanzas y consejos, y que seamos obedientes a todos Sus preceptos, a fin de poder disfrutar aquí en la tierra de la segura e indestructible Paz, y que podamos obtenerla en el Cielo para ser eternamente dichosos. Amén.
 
V. Ruega por nosotros, bienaventurado San Pedro Apóstol.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
 
Oremos: Oh Dios, que acordaste a tu bienaventurado Apóstol San Pedro el poder de atar y desatar, concédenos, por su intercesión, ser libertados de las cadenas de nuestras culpas. Por J. C. N. S. Amén. (500 días de indulgencia)
 
"Oh Dios mío, haz que tengamos una sola mente en la Verdad y un solo corazón en la Caridad". (300 días de indulgencia - San Pío X
  
DÍA PRIMERO - 18 DE ENERO
ORACIÓN POR LA CONVERSIÓN DE LOS PAGANOS E INFIELES
Oremos: Ten piedad de nosotros, Señor de los Cielos y de la tierra. Dirige tu Mirada sobre nosotros y envía el terror sobre las naciones que no te buscan, o, aún peor, han perseguido a tu Divino Hijo en la persona de sus Apóstoles y misioneros. Concédeles que puedan saber que fuera de Ti no hay otro Dios, y que finalmente se conviertan a tu Santa Iglesia Católica y proclamen tus grandezas. Acorta los tiempos y ten presente el fin, para que ellos extiendan tus maravillosas hazañas y todos los confines de la tierra tengan el Santo Temor.
 
V. Exulte toda la tierra.
R. Y sirva al Señor con júbilo.
 
Oremos: Omnipotente y sempiterno Dios, que no deseas la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva, recibe benignamente nuestra súplica y libera a los paganos de la adoración a los ídolos y condúcelos al rebaño de la única y verdadera Iglesia, para honra y gloria de tu Nombre. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. (300 días de Indulgencia)
 
Oremos: Oh Dios, eterno Creador de todas las cosas, recuerda que las almas de los infieles fueron hechas por Ti y creadas a tu Imagen y Semejanza. Recuerda que Tu Hijo Jesús padeció amarguísima Muerte por la salvación eterna de ellos. No permitas, oh Señor, que Tu Hijo sea más despreciado por los infieles, antes por el contrario, te rogamos aceptes benigno las oraciones de tus hijos fieles y de tu única y verdadera Iglesia, la Inmaculada Esposa de tu santísimo Hijo, atendiendo a tu Misericordia. Concédenos que los infieles renuncien a la perniciosa idolatría y a sus malvadas infidelidades, para que también algún día conozcan a Aquel que has enviado, Jesucristo Nuestro Señor, que es nuestra Salvación, nuestra Vida y Resurrección, por el cual hemos sido redimidos, a Él sea la gloria por los siglos eternos. Amén. (500 días de Indulgencia)
 
Oremos: Oh María, Virgen clementísima, Refugio de los pecadores, escucha nuestras súplicas, y obtén de tu Hijo que Dios todopoderoso aparte la iniquidad de los corazones de los paganos; para que abandonando sus ídolos puedan convertirse al Dios vivo y verdadero, y a Cristo, su único Hijo, Nuestro Señor.
 
V. Sean confundidos todos los que adoran imágenes talladas.
R. Y quienes se glorían en los ídolos.
 
Oremos: Oh Dios, es tu Voluntad que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad. Te rogamos envíes obreros a tu Mies, y concédeles anunciar fielmente tu Palabra; para que tu Palabra sea propagada y glorificada, y todos los pueblos te conozcan a Ti, el único y verdadero Dios, y Aquel que has enviado, Jesucristo, tu Hijo, Nuestro Señor, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén. (3 años de Indulgencia).
  
Oremos: Oh Señor Jesucristo, único y verdadero Salvador de los hombres, sobre quien está escrito: “Reinará de mar a mar, desde el río hasta los confines de la tierra”, abre piadoso los tesoros de tu Sacratísimo Corazón a aquellos desdichados habitantes de China, Mongolia, Japón, India y los demás países de Asia, que aún permanecen en oscuridad y sombra de muerte, para que por la intercesión de la Bienaventurada Virgen María, tu Inmaculada Madre, y de San Francisco Javier, puedan abandonar sus ídolos, y prostrados ante tu Presencia, sean admitidos en tu Santa Iglesia. Tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
 
Oremos: Oh Señor Jesucristo, único y verdadero Salvador de los hombres, sobre quien está escrito: “Reinará de mar a mar, desde el río hasta los confines de la tierra”, abre piadoso tu Sacratísimo Corazón a aquellas almas desdichadas en África, y su descendencia alrededor del mundo, que aún permanecen en oscuridad y sombra de muerte, para que por la intercesión de la Bienaventurada Virgen María, tu Inmaculada Madre, y de su gloriosísimo Esposo San José, puedan abandonar la innúmera variedad de sus ídolos, y prostrados ante tu Presencia, sean admitidos en tu Santa Iglesia. Tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén. (Tres Avemarías)
 
ORACIÓN A LOS SANTOS APÓSTOLES PEDRO Y PABLO PARA TODOS LOS DÍAS
Oh Gloriosos Apóstoles Pedro y Pablo, os rogamos fervientemente que intercedáis ante nuestro Señor y Salvador Jesucristo, que fundó la única, verdadera y santa Iglesia Católica para llevarnos a la salvación, en favor del Remanente en el Clero, los Religiosos y los seglares.
 
Oh glorioso San Pedro, Príncipe de los Apóstoles, implora al Sagrado Corazón de nuestro Divino Redentor que guíe y sostenga a los legítimos Obispos que dirigen y gobiernan al Remanente Católico; que le conceda a todos los fieles miembros de la Iglesia el precioso don de la perseverancia; y además, que todos los miembros de la Iglesia crezcan diariamente en su amor y ferviente práctica de la Santa Fe Católica.
 
Oh glorioso San Pablo, que fuiste convertido mientras perseguías a la Santa Iglesia de Dios, ruega ante los misericordiosos Corazones de Jesús y de María convertir y traer de vuelta a la Verdadera Iglesia Católica a todos los que se hallan dispersos por el mundo.
 
Finalmente, ¡oh gloriosos Santos Pedro y Pablo!, rogadle a Santa María, la Inmaculada Reina de los Apóstoles, que haga de todos los miembros del Remanente de la Iglesia de Cristo apóstoles fervientes en difundir celosamente la verdadera Fe Católica, y que apoyen y defiendan lealmente a la Santa Iglesia Católica contra todos sus enemigos y detractores. Por Jesucristo Nuestro Señor, que con el Padre vive y reina en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén
 
ORACIÓN DIARIA A SAN JOSÉ
Oh glorioso San José, Patrono de la Iglesia Católica, te imploramos durante este Octavario por la Unidad en la Cátedra, que nos alcances de los Corazones de Jesús y de María, preservar a todo el Remanente Católico de toda división, disensión y discordia. Concédenos, fiel custodio de la Sagrada Familia, que nuestra familia espiritual siempre esté unida por vínculos de fe y caridad, y que siempre sea un solo corazón, mente y alma en los Sagrados Corazones de Jesús y de María. San José, especial protector nuestro, guíanos, bendícenos y protégenos contra los ataques de nuestros enemigos y detractores; por Jesucristo Nuestro Señor, que vive y reina con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
  
En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
  
DÍA SEGUNDO - 19 DE ENERO

En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 
Las Oraciones Iniciales se rezarán todos los días
 
ORACIÓN POR LA CONVERSIÓN DE LOS PÉRFIDOS JUDÍOS
Oremos también por los pérfidos judíos, para que Dios Nuestro Señor quite el velo de sus corazones, a fin de que ellos también reconozcan a Jesucristo Nuestro Señor.
  
Oremos: Oh Dios, que constantemente manifiestas tu Omnipotencia mediante la misericordia y la compasión, atiende las oraciones que te ofrecemos para que los pérfidos judíos puedan conocer y acoger en su seno la luz de tu Verdad, que es Jesucristo, y de este modo puedan ser salvados de su ceguera. Concédenos, te suplicamos, oh Dios omnipotente, que el remanente del pueblo judío pueda transitar en el Camino de salvación; y siguiendo la prédica del bienaventurado San Juan Bautista, puedan llegar fielmente a Aquél que por él fue anunciado, Jesucristo, tu Hijo, Nuestro Señor. Amén. (300 días de indulgencia).
 
Oremos: Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano, mira con ojos de misericordia a los hijos de aquel pueblo que en otro tiempo fue tu predilecto: descienda también sobre ellos, como bautismo de redención y de vida, la Sangre que un día reclamaron contra sí. Amén. (200 días de indulgencia).
 
Oremos: Dios de bondad y Padre de Misericordia, te suplicamos por el Inmaculado Corazón de María, y por la intercesión de los Patriarcas y de los Santos Apóstoles, mires compasivo al remanente de Israel, para que lleguen al conocimiento de nuestro único Salvador, Jesucristo, y participen también de la gracia de la Redención. Amén. (Tres Avemarías).
   
La Oración a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Oración a San José se rezarán todos los días
 
DÍA TERCERO - 20 DE ENERO

En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 
Las Oraciones Iniciales se rezarán todos los días
  
ORACIÓN POR LA CONVERSIÓN DE LOS MUSULMANES
Oremos por los diabólicos musulmanes, para que Dios todopoderoso remueva la maldad de sus corazones, inspirándoles abandonar de una vez y para siempre a su falso profeta y su adoración al diablo, y se conviertan finalmente al único y verdadero Dios y a su único Hijo, Jesucristo Nuestro Señor.
 
Oremos: Oh Jesús, verdadero Dios y verdadero Hombre, Redentor del mundo entero, te suplicamos por el Inmaculado Corazón de María, vuelvas clemente tus ojos sobre los pueblos que desde muchos siglos atrás están esclavizados bajo el cruel yugo del Islam. Haz que no desdeñen más tu santísimo Nombre, ni persigan ni esclavicen insolentemente las naciones Cristianas. Con un rayo de Tu luz disipa las tinieblas en que ellos yacen, para que renuncien a las perversas enseñanzas de Mahoma, que puedan recibir el Bautismo de regeneración, que en la confesión de la única Fe verdadera puedan adorarte y glorificarte a Ti, el Verbo eterno hecho hombre por nuestra salvación, junto con el Padre y el Espíritu Santo. Amen.
 
Oración a Santa María, Auxilio de los Cristianos
Virgen poderosísima, amante auxiliadora del pueblo Cristiano, ¡cuántas acciones de gracias no te debemos por la asistencia que le brindaste a nuestros padres, quienes, cuando se vieron amenazados por los infieles Turcos, invocaron tu maternal auxilio mediante la devota recitación de tu Rosario! Desde los Cielos viste el peligro mortal que afrontaron; escuchaste sus voces implorando tu Compasión; y sus humildes súplicas, junto al gran Papa, San Pío V, fueron aceptables ante ti, y acudiste presurosa a socorrerlos. Concédenos, oh Madre querida, que de idéntica forma los prolongados suspiros de la santa Novia de Cristo en estos nuestros tiempos puedan llegar hasta tu trono y atraigan tu piedad; dígnate, movida de compasión por Ella, levantarte una vez más para liberarla de los muchos enemigos que La cercan por todos lados.
  
Ea, pues, ¡oh María!, inclínate a escuchar las oraciones de todo el mundo Católico, y abate hasta el suelo el orgullo de esos hombres malvados, que en su insolencia blasfeman de Dios todopoderoso y quieren destruir a su Iglesia, contra la cual, de acuerdo a las palabras infalibles de Cristo, las puertas del Infierno no prevalecerán. Que una vez más se vea que cuando tú te levantas a proteger a la Iglesia, su Victoria es segura. Amén. (Tres Avemarías)
  
La Oración a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Oración a San José se rezarán todos los días
 
DÍA CUARTO - 21 DE ENERO

En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 
Las Oraciones Iniciales se rezarán todos los días
  
ORACIÓN POR LA CONVERSIÓN DE LOS CISMÁTICOS “ORTODOXOS”
Oremos: Oh Señor, que has unido a todas las naciones en la confesión de Tu Nombre, te rogamos por nuestros otrora hermanos Católicos en el Este. Recordando el lugar eminente que una vez tuvieron en tu Iglesia, te pedimos les inspires el deseo de ocuparlo nuevamente, para que formen con nosotros un único Rebaño, bajo la guía de un mismo Pastor. Concédenos que ellos, junto con nosotros mismos, puedan ser penetrados con las enseñanzas de los santos Doctores de la Iglesia Oriental, quienes también son nuestros Padres en la Fe, y se sometan con toda humildad a la voz de San Pedro, el Príncipe de los Apóstoles, que tan benignamente anhela alimentar a las ovejas perdidas y los corderos que han escapado del Rebaño. Concédeles el espíritu de paz y Caridad, que es la divisa de Tu presencia con los Fieles, y que llegue pronto el día en que nuestras oraciones se unan con las de ellos, para que todo pueblo y toda lengua puedan reconocer y glorificar a tu Hijo, Jesucristo, Nuestro Señor. Amén. (300 días de Indulgencia)
 
Oremos: Oh María, Madre de Misericordia y Refugio de los pecadores arrepentidos, te suplicamos mires con ojos de piedad a los miserables herejes y cismáticos, especialmente aquellas almas piadosas que una vez estuvieron unidas a nosotros en nuestra antigua comunión y congregación y que ahora se han separado de la Verdadera Iglesia. Tú, que eres la Sede de la Sabiduría, ilumina las mentes de aquellos que están miserablemente envueltos en las tinieblas de la ignorancia y del pecado, para que ellos sepan que LA IGLESIA, QUE ES UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA ES LA ÚNICA IGLESIA QUE JESUCRISTO FUNDÓ, FUERA DE LA CUAL NO HAY ABSOLUTAMENTE NINGUNA SANTIDAD NI ESPERANZA DE SALVACIÓN PARA NADIE. Culmina en ellos la obra de su conversión obteniéndoles la gracia de aceptar las verdades de nuestra Santa Fe y someterse a los verdaderos Obispos de la Iglesia, los sucesores de los Apóstoles de tu Hijo; para que así, unidos a nosotros con las dulces cadenas de la Divina caridad, pueda haber pronto un mismo Rebaño bajo el mismo Pastor; y todos podamos, oh Virgen Santísima, exaltarte eternamente diciendo: “Regocíjate, oh Virgen María, porque tú sola has dado muerte a todas las herejías en el mundo entero”. Amén. (Tres Avemarías). (500 días de Indulgencia)
  
Oración a Santa Teresita por la Conversión de Rusia
Oh amable y compasiva santa, dígnate consolar a nuestros antiguos hermanos en Rusia, víctimas de una larga y cruel persecución a la verdadera Iglesia de Cristo; alcánzales la gracia de la conversión a la Fe Católica y Apostólica y la perseverancia en ella, y progresar en el amor de Dios y el verdadero amor a los prójimos. Infúndeles una tierna confianza en la Santísima Madre de Dios; prepárales algún día sacerdotes santos que ofrezcan reparación por las blasfemias y sacrilegios cometidos contra la Sagrada Eucaristía; obtenles el amor a la castidad, especialmente entre los jóvenes, y que una vez más, florezcan en ellos todas las virtudes Cristianas, y que al final su nación, siendo liberada de toda esclavitud y represión, pueda libremente retornar al único Rebaño confiado por el amantísimo Corazón de Cristo resucitado a San Pedro y sus legítimos Sucesores, y gusten el gozo de glorificar al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo en el seno de nuestra Santa Madre, la Iglesia Católica. Amen.
   
La Oración a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Oración a San José se rezarán todos los días
 
DÍA QUINTO - 22 DE ENERO

En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 
Las Oraciones Iniciales se rezarán todos los días
 
ORACIÓN POR LA CONVERSIÓN DE LAS SECTAS PROTESTANTES
Oremos: Oh Señor, que te has entristecido por la rebelión de estos hijos que, habiendo estado en el Arca de Salvación, se aventuraron en los abismos haciéndose de oídos sordos, sucumbiendo a las falsas doctrinas de los ministros protestantes que escucharon más los llamamientos soberbios del diablo para abandonar el seno de la Santa Madre Iglesia y multiplicarse peor que los primeros mil veces más. Te suplicamos por nuestros otrora hermanos en la Fe Católica para que les concedes la gracia de reconocer que han errado el camino y retornen a la Barca de San Pedro. Que tu santísima Madre interceda y ablande los corazones de aquellos que no reconocen que los principios que ellos han enseñado no son las verdades que Tú encargaste a tus Apóstoles esparcieran en todo el mundo para que todos puedan ser uno solo. Muéstrales a través de proezas que solo en la Barca que Tú fundaste pueden ellos encontrar verdaderamente las marcas de la Fe verdadera: Una, Santa, Católica y verdaderamente Apostólica. Condúcelos para reconocer y venerar a tu Madre bienaventurada, y que se realice el rol que Tú le asignaste a Ella, la segunda Eva, como Corredentora de las almas. Concédele a tus verdaderos sacerdotes el coraje de alimentar a tus fieles con el maná de tu Espíritu para que todo pueblo y toda lengua puedan reconocer y glorificarte como Nuestro Señor y Salvador Jesucristo en unión con Dios Trino y Uno, por siempre jamás. Amen.
 
Oración a San Fidel de Sigmaringa, Protomártir de la Congregación de Propaganda Fide
Oh glorioso San Fidel de Sigmaringa, que valerosamente soportaste la perversa oposición de los enfurecidos protestantes que dignamente refutaste, mientras ganabas a miles de antiguos católicos de vuelta al único y verdadero Rebaño de Jesucristo; obtennos abundantemente el ardiente amor a la Santa Fe Católica y el santo celo por las almas, que te movieron a abrazar gozoso el cruel martirio a manos de los viciosos soldados protestantes al mando de un ministro calvinista. Por la santa indignación por la cual rechazaste sus amenazas y súplicas para apostatar de la Fe, concédele a los fieles del Remanente Católico un espíritu de sincero celo en nuestra oración por aquellos que han abrazado los errores de las demoníacas sectas del Protestantismo. Ruega a los Sagrados Corazones de Jesús y de María que disipen los errores que los herejes mantienen acerca del Inmaculado Corazón de la Medianera de todas las Gracias, para que puedan experimentar las abundantes gracias de la conversión a la única y verdadera Iglesia Católica de su Divino Hijo, y la perseverancia final en la gracia, por Jesucristo Nuestro Señor. Amen. (Tres Avemarías)
 
La Oración a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Oración a San José se rezarán todos los días
 
DÍA SEXTO - 23 DE ENERO

En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 
Las Oraciones Iniciales se rezarán todos los días
 
ORACIÓN POR LA CONVERSIÓN DE LA PERNICIOSA SECTA DE LOS FRANCMASONES, OCULTISTAS Y “NEW AGE” 
Oremos: Oh Señor Jesucristo, nosotros imploramos la clemencia de tu Sagrado Corazón en favor de esas almas, hechas a imagen y semejanza de Dios, pero que muy miserablemente engañadas por las seducciones de la Francmasonería y otras sectas satánicas, van precipitándose más y más por la senda de la perdición eterna. Que la Iglesia, tu Esposa, no sea más oprimida por la dominación de este culto luciferino; antes bien, aplacado por las oraciones de la Bienaventurada Virgen María, tu Madre, y por las oraciones de los justos, tengas presente tu infinita Misericordia; y, a pesar de su perversidad, ellos retornen a Ti, para que brinden consuelo a tu Iglesia con una profunda humildad y abundante penitencia, haciendo penitencia por su malvada persecución contra el Reino de Dios en la tierra, la Santa Iglesia Católica, y puedan obtener así la gloria eterna. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén. (100 días de Indulgencia, una vez al día).
 
Oremos. Omnipotente y Eterno Dios, que deseas que nadie perezca, mira aquellas almas engañadas por las seducciones del diablo, para que los corazones de aquellos que han sido precipitados al error puedan ser restaurados y sanados. Atiende las súplicas que te ofrecemos por la ceguedad de esos infieles, para que reconociendo la luz de tu Verdad, que es Cristo, puedan ser liberados de las tinieblas. Extiende tu Mano sobre esta nación, que ha abrazado los horribles errores de la Francmasonería, que nuestros compatriotas reconozcan tu Poder sobre ellos; para que ellos puedan conocerte como nosotros Te conocemos, porque no hay otro Dios sino Tú, ¡oh Señor!, y ninguna otra religión verdadera sino la Santa Fe Católica y Apostólica, a la cual nos sometemos con todo nuestro ser, implorando la conversión de nuestra nación. Escucha las súplicas de tus fieles siervos, que todos los que habitan nuestro país puedan reconocer que Tú solo eres Dios, que permaneces de edad en edad. Amén.
 
V. Oh Dios, que todos los pueblos confiesen tu Nombre.
R. Que todas las naciones te conozcan.
  
Oremos: Omnipotente y sempiterno Dios, que quieres que todos los hombres sean salvos y que ninguno perezca, dirige tu Mirada sobre las almas que malignamente se han arrogado la divinidad, por medio de la repugnante abominación del pensamiento y la filosofía de la Francmasonería, y humilla sus corazones soberbios, a fin de que ellos puedan alejarse de todas las perversiones de la herejía y, con verdadera contrición, puedan retornar a la unidad de Tu verdad. Por Jesucristo Nuestro Señor, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén. (Tres Avemarías).
  
La Oración a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Oración a San José se rezarán todos los días
 
DÍA SÉPTIMO - 24 DE ENERO

En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 
Las Oraciones Iniciales se rezarán todos los días
 
ORACIÓN POR LA CONVERSIÓN DE LOS MODERNISTAS, DE LA APÓSTATA SECTA DEL VATICANO II Y DE LOS FALSOS “TRADICIONALISTAS”
Oremos: Oh María, Madre de Misericordia y Refugio de los pecadores arrepentidos, te suplicamos que mires con ojos de piedad a los miserables herejes y apóstatas de la secta del Vaticano II y a todos los falsos “tradicionalistas”, que rechazan los verdaderos Sacramentos y los Dogmas que tu Hijo ha instituido. Tú, que eres la Sede de la Sabiduría, ilumina sus mentes, tristemente envueltas en las tinieblas de la ignorancia y del pecado, para que ellos sepan que LA IGLESIA, QUE ES UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA ES LA ÚNICA IGLESIA QUE JESUCRISTO FUNDÓ, FUERA DE LA CUAL NO HAY ABSOLUTAMENTE NINGUNA SANTIDAD NI ESPERANZA DE SALVACIÓN PARA NADIE. Abate sus mentes y corazones henchidos de soberbia para que puedan recibir la Gracia, porque Dios resiste a los soberbios y solo concede sus favores a los humildes y sencillos. Alcánzales la gracia de aceptar con fe humilde y filial todas las verdades de la Santa Fe Católica. No permitas que sus mentes sean confundidas eternamente, para que puedan salvar sus almas, porque el Magisterio infalible de la Iglesia enseña que “FUERA DE LA IGLESIA CATÓLICA NO HAY SALVACIÓN”. No les abandones: Acude a rescatarlos, a fin de que no sean tragados por las mentiras urdidas por el Misterio de la Iniquidad. Que ellos se sometan de buen grado a la verdadera Jerarquía Católica, unidos a nosotros con los vínculos de la Divina caridad. Que todos podamos, oh Virgen Santísima, exaltarte eternamente diciendo: “Regocíjate, oh Virgen María, porque tú sola has dado muerte a todas las herejías en el mundo entero”. Amén. (Tres Avemarías)
  
Oremos: Oh Madre Dolorosa, que permaneciste al pie de la Cruz, con un corazón fiel nos dirigimos a Ti, en estos tiempos hostiles e increíblemente tumultuosos, implorando tu intercesión en favor de aquellos que se han separado de la Verdadera Iglesia de tu divino Hijo, Jesucristo Nuestro Señor, especialmente de aquellos que han sido conducidos por el diablo a las heréticas sectas del modernismo, el Vaticano II y todos los falsos “tradicionalistas”. Por el preclaro conocimiento que tuviste de los amargos sufrimientos del Redentor crucificado y de la efusión de su Preciosísima Sangre, el Precio de nuestra salvación, te ofrecemos nuestras súplicas para que obtengas la gracia de la Verdadera Fe Católica para aquellos que están fuera del único y verdadero Rebaño, para que esas ovejas descarriadas puedan regresar bajo la guía del Buen Pastor, y ayúdanos a reconocer humildemente que frente a esta situación de Apostasía no hay más esperanza que la Santa Parusía Apocalíptica de Nuestro Señor Jesucristo. Amén. (Tres Avemarías)
  
La Oración a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Oración a San José se rezarán todos los días
 
DÍA OCTAVO - 25 DE ENERO
ORACIÓN PARA ALCANZAR UN MAYOR GRADO DE LA GRACIA DE LA HUMILDAD, OBEDIENCIA, CARIDAD Y VERDADERA UNIDAD ENTRE LOS FIELES, A FIN DE GANAR MÁS ALMAS PARA CRISTO Y SU VERDADERA IGLESIA.
   
En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
 
Las Oraciones Iniciales se rezarán todos los días
 
Oración para la Fiesta de la Conversión de San Pablo
Oh glorioso San Pablo, que de ser un perseguidor del nombre Cristiano, te convertiste en su más celoso Apóstol, y que, por llevar el conocimiento de Jesús, nuestro Divino Salvador, a las más lejanas partes del mundo, gozosamente sufriste prisión, flagelaciones, lapidaciones, naufragio y todo género de persecuciones, y finalizaste tu carrera derramando la última gota de tu sangre: obtennos la gracia de aceptar, como favores provenientes de la misericordia de Dios, las enfermedades, sufrimientos y reveses de esta vida, que no descaezcamos por estas vicisitudes propias del exilio de nuestro servicio a Dios, sino que lo asumamos con mayor devoción, por Jesucristo Nuestro Señor. Amen.
  
V. Ruega por nosotros, bienaventurado San Pablo Apóstol.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
  
Oremos. Oh Dios, que has instruido al mundo entero por la predicación del apóstol San Pablo, haz, te lo rogamos, que honrando hoy su memoria, marchemos hacia Ti imitando sus ejemplos. Por Jesucristo Nuestro Señor, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén. (500 días de Indulgencia – Plenaria si se reza diariamente durante un mes).
  
ORACIÓN POR LA CONCORDIA Y LA UNIDAD ENTRE LOS FIELES
Dios y Señor nuestro, unidos por la más fuerte y sincera caridad fraternal, queremos ofrecerte nuestros corazones; te pedimos que Jesús Sacramentado sea diariamente alimento para nuestro cuerpo y nuestra alma, que Jesús sea el objeto central de nuestro amor, como lo fue de María y José; y finalmente, te pedimos que el pecado jamás disturbe nuestra unión en tu Cuerpo Místico en la tierra, y que esa unión contigo, con María y José, y todos los Santos, permanezca para siempre en el Cielo. Amen. (300 días de Indulgencia por cada día que se rece)
  
Oración por la perseverancia en nuestra Santa Fe Católica
Señor y Redentor mío Jesucristo, ¿éste es aquel momento terrible tan anunciado donde quedarán tan pocos Cristianos que estén inspirados por el espíritu de la Fe, ese momento cuando Tu indignación será provocada y Tu protección será retirada de nosotros? ¿Nuestros vicios y nuestras vidas pecaminosas han movido irrevocablemente a tu Justicia a tomar venganza, quizá hoy, sobre tus hijos? Oh Autor y Culmen de nuestra Fe, te suplicamos, en la amargura de nuestros contritos y humillados corazones, no permitas que la luz de la Fe se extinga en nosotros. Recuerda tus pasadas Misericordias; vuelve tus Ojos compasivos sobre la viña que tu Mano derecha plantó, y que regaste con el sudor de los Apóstoles, con la preciosa sangre de incontables Mártires y con las lágrimas de tantos penitentes sinceros, y hazla fructífera por las oraciones de muchos Confesores e inocentes Vírgenes.
  
Oh Divino Mediador, mira a aquellas almas celosas que eleven sus corazones hacia Ti y oran sin cesar por el mantenimiento del más precioso de tus Dones, la verdadera Fe Católica. Te suplicamos, Oh Dios justo, cancela el decreto de nuestra reprobación, aparta tu vista de nuestros vicios y vuélvelos hacia la Sangre adorable derramada sobre la Cruz, con la cual adquiriste nuestra salvación y diariamente intercedes por nosotros sobre los Altares. ¡Ah! Consérvanos seguros en la Verdadera y Santa Fe Católica. ¡Que las enfermedades nos aflijan, que las vejaciones se derramen sobre nosotros y que las mudanzas de fortuna nos abrumen! Pero presérvanos en tu santa Fe; porque si nosotros somos ricos con esta preciosa dádiva, gozosamente enfrentaremos cada aflicción, y nada será capaz de mudar nuestra felicidad. De otra forma, sin el gran Tesoro de la Fe, ¡nuestra desdicha sería indecible y sin límite alguno!
  
Oh buen Jesús, Autor de nuestra Fe, presérvala pura en nosotros; mantennos a salvo en la Barca de San Pedro, aunque al presente ésta se halle eclipsada. Pero consérvanos fieles y obedientes al Magisterio legítimo, y unifica tu Rebaño para la libertad y exaltación de la Santa Madre Iglesia. Oh Jesús, Autor de nuestra Fe, humilla y convierte a los enemigos de tu Iglesia; concédele verdadera paz y concordia a todos los fieles del Remanente Católico; fortalécenos y presérvanos en tu santo Servicio hasta el fin, para que en Ti podamos vivir y morir. Oh Jesús, Autor de nuestra Fe, que vivamos para Ti, y muramos por Ti. Amén. (San Clemente María Hofbauer) (500 días de Indulgencia, una vez al día)
 
Oración a San José, por el Papa León XIII
Oh poderosísimo Patriarca San José, Patrono de la Iglesia Universal que siempre te ha invocado en sus ansiedades y tribulaciones; desde el elevado sitial de tu gloria, vuélvete amablemente sobre el mundo Católico. Que tu paternal corazón te mueva a mirar a la Mística Esposa de Cristo, debilitada por el dolor y perseguida por enemigos poderosos. Te suplicamos, por el amarguísimo dolor que afrontaste en la tierra, que misericordiosamente enjugues las lágrimas de los fieles, los defiendas y sostengas, e intercedas con el Dador de la paz y la caridad para que, vencidos todos los enemigos y destruidos los errores, la Iglesia pueda servir a Dios con perfecta libertad: UT DESTRÚCTIS ADVERSITÁTIBUS ET ERRÓRIBUS UNIVÉRSIS, ECCLÉSIA SECÚRA DEO SÉRVIAT LIBERTÁTE. Amén. (100 días de Indulgencia, una vez al día)
  
La Oración a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Oración a San José se rezarán todos los días

domingo, 17 de enero de 2016

EL "REINO DE DIOS" QUE QUIEREN LOS JUDÍOS ES EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

Cuando el blog de MAURICE PINAY publicó que unos judíos quemaron parte de la iglesia de la Multiplicación de los Panes y los Peces en Tabgha (noticia que nosotros tradujimos al español), fue resaltado que los criminales pintaron un grafiti que traduce "Serán destruidos los falsos ídolos de los galileos".
 
Dicho acápite es una paráfrasis de la oración judía llamada Aleinu, que junto con el Shemá Yisrael son las dos oraciones fundamentales del judaísmo rabínico fundamentalista, las cuales dicen:
Shemá Yisrael
.שְׁמַע יִשְׂרָאֵל, יְהֹוָה אֱלֹהֵינוּ, יְהֹוָה אֶחָֽד
.בָּרוּךְ שֵׁם כְּבוֹד מַלְכוּתוֹ לְעוֹלָם וָעֶד
 
וְאָהַבְתָּ אֵת יְהֹוָה אֱלֹהֶיךָ, בְּכָל-לְבָֽבְךָ, וּבְכָל-נַפְשְׁךָ, וּבְכָל-מְאֹדֶֽךָ. וְהָיוּ הַדְּבָרִים הָאֵלֶּה, אֲשֶׁר אָֽנֹכִי מְצַוְּךָ הַיּוֹם, עַל-לְבָבֶֽךָ: וְשִׁנַּנְתָּם לְבָנֶיךָ, וְדִבַּרְתָּ בָּם בְּשִׁבְתְּךָ בְּבֵיתֶךָ, וּבְלֶכְתְּךָ בַדֶּרֶךְ וּֽבְשָׁכְבְּךָ, וּבְקוּמֶֽךָ. וּקְשַׁרְתָּם לְאוֹת עַל-יָדֶךָ, וְהָיוּ לְטֹטָפֹת בֵּין עֵינֶֽיךָ, וּכְתַבְתָּם עַל מְזֻזֹת בֵּיתֶךָ וּבִשְׁעָרֶֽיךָ:
 
וְהָיָה אִם-שָׁמֹעַ תִּשְׁמְעוּ אֶל-מִצְוֹתַי, אֲשֶׁר אָנֹכִי מְצַוֶּה אֶתְכֶם הַיּוֹם, לְאַהֲבָה אֶת יְהֹוָה אֱלֹֽהֵיכֶם, וּלְעָבְדוֹ בְּכָל-לְבַבְכֶם וּבְכָל נַפְשְׁכֶם. וְנָֽתַתִּי מְטַֽר-אַרְצְכֶם בְּעִתּוֹ, יוֹרֶה וּמַלְקוֹשׁ, וְאָֽסַפְתָּ דְגָנֶךָ וְתִירֽשְׁךָ וְיִצְהָרֶֽךָ. וְנָֽתַתִּי עֵשֶׂב בְּשָֽׂדְךָ לִבְהֶמְתֶּךָ, וְאָֽכַלְתָּ וְשָׂבָֽעְתָּ. הִשָּֽׁמְרוּ לָכֶם פֶּן-יִפְתֶּה לְבַבְכֶם, וְסַרְתֶּם וַעֲבַדְתֶּם אֱלֹהִים אֲחֵרִים וְהִשְׁתַּחֲוִיתֶם לָהֶם. וְחָרָה אַף- יְהֹוָה בָּכֶם, וְעָצַר אֶת-הַשָּׁמַיִם וְלֹא-יִהְיֶה מָטָר, וְהָאֲדָמָה לֹא תִתֵּן אֶת-יְבוּלָהּ וַאֲבַדְתֶּם מְהֵרָה מֵעַל הָאָרֶץ הַטֹּבָה אֲשֶׁר יְהֹוָה נֹתֵן לָכֶם: וְשַׂמְתֶּם אֶת דְּבָרַי אֵלֶּה עַל-לְבַבְכֶםוְעַל-נַפְשְׁכֶם וּקְשַׁרְתֶּם אֹתָם לְאוֹת עַל-יֶדְכֶם, וְהָיוּ לְטוֹטָפֹת בֵּין עֵינֵיכֶם: וְלִמַּדְתֶּם אֹתָם אֶת-בְּנֵיכֶם, לְדַבֵּר בָּם, בְּשִׁבְתְּךָ בְּבֵיתֶךָ, וּבְלֶכְתְּךָ בַדֶּרֶךְ, וּבְשָׁכְבְּךָ וּבְקוּמֶֽךָ: וּכְתַבְתָּם עַל-מְזוּזוֹת בֵּיתֶךָ וּבִשְׁעָרֶֽיךָ: לְמַעַן יִרְבּוּ יְמֵיכֶם וִימֵי בְנֵיכֶם עַל הָֽאֲדָמָה אֲשֶׁר נִשְׁבַּע יְהֹוָה לַאֲבֹֽתֵיכֶם לָתֵת לָהֶם, כִּימֵי הַשָּׁמַיִם עַל-הָאָֽרֶץ:
  
וַיֹּאמֶר יְהֹוָה אֶל-מֹשֶׁה לֵּאמֹֽר: דַּבֵּר אֶל-בְּנֵי יִשְׂרָאֵל וְאָֽמַרְתָּ אֲלֵהֶם: וְעָשׂוּ לָהֶם צִיצִת עַל-כַּנְפֵי בִגְדֵיהֶם לְדֹֽרֹתָם, וְנָֽתְנוּ עַל-צִיצִת הַכָּנָף פְּתִיל תְּכֵֽלֶת. וְהָיָה לָכֶם לְצִיצִת, וּרְאִיתֶם אֹתוֹ וּזְכַרְתֶּם אֶת-כָּל-מִצְוֹת יְהֹוָה, וַֽעֲשִׂיתֶם אֹתָם, וְלֹא תָתוּרוּ אַֽחֲרֵי לְבַבְכֶם וְאַֽחֲרֵי עֵינֵיכֶם, אֲשֶׁר-אַתֶּם זֹנִים אַחֲרֵיהֶֽם: לְמַעַן תִּזְכְּרוּ וַעֲשִׂיתֶם אֶת-כָּל-מִצְוֹתָי, וִהְיִיתֶם קְדֹשִים .לֵאלֹֽהֵיכֶֽם: אֲנִי יְהֹוָה אֱלֹֽהֵיכֶם, אֲשֶׁר הוֹצֵאתִי אֶתְכֶם מֵאֶרֶץ מִצְרַיִם, לִהְיוֹת לָכֶם לֵאלֹהִים, אֲנִי יְהֹוָה אֱלֹהֵיכֶם: אֱמֶת
(¡Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es Uno!
¡Bendito sea el Nombre de su reino por siempre y para siempre!
  
Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón: y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes: Y has de atarlas por señal en tu mano, y estarán en la frente entre tus ojos: y las escribirás en las jambas de tu casa, y en tus portadas.

Si obedeciereis cuidadosamente mis mandamientos que yo ordeno hoy, amando al Señor vuestro Dios, y sirviéndolo con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma, Yo daré la lluvia de vuestra tierra en su tiempo, la temprana y la tardía; y cogerás tu grano, y tu vino, y tu aceite. Daré también hierba en tu campo para tus bestias; y comerás, y te hartarás. Guardaos, pues, que vuestro corazón no se engole, y os apartéis, y sirváis a dioses ajenos, y os inclinéis ante ellos; y así se encienda el furor del Señor sobre vosotros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcáis cerca de la buena tierra que os dio el Señor. Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis por señal en vuestra mano, y estarán en la frente entre vuestros ojos. Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas, ora sentado en tu casa, ó andando por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes: Y las escribirás en las jambas de tu casa, y en tus portadas: para que se incrementen vuestros días, y los días de vuestros hijos, sobre la tierra que juró el Señor a vuestros padres que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierra.
  
El Señor habló a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel, y diles que se hagan flecos (Tzitzit) en los remates de sus vestidos, en todas sus generaciones; y pongan en cada fleco de los remates un cordón de cárdeno: Y serviros de estos flecos, para que cuando la viereis, recordéis todos los mandamientos del Señor, para ponerlos por obra; y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales fornicáis: para que les recordéis, y cumpláis todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro Dios. Yo, el Señor, vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto, para ser vuestro Dios: Yo, el Señor, vuestro Dios).
   
Ailenu (Es nuestra obligación)
,עָלֵינוּ לְשַׁבֵּחַ לַאֲדוֹן הַכֹּל
,לָתֵת גְּדֻלָּה לְיוֹצֵר בְּרֵאשִׁית
,שֶׁלֹּא עָשָׂנוּ כְּגוֹיֵי הָאֲרָצוֹת
.וְלֹא שָׂמָנוּ כְּמִשְׁפְּחוֹת הָאֲדָמָה
,שֶׁלֹּא שָׂם חֶלְקֵנוּ כָּהֶם
וְגוֹרָלֵנוּ כְּכָל הֲמוֹנָם.
,שֶׁהֵם מִשְׁתַּחֲוִים לְהֶבֶל וָרִיק
.וּמִתְפַּלְּלִים אֶל אֵל לֹא יוֹשִׁיעַ
,וַאֲנַחְנוּ כֹּרעִים ומִשְׁתַּחֲוִים ומוֹדים
לִפְנֵי מֶלֶךְ מַלְכֵי הַמְּלָכִים
.הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא
,שֶׁהוּא נוֹטֶה שָׁמַיִם וְיֹסֵד אָרֶץ
,וּמוֹשַׁב יְקָרוֹ בַּשָּׁמַיִם מִמַּעַל
.וּשְׁכִינַת עֻזּוֹ בְּגָבְהֵי מְרוֹמִים
,הוּא אֱלֹהֵינוּ אֵין עוֹד
.אֱמֶת מַלְכֵּנוּ אֶפֶס זוּלָתוֹ
:כַּכָּתוּב בְּתּוֹרָתוֹ
,וְיָדַעְתָּ הַיּוֹם וַהֲשֵׁבֹתָ אֶל לְבָבֶךָ
כִּי יְהֹוָה הוּא הָאֱלֹהִים 
בַּשָּׁמַיִם מִמַּעַל 
וְעַל הָאָרֶץ מִתָּחַת. אֵין עוֹד
(Es nuestra obligación exaltar al Señor de todo,
Atribuirle la grandeza al Creador de la existencia,
Porque no nos ha hecho como a las naciones de la tierra,
Ni nos hizo ser como las demás familias de la tierra;
No nos ha asignado nuestra porción como la de ellos,
Ni nuestro destino como el de todas sus multitudes,  
Porque ellos adoran cosas vanas y vacías,
Y oran a un dios que no puede salvar.
Pero nosotros nos inclinamos, en adoración y acción de gracias
Ante el Supremo Rey de reyes,
El Santo, bendito sea su Nombre,
Que extendió los cielos y estableció la tierra,
Cuyo trono de su gloria está por sobre los cielos,
Y su presencia poderosa en las excelsas alturas.
Él es nuestro Dios, no hay otro.
Verdaderamente es nuestro Rey, no hay otro,
Como está escrito en la Torá:
Reconoce hoy y medita en tu corazón
Que el Señor es Dios,
Allá arriba, en el cielo,
Y aquí abajo, en la tierra. Y no hay otro).
 
El estudioso judío Max Margolis, en su artículo "La teología del Antiguo Libro de Oración", publicado en el anuario 1897-1898 de la VIII Conferencia central anual de Rabinos estadounidenses, manifestó lo siguiente acerca de las oraciones de sus correligionarios:
"Los judíos oran para que pueda llegar ese tiempo en el que todas las criaturas habrán de adorar al Dios de Israel, y que todos se conviertan en una sola hermandad para hacer su voluntad de todo corazón. Las presentes divisiones nacionales y sectarias, en consecuencia, representan una anomalía. [...] En el presente, el reino de la arrogancia, Roma, el típico anticristo, el enemigo de Dios y de su pueblo, ejerce influencia sobre el mundo. Tan pronto como la impiedad cierre su boca y el mal desaparezca como el humo, los justos se regocijarán. Porque en lugar del arrogante imperio mundial, el reino de Dios se establecerá, la teocracia en Monte Sion; 'porque está escrito: El Señor reinará para siempre, tu Dios, Sion, de edad en edad'. [...] En ese tiempo glorioso del futuro, Dios será el rey, y el hijo de David su vicegerente en la tierra. Toda la humanidad formará una sola familia, un Israel; todo el mal será desvanecido, y el reino de la justicia será inaugurado. Israel permanece en el primer plano aquí, no menos que en la elevada profecía que a la presente está vinculada a los libros de Isaías y Miqueas. Aún la esjatología del Libro de Oración es judeocéntrica. [...] 
  
Los judíos dan gracias a Dios porque el ha hecho la porción de Israel muy diferente a la de los goyim, lo que es un pensamiento deuteronomista: 'Ellos [los ídolos] son la parte que el Señor tu Dios le dio a todos los pueblos bajo el cielo; pero a vosotros el Señor os tomó, y os hizo salir de Egipto, para ser ante él el pueblo de su heredad'. 'Porque ellos adoran cosas vanas y vacías, a un dios que no puede salvar'. Los atributos de los dioses de los goyim son tomados de los profetas, y el 'dios que no puede salvar' es tomado de Isaías 45, 20. La frase sirve para indicar el rechazo judío hacia Cristo, la segunda persona de la Trinidad; puesto que el Evangelio dice que su nombre era Jesús: 'porque él ha de salvar a su pueblo de sus pecados'. [...] El judaísmo talmúdico es anticristiano. [...]
  
El reino de Dios, que en este momento sólo existe idealmente, y sólo en la medida en que sea reconocido por los judíos, deberá ser realizado en todo el mundo, toda la idolatría será aniquilada". (MAX MARGOLIS, The Theology of the Old Prayer-Book - La teología del Antiguo Libro de Oración", en Year Book of the 8th Annual Central Conference of American Rabbis - Anuario de la VIII Conferencia central anual de los Rabinos estadounidenses, págs. 4-5. Cincinatti, Ohio, 1898).
  
Páginas 4 y 5 del precitado libro, donde extrajimos los apartes traducidos arriba (los recuadros son nuestros).
  
En resumidas cuentas, del texto de Margolis podemos inferir que:
  • Los judíos consideran a Jesucristo como un "dios que no puede salvar", y a la Iglesia Católica como el imperio de la arrogancia (o Edom).
  • El "reino de Dios" por el que propugnan los judíos es el Nuevo Orden Mundial donde ellos serán los amos y poderosos, y para construirlo, deben destruir las religiones y los Estados-Nación.
  • A fin de destruir todas las religiones y a los Estados-Nación, predican una falsa fraternidad que con el tiempo ha cambiado de nombre, pero con el mismo programa: Protestantismo, Masonería, Comunismo, Sionismo -judío, protestante y deuterovaticano-, Ecumenismo, Ecologismo, y demás, quienes sirven como idiotas útiles a la Judería Internacional.
  • Ese Nuevo Orden Mundial significa el reinado del mesías que los judíos esperan (que necesariamente es el Anticristo), para que les establezca por encima de los Gentiles.

Y para que no se crea que esto es una mala interpretación o la paranoia hablando por nuestro medio, he aquí una cita de otro 
El judaísmo enseña una creencia en el mesías, pero un elemento primario en la fe mesiánica en el judaísmo es su contenido histórico. El núcleo de esta creencia es la visión de un nuevo orden mundial de justicia, libertad y paz que remplace la época presente de opresión del hombre por el hombre y de la nación por la nación. El término mesías significa "ungido"; esto hace alusión al hecho de que los grandes líderes de la antigüedad eran ungidos con aceite. Como la creencia en el nuevo orden mundial, a veces llamada el Reino de Dios, obtuvo su mayor proliferación, se le agrega el elemento de la expectación de que su inauguración debería efectuarse a través del rol mediador de un líder ideal, un "ungido, que guiaría a los hombres a transformaciones interiores morales y espirituales que deberán traducirse en una nueva forma de interrelaciones humanas. (Rabino Ben Zion Bokser, Judaism and the Christian Predicament - El judaísmo y el predicamento cristiano. Alfred A. Knopf, Inc, New York. 1967. Pág. 333.)
 
Retornando a las oraciones judías precitadas, su espiritualidad es anticristiana y anticatólica, tanto es que cuando rezan el Aleinu, la costumbre que tenían era de escupir antes de llegar a la parte de וּמִתְפַּלְּלִים אֶל אֵל לֹא יוֹשִׁיעַ ("rezan a un dios que no puede salvar"), en señal del odio y repudio que muestran contra Jesús, toda vez que
  • Por una parte, el verbo hebreo יוֹשִׁיעַ (yoshia, salvar) sugiere el nombre יֵשׁוּעַ (Yeshua, Salvador).
  • Por otro, en gematría, la numerología judía, la palabra וָרִיק (variq, vacío) tiene el valor numérico 316, equivalente al de la palabra יֵשׁוּ (Yeshu), acrónimo de la frase talmúdica יִמַּח שְׁמוֹ וְזִכְרוֹ, que traduce "Que su nombre y memoria sean borrados", que aplican en maldición contra Jesús.  
  
Los judíos siempre odian a Jesucristo y a su Iglesia, y sus oraciones y liturgia lo manifiestan. Por ello esperan con ansia el advenimiento de su mesías (que necesariamente es el Anticristo), y para ese propósito construyen el Nuevo Orden Mundial, valiéndose de la Masonería y el Comunismo. Pero lógico, ya que rechazaron a Jesucristo, y cometieron el pecado de deicidio, ellos seguirán en su obstinación hasta el Juicio final, cuando el Anticristo los engañará y ellos serán condenados eternamente, junto a su padre satanás el diablo.