Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 18 de febrero de 2019

LAS POSTRIMERÍAS

Las Postrimerías del hombre (Manuel Chili “Caspicara”, Quito c.1720-1796) - Nueva York, Sociedad Hispánica de América.
   
Oh tú, quien quiera que seas,
medita ante esta realidad:
Al final de nuestros días
Ante Dios hemos de rendir cuenta.

Por el pecado de Adán y Eva
la muerte al mundo entró,
y a todo hombre le toca
volver al polvo donde nació.

Mas aun en este paso,
diferencias habrá eternamente,
porque por la fe y las obras
todos serán separados en distinto lote.

Quien en gracia divina
viviere y muriere, al Cielo
irá, y será de Ángeles recibido
para eternamente allí morar.

Quien pasa este valle
pecados sin expiar llevando en su haber,
al fuego del Purgatorio irá
y con Misa, Rosario y sufragios saldrá.

Mas quien de espaldas a Cristo
como infiel o impío muriere,
su herencia será el Infierno
con el diablo, azufre y gusanos.

Atiende siempre esta palabra de verdad:
Conviértete y llora tu pasado proceder,
para que a Dios, tu amoroso Padre,
no le encuentres Juez de rigurosidad.

JORGE RONDÓN SANTOS
Registro pendiente.

DEL FORMULARIO DE MISA DE “SAN PABLO VI”

  
El pasado 25 de Enero, mediante el Protocolo Nº 29-19, el Cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos novusordianos, tras hacer un panegírico en honor a Pablo VI Montini, decreta en nombre de su señor Francisco Bergoglio que «la celebración de san Pablo VI, papa, se inscriba en el Calendario Romano General, el 29 de mayo, con el grado de memoria libre», y que sea inscrita en el Misal, la Liturgia de las Horas y el Martirologio de su secta. La noticia salió en el Boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede el pasado 6 de Febrero.
   
Para los interesados en conocer los propios que esta “nueva fiesta” tendrá, bien pueden remitirse al Anexo «Additiónes in Libris litúrgicis Ritus Románi de memória ad líbitum Sancti Pauli VI, Papæ» para consultarlos en su original latín (queda en las Conferencias episcopales la tarea de traducirlos). Aquí nos concentraremos en hacer un comentario, comenzando por la Misa -La Misa sigue el Común de los Pastores I (pro Papa), que tiene dos formularios (para el análisis seguiremos el primero)-, y luego por el Breviario (Los textos latinos de la Misa son de la edición típica del año 2002, y salvo la Oración colecta, la lección de la Liturgia de las Horas -aún no disponible en español- y la entrada del Martirologio, todas las traducciones son de la Conferencia Episcopal Española):
  • El Introito es ad líbitum, pudiendo escogerse entre «Elégit eum Dóminus sibi in sacerdótem magnum, et apériens thesáurum suum abundáre eum fecit ómnibus bonis» (El Señor lo eligió sumo sacerdote y, abriendo sus tesoros, derramó sobre él todos los bienes), o Eclesiástico 50, 1+44, 6 y 22: «Ecce sacérdos magnus, qui in diébus suis plácuit Deo: ídeo jurejurándo fecit illum Dóminus créscere in plebem suam» (Este es el sumo sacerdote que en su vida agradó a Dios: por eso el Señor le hizo grande ante su pueblo, según su promesa); y en tiempo pascual se añade el Aleluya. NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD.
  • La Oración colecta (que también se registra en las Laudes y Vísperas de la novusordiana Liturgia de las Horas) dice (la traducción viene del comentario intitulado rimbombantemente como “Apóstol valiente del Evangelio”, del mismo cardenal Sarah):
    «Deus, qui Ecclésiam tuam regéndam beáto Paulo papæ commisísti, strénuo Fílii tui Evangélii apóstolo, præsta, quǽsumus, ut, ab ejus institútis illumináti, ad civílem amóris cultum in mundum dilatándum tibi collaboráre valeámus. Per Dóminum» (Oh Dios, que has encomendado el cuidado de tu Iglesia al papa san Pablo, apóstol valiente del Evangelio de tu Hijo, haz que, iluminados por sus enseñanzas, podamos cooperar contigo para difundir en el mundo la civilización del amor. Por nuestro Señor Jesucristo).
    Insistimos, y aún desde nuestra tumba seguiremos haciéndolo: la iglesia deuterovaticana, síntesis de la herejía protestante, NO TIENE SU ORIGEN EN JESUCRISTO, y Montini fue más bien “strénuo Hómini Evangélii apóstolo”, por su insistencia en la dignidad humana y de la igualdad de las religiones, en desmedro de los derechos del Dios y de la Iglesia Católica que él decía mendazmente representar. Y sobre la “civilización del amor”, es claro que el verdadero Católico está excluido de ella, por las persecuciones que suscita el Nuevo Orden Mundial homo-judeomasónico-eco-comunista y la Religión Ecuménica del Anticristo, con la connivencia de la Ramera deuterovaticana.
     
  • La “lectura” es de 1 Corintios, 9, 16-19 y 22-23. Irónica elección, ya que San Pablo (de quien Montini usurpa el nombre) consideraba la predicación evangélica como una obligación impuesta por Jesucristo, hasta el punto de decir: «¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!», consolándole el hecho de hacerlo sin exigir las prebendas ni estipendios.
  • El salmo responsorial (no existe el Gradual ni el Tracto en la Misa montiniana), es tomado del salmo 95 (96 si se sigue la numeración hebrea), versos 1-2a, 2b-3, 7-8a y 10, con el responso tomado del verso 3: «Contad las maravillas del Señor a todas las naciones».
  • El verso antes del Evangelio es una adaptación del cap. 1, verso 17 del Evangelio de San Marcos: «Et dixit eis Jesus: “Veníte post me, et fáciam vos fíeri piscatóris hóminum”» (Venid conmigo —dice el Señor— y os haré pescadores de hombres). ¿En serio? A Montini nunca le interesaron las Misiones Católicas, las cuales pospuso por el más brutal ecumenismo y por la creación de las “comunidades eclesiales de base” (sí, él impulsó la mal llamada “Teología Latinoamericana de la Liberación”). Además, con el nuevo ritual de ordenación sacerdotal y consagración episcopal (tan inválido como el rito anglicano), suprimió en su iglesia el Sacerdocio sacrificial, remplazándolo por un presbiterado laico que preside la cena comunal.
  • La perícopa evangélica es de San Mateo, capítulo 16, del verso 13 al 19 (la profesión de fe de San Pedro). San Pedro era todo lo opuesto a Montini: El uno era pescador, el otro era un asesino. San Pedro tuvo una suegra (no sabemos si estaba casado o ya era viudo cuando Jesús lo llamó), Montini era homosexual (incluso lo advirtió el postulador de su ‘causa de beatificación’). San Pedro le plantó cara a los fariseos que pretendían que dejara de predicar el Evangelio, Montini mantuvo relaciones cordiales con los judíos porque era judío de sangre y corazón (su madre, Giuditta/Judith Alghisi, tuvo que bautizarse como católica para casarse con Giorgio Montini -quizá también descendiente de un rabino-), y usaba el efod del Sumo Sacerdote judío. San Pedro fue pecador, Montini es UN MALDITO APÓSTATA.
  • Toda vez que en el Novus Ordo no existe antífona de Ofertorio, pasemos a la Oración sobre las Ofrendas (no se le puede llamar “Secreta” porque SE DICE EN ALTA VOZ):
    «Súscipe, quæsumus, Dómine, hoc sacrifícium pópuli tui, ut, quod tibi in honóre beáti Pauli papæ, offértur ad glóriam, nobis tríbuas ad salútem perpétuam. Per Christum» (Acepta, Señor, este sacrificio de tu pueblo, y haz que lo que ofrecemos a tu gloria en honor del papa san Pablo, nos sirva para la salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor).
    A los ojos del Señor, el Novus Ordo es tan réprobo como el mismo sacrificio de Caín, que ofrecía lo que le daba la gana de su trabajo seglar. Tan digno de castigo como el fuego extraño de Nadab y Abiú, o la Abominación desoladora en el santuario. El Novus Ordo, lo dijo por medio de la venerable María Julia Jahenny TOSF el 27 de Noviembre de 1902, es odioso porque proviene de los judíos, los mismos que lo crucificaron y a quienes pertenece Montini.
            
  • Sobre el Prefacio, hay varios para escoger dependiendo si el 29 de Mayo cae dentro o fuera del Tiempo Pascual. Es de advertir que el Misal montiniano tiene cinco prefacios pascuales y seis comunes, ocupando los tradicionales el primero y el segundo lugar respectivamente. A efectos de nuestro análisis, usaremos el prefacio de los Santos Pastores, titulado De præséntia sanctórum Pastórum in Ecclésia (De la presencia de los santos Pastores en la Iglesia), que va en este tenor, y según las rúbricas, se puede decir también en las memorias:
    «Quia sic tríbuis Ecclésiam tuam sancti Pauli papæ festivitáte gaudére, ut eam exémplo piæ conversatiónis corróbores, verbo prædicatiónis erúdias, gratáque tibi supplicatióne tueáris. Et ídeo, cum Angelórum atque Sanctórum turba, hymnum laudis tibi cánimus, sine fine dicéntes» (Porque nos concedes la alegría de celebrar hoy la fiesta del papa san Pablo, fortaleciendo a tu Iglesia con el ejemplo de su vida, instruyéndola con su palabra y protegiéndola con su intercesión. Por eso, con los ángeles y los santos, te cantamos el himno de alabanza diciendo sin cesar).
     
  • La antífona de comunión está tomada de San Juan 10, 11: «Pastor bonus ánimam suam pósuit pro óvibus suis» (El Buen Pastor dio su vida por las ovejas). La verdad es diversa: Montini fue un pérfido e inhumano delator, ya que en tiempo de Pío XII, facilitó a la KGB por medio de su secretario Alighiero Tondi SJ los listados de sacerdotes y obispos encubiertos que mandaba el papa Pacelli a la URSS, con el final de todos conocido. Además, fue un determinador de los asesinatos del propio Pío XII, de Sor Lucía de Fátima y del Padre Pio de Pietrelcina; y con la falsa doctrina y liturgia del Vaticano II, amén del ecumenismo, mandó a miles de millones de almas que ingenuamente lo seguían a las mismísimas troneras del Infierno.
  • La postcomunión:
    «Sacraménta quæ súmpsimus, Dómine Deus noster, in nobis fóveant caritátis ardórem, quo beátus Paulus papæ veheménter accénsus pro Ecclésia tua se júgiter impendébat. Per Christum» (Señor Dios nuestro, que los sacramentos recibidos acrecienten en nosotros aquel fuego de la caridad que inflamó al papa san Pablo. y le impulsaba a entregarse constantemente al servicio de tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.).
    Para no alargaros el cuento, Montini no estaba inflamado de la caridad según Dios, sino de filantropía masónica, al mandato de Instrucción Permanente de la Alta Vendita. Por esa filantropía, hizo malvender su tiara-ojiva nuclear, su cruz pectoral y su anillo pastoral de diamantes con apoyo del budista birmano U Thant, 3º secretario general de la ONU. Y sobre el PRESUNTO servicio a la Iglesia por Montini, citemos al Arzobispo Marcel Lefebvre:
    «Porque al final, desde el comienzo del pontificado de Pablo VI, la conciencia y la fe de todos los católicos se han enfrentado a un problema grave. ¿Cómo un sucesor de Pedro ha podido en tan poco tiempo causar más males a la Iglesia que la revolución de 1789? (…) ¿Cómo es que el Papa, el sucesor de Pedro, que cuenta con la ayuda del Espíritu Santo, puede oficiar en la destrucción de la Iglesia –la más radical, rápida y generalizada en su historia– algo que ningún heresiarca jamás ha logrado? (…) ¿Tenemos realmente un Papa o un intruso en la Sede de Pedro?» (Declaración del 4 de Agosto de 1976, citada parcialmente en Mons. BERNARD TISSIER DE MALLERAIS, The Biography of Marcel Lefebvre [La Biografía de Marcel Lefebvre], edición inglesa. Kansas City, Missouri: Angelus Press, 2004, pág. 505).
   
Pasemos ahora a la Liturgia de las Horas:
  • A esto se sintetiza el por qué de la memoria:
    «Joánnes Baptísta Montíni, die 26 mensis septémbris anno 1897 in vico Concesio prope Bríxiam natus est. Presbyterátu áuctus die 29 mensis maji anno 1920, ministérium suum Apostólicæ Sedi præstítit, donec Archiepíscopus Mediolanénsis nominatus est. Ad Petri cáthedram evéctus, die 21 mensis júnii anno 1963, felíciter Concílium Vaticánum secúndum perfécit, instauratiónem vitæ ecclesiális promóvit, Litúrgiæ præsértim, diálogum œcuménicum et núntium Evangélii mundo recentióris ætátis. Die 6 mensis augústi anno 1978, Deo spíritum réddidit» (Juan Bautista Montini nació el 26 del mes de septiembre del año 1897 en la localidad de Concesio cerca de Brescia. Promovido al presbiterado el día 29 del mes de mayo del año 1920, realizó su ministerio para la Sede Apostólica, luego fue nombrado como Arzobispo de Milán. Elevado a la Cátedra de San Pedro el día 21 del mes de junio del año 1963, concluyó felizmente el Concilio Vaticano II, promovió la restauración de la vida eclesial, principalmente en la Liturgia, el diálogo ecuménico y el anuncio del Evangelio al mundo contemporáneo. El día 6 del mes de agosto del año 1978, entregó su espíritu a Dios).
    Montini, el santo patrono de los marranos, homosexuales y asesinos, demoledor de la Liturgia y la Doctrina Católica, y enemigo del Estado Católico español, él fue el verdadero mentor y desarrollador del Concilio instalado por su antecesor Juan XXIII bis Roncalli Marzola, ya que todas las declaraciones y constituciones fueron firmadas por Montini. Constituciones y declaraciones que son infalibles para todo aquel que le reconozca como Papa de la Iglesia Católica (no lo es).
      
  • En la lección segunda del Oficio de Lectura (que remplazó los Maitines y Laudes), se echó mano de la alocución de Montini en la jornada del 7 de diciembre de 1965, párrafos 53, 55-56, 58-59 (del original latino, no conocemos si hay traducción oficial española -que la hagan los de la CEE-), alocución que se sintetiza en una sola frase «Para conocer a Dios necesitamos conocer al hombre».
  • A modo de responsorio antes de la Oración (ver en el comentario de la Misa), se toma de Filipenses 4, 8: «℟. Quæcúmque sunt vera, púdica, justa, casta, amabília, bonæ famæ, *hæc cogitáte (T.P. Allelúja). ℣. Si qua virtus et si qua laus, *hæc cogitáte (T.P. Allelúja)» [℟. Todo lo que es verdadero, puro, justo, casto, amable y de buena fama, *eso pensad (T.P. Aleluya). ℣. Si es virtud y es de alabanza, *eso pensad (T.P. Aleluya)]. Todo eso brilla por su ausencia en la vida de Montini.
  • Y como colofón, el el Martirologio se añadirá entre los elogios del día 29 de Mayo (y en primer lugar, que no es lo mismo):
    «Die 29 Maji: Sancti Pauli papæ Sexti, qui, hac die presbyterátu auctus est, dein Archiepíscopus Mediolanénsis, tandem Sedi Románæ eléctus, Concílium Œcuménicum Vaticánum Secúndum diligénter ac felíciter pértulit, renovationémque vitæ Ecclésiæ, sacræ præsértim Liturgíæ, promóvit, œcuménicum diálogum atque Evangélii núntium homínibus huus ætátis curávit, donec die sexto augústi in pace Dómini obdormívit» (Día 29 de mayo: San Pablo VI, que este día [del año 1920] fue promovido al presbiterado, y entonces fue nombrado como Arzobispo de Milán, y al fin electo a la Sede Romana. Concluyó diligente y felizmente el Concilio Vaticano II, promovió la renovación de la vida eclesial, principalmente en la sagrada Liturgia, se preocupó por el diálogo ecuménico y el anuncio del Evangelio al hombre de su tiempo, y el día 6 del mes de agosto [del año 1978], durmióse en la paz del Señor).
    Casi verbátim el por qué de su memoria, y el último engaño resultando peor que el primero. En realidad Montini, quien destrozó el corazón mismo de la Iglesia Católica y atacó la misma razón de ser de España, durante sus últimos años fue asaltado por el remordimiento («No quiero traicionar a Cristo», se le oía decir cual frenético) y murió literalmente con el corazón estallado por un fulminante infarto agudo de miocardio, y su cadáver se descompuso tan rápido de camino a Roma que tuvieron que poner un ventilador para disipar el hedor, e inyectarle formaldehído para que continuara el velorio.
No nos gusta mucho este ejercicio de analizar estas cosas, pero lo hacemos por vosotros, queridos hermanos, para que os apercibáis cuán degenerada es la secta conciliar, y así cuantos estéis aún en el error, lo abandonéis, y los que ya estamos en la verdadera Iglesia «permanezcamos firmes en la guerra, luchando contra la antigua serpiente» (cf. Novena en honor de San Matías, Antífona) y no volvamos atrás.
  
Pidámosle a la Santísima Virgen, Exterminadora de las herejías, que nos ayude a combatir con denuedo al error, aun si tuviéramos que padecer afrentas y la muerte misma, y que por su intercesión nos conceda recibir el galardón celestial de los que combaten por la fe.

JORGE RONDÓN SANTOS
18 de Febrero de 2019.
Lunes de Septuagésima. Conmemoración de San Simeón de Jerusalén y San Flaviano de Constantinopla, Obispos y Mártires, de San Eladio de Toledo, Obispo y Confesor. Fundación y dedicación de la catedral de Nuestra Señora de Laon (Francia) por San Remigio de Réims.

sábado, 16 de febrero de 2019

ESCÁNDALO EN LA INDIA: “OBISPO” ABUSÓ DE UNA MONJA EN 13 OCASIONES

Noticia publicada originalmente por Maria Abi-Habib y Suhasini Raj para de THE NEW YORK TIMES. Vía CATÓLICOS ALERTA.

LAS DENUNCIAS DE VIOLACIÓN A UNA MONJA CONMOCIONAN A LA INDIA
   
KOCHI, India — Cuando el “obispoFranco Mulakkal decidió oficiar la ceremonia de la primera comunión del hijo de Darly, en su templo “católico” en India, su familia estaba llena de orgullo.
  
Franco Mulakkal, “obispo” de Jalandhar (India)
  
Durante la ceremonia, Darly se dio vuelta para ver a su hermana, una monja que trabajaba con el “obispo”, y vio que sus ojos estaban llenos de lágrimas. Supuso que eran lágrimas de felicidad. Después se enteró de las denuncias de su hermana, que afirma que la noche anterior el “obispo” la llamó a su habitación y la violó. La familia dice que no fue el primer ataque, fue un infierno de dos años en los que el “prelado” la violó trece veces.
  
La “Iglesia” reconoció las acusaciones de la monja solo después de que cinco de sus compañeras se rebelaron y la apoyaron públicamente. Querían llamar la atención sobre su búsqueda de justicia durante el último año, a pesar de que habían sufrido una gran presión para que guardaran silencio.
  
Las monjas de un convento en el sur de la India que apoyan a la religiosa que denunció haber sido violada por un “obispo”. (Foto: Samyukta Lakshmi para The New York Times)
   
Solíamos ver a los padres de la iglesia como equivalentes a Dios, pero ya no”, afirmó Darly, con voz temblorosa. “¿Cómo voy a contarle a mi hijo que la persona que nos enseñó sobre lo que está bien y lo que está mal le dio su primera comunión después de cometer un pecado tan terrible?”.
  
Este caso, sucedido en el estado sureño de Kerala, India, forma parte de un problema mayor de la “Iglesia” que recientemente fue admitido por el “papa” Francisco, después de décadas de silencio por parte del Vaticano. La máxima autoridad de la “Iglesia Católica” dijo que el abuso sexual de monjas a manos de clérigos es un problema persistente en la “Iglesia”.
  
En una época en que cada vez menos personas asisten a la iglesia en Occidente, mientras se clausuran parroquias y monasterios en toda Europa y América porque están vacíos, el Vaticano depende cada vez más de lugares como India para que la fe siga creciendo.
  
Los ‘sacerdotes’ y las monjas de India son de suma importancia para la ‘Iglesia Católica’ en Occidente. El entusiasmo de los cristianos de Asia sobresale en comparación con la tibia religiosidad que practican en Occidente”, sostuvo Diarmaid MacCulloch, especialista en historia de la Iglesia en la Universidad de Oxford.
  
Sin embargo, el escándalo en Kerala está dividiendo a los católicos de India, que suman aproximadamente 20 millones, a pesar de ser una minoría relativamente pequeña en una población inmensa.
 
La iglesia de Mar Thoma en Kerala está ubicada en el sitio donde los católicos indios creen que Tomás, el apóstol de Jesús, desembarcó para llevar el cristianismo a la India. La fe está muy arraigada en Kerala. (Foto: Samyukta Lakshmi para The New York Times)
  
Y quizá la historia se complique porque, según la policía del estado de Kerala, más monjas se han atrevido a denunciar actos de abuso sexual a manos de “sacerdotes”. Además, en el distrito Pathanamthitta de Kerala, cuatro “sacerdotes” han sido acusados de chantajear a mujeres durante la confesión, usando la información que les dan para obligarlas a tener sexo con ellos, según Sudhakaran Pillai, jefe del departamento de policía.
  
Si este caso prosigue será un nuevo comienzo, y los ‘sacerdotes’ y ‘obispos’ serán obligados a rendir cuentas”, dijo el “padre” Augustine Vattoly, un “sacerdote” de Kerala que apoyó las acusaciones de la monja y dijo que sus superiores le ordenaron que dejara el asunto o asumiera las consecuencias.
   
La ‘Iglesia’ está perdiendo su autoridad moral”, dijo Vattoly. “Estamos perdiendo la fe de las personas. La “Iglesia” se va a convertir en un lugar vacío si esto continúa. Al igual que en Europa, los jóvenes ya no van a acudir a nosotros”.
 
La iglesia está perdiendo su autoridad moral”, dijo el “padre” Augustine Vattoly, un sacerdote en Kerala. “Estamos perdiendo la fe de las personas”. (Foto: Samyukta Lakshmi para The New York Times)
  
Los detalles de las acusaciones de la monja provinieron de entrevistas con funcionarios de las fuerzas policiales, así como de declaraciones de su familia y de cinco religiosas que atestiguaron hechos en la “Iglesia Católica” siro-malabar, con sede en India pero supeditada al Vaticano.
  
Las copias de las denuncias oficiales que la mujer envió a autoridades eclesiásticas por correo electrónico y postal también fueron puestas a disposición de The New York Times (no se menciona el nombre de la monja y a su hermana solo se le llama por su nombre de pila porque, en la ley india, los medios, incluyendo las organizaciones noticiosas internacionales, no pueden divulgar los nombres de las víctimas de violación).
  
La familia de la monja acusa a Mulakkal, de 54 años, de haberla violado en repetidas ocasiones a lo largo de dos años, a partir del 5 de mayo de 2014.
   
No se pudo contactar al “obispo” para que comentara sobre las acusaciones pero, según funcionarios de la “Iglesia” y la policía de Kerala, él insiste en su inocencia.
  
La monja, que pertenece a la orden religiosa Misioneros de Jesús, informó por primera vez a las autoridades eclesiásticas de los abusos en enero de 2017. Contactó a alrededor de doce funcionarios eclesiásticos como “obispos”, un “cardenal” y a representantes del Vaticano. Algunos le aconsejaron que esperara, asegurándole que la “Iglesia” tomaría medidas. Su familia dijo que otros funcionarios le prohibieron contactar a la policía.
   
Pero la única acción sucedió en septiembre pasado, después de que el silencio de la “Iglesia” motivara a otras cinco monjas a rebelarse y acudir durante varios días al tribunal superior de Kerala para protestar.
  
Las mujeres se sentaron frente a un gran afiche basado en la famosa escultura de La piedad que representa a María sosteniendo en su regazo el cuerpo inerte de Jesús después de la crucifixión. En vez de Jesús, en la imagen estaba el cuerpo sin vida de una monja. En una pancarta se leía: “Justicia para las monjas”.
  
El año pasado, monjas católicas y simpatizantes musulmanas exigieron el arresto del “obispo” Mulakkal ante el Tribunal Superior de Kochi. (Foto: Agence France-Presse — Getty Images)
  
Aproximadamente dos semanas después de que iniciaron las protestas, el Vaticano depuso a Mulakkal de sus deberes administrativos. Al día siguiente, el 21 de septiembre, la policía de Kerala lo arrestó.
  
En retrospectiva, la ‘Iglesia’ debió actuar apenas haberse enterado de que se había cometido un delito. Si la monja pensaba que la Iglesia no hacía lo correcto, debió acudir antes con la policía”, afirmó el “padre” Paul Karendan, un vocero de la arquidiócesis que supervisa las oficinas centrales de la “Iglesia” siro-malabar.
  
Karendan dijo que al principio la “Iglesia” fue muy lenta para actuar, pues creían que la monja simplemente se oponía a las órdenes de transferencia dadas por Mulakkal.
  
El “obispo” Franco Mulakkal, al centro, después de haber sido interrogado por la policía en Kochi, India, el año pasado. (Foto: Prakash Elamakkara / Associated Press)
   
Cuando salió libre bajo fianza en octubre, al regresar a su diócesis Mulakkal recibió una calurosa bienvenida y fue aclamado por la gente bajo una lluvia de pétalos. Su iglesia puso una pancarta grande con su foto en la que se le daba una “calurosa bienvenida”.
   
Un policía de alto rango que investiga el caso dijo que las autoridades tenían suficiente evidencia para demostrar que Mulakkal había violado a la monja intimidando luego a su familia y a las de las religiosas que participaron en la protesta para silenciarlas. El policía habló sobre el caso con la condición de mantener su anonimato, pues el informe policíaco final será presentado en febrero, antes de que comience el juicio.
  
Estamos destrozadas. La ‘Iglesia’ a la que le hemos dado nuestras vidas ni siquiera nos escucha”, se lamentó Anupama Kelamangalathuveli, una monja que trabajó en el convento en la misma época en que la religiosa dijo que había sido violada. “Esta pelea no es solo por nosotras”, agregó. “La ‘Iglesia’ tiene que escuchar a las mujeres y no solo a los sacerdotes y obispos”.
   
Según su familia y otras religiosas, en noviembre de 2017, el “cardenal” George Alencherry le dijo a la monja que no llevara su caso a los medios o a la policía. Los representantes de Alencherry no respondieron a las reiteradas solicitudes de comentarios para este artículo.
   
Desesperada, la mujer decidió llevar su caso directamente al Vaticano y le escribió al representante del “papa” en la India, el “arzobispo” Giambattista Diquattro.
   
Apenas llegué a la habitación, me jaló hacia él. Quedé estupefacta y aterrada por esta acción suya. Hice todo lo que pude por zafarme, pero fue en vano. Me violó de una manera brutal”, se lee en una carta que la monja le escribió a Diquattro el 28 de enero de 2018.
  
En la misiva se acusaba a Mulakkal de intimidarlas a ella y otras personas para que guardaran silencio; luego se explicaba cómo se había quejado con diversas autoridades eclesiásticas que no habían hecho nada al respecto. Reiteradas solicitudes a Diquattro, vía telefónica y por correo electrónico, para incluir sus comentarios en este artículo no fueron respondidas.
   
A lo largo de más de un año de esfuerzos para conseguir ayuda dentro de la “Iglesia”, ella les contó a otras cinco monjas que vivían con ella en el convento, St. Francis Mission Home, escondido entre la abundante jungla de la Kerala rural. Después llegaron a un punto crítico.
   
En abril del año pasado, las cinco —algunas habían sido transferidas a otros conventos— desafiaron las reglas de la “Iglesia” y se escaparon de sus residencias en otras partes de India, tomaron autobuses y trenes para viajar cientos de kilómetros, buscando el apoyo de su hermana.
  
Ahora las religiosas están presentando demandas civiles en contra de funcionarios eclesiásticos en India, pues afirman que tratan de intimidarlas para que dejen el caso o ignoren las acusaciones de violación. Las monjas siguen en St. Francis e ignoran las insistentes órdenes de autoridades de la “Iglesia” que el mes pasado les exigían separarse. El sábado, debido a que las monjas planeaban hacer otra protesta pública, la “Iglesia” revocó esas órdenes, así que las monjas obtuvieron una pequeña victoria.
   
Hicimos un voto para pertenecer a una congregación, para que la congregación se convirtiera en nuestra familia”, dijo la hermana Josephine Villoonickal, una de las religiosas, que recibió instrucciones de regresar a su convento en la parte norte de Jharkhand, a unos 2400 kilómetros de distancia. “Ahora tratan de destruir esta familia”.

LA PERSECUCIÓN EN INGLATERRA CONTRA LOS CATÓLICOS FUE MUCHO PEOR QUE LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA

Por César Cervera para ABC (España).
    
LA BRUTAL PERSECUCIÓN DE CATÓLICOS EN INGLATERRA: LA HISTORIA DE TERROR QUE EMPEQUEÑECE A LA INQUISICIÓN
La represión religiosa contra cristianos provocó en Inglaterra más muertos que en España, donde «murieron acusados de herejía menos personas que en cualquier país de Europa».
    
Prisión y muerte de los diez miembros de la cartuja de Londres - Museo Nacional del Prado.
  
Enrique VIII inició la persecución de católicos en 1534 con el Acta de Supremacía, que le proclamaba a él jefe absoluto de la Iglesia de Inglaterra y declaraba traidores a cualquiera que simpatizara con el Papa de Roma. Una larga lista de altos cargos de la Iglesia rechazaron este acta y fueron correspondientemente ejecutados, entre ellos Tomás Moro y el obispo Juan Fisher. Todas las propiedades de la Iglesia pasaron a manos reales.
    
La Inquisición española permanece hoy como el máximo exponente de la intolerancia religiosa en el imaginario popular. La leyenda negra, cuyos cimientos dieron forma la propaganda holandesa e inglesa, ha contribuido mucho a afianzar esta idea, escondiendo bajo el altillo los datos que demuestran que la persecución religiosa durante los siglos XVI y XVII en el resto de Europa alcanzó cifras aterradoras. Cuando se dice que la Inquisición era uno de los tribunales europeos que ofrecían más garantías procesales, muy por encima de la justicia civil, significa literalmente que en algunos países la intolerancia se ejerció sin frenos ni cortapisas legales.
   
Isabel I era el fruto de un matrimonio que había iniciado un cisma en la Iglesia, lo que la convertía en una bastarda en caso de que se malograra la causa anglicana. La «Reina Virgen» no escatimó en violencia para mantenerse en el poder y reducir a cenizas el resurgimiento del catolicismo que Felipe II y su esposa inglesa, María Tudor, soñaron a mediados del siglo XVI.
   
Un baño de sangre por la intolerancia religiosa
El reinado de Isabel I comenzó restableciendo el Acta de Supremacía, que designaba obligatoria la asistencia a los servicios religiosos del nuevo culto. En caso de faltar, las sanciones iban desde los latigazos a la muerte. El Estado, no vano, promocionaba un sistema de delaciones por el que aquellos que no denunciaban a sus vecinos podían acabar en la cárcel. El objetivo no solo eran los católicos, sino también los calvinistas, cuáqueros, baptistas, congregacionistas, luteranos, menoninatos y otros grupos religiosos que, en la mayor parte de los casos, se vieron obligados a huir a América. Solo en tiempos de Carlos II de Estuardo más de 13.000 cuáqueros fueron encarcelados y sus bienes expropiados por la Corona.
    
En 1535, en plena ola de represión fueron descuartizados los monjes de la Cartuja de Londres con su prior, John Houghton, a la cabeza. Fueron ahorcados y mutilados en la tristemente célebre plaza de Tyburn, a modo de ejemplo contra una orden caracterizada por su austeridad y sencillez. El balance fue de 18 hombres, todos los cuales han sido reconocidos oficialmente por la Iglesia Católica como verdaderos mártires. Asimismo, el fracaso de una rebelión católica contra el Rey se saldó en 1537 con la condena a muerte de otras 216 personas, 6 abades, 38 monjes y 16 sacerdotes.
    
El sufrimiento cambió un tiempo de bando con la llegada al trono de María Tudor una vez fallecido su único hermano varón, Eduardo VI. La «reina sanguinaria» nunca olvidaría que con el divorcio de sus padres, en 1533, tuvo que renunciar al título de princesa y que, un año después, una ley del Parlamento inglés la despojó de la sucesión en favor de la princesa Isabel. Bajo el reinado de María y su marido Felipe II de España, se ejecutaron a casi a 300 hombres y mujeres por herejía entre febrero de 1555 y noviembre de 1558. Muchos de aquellos perseguidos estuvieron involucrados en la traumática infancia de María, empezando por Thomas Cranmer, quien siendo arzobispo de Canterbury autorizó el divorcio de Enrique VIII y Catalina de Aragón.
   
La prematura muerte de María llevó al poder a su hermana Isabel en 1558. La esposa de Felipe II designó heredera en su testamento a su hermana con la esperanza de que abandonase el protestantismo, sin sospechar que aquello iba a suponer el golpe de gracia al catolicismo en las Islas británicas. En poco tiempo Isabel revirtió todos los esfuerzos del anterior reinado y se lanzó a una caza de católicos a lo largo de todo el país. Como explica María Elvira Roca Barea en su libro «Imperiofobia y leyenda negra» (Siruela), las persecuciones de católicos ingleses provocaron 1.000 muertos, entre religiosos y seglares, en contraste con lo ocurrido en España, donde «murieron acusados de herejía menos personas que en cualquier país de Europa».
      
El sistema de denuncias vecinales inglés 
En 1585, el Parlamento dio un plazo de 40 días para que los sacerdotes católicos abandonaran el país bajo amenaza de muerte y se prohibió la misa incluso de forma privada. No obstante, la represión aumentó con el fracaso de la Gran Armada de Felipe II en 1588 y el sistema de delación alcanzó niveles «que nunca soñó la inquisición». Como apunta Roca Barea, el sistema de espionaje vecinal permitió un estricto control individual y de los movimientos y viajes de conocidos, parientes y viajeros. La represión logró borrar definitivamente de Inglaterra el catolicismo en cuestión de diez años.
   
Toda una serie de supuestos complots católicos, siempre confusos y basados en rumores, justificaron que la Corona recrudeciera la represión de forma periódica. El gran incendio de Londres de 1666 fue achacado a los católicos y desencadenó una nueva persecución. Entre 1678 y 1681 una supuesta conjura católica atribuida a Titus Oates dio lugar a otras feroces cazas.
   
En paralelo a estos sucesos, Irlanda empleó el catolicismo como forma de resistencia al dominio inglés. La religión solo era un factor más en la guerra por mantener a Inglaterra a una distancia prudencial, pero elevó la violencia y el odio hasta convertir el conflicto en un baño de sangre. Se calcula que un tercio de la población irlandesa sufrió las consecuencias mortales de que Irlanda se implicara en la guerra civil de 1636 entre monárquicos y republicanos ingleses. Oliver Cromwell no tuvo nunca piedad con los rebeldes irlandeses vinculados al catolicismo, confesión hacía la que sentía cierta aversión personal.

viernes, 15 de febrero de 2019

NOVENA EN HONOR A JESÚS NAZARENO CON LA CRUZ A CUESTAS

Novena compuesta por el Padre Fray José de San Juan OP, maestro de novicios en el Convento de Santo Tomás de Madrid.
   
MODO DE HACER LA NOVENA
Esta Novena se puede hacer cuando a cada uno le pareciere; y especialmente cuando se viere en algún conflicto, o cuando se hallare necesitado de alcanzar de Nuestro Señor alguna gracia o favor. Para lo cual el tiempo más oportuno será en los nueve Viernes que hay desde el primero antes de Septuagésima hasta el último antes de Ramos, o en los nueve días consecutivos desde el Viernes antes de Septuagésima, o en cualquier otro tiempo del año, según instare la urgencia o necesidad de cada uno. El lugar docnde se ha de hacer esta Novena, será en la Iglesia donde hubiere Altar o Capilla en donde esté la imagen de Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas; y si no se pudiere, la hará cada uno en su casa, delante de alguna Imagen o Estampa que represente este Paso.
  
El día primero, en el cual se ha de dar principio a esta Novena, se ha de limpiar primero la conciencia examinándola diligentemente, y se confesará y recibirá la Sagrada Comunión, y la misma diligencia se hará el día último. Esto se entiende cuando la Novena se hiciere en nueve días consecutivos. Pero cuando se haya de hacer en nueve Viernes, será muy adecuado confesar, y comulgar en cada uno de ellos, y en aquel día ayunar, y hacer alguna abstinencia, partiendo de su comida con algún pobre. Lo que se ha de meditar en el ejercicio de este Novenario, será algún Paso de lo que sucedió a Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas, desde que salió de la casa de Pilatos, hasta llegar al monte Calvario, según el orden que va señalado.
  
En llegando la hora del ejercicio de la Novena, te pondrás de rodillas delante de la Santa imagen, y te persignarás del modo acostumbrado. Y luego con todo rendimiento y humildad le pedirás perdón de tus pecados, la oración que se pone en su lugar; y juntamente licencia para comparecer y ponerte en Su presencia, avergonzándote de que por causa de tus pecados va el Señor cargando con aquella Cruz a dar la vida en ella en el monte Calvario. Córrete; y duélete el ver aquel amantísimo Señor en tantas congojas, tristezas, y dolores, en las cuales tus culpas le han constituido.
  
NOVENA EN HONOR A JESÚS NAZARENO CON LA CRUZ A CUESTAS

   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ORACIÓN PREPARATORIA
Jesús Nazareno, Criador y Redentor mío, a quien me humillo, y en cuya presencia conozco debo ser vilmente despreciado, por haberos sido ingrato, desagradecido y olvidadizo de tan grandes beneficios como me habéis hecho, padeciendo por mí gravísimas culpas, tantos trabajos, especialmente los dolores que sufristeis, cuando cargaron sobre vuestros delicados hombros esa muy pesada Cruz, para rendir en ella la vida en el monte Calvario: Me pesa, Señor, de todo corazón de haberos ofendido. Pésame, Señor, de haber sido yo la causa de que llevéis esa Cruz, sufriendo tantos dolores, amarguras, y congojas. Pésame de mi ingratitud y descuido, y de no haberos dado continuamente rendidas gracias por tan grandes beneficios. Dadme licencia, Señor benignísimo, para comparecer y ponerme en vuestra presencia, aunque bien conozco soy indigno de tan grande beneficio, así por mis gravísimos pecados, como porque soy polvo y ceniza. Señor, perdonadme. Y pues no deseáis la muerte del pecador, sino que se convierta y viva, yo me convierto a Vos y deseo vivir en adelante, según vuestra Santa Ley, y seguir vuestros pasos, sin perderos de vista hasta la hora de mi muerte. Señor, dadme vuestra bendición, y recibidme en vuestra gracia, como a otro hijo Pródigo. Sea mi abogada vuestra Santísima Madre la Virgen Purísima Santa María. Así sea, Señor. Amén Jesús.
   
Acabada esta Oración, harás ante la Imagen de Jesús Nazareno una profunda reverencia, inclinando la cabeza muy devotamente, y puesto otra vez, como antes, delante de la Santa Imagen, meditarás el Paso siguiente.
   
DÍA PRIMERO
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo el Señor oyó la sentencia inicua que dio Pilatos para que fuese crucificado; y al punto le quitaron aquellos verdugos la Púrpura y el Alba que por desprecio le vistió Herodes, y le volvieron a poner los vestidos suyos propios, para que así caminando al lugar del suplicio, fuese mejor de todos conocido. Y sacándole fuera, le echan una soga al cuello, como a malhechor, y le cargan la pesada Cruz, para que el mismo Señor la lleve a cuestas.
  
Detente en esta meditación, y no sea de paso, antes sí procurando penetrarla, y considerando con estudio, diligencia y atención lo que allí sucedió, y la humildad y obediencia del Señor, para que así se mueva tu voluntad a un afecto y sentimiento de lo mucho que por ti padeció. Síguele los pasos sin perderle de vista.
   
Después de haber meditado el Paso precedente, leerás con atención lo que dijo el Profeta Real en el Salmo 3 en nombre de nuestro Redentor según los Sagrados Expositores, y es lo siguiente:
«Mira, Señor, y Padre mío, cómo se han multiplicado mis enemigos y perseguidores. Muchos en gran manera se han conspirado, y levantado contra mí, para hacerme todo pesar y molestia, hasta quitarme la vida. Los más de ellos me improperan y me hieren, diciendo: “No hallarás salud en tu Dios, en quien dices tienes confianza, ni salvará tu alma de nuestras manos”. Mas tú, oh Padre mío, eres mi defensor, mi protector, mi libertador. En estas tribulaciones y persecuciones constituido, con grande afecto, a ti, Señor, levanté la voz, y tú desde el alto trono de tu gloria, en donde resides, en tu magnificencia, en medio de tus Ángeles, oíste mi clamor».
  
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías, e inmediatamente la siguiente.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Dulcísimo Jesús Nazareno, Señor y Redentor mío, que llevando sobre tus hombros tan pesada Cruz, caminas al monte Calvario, para ser en ella enclavado: Yo, miserable pecador, que fui, y soy la causa de tus dolores y Pasión, te alabo, y doy gracias, aunque muy desiguales a tan grande beneficio, porque como manso Cordero, pacientísimamente la recibiste, y llevaste al lugar de la pasión. Ahora, Señor, se verifica lo que dijo el Profeta Isaías, que tu dominio y principado le tenías sobre los hombros. Ahora también la figura del obediente Isaac, que al mandato de su padre, llevó al monte la leña para ser con ella sacrificado. Alabo, Señor, y bendigo tu admirable paciencia, pues por mandado de Pilatos, cuando así caminabas al suplicio, iba delante uno de aquellos Sayones proclamando la sentencia que dio contra ti aquel maldito juez. ¿Quién podrá referir, Señor, los empellones y golpes que en el camino recibiste de aquellos crueles soldados? ¿Cuantos oprobios oíste de aquel grande concurso de pueblos que iba en vuestro seguimiento? ¿Cuántos haciendo burla, os arrojaban a la cabeza y a la cara lodo, y otras inmundicias? Pero vos, Señor, como inocente Cordero inclinando la cabeza, a todo callabais, y así caminabais. Oh buen Jesús, cuántas ignominias toleraste; pues no contentos aquellos malvados con que fueses cargado con la Cruz, quisieron también te acompañasen dos famosos Ladrones. Pero no se lee de ellos llevasen Cruz alguna, para que así fueses tenido por más malvado que ellos.
  
¿Pues qué hiciste tú, oh Dulcísimo Señor, porque así fueses juzgado? ¿Qué cometiste, inocentísimo Cordero, porque así fueses tratado? Verdaderamente, Señor, yo soy la llaga de tu dolor, y la ocasión de tu muerte. Yo cometí la maldad, y tú sufres el castigo. Yo hice los pecados, y tú te sujetas a los tormentos. Yo me ensoberbecí, y tú eres humillado. Yo fui el desobediente, y tú hecho obediente hasta la muerte y así pagas la culpa de mi desobediencia. Ruégote piadoso, Señor, me concedas que merezca yo ser enclavado en vuestra Cruz por penitencia de mis pecados. Dadme que acabe yo mi vida en tu servicio. Yo, Señor, me entrego a ti, y me pongo debajo de tu protección. Defiende a este pobre siervo tuyo de todos los males. Enseña y alumbra mi entendimiento, gobierna esta mi alma, rige mis potencias y sentidos, fortalece mi espíritu contra la desordenada flaqueza de mi corazón, dadme Fe cierta, esperanza firme y caridad pura y perfecta, y que en todo lugar y tiempo cumpla tu Santa voluntad. Señor, aparta de mí, y de todos los Fieles todo lo que te desagrada, y concédenos todo lo que contenta a tus beatísimos ojos; y haz que seamos tales, cuales lo quieres que seamos. Encomiéndote a mis padres, hermanos, parientes, bienhechores, amigos, y a todos aquellos por quien debo rogarte. Encomiéndote a toda tu Iglesia, y a nuestros Católicos Monarcas. Haz que todos, Señor, te sirvan, todos te conozcan, todos te amen, y entre sí se amen. Apaga las herejías, convierte a la Fe a todos los que aún no tienen conocimiento de tu Santo Nombre: danos paz entre los Príncipes Cristianos, y consérvanos en ella, así como tú lo quieres, y a nosotros conviene. Debajo de tu fiel amparo encomiendo todas tus criaturas, para que a los vivos concedas gracia, y a los difuntos eterno descanso. También, Señor, te pido me concedas el favor que solicito conseguir de tu piedad en esta Novena, si conviniere para tu gloria, y para salvación de mi alma. Oh gloriosa Reina de los Ángeles, oh Santos y Santas de Dios; sed mis medianeros y abogados, rogad al Señor por mí, para que por Vuestros méritos y oraciones, sea yo de Dios favorecido ahora, y en la hora de mi muerte. Amén Jesús.
  
Sea bendito y alabado el Santísimo Sacramento del Altar, y la Virgen concebida sin pecado original.
  
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
DÍA SEGUNDO
Por la señal...
Oración preparatoria
  
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo iba Jesús Nazareno agobiado con la carga y peso de la Cruz, y así va caminando lleno de afán y congojas. Y a ese tiempo uno de aquellos Sayones iba delante pregonando la sentencia del malvado Pilatos. Compadécete de aquel Señor cuanto pudieres, pues está puesto en tantas angustias: Y cierto bien hicieras, si ayudaras a tu Dios y Señor. Anímate, y dile: «Dadme, Señor, esa Cruz, que yo la llevaré».
  
Después de haber meditado el Paso precedente, leerás con atención lo que dijo el Profeta Real en el Salmo 21 en nombre de nuestro Redentor, y es lo siguiente:
«Yo comparezco, no como hombre, sino antes como pobre y misérrimo gusano, de quien nadie se compadece, porque soy tratado con modos indignísimos: así como sobre el gusano no se halla de nadie misericordia alguna. Estoy hecho oprobio y escarnio de los hombres, y desprecio de la ínfima y vilísima Plebe. Varón de dolores, y científico en las debilidades y flaqueza de fuerzas: como leproso y despreciado, al modo que si fuera uno de los hombres más bajos, que ni tiene buen aspecto, ni decencia, ni honra, ni hermosura».
  
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías. La Oración «Dulcísimo Jesús Nazareno…» la rezarás todos los días.
   
DÍA TERCERO
Por la señal...
Oración preparatoria
  
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo caminando el Señor con la Cruz, muchos del concurso de la gente, escarneciendo y burlando de su Majestad, le arrojaban a la cabeza y a la cara lodo, y otras inmundicias; y cómo el Señor, como Cordero inocente, callaba y sufría, sin que se le oyese queja contra alguno, como refiere San Bernardo. Repara bien en este Paso, y avergüénzate de tu poca paciencia cuando se ofrece alguna ocasión, por ligera que sea, pues luego saltas y te quejas.
  
Después de haber meditado este Paso del modo que se te ha dicho, leerás lo que dijo el Profeta Real en el Salmo 21 en nombre de nuestro Redentor, y es como se sigue:
«Todos los que me vieron en esta miseria, al pasar por el camino, mostraron contra mí señas de befa y escarnio. Con sus labios pronunciaron denuestos, vituperios, injurias y blasfemias sin respeto alguno. Y en señal de su burla y desprecio, movían hacia mí sus cabezas, como alegrándose de mi calamidad, y protestando ser este castigo muy digno y debido a mis delitos».
  
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías. La Oración «Dulcísimo Jesús Nazareno…» la rezarás todos los días.
    
DÍA CUARTO
Por la señal...
Oración preparatoria
  
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo María Santísima, afligida Madre, llena de tristeza y lágrimas, por la multitud del Pueblo, no podía dar alcance a su querido Hijo, atajando el camino real, se entró en otra senda más compendiosa, acompañada de San Juan Evangelista y de sus devotas compañeras: y encontrándose fuera de la puerta de la Ciudad, viéndole cargado de tan grande y pesado madero, de pura angustia quedó traspasada de dolor, y no pudo decirle palabra alguna, ni tampoco el Señor a su Madre, porque iba apresurado y atropellado de los sayones. Creo que esta Señora diría entre sí: «¡Oh Hijo mío carísimo! Solo caminas al suplicio a ser por todos sacrificado. ¿Cómo no te sale al encuentro Pedro, el cual dijo que moriría por ti? ¿Dónde está Tomás, que dijo a sus condiscípulos: “Vamos todos, y demos con él la vida”? A ninguno de estos veo. Tú solo eres llevado al monte Calvario, ¡tú solo, Hijo mío y Dios mío!».
   
Después de haber meditado este Paso, leerás lo que dijo el Profeta Real en el Salmo 21 en nombre de nuestro Redentor, y es como se sigue:
«Señor, tú eres mi Padre y único Autor de mi origen humano, que hiciste con operación Divina, que yo naciese según la carne, del vientre de la Virgen mi Madre, sin ayuda ni humano concurso; y desde entonces siempre te conocí, siempre te reverencié, siempre esperé en ti. Siempre te tuve por mi Padre y mi Dios. Pues, Señor, no te apartes de mí, ni me dejes solo, como piensan éstos, que así me afligen. Por lo cual, rendido a tu presencia, pido me socorras. La tribulación es muy grande, y por todas partes me cercan angustias. No hay quien me socorra, ni alivie, porque todos los discípulos y conocidos han huido de mí. Y si hay algunos que quieran ayudarme, no pueden por la fortaleza, rabia y furor de los enemigos».
  
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías. La Oración «Dulcísimo Jesús Nazareno…» la rezarás todos los días.
  
DÍA QUINTO
Por la señal...
Oración preparatoria
  
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo prosiguiendo el Señor su camino con la pesada Cruz, viendo cómo le iban siguiendo las mujeres de la Ciudad, observando aquel espectáculo tan cruel, se lamentaban y lloraban a nuestro Redentor; el cual, volviéndose hacia ellas, les dijo que no llorasen por él sino por sus pecados, y por los de sus hijos. Y les predijo y profetizó la destrucción y estragos de Jerusalén: Llora tú ahora tus pecados delante del Señor, y pídele que no destruya el Pueblo donde vives, por los tuyos.
  
Después de haber meditado este Paso, leerás con atención lo que dijo el Profeta Real en persona de nuestro Redentor en el Salmo 21, y es como se sigue:
«Estos cruelísimos enemigos han dilatado y abierto su boca contra mí, al modo de un león que desea arrebatar la presa dando bramidos, para aterrar con el ruido los demás animales. Van pregonando que soy engañador de la gente, turbador del Pueblo, rebelde a las potestades, blasfemador de Dios; y según la ley, dicen, que soy reo de muerte. Yo, con tan enorme pasión y amargura de penas con que me afligen, estoy destituido de fuerzas, como el agua derramada, que no teniendo consistencia, corre y se desliza. Con tal acerbidad de los tormentos, mis huesos han enfermado, perdieron su primera fuerza y robustez. Mi corazón oprimido con la excesiva angustia de los tormentos, en medio de mi Cuerpo, como si fuera de cera, que con el calor del fuego se desata y derrite, así ha perdido su firmeza, solidez y entereza. Pero tú, oh Padre mío, que siempre estás conmigo, a mí, que me hallo en tanta aflicción y desconsuelo, no me niegues tu auxilio, socorro y protección, y atiende a mi defensa».
  
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías. La Oración «Dulcísimo Jesús Nazareno…» la rezarás todos los días.
  
DÍA SEXTO
Por la señal...
Oración preparatoria
  
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo acercándose el Señor hacia el Calvario, le salió al encuentro una Piadosa mujer, que se llamó Verónica, y compadecida de su Majestad, se quitó el velo de su cabeza, y se le ofreció para que limpiase su cara, rociada de sangre y afeada con las inmundas y sucias salivas de aquellas infernales bocas, el cual piadoso oficio aceptó y aprobó su Majestad graciosamente; y aplicando el lienzo a su cara, imprimió en él la efigie de su forma y figura en testimonio del amor y beneficio de aquella piadosa mujer (como refiere el cardenal Baronio en su tomo I, año 34 de Cristo).
  
Después de haber meditado este Paso, leerás lo que dijo el Profeta Real en persona de nuestro Redentor en el Salmo 21, que dice así:
«Señor, sálvame de la boca de estos pésimos leones, y de su maligna potestad, los cuales, con la autoridad y señorío que ahora se les ha concedido para injuriar, burlar y escarnecer de mí, se parecen a los unicornios terribles y formidables estos mis enemigos rabiosos. Libra mi alma de la potestad de estos perros furibundos, que con sus mordiscos y dientes inhumanos, piensan quitarme la vida. Yo anunciaré y cantaré la gloria de tu nombre, y después de mi Pasión me manifestaré y mostraré vivo a mis hermanos los Apóstoles y Discípulos en muchos argumentos, y por espacio de cuarenta días me apareceré a ellos, y hablaré acerca del Reino de Dios. Y yo haré que por ellos seas tú alabado y glorificado en medio de toda la Iglesia de los fieles. Y los enviaré por el universo mundo, hasta lo último de la tierra, para que a todos los que creyeren y fueren bautizados en el nombre de la Trinidad, enseñen a guardar tus preceptos y tu verdad, pues para predicarla y públicamente afirmarla me enviaste al Mundo».
  
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías. La Oración «Dulcísimo Jesús Nazareno…» la rezarás todos los días.
  
DÍA SÉPTIMO
Por la señal...
Oración preparatoria
  
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo prosiguiendo el Señor su camino hacia el monte Calvario, y llegando a un espacio o sitio, que se llama Trivio, porque es término de tres caminos o sendas; y no pudiendo ya su Majestad pasar adelante con la Cruz, así por su grande pesadez, como también por su flaqueza y debilidad originada de los crueles azotes y la Corona de Espinas que le tenían desangrado, temiendo los Judíos no se impidiese la sentencia de la muerte de Cristo, o que muriendo en el camino, escapase de la deshonra y muerte de Cruz, compelieron y obligaron a Simón Cirineo para que se la quitase y la llevase cargando con ella, detrás del Redentor. Advierte que no la lleva de buena gana, llégate a él con ánimo, y dile: «Entregadme, Simón, esa Cruz, que yo la llevaré».
   
Después de haber meditado el Paso antecedente, leerás atentamente lo que dijo el Profeta Real en persona de nuestro Redentor en el Salmo 68, que dice así:
«Puesto en tantas angustias, clamé con voz alta y ensalzada, invocando auxilio: y en este clamor me hice grande fuerza, quise esforzarme para clamar más eficazmente, y por la demasiada fuerza que hice, mis fauces se han parado roncas, de tal suerte que apenas puedo ya despedir el aliento. Crece más y más el número de mis enemigos, y en gran manera se han multiplicado los que me aborrecen y persiguen sin causa, fuera de toda razón, contra toda equidad; y por ser tantos estos mis perseguidores, no pueden todos numerarse, así como ni tampoco pueden contarse los cabellos de mi cabeza. Los enemigos han prevalecido contra mí, y así encendidos en ira, me veo obligado a pagar lo que no hurté. Soy forzado a sufrir pasiones y aflicciones como malhechor, las cuales no merecí, ni pagar la pena por la culpa, que no cometí; así como uno que está inocente del hurto, que le obligan a que pague la pena y sea reo de tal hurto. Oh Señor y Dios mío, ante cuyos ojos todas las cosas están desnudas y patentes, tú sabes bien si se halla en mí la insipiencia y malicia que me contraponen, pregonando que soy blasfemo, engañador, sedicioso, y otras muchas cosas. Nada se te oculta. Bien sabes mi inocencia y mi justicia, y que todo esto que cae sobre mí, sin culpa mía lo sufro».
 
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías. La Oración «Dulcísimo Jesús Nazareno…» la rezarás todos los días.
  
DÍA OCTAVO
Por la señal...
Oración preparatoria
  
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo habiendo llegado los Soldados con el Redentor a las raíces del monte Calvario, se detuvieron algún tanto: y como sienten algunos Autores, no sin probabilidad, allí le dieron a Su Majestad a beber vino mirrado, o mezclado con hiel. Considera cómo aunque era costumbre el dar a los condenados a muerte a beber; pero era de un vino generoso, para que así cobrasen aliento y animo: mas a Jesús no le quisieron dar ese alivio, antes como enemigos, ajenos de piedad, mezclaron mirra en el vino, para que no le sirviere de recreación, sino de mayor pena y tormento (como refiere Francisco Cuaresmio en el libro quinto de la Elucidación de la Tierra Santa, cap. XIII, págs. 394 y 454)
  
Después de haber meditado este Paso, leerás lo que dijo el Profeta Real en Nombre de nuestro Redentor en el Salmo 68, que dice así:
«Tú, ¡oh Padre y Señor!, sabes muy bien los improperios y contumelias con que mis adversarios me han ofendido. Tú sabes mi confusión, empacho y rubor. ¡Cuántas cosas ignominiosas y feas les toleré y sufrí, cómo me han escarnecido, de qué modo me han traído de lugar en lugar con ignominia pública, cómo me han acusado con testimonios falsos, y cuántas contumelias me han fulminado e impuesto particular y públicamente, contra toda verdad y justicia! Mas yo aparejado y dispuesto estoy para todo cuanto permitieres y en cuantas cosas les dieres potestad, y de tal suerte no aborrezco estas aflicciones y angustias, que antes bien mi espíritu, con amor vehemente, tuvo deseo de beber este cáliz que me has preparado. Puse la consideración a ver si alguno mostrase alguna seña de compasión a mí, constituido en tantas tribulaciones, y no le hallé, porque la turba universal, movida y excitada contra mí, del odio de los Príncipes de los Sacerdotes, no cesaba de clamar que me quitasen la vida. Esperaba si acaso viniese alguno a consolarme, y no pude conseguir quien entre semejantes angustias me consolase. Pero Señor, lo que excede toda crueldad y malicia es que en medio de aquellas aflicciones y congojas, habiendo llegado al lugar del suplicio, siendo así que los hombres suelen usar de misericordia para con los reos, y para confortar su corazón, darles a beber una copa de vino dulce y generoso, estos cruelísimos enemigos insaciables de mi Pasión, me dieron a beber acedo vinagre y vino mezclado con hiel, sin moverse en tanta miseria de alguna misericordia».
  
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías. La Oración «Dulcísimo Jesús Nazareno…» la rezarás todos los días.
   
DÍA NOVENO
Por la señal...
Oración preparatoria
  
MEDITACIÓN: Este día meditarás cómo habiendo ya llegado al sitio y lugar del suplicio nuestro Redentor, aquellos malvados Sayones le quitaron inhumanamente las vestiduras, renovándole las Llagas y dolores, porque estaban ya apegadas al cuerpo herido con la sangre espesa y cuajada; todo lo cual fue causa de que se le renovasen los dolores mucho más que al principio y se enterneciesen las llagas con derramamiento nuevo de sangre. Considera cómo así desnudo, lleno de llagas, expuesto al frío y al viento, le sientan sobre una piedra, mientras disponen lo que era necesario para crucificarle; y cómo en el entretanto los Soldados repartieron entre sí los vestidos del Señor, y echaron suertes acerca de la Túnica inconsútil (como dice Cristián Adricomio en la Descripción de Jerusalén, n. 250).
   
Después de haber meditado este Paso, leerás lo que dijo el Profeta Real en el Salmo 21, y es como se sigue:
«Cercado me han mis enemigos con maliciosa envidia y enojo implacable, y como perros rabiosos despedían contra mí ladridos formidables, pidiendo con gritos destemplados me quitasen la vida. Traspasaron con clavos mis manos y mis pies, afijándome cruelmente en la Cruz: para lo cual extendieron sobre ella, sin lástima ni compasión, mi tierno y delicado Cuerpo, de tal modo que los circunstantes podían fácilmente numerar y contar todos mis huesos, porque con aquella extensión tan violenta así salían hacia fuera, que distintamente y sin dificultad podían registrarse. Gloriándose, pues, y alegrándose de la maldad que conmigo habían ejecutado, se ponían enfrente y me miraban enclavado en la Cruz, y pendiente en lo alto de ella, alegrándose de ver cumplido su deseo. Y aquellos Ministros; que lo fueron de mi crucifixión, apoderándose de mis vestidos, los dividieron entre sí, haciendo de ellos cuatro partes, para cada uno de ellos la suya, y echaron suertes sobre mi vestido interior, que era la Túnica inconsútil, la cual era toda unida, y. tejida desde encima, sin costura alguna, toda de una pieza, y por eso no quisieron romperla ni cortarla, sino que a quien cayese la suerte, se la llevase entera. Pero tú, Señor y Padre mío, a mí que estoy en tan grande aflicción y desconsuelo, no me niegues tu auxilio, atiende a mi defensa. No me dejes en el sepulcro en poder de la muerte, como piensan mis enemigos, sino antes bien, pasados tres días, resucítame, para que triunfe de ellos».
  
Después dirás tres Padres nuestros y tres Ave Marías. La Oración «Dulcísimo Jesús Nazareno…» la rezarás todos los días.

jueves, 14 de febrero de 2019

TRES CASOS PROFÉTICOS DEL DR. PLINIO

Artículo de Ignacio Alday para PERISCOPIO.
  
  
Una de las características de Plinio Corrêa de Oliveira era su profetismo. Resumidamente podría sintetizarse en un carisma para liderar a los hijos de la luz en la lucha contra los hijos de las tinieblas, lo que equivale a decir liderar la Contrarrevolución mundial. Para esto la Providencia le dotó de un discernimiento de los espíritus en las almas, en los pueblos, en las cosas, en la historia, etc. Eso pudieron comprobarlo las muchas personas que le conocieron. Entre la multitud de casos registramos tres de la década de los años 80.
  • Viajaban en una furgoneta por una autopista de los alrededores de Madrid media docena de colaboradores de la organización española TFP – Covadonga, inspirada por él, cuando siendo de noche y en una curva cambio de rasante chocaron de frente contra otro vehículo que circulaba en dirección contraria. A pesar de que el impacto fue tremendo y la furgoneta volcó no hubo heridos de mayor consideración en ella. A los pocos días llegó la grabación de una de las reuniones habituales que hacía él en Brasil ante numerosos cooperadores con fecha anterior a la del mencionado accidente. La sorpresa es que describía un hipotético accidente de las mismas características del que habían sufrido en España. El tema de la reunión era la compenetración con la causa, exactamente el problema de los viajeros accidentados, por lo que resultaba evidentísima la explicación por el cual la Providencia lo permitió.
  • Dos miembros de la Sociedad Española de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad de visita en Brasil se encontraron por las calles de São Paulo y uno de ellos, José Luis de Zayas, le contó al otro que había asistido a una pequeña reunión con el profesor Plinio en la cual había afirmado que a su muerte el grupo a nivel mundial se dividiría en dos, los “ferrabrás” y los otros. Ambos buenos, pero los primeros más radicales. Efectivamente, contra todo pronóstico, fue lo que pasó cuando en 1995 falleció.
  • Largos años llevaba Brézhnev al frente de la Unión Soviética cuando alguien allegado a Plinio le pidió si no podría lanzar una maldición sobre los dirigentes de ese imperio comunista. Tras una pequeña reflexión decidió hacerlo condicionada a los deseos de la Virgen. Al poco tiempo falleció Brézhnev, al que le sucedió Andrópov que duro apenas unos meses, le siguió Chernenko pasando a correr la misma suerte en cuestión de un año, luego llegó Gorbachov, que parecía cargar esa maldición en la frente, y el cual acabó disolviendo la URSS.

EL CARNAVAL, SUS ORÍGENES Y EFECTOS NEGATIVOS

Un danzante en el carnaval de Oruro (Bolivia)
   
Los primeros registros que se conocen acerca de esta festividad datan de aproximadamente 5000 años atrás, en Babilonia, donde se veneraba a Marduk (dios pagano que, según la leyenda, fundó la ciudad). Otros datos apuntan a que ésta era una celebración en honor al dios Osiris que se realizaba en Egipto.
  
También se dice que el carnaval se originó en Roma, con las celebraciones Saturnales (en honor a Saturno), Bacanales (en honor a Baco) y Lupercales (en honor al dios Pan). En Grecia se realizaba un festejo en honor a Dioniso (el mismo Baco de los romanos). En Olimpia, Creta y otras poblaciones de Grecia, se sacrificaba anualmente a un hombre que representaba a Cronos, el equivalente a Saturno de los romanos.
  
Estas celebraciones tenían como objetivo el venerar a alguna deidad pagana, y se caracterizaban por el desenfreno, la violencia y la obscenidad.
   
Etimología
Contrario a lo que pudiera pensarse, la palabra carnaval no proviene del latín vulgar “carne leváre”, que significaba “abandonar la carne” (por causa de la Cuaresma, que ordena el ayuno y la abstinencia de carnes, huevos, grasas y lacticinios). Está demostrado históricamente que los orígenes más antiguos de la palabra carnaval lo vemos en el Egipto romano, con el culto mistérico a la diosa Isis, donde se hacían en torno al día 5 de Marzo “carrus navális” (carros navales, antecedentes de las carrozas modernas) para adornarlos y pasearlos por las calles de las ciudades en compañia de personas vestidas con disfraces y máscaras. También en Babilonia, al dios Marduk se hacían “carrus navális” con el mismo propósito; luego los Romanos, Griegos, Celtas y Germanos adoptaron el mismo culto a sus ceremonias religiosas.

Al final, aunque la seudoetimología se impuso, la intención se entiende claramente: satisfacer la carne para poder soportar las privaciones de la Cuaresma, utilizando la frase bíblica “la carne es débil” como justificante para la lascivia e indulgencia de los sentidos, no entendiendo que previamente el Señor invita al hombre a velar y orar para no entrar en tentación.
     
¿Qué aspectos comunes hay entre el carnaval moderno y el antiguo (romano)?
El principal aspecto en común del carnaval moderno y del antiguo, es el desenfreno, los excesos y la permisividad. Hoy, como antes, se considera al carnaval como un tiempo en el que todo es permitido. En esta época la gente siente que tiene la “libertad” de hacer lo que le plazca. Las estadísticas demuestran que durante esta celebración aumenta desmesuradamente el consumo de alcohol y drogas, la violencia intrafamiliar, la violencia callejera, la fornicación y el adulterio.
    
A pesar de que se intente mostrar al carnaval como una fiesta cultural, o como una ocasión para simplemente divertirse, no podemos negar el hecho de que, al igual que en la antigüedad, el carnaval sigue siendo una fiesta donde reina el caos y se comete un sinnúmero de actos que atentan contra la dignidad del ser humano. Para darnos cuenta de esto, basta con mirar cómo quedan las calles de una ciudad a la mañana siguiente de un día de carnaval: hombres y mujeres tirados en las veredas, tan embriagados que no recuerdan ni sus nombres, botellas de bebidas alcohólicas por todas partes y un sin fin de otros desperdicios que hacen que las calles literalmente parezcan basureros.
  
Otro aspecto en común que podríamos mencionar, es el uso de máscaras y disfraces, que ya eran usados en las celebraciones de los ídolos paganos en la antigua Grecia y Roma, y que, antes como ahora, sirven de armadura que envalentona a quienes quieren cometer sus fechorías sin ser reconocidos o dar rienda suelta a sus bajas pasiones.
   
¿Quién es Momo?
   
Momo (detalle del fresco pintado por Hippolyte Berteaux para el techo del Teatro Graslin, Nantes)
  
Según la mitología griega, Momo es hijo de la noche (Nix), que lo tuvo sin intervención de varón; y es el dios de la burla, el sarcasmo y la ironía. Se conocía a Momo como el protector de quienes se entregaban a la locura, al escándalo, a los vicios y a los excesos. Era representado como un bufón, con un gorro con cascabeles, un cetro y una máscara. Actualmente, Momo es la figura central de los carnavales.

¿Qué es el Purim que celebran los judíos? ¿Qué relación tiene con el carnaval?
     
Celebración del Purim en Jerusalén (año 2017)
  
El Purim (en hebreo פּוּרִים, suertes) es una celebración judía que rememora que en tiempos del rey Asuero de Persia, la reina Ester y su tío Mardoqueo deshicieron una conspiración del primer ministro Amán hijo de Amadati para aniquilar a los judíos, resultando así la muerte de Amán, sus diez hijos y 75000 persas el 14 y el 15 del mes de Adar del año 4725 de la creación (474 antes de Cristo). En esa ocasión, los judíos tienen por costumbre hacer banquetes y darse regalos entre sí, y en la sinagoga se lee el libro de la historia de Ester a toda prisa, y al escuchar el nombre de Amán, hacen ruido para eclipsarlo.
  
El Purim se relaciona con el carnaval en que, por una parte, el mes de Adar [y en año embolismal, el Ve-Adar] corresponde a Febrero-Marzo (los meses en que cae el carnaval); y por otra, que al haber estado por setenta años los judíos cautivos en Babilonia, adoptaron, contra la Ley de San Moisés (Deuteronomio 4:2 y 12:32) y la exhortación de San Jeremías Profeta (Baruc 6), las costumbres del lugar (ejemplo de ello es que, según los estudiosos, los nombres Ester y Mardoqueo derivan de Ishtar -𒀭𒈹- y Marduk -𒀫𒌓- respectivamente), entre ellas la de usar disfraces, máscaras y consumir cantidades navegables de alcohol (¡incluso los niños!), costumbres que se mantienen aún hoy tanto en el carnaval como en el Purim.
   
¿Cuál es la posición de la Iglesia Católica sobre el carnaval?
Como hemos podido observar en todo lo antes mencionado, el carnaval es una celebración eminentemente pagana, producto de la idolatría de los pueblos de la antigüedad. Por lo tanto, la celebración del carnaval no es aceptada en el Catolicismo, ya que toda forma de idolatría, por pequeña que sea o por inofensiva que parezca, es un pecado muy grave.
  
Dado que el carnaval es una celebración de origen pagano, no es correcto que un católico lo celebre. Todo católico de fe sincera, debe estar atento de no cometer actos que desagraden y ofendan a nuestro Señor, pues debe tener como guía principal de su vida la obediencia a Dios. Si celebramos el carnaval, nos hacemos parte del culto a dioses paganos y nos ponemos al mismo nivel que los idólatras de la antigüedad.
   
Es triste ver que, a pesar de las evidencias contundentes que demuestran que el carnaval es una fiesta pagana, dañina para la sociedad, que es un atentado directo contra la moralidad, la dignidad y las buenas costumbres, algunos líderes políticos no se manifiestan en contra de su celebración, sino que más bien la apoyan o se muestran indiferentes; cuando ellos, en su calidad de líderes, deberían ser los primeros en velar por el bienestar social y espiritual de la población. La Sagrada Escritura nos dice que los borrachos no entrarán al reino de los cielos (1 Cor 6:10); si realmente les interesa el bien corporal y la salvación del pueblo, deberían prohibir el consumo excesivo de bebidas alcohólicas. También dice que “las costumbres de los pueblos son vanidad” (Jeremías 10:3) y la vanidad es muy mal vista desde el punto de vista cristiano; pues entonces, no deberían usar como pretexto la “costumbre” para permitir la celebración de fiestas paganas. Y, más importante aún, la Biblia dice que Dios aborrece la idolatría y muestra muchos ejemplos de pueblos castigados muy duramente por ser idólatras; si realmente quieren el bien para la gente, deberían prohibir la celebración de esta fiesta que es abiertamente idólatra, lo ha sido desde sus orígenes y sigue siéndolo en a actualidad.
   
Yahvé, en su infinita misericordia, ha puesto al ser humano en una posición privilegiada en el Universo y lo ha nombrado Su representante sobre la creación. Pero el ser humano, en vez de ser agradecido con su Señor, constantemente lo desafía y le da la espalda, obedeciendo a sus propios impulsos para satisfacer sus placeres y rindiendo culto a falsos dioses. Si tan sólo nos pusiéramos a pensar por un instante en todas las cosas que Dios nuestro Señor nos ha dado, comprenderíamos que no nos alcanzaría la vida entera para agradecérselo.
  
El hecho de que las personas se diviertan en carnaval ¿es una excusa válida para no prestar atención a sus orígenes?
No, no es una excusa válida; porque el hecho de que en la actualidad se dé al carnaval uno u otro significado u objetivo (la diversión, la preservación de la cultura, la generación de recursos económicos, etc.), no cambia en nada su verdadera esencia: la adoración a dioses paganos. Si queremos divertirnos, hay muchas formas sanas de hacerlo, sin que tengamos que formar parte de un culto idólatra y sin desobedecer a Dios.
   
¿Cuáles son los aspectos negativos del carnaval?
a) La idolatría. Como ya hemos mencionado, es el principal aspecto negativo del carnaval, ya que degrada al ser humano llevándolo de regreso a un primitivismo espiritual propio de los pueblos bárbaros e ignorantes de la antigüedad.
b) El consumo excesivo de alcohol. Durante la celebración del carnaval se produce un incremento del consumo de alcohol en la población. Esto, a su vez, trae consigo un sinnúmero de problemas sociales, como la violencia familiar, la violencia callejera, la desintegración familiar, intoxicaciones, accidentes de tránsito, etc.
c) El consumo de drogas. También se incrementa el consumo de drogas, con consecuencias similares a las producidas por el consumo de alcohol.
d) La fornicación y el adulterio. En el carnaval no sólo se da vía libre para la práctica del sexo ilícito, sino que es incentivado incluso por las autoridades. Prueba de ello es que en muchos países el gobierno o las autoridades municipales asignan un presupuesto para la compra de grandes cantidades de preservativos para regalar a la gente en esta época. Aparentemente eso tiene un fin noble: el de evitar enfermedades venéreas; pero en realidad lo que ocurre es que, si había gente que por temor a las enfermedades venéreas y por falta de dinero para un preservativo, tenía pensado abstenerse de cometer fornicación o adulterio, ya no tendrá que hacerlo, pues ahora podrá obtener un preservativo gratis, así que ¿por qué abstenerse? De esta manera, los valores y la moral en la sociedad se ven seriamente deteriorados.
e) La proliferación de enfermedades venéreas. Ésta es también una consecuencia del punto anterior. Ya que hay mucha gente que se excede en el consumo de alcohol, a tal grado de no ser dueño de sus actos y ser capaces de cometer los actos más vergonzosos. Así, no es de extrañar que las enfermedades venéreas se expandan entre la población.
f) Embarazos no deseados. Diversos estudios realizados en países que celebran el carnaval, demuestran que nueve meses después de esta celebración, se incrementa en gran medida el número de nacimientos. Los embarazos no deseados es otra de las terribles consecuencias del adulterio y la fornicación. Esto desencadena un problema muy serio para la sociedad: los niños de la calle. Muchos de estos niños, producto de embarazos no deseados, terminarán viviendo en las calles, siendo víctimas de incontables sufrimientos.
  
Rogamos a nuestro Señor Jesucristo nos mantenga alejados de todos estos males, y que rompa el yugo de las personas que están atadas. Y exhortamos a hacer actos de reparación por las blasfemias e inmodestias tan frecuentes durante los días de carnaval.