NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

sábado, 23 de abril de 2016

LA SANGRE LLAMA: LAZOS JUDÍOS DE JP2 Y B16

1° JUAN PABLO II TIENE ANTEPASADOS JUDÍOS
Por Riazat Butt para METRO NEWS.

 
El historiador judío Yaakov Wise afirmó estudiar los antepasados maternos de Karol Josez Wojtyla (nombre seglar de Juan Pablo II) y reveló varias conclusiones.
  
Wise, investigador en historia y filosofía judía ortodoxa, afirmó que la madre, la abuela y la bisabuela de Wojtyla fueron probablemente judías y proceden de una pequeña ciudad no lejana a Cracovia, ciudad donde éste fuera sacerdote y cardenal arzobispo.
 
El doctor Wise dijo:
"De acuerdo al judaísmo ortodoxo, la identidad personal judía se transmite por vía materna. Vi una fotografía de la madre de Wojtyla, y la mostré a gentes que no saben quién era ella. Todos ellos dijeron que les parecía judía. Así que comencé a profundizar sobre ello".
 
Aunque cree que el padre de Juan Pablo II era polaco étnico, Wise piensa que la madre de éste, Emilia Kaczorowski -Emily Katz en inglés- era judía y que ella fue hija de Feliks Kaczowski, un hombre de negocios de Biala-Bielsko en Polonia. Katz es un apellido común entre las familias judías de Europa del Este.
  
La madre de Emilia (y por tanto, abuela de Juan Pablo II) era Maria Anna Scholz. Scholz, o Schulze, es también un apellido común entre los judíos, como también lo es Rybicka, o Ryback, el apellido de la bisabuela materna, Zuzanna.
  
Todos los nombres o sus variantes aparecen en lápidas del viejo cementerio judío de Biala, como también el apellido de la madre de Felikz, Urszula Maklinowska. Wise afirmó:
"Los ancestros de Juan Pablo II han sido investigados por un historiador estadounidense, pero nadie ha trazado el nombre familiar a través de la comunidad judía, y como judío historiador, tengo acceso a información que un historiador no judío no podría conocer. No hago ninguna conclusión categórica, pero lo que quiero decir es que existen muchas evidencias circunstanciales para afirmar que él era judío: La madre de Juan Pablo II se apartó de la comunidad judía para casarse con un católico. Sus hijos nacieron y se educaron como católicos, y como tal fue bautizado Karol. Eso puede dar luces sobre el por qué tuvo que esconderse de los nazis en Noviembre de 1940. Si él hubiera sido un polaco étnicamente puro, no habría sido necesario el esconderse".
 
"Eso también puede explicar por qué tuvo un fuerte deseo de establecer relaciones entre su iglesia y el pueblo judío", concluyó el historiador.
  
LOS OTROS VÍNCULOS DE WOJTYLA CON LOS JUDÍOS
No sólo la ascendencia vincula a Wojtyla con los judíos, sino también diversas situaciones contextuales y acciones propias las que permiten inferir su pertenencia al Gueto, toda vez que no se es tanto por los antepasados, sino por las decisiones personales, por insignificantes y baladíes que sean:
  • Wojtyla jugaba fútbol en el equipo judío de su escuela, supliendo como portero. 
  • Un buen amigo de él, Jerzy Kluger, era judío también.
  • Su primer amor fue una chica judía: Hacia 1934, llegó a tener cierto interés hacia Regina (Ginka) Beer, una joven dos años mayor que él. Ambos vivían en la misma casa: el N°2 de la calle Rynek (actual N°7 de la calle Kościelna), en Cracovia, propiedad del judío Chaim Balamuth. Años después, él la describirá como "una excelente actriz, de bellos ojos y cabello negro azabache, muy esbelta". Departían mucho, y coincidieron en el grupo teatral de la escuela; sin embargo, su padre no veía complacido esa relación tan cercana: "Antes que me muera, le dijo, me gustaría que te dedicaras completamente a Dios" (en otras palabras, "Quiero que seas sacerdote"). Por otro lado, los Beer decidieron migrar a la Palestina Británica tras ser Ginka expulsada de la facultad de medicina, temiendo una probable invasión a Polonia. Corría el año 1938. Lolek ("Carlitos") la acompañó hasta la estación de trenes. No volvieron a verse hasta cincuenta años después, en una Audiencia General de los miércoles. Ginka concedió una entrevista, en la cual, si bien no habló del asunto, tampoco negó la posibilidad.
  • Las visitas a las sinagogas que realizaba antes y después de su elección "pontificia", y las que recibía de importantes rabinos.
  • El constante uso de la expresión "Hermanos mayores" al referirse a los judíos.
  • Y ni hablar de su oración en el Muro de los Lamentos, que es hacia donde los judíos dirigen sus oraciones y el sitio predilecto para muchas ceremonias y eventos especiales.

2° LOS ANTEPASADOS JUDÍOS DE BENEDICTO XVI
Por Aaron ben Gilad

  
La madre de Wojtyla/Juan Pablo II fue descendiente de los Litvak (judíos de Lituania), y la abuela de Ratzinger/Benedicto XVI, María Tauber-Peintner de Bolzano, Italia (entonces parte del Imperio Austro-Húngaro) pudo también haber sido descendiente de judíos porque la familia Tauber de Moravia y  Hungría desciende de Aaron Tauber de Moravia. Al parecer, la madre de Aaron, Elizabeth Maria (Betty) Tauber (nacida en Moravia en 1834) fue una judía morava cuyos vínculos familiares fueron cortados cuando se convirtió al catolicismo. Moravia y Hungría fueron regiones de la Austro-Hungría gobernada por los Habsburgo hasta la Gran Guerra.
 
Betty se mudó al Tirol meridional (ahora parte de Italia) donde tuvo una hija con Anton Peintner. Anton no se casaría con ella hasta 3 años después de que naciera su hija María, en la ciudad de Rasa en 1855. Betty era la hija de Jacob Tauber (1811-1845) y Josefina (Peppi/Josefa) Knopfelmacher (1819-1886). Jacob Tauber fue hijo de Jonás Tauber y su esposa Rebekah Zerkowitz. La familia Zerkowitz reclama estatus de Kohen (linaje sacerdotal).
  1. Rabino Yehuda Loew (Leib) ben Bezalel [el MaHaRal de Praga] (c.1512-1609), casó con Perla Shmelkes-Reich (c.1516-1610)
  2. Vogele Loew (c.1556-1629), casó con Rabbi Isak Ha-Cohen (c.1550-1624)
  3. Chava [Eva] Ha-Cohen (1580-1651), casó con Rabbi Abraham Samuel Bachrach (1575-1615), Rabino en Worms.
  4. Rabbi (Moses) Samson / “Simson” / Bachrach (1607-1670), Rabino en Goding, Lipník, Praga, y Worms, casó con Dobrusch Phobus (c.1610-1662).
  5. Rabbi Jair Chayim Bachrach, alias “Chavas Yoir” (1638-1702), Rabino en Worms, casó con Sarah [Dinah Sorle] Brillin (c.1638-1703).
  6. Rabbi Samson / “Simson” / Bachrach (nacido hacia 1657), se desconoce el nombre de su esposa.
  7. Malka Bachrach (nacida hacia 1680), casó con Rabbi Zalman Shpitz, presidente del Beit Din en Eisenstadt.
  8. Sarl [Sarah] Shpitz (nacida en 1703), casó con el Rabino Jacob Knoepflmacher (c.1700-1739), “el maestro”, “rabino jefe en Mehrin”.
  9. Nissel Knoepflmacher (nacida hacia 1722), casó con el hermano menor de su padre, el Rabino Moses Knoepflmacher (1718-1798) de Holesov.
  10. Jacob Knopfelmacher (nacido en 1739), casó con Katharina (nacida en 1740).
  11. Joachim Knopfelmacher (nacido en 1764), casó con Anna (nacida en 1764).
  12. Markus Knopfelmacher (nacido en 1786), casó con Betty.
  13. Josefina (Peppi/Josefa) Knopfelmacher (nacida en 1809), casó con Jacob Tauber (nacido en 1811).
  14. Betty (Elisabeth Maria) Tauber (nacida en 1834 en Mährisch Weißkirchen, Moravia), casóse en 1858 en Rio de Pusteria con Anton Peter Peintner.
  15. Maria Tauber Peintner (1855-1930), casó con Isidor Rieger.
  16. Maria Peinter Rieger (nacida en 1884), casó con Joseph Ratzinger Sr.
  17. Joseph Alois Ratzinger (Papa Benedicto XVI)
 
Georg Ratzinger, en su libro Mi hermano, el Papa (Mein Bruder, der Papst, Herbig 2011), recuerda que sus abuelos maternos, María Tauber-Peintner e Isidor Rieger, panadero, tuvieron cerca de Bressanone (en alemán Brixen), en el Trentino-Alto-Adigio un molino que se llevó una inundación del río Rienza. Fue entonces cuando la familia emigró a Baviera.
 
Genealogía Tauber
Aaron Tauber pudo descender de la comunidad judía del valle de Tauber en Baviera, de donde tomó su apellido. Más tarde se mudó a Moravia. El emblema de la familia Tauber es la paloma ligada al nombre Jonás (Jonás en hebreo se escribe יוֹנָה y significa paloma). El padre de Aaron era Jonás de los Tauber quien fue descendiente del Rabino Jonah Gerondi. Parece ser que los ancestros de los Tauber tomaron identidades y nombres católicos durante la persecución de los judíos bávaros y más tarde regresaron al judaísmo en Moravia.
  1. Aaron Tauber de Lipník nad Bečvou, Moravia (nacido en 1658).
  2. Isaac Tauber de Lipník, Moravia (nacido en 1690), hermano mayor de Joachim Lobl (Leopoldo) Tauber de Holesov, Moravia.
  3. Jacob Tauber de Lipník, Moravia (nacido en 1715).
  4. Jonas Tauber de Mährisch Weißkirchen (Hranice), Moravia (1739-1822). Su segunda esposa fue Rebekah Zerkowitz (nacida en 1788).
  5. Jacob Tauber (nacido en 1811). Su segunda esposa fue Josefina Knopfelmacher.
  6. Betty Tauber (nacida en 1834).
  
Es importante mencionar el significado de que Joseph Alois Ratzinger Peintner-Tauber descienda de una de las ramas cabalistas más importantes de la Sinagoga (el Rabinato de Praga) y el esfuerzo que realiza esa tribu hebrea en particular (la de Neftalí) desde hace al menos 500 años, por usurpar la Sede de Pedro, tal y como lo afirmó John Retcliffe en el capítulo “El Cementerio Judío de Praga y el Concilio de los Representantes de las Doce Tribus de Israel” de su libro “Biarritz” que se puede consultar en los Protocolos de los Sabios de Sión edición especial (completa): http://web.archive.org/web/20131212100418/http://es.scribd.com/doc/29330547/Los-Protocolos-de-los-Sabios-de-Zion-Edicion-especial-Contenidos-Adicionales-Profusamente-Ilustrado-412-pgs-13400-Kb
 
El Shebet Náftali (DE PRAGA) dijo:
“Jamás aceptaremos puestos subalternos. De la más gran importancia para nosotros es la justicia y la abogacía. Nos entrega la posibilidad de enterarnos de la posición de nuestros enemigos y de su verdadero poder. Ya hemos entregado a muchos Estados Ministros de Finanzas, también Ministros de Justicia. NUESTRO OBJETIVO DEBE SER EL MINISTERIO DEL CULTO (el clero y Papado católicos, por supuesto). Debemos conseguirlo reclamando la paridad civil y la igualdad...” (Nota: ESE ERA EL PROPÓSITO DEL RABINATO DE PRAGA HACE 160 AÑOS)
  
Entre sus antepasados, el hebreo Joseph Alois Ratzinger Peintner (en realidad TAUBER) proviene de una sucesión de 9 destacados rabinos de Austria-Hungría y Alemania, pero muy particularmente desciende del MAHARAL (Judah Loew ben Bezalel), considerado uno de los sabios ocultistas más importantes de la historia.
 
El Maharal, como se le conoce entre los kabalistas satánicos, adquirió su mayor fama como jefe espiritual de la comunidad judía de Praga. Allí estableció la Gran Academia Talmúdica llamada Klaus:
“El Maharal, abreviatura de Moreinu HaRav Loeb con la que se lo conoce, adquirió también gran renombre entre los no-judíos por sus insignes conocimientos seculares de matemáticas, astrología y otras ciencias (ocultas)… Era un profundo conocedor de la Cabalá, pues en ellas se ponen de manifiesto los secretos de la Creación Divina y los ocultos senderos de Dios.
  
Al Maharal se le atribuían, y con razón, poderes especiales, y lo llamaban “el hacedor de milagros”. La historia más famosa es la del Golem (demonio invocado por los hechiceros hebreos), atestiguada por el monumento erigido en Praga que demuestra que se trató de algo más que de una simple leyenda popular.
  
El rabino Loew y su Golem

Cuadro "El Maharal y el Golem"
  
Tras realizar los rituales prescritos, el Rabbi desarrolló el Golem y lo hizo venir a la vida recitando los conjuros especiales en hebreo. Cuando el Golem de Rabbi Loew creció más, también se puso más violento y empezó a matar a las personas y difundir el miedo. Al Rabino Loew le prometieron que la violencia en contra de los judíos pararía si el Golem era destruido. El Rabbi estuvo de acuerdo. Para destruir el Golem, eliminó la primera letra de la palabra “Emet” (אֱמֶת, verdad) de la frente del golem para formar la palabra hebrea que representaba la muerte (מֵת, met). (De acuerdo con la leyenda, los restos del Golem de Praga están guardados en un ataúd en el ático del Altneuschul en Praga, y puede ser devuelto a la vida de nuevo si es necesario.
  
Años más tarde, una estatua titulada Der Hohe Rabí Loeb -el gran Rabí Loeb- (obra de un famoso escultor checoslovaco) fue erigida frente a la nueva Alcaldía de Praga, como homenaje y tributo a tan ilustre personalidad.
 
En el año 2005 la historia del Golem regresó a sus raíces judías en una nueva tira cómica del periódico israelí Yedioth Ahronoth que lo presentaba como un superhéroe patrocinado por el gobierno que protege a Israel de sus problemas internos y existenciales.
 
Rabí Shneur Zalman de Liadí -fundador del Movimiento Jabad- era un descendiente directo, por vía paterna, del Maharal.
   
OTRAS SEÑALES DEL JUDAISMO RATZINGERIANO (A partir del análisis del padre J. Jesús, CRSA).
En la Profecía de los Papas de San Malaquías de Armagh, a Joseph Ratzinger le correspondió el lema La gloria de la Oliva. Ese lema se ha interpretado oficiosamente en círculos conciliares como la referencia a los Benedictinos Olivetanos (cosa imposible e impensable, porque Ratzinger fue sacerdote diocesano; aunque el fundador de dicha comunidad religiosa, el Beato Bernardo Tolomei, fue "canonizado" en 2009 por Benedicto XVI), pero la realidad es que esta divisa trata sobre los judíos (al ser el olivo un árbol muy frecuente en la Judea). Antiguamente, se debatían dos posibilidades sobre el portador del lema: 
  1. Durante su pontificado se convertirían los judíos al Catolicismo.
  2. El propio reclamante será de ascendencia y religión judía, y durante su reinado los judíos serán grandemente encumbrados sobre la Iglesia.
Como es señalado tantas veces en nuestro blog, las palabras y obras de Ratzinger Tauber contribuyeron al ensalzamiento de los judíos y a profundizar en su perfidia, pisoteando la Oración y Creencia Católica.
  • La mitra cabalista: En el Sínodo de los Obispos realizado en Roma en octubre de 2009, Ratzinger llevaba una mitra que llevaba por todo adorno cuatro hexagramas (el símbolo de los judíos). Además, también se destacaban en ella 11 gemas en la parte delantera, más otras 11 gemas en la parte posterior, y aunque no es claro en la fotografía, quizá en las cintas traseras aparezca otro grupo de 11 gemas, para completar las 33 gemas correspondientes a la kabalah hebrea-masónica.
     
    Estudio de la simbología detrás de la Mitra llevada por Benedicto XVI en el Sínodo de los Obispos en octubre de 2009 (Fuente: Chiesa Viva, Marzo de 2012)
     
    De acuerdo al libro La Sinagoga de Satanás, escrito en el siglo XIX por el sabio obispo León Meurin, el número 11 es la base de la numerología kabalista que sirve de soporte a la masonería. La masonería tiene tres niveles: masonería azul (11 grados); masonería roja (11 grados) y masonería negra (11 grados).
     
    Meurin fue el experto que sirvió al Papa León XIII para desenmascarar el verdadero origen y dirección hebrea de la masonería y de cuyos estudios surgió la Humanum Genus y la excomunión a los masones y a quienes apoyaran la masonería. También fue posible gracias a sus investigaciones, desenmascarar en 1903 al cardenal Mariano Rampolla, masón y miembro de la Ordo Templi Oriéntis, justificándose el veto que el Cardenal Puzyna de Cracovia presentara contra Rampolla en nombre del Sacro Emperador Francisco José de Austro-Hungría, veto que evitará así su elección y ascenso al Papado, y la entronización masónica en el mismo.
    Ratzinger utiliza el hexagrama de Salomón y las gemas por su evidente devoción al hebraísmo, pero más allá, al kabalismo que exige este tipo de simbología para brindar sus "poderes" a sus seguidores, como lo explica el jesuita irlandés Malachi Martin en su "novela" histórica "El último Papa".
     
  • Los saludos a Riccardo di Segni (Gran Rabino de Roma), por el Rosh Hashaná (el Año nuevo judío), el Yom Kippur y Succot (los Tabernáculos)
    "Por ocasión del Rosh Ha-Shanah 5771, Yom Kippur y Sukkot, me complace expresaros mi felicitación más cordial y sincera a ti y a toda la comunidad judía de Roma, junto con la esperanza de que estas fiestas puedan traer abundantes bendiciones del Eterno y sean la fuente de una profunda alegría. Que la voluntad de promover la justicia y la paz, de las cuales tiene gran necesidad el mundo actual, se incremente en todos nosotros. Recuerdo con sentimientos de gratitud y afecto mi visita al 'Templo Mayor'. Que Dios en su bondad proteja a toda la comunidad y nos conceda podamos crecer en la amistad mutua en Roma y en el mundo entero"
     
    Este mensaje niega categóricamente a Jesucristo y a su Iglesia no sólo al formular buenos deseos y alentar a los judíos a celebrar sus fiestas anticristianas, sino tambien en que usa la datación judía del Anno Mundi (año de la Creación) en lugar de la datación cristiana. De todos modos, aún si usase en ese mensaje el año 2010 AD en vez de 5771 AM, la consecuencia es la misma: ¡RATZINGER TAUBER/BENEDICTO XVI ES JUDÍO DE SANGRE Y DE CREDO, UN APÓSTATA Y DESTRUCTOR DE LA FE CATÓLICA, PÉSELE O NO A SCHMIDBERGER Y A LOS "TRADIBOBOS" QUE LO OPONEN A BERGOGLIO/FRANCISCO I!
     
    Las celebraciones judías (y en general, la Ley judía) fueron derogadas desde que Nuestro Señor Jesucristo murió en la Cruz del Calvario, y como tal excluyen de la salvación eterna. El Concilio Jerosolimitano del año 48 (narrado en Hechos XV) prohíbe que los cristianos practiquen las rúbricas de la Ley judía, y la Bula Cantáte Dómino del Concilio de Florencia declara que la observancia de las ceremonias, leyes y prácticas del Antiguo Testamento, así no se haga poniendo en ellas la esperanza de salvación, ES PECADO MORTAL
     
  • La exoneración que hizo de los judíos con respecto a la Muerte de Jesucristo Nuestro Señor, y afirmar que ¡ésta no se dio dentro de las fiestas del Pésaj! De hecho, en el tercer libro de su trilogía "Jesús de Nazaret", recurre a un análisis bíblico y teológico para explicar por qué no existen bases para asegurar que los judíos fueron los principales responsables de la muerte de Jesús.
     
    Benedicto XVI indica que sobre la fecha de la Última Cena los evangelios sinópticos (Marcos, Lucas y Mateo) están equivocados y lleva razón Juan, ya que en el momento del proceso a Jesús las autoridades no habían celebrado la Pascua y debían mantenerse puras; y que la Última Cena no fue una cena pascual según el ritual judío y que Cristo fue crucificado no el día de la fiesta judía, sino en la vigilia. Afirma que si bien los Evangelistas y la Tradición coinciden en que la Crucifixión tuvo lugar un día viernes y que ésta se dio en el momento en que los corderos eran sacrificados, los evangelios sinópticos datan el día del Pascua entre la tarde del jueves y la tarde del viernes, en tanto que Juan lo hace entre la tarde del viernes y la tarde del sábado de esa semana del año 33.
    "Juan habría cambiado la datación de los hechos para crear esta conexión teológica que, sin embargo, no se manifiesta explícitamente en el Evangelio. Con todo, hoy se ve cada vez más claramente que la cronología de Juan es históricamente más probable que la de los Sinópticos, porque —como ya se ha dicho— el proceso y la ejecución en el día de la fiesta parecen difícilmente imaginables. Por otra parte, la Última Cena de Jesús está tan estrechamente vinculada a la tradición de la Pascua que negar su carácter pascual resulta problemático".
      
    Y siguiendo al judío John P. Meier, autor del libro El judío marginal: Repensando al Jesús histórico (donde llega a plantear que en la redacción de los Evangelios se mezclaron hechos e impresiones de tradiciones muy posteriores), Ratzinger asegura que 
    "Jesús era consciente de su muerte inminente. Sabía que ya no podría comer la Pascua. En esta clara toma de conciencia invita a los suyos a una Última Cena particular, una cena que no obedecía a ningún determinado rito judío, sino que era su despedida, en la cual daba algo nuevo, se entregaba a sí mismo como el verdadero Cordero, instituyendo así su Pascua".
      
    Acerca del proceso jurídico que condujo a la Crucifixión, Benedicto XVI se interroga entonces "¿Quiénes eran exactamente los acusadores? ¿Quién ha insistido en que Jesús fuera condenado a muerte?", y responde
    "Según Juan, fueron simplemente «los judíos», pero esa expresión no indica para nada que se tratase del pueblo de Israel como tal —como quizás podría pensar el lector moderno—, y menos que tuviera un carácter racista. A fin de cuentas, Juan mismo pertenecía al pueblo israelita, como Jesús y todos los suyos. [...] En Juan esa expresión tiene un significado preciso y rigurosamente limitado, se refiere a la aristocracia del templo (de Jerusalén)". [...]
    "En Marcos, en el contexto de la amnistía pascual (Barrabás o Jesús), el círculo de los acusadores se amplía: aparece el «ochlos», que opta por dejar libre a Barrabás. «Ochlos» [ὄχλος] significa ante todo simplemente un montón de gente, la «masa». No es raro que la palabra tenga una connotación negativa, en el sentido de «chusma». En cualquier caso, no indica el «pueblo» de los judíos propiamente dicho. [...]
    El ochlos de Marcos se amplía en Mateo con fatales consecuencias, pues habla del «pueblo entero» (27,25), atribuyéndole la petición de que se crucificara a Jesús. Con ello Mateo no expresa seguramente un hecho histórico: ¿cómo podría haber estado presente en ese momento todo el pueblo y pedir la muerte de Jesús? La realidad histórica aparece de manera notoriamente correcta en Juan y Marcos. El verdadero grupo de los acusadores son los círculos del templo [de Jerusalén] de aquellos momentos, a los que, en el contexto de la amnistía pascual, se asocia la «masa» de los partidarios de Barrabás.
     
    Dichas aseveraciones son por demás heréticas, temerarias y contrarias a la Revelación y al Magisterio infalible Tradicional, que enseñan que Jesucristo Nuestro Señor debía ser muerto el día del sacrificio del cordero (14 de Nisán, que en el año 33 correspondió al viernes 25 de Marzo) precisamente porque Él es el verdadero Cordero Pascual, del cual los millones de corderos que fueron sacrificados desde el 1461 AC hasta entonces fueron simples figuras.
     
    • La Última Cena celebrada antes de la Institución del Santo Sacrificio de la Misa fue verdaderamente una Cena Pascual, con todo el ritual establecido en la Ley de Moisés y las rúbricas generalmente observadas. Si se hizo la Cena antes que la generalidad de los judíos, ese era un indulto otorgado a los galileos desde antiguo, pero que en ella se observaron las reglas establecidas (así respondieron los santos Nicodemo y José de Arimatea ante el requerimiento de Caifás sobre el asunto, según refiere la beata Ana Catalina Emmerick).
    • Los judíos hipócritas no querían contaminarse entrando a la casa de Pilato ni dejando que los cadáveres de los ajusticiados permanecieran hasta el día siguiente, pero no les hizo mella el quebrantar su propia Ley con el proceso-farsa contra Jesús, del cual reclamaron el reato de su Sangre.
    • La Escritura prueba que los judíos son los culpables del pecado de Deicidio al condenar a Jesús, agravándolo con el odio que tienen contra su Cuerpo Místico que es la Iglesia Católica, y por ello su castigo durará para toda la eternidad.
      
    No nos cause extrañeza pues las blasfemas afirmaciones ratzingerianas, toda vez que ¡él NUNCA BESABA LA CRUZ EN LA ACCIÓN LITÚRGICA DEL VIERNES SANTO! SÓLO LA ALZABA COMO TROFEO. Esta es la de su último Viernes Santo como "Papa".
      
  • Al igual que su antecesor, visitó y oró en las sinagogas de Roma, Colonia y Nueva York; y recibía gustoso a importantes rabinos y personalidades judías.
  • Usaba también la expresión "Hermanos mayores" al referirse a los judíos y decía que judíos y cristianos tienen un mismo Dios y Padre.
  • También hizo oración en el Muro de los Lamentos.
  • Y la lista continúa...
APÓSTATAS, JUDÍOS Y JUDAIZANTES SON LOS DOS: WOJTYLA Y RATZINGER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)