NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

miércoles, 7 de marzo de 2012

¿DE QUÉ OS SIRVE TENER RIQUEZAS Y PERDER VUESTRA ALMA?

Mensaje dado por María Santísima a Agustín del Divino Corazón, el día 15 de Noviembre de 2008. (Tomado del libro "María Arca de la Salvación")



¿De qué os sirve tener riquezas y perder vuestra alma?

María Santísima dice:

Niñito querido: las almas cuando poseen todo el oro del mundo se olvidan de Dios, creen que con el dinero se compra todo.

El dinero ha condenado a muchísimas almas, almas avaras y de dura cerviz, almas que brillaron por la opulencia; almas que medían la dignidad de la persona por las pertenencias, por las cuentas bancarias, por su estatus social; almas que construyeron en la tierra castillos suntuosos para ostentar, almas que de su carro hicieron su dios.

Pobres almas, esbeltas por fuera pero monstruos por dentro. No sois más persona: por el lugar donde viváis; el mundo las cataloga, clasifica. Muchas almas en vida vivieron en mansiones espléndidas pero en la eternidad habitan en cavernas estrechas, oscuras y mal olientes.

Ahora comprendéis hijos que el dinero no es el todo en la vida. ¿De qué os sirve poseer riquezas y perder vuestra alma? Preferid vivir en la escasez porque muchas veces la opulencia os transforma, haciéndoos como el rico Epulón, sed como Lázaro: en vida no tenía nada, pero en la eternidad lo tiene todo.
No os avergoncéis de ser pobre, avergonzaos más bien de si sois rico con dineros mal habidos. Mostraos tal como sois, no aparentéis que es una manera de mentir y la mentira no va con ninguno de mis hijos que desean emprender el camino de la perfección.

No seáis jíbaro ni agiotista, si Dios os ha concedido bienes compartid generosamente con los que carecen de todo. La caridad os borra multitud de pecados; compadeceos pues, por el que sufre, id y socorred a la viuda, proteged al huérfano, dad techo al exiliado.

Hijito mío, vended todo lo que tengáis, repartidlo y luego seguid a Jesús que Él os recompensará y os premiará en el Reino de los cielos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)