Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 17 de mayo de 2011

PRUEBA DE LA FALSEDAD DEL "SECRETO DE FÁTIMA" PUBLICADO POR EL VATICANO

Desde Amor de la Verdad
 
Este post es algo que guarda relación con la inautenticidad del “Secreto Vaticano” y ofrece el estudio de la supuesta carta de Lucía al Papa Juan Papa II en 1982. Yo pienso que la clara falsificación de esta carta nos induce a pensar en otras falsificaciones. Por ello la aporto y la considero de excepcional importancia. Quizás es el eje del estudio de la inautenticidad del Secreto publicado por el Vaticano en 2000, porque demuestra sin posibilidad de error las falsificaciones y engaños en los que han caído, casi increiblemente los jerarcas de la Iglesia Conciliar
   
El "Cardenal" Bertone presentó una carta falsa
 
Diremos con Laurent Morlier en su libro “Le troisième secret de Fátima publié par le Vatican en 26 Juin 2000 est un faux” pág.147, cap. IX “que esta carta reproducida en publicaciones vaticanas en diferentes idiomas [y en el libro de "As memorias da Irmá Lúcia" de 2007] tiene una ”escritura muy diferente de la de la verdadera Sor Lucia“. Como nos ha escrito una grafóloga : Si ce n’etait si triste ce serait à en rire. Ils ne sont pas beaucoup fatigués pour essayer l’imitation.” En efecto todos los caracteres están formados diferentemente en comparación de la escritura de la verdadera Sor Lucía, y lo que es más importante, las letras están separadas unas de otras, estilo de escritura que jamás emplea la verdadera Sor Lucía (salvo para citar la Santa Escritura)..Esta es la breve introducción con que el Cardenal presenta la transcripción de la carta.
“Una orientación para la interpretación de la tercera parte del Secreto es la que nos ha sido ofrecida por la Hermana Lucía en una carta dirigida al Santo Padre el día 12 de Mayo de 1982, donde dice:
 
O sea, esta carta nos da la interpretación del “Secreto” y le sirve de justificación.
 
He aquí la fotografía del texto tal como aparece en el libro “As memorias da...” pag. 203
  
La letra es, deliberadamente, casi microscópica, pero en ella puede leerse (en la 5ª línea) la frase delatora. “que tanto ansiais por conhecer“.
  

Esta es la traducción de la transcripción de la carta que nos ofrece el Cardenal. La traducción de la transcripción portuguesa, es mía:
La tercera parte del secreto se refiere a las palabras de Nuestra Señora: “Si no, [Rusia] esparcirá sus errores por el mundo promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir varias naciones serán aniquiladas (13-VII-1917)
La tercera parte del Secreto [aquí la amputación del Cardenal: que tanto ansiáis conocer], es una revelación simbólica, que se refiere a este trecho del Mensaje, condicionada por el hecho de si aceptamos o no lo que el Mensaje nos pide.” Si atendieren a mis pedidos, Rusia se convertirá y tendrán paz; si no esparcirá sus errores por el mundo, etc…” Porque no hemos atendido a este llamamiento del Mensaje , comprobamos, que se ha cumplido, y Rusia fue invadiendo el mundo con sus errores. Y si todavía no vemos, como hecho consumado, el final de esta profecía, vemos que caminamos en esa dirección con grandes pasos. Si no nos convertimos del camino del odio, de la violencia y de la injusticia atropellando los derechos de la persona humana etc…
Y no digamos que es Dios el que nos castiga , sino que son los hombres quienes para sí mismos se atraen el castigo. Dios solamente nos avisa y llama al buen camino respetando la libertad que nos dio. Por eso los hombres son responsables

Esta carta, en mi opinión, es interesantísima porque prueba que en el Vaticano pueden llegar a fabricar groseras falsificaciones. En efecto el Cardenal Bertone al hacer la transcripción portuguesa llega a amputar una frase comprometida que demuestra en sí misma, la falsedad de la carta. Y esto lo hace en la misma página del libro (pág. 203 de “As memorias…”) en la que reproduce el facsímil (bien que en letra deliberadamente casi microscópica). La frase en cuestión es “que tanto ansiais por conhecer”.
  
Podemos preguntarnos cómo es posible que Lucía diga esto al Papa, ya que ella sabía que el Papa guardaba y por tanto conocía el Secreto, como los Papas anteriores. Esta carta mírese como se mire es una patente y grosera falsificación . Por eso el Cardenal amputa esa frase reconociendo implícitamente su inautenticidad, dada su inverosimilitud
Por otra parte esta frase,en carta dirigida al Papa olvida el tratamiento portugués usado con el Papa “Sua Santidade” y que Lucía siempre usa en sus cartas cuando se refiere al Papa escribiendo “A Sua Santidade”. Incluso en la carta que dirigió al Papa Pío XII de 22-10-1940 por dos veces se dirige al Santo Padre con el tratamiento de Sua Santidade. ¿Tan pronto cambió Lucía de hábitos para tratar al Papa Juan Pablo II, con el "Vos" de esta carta? ¿Ni siquiera con el Vosamecé que utilizó con la Señora de su aparición y en carta al Rdo. Padre Aparicio?
  
Además, en la carta, como veremos, se escriben conceptos muy alejados del sentir conocido de Lucía, como son “Persona humana  con sus derechos” “Libertad” “Se niega que Dios castigue nuestros pecados” [en patente oposición a las dos primeras partes del "Secreto" de Fátima en que la Sma.Virgen dice que Dios va a castigar al mundo por sus crímenes y con las manifestaciones de su querida primita Jacinta que declaró como dicho a ella por la Virgen que las guerras son el castigo de Dios por nuestros pecados] “sino que es el hombre quien se busca las consecuencias del pecado frente a un Dios bondadoso que nos llama y avisa”. [Si esta afirmación es de la Lucía que conocemos de los últimos años, qué mala memoria mostró, pues ni siquiera recordaba frases de las "memorias" de Lucía que sin duda habría leído para el desempeño de su papel actoral. Todo lo contrario de la memoria (facultad) de la auténtica Lucía que está reconocido era prodigiosa (dicho por el eminente fatimista P. Antonio María Martins). Todo esto es algo en clara contradicción con los escritos y cartas de la verdadera Hermana Lucía e incluso del mensaje fatimita expuesto en las “Memorias” Ya no se trata de caracteres de escritura, tan diferentes, sino de ideas teológicas en patente contradicción con la aparición de Fátima. Como resumen diremos que de esta carta se ignora todo: Cómo dice Laurent Morlier, se ignora con certeza quién la escribió, cuándo se escribió y a quién se escribió. Sólo se sabe que apareció en las publicaciones vaticanas y más tarde en el libro As memorias...” como escrita por la Hermana Lucía en 1982, y además, aparece, en diferentes lenguas.
  
La crítica  interna de esta carta demuestra que es una coartada del Secreto publicado por el Vaticano en 2000 y también que la interpretación que da del “Tercer Secreto” favorece la explicación dada por los Cardenales Sodano y Ratzinger el 26 y 27 de Junio de 2000 sobre el Secreto publicado:


“Glosas a la trancripción de la carta de Lucía, presentada por el Cardenal Bertone:
La tercera parte del Secreto es una revelación simbólica [palabra que es casi seguro no utilizaría Lucía] [simbólico, justo como el secreto de 2000], que se refiere a este trecho (sic) [palabra nueva y nunca usada por Lucía que utilizó "cosas, parte y fragmento" del secreto completo y único en el que podían observarse tres partes] del Mensaje, condicionada por el hecho de si aceptamos o no lo que el Mensaje nos pide. Si no, [Rusia] esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas (13-VII-1917). [O sea que el tercer Secreto, en esta carta de Lucía, se refiere a las palabras de la Virgen en el segundo secreto; interpretación en contradicción con la de todos los analistas pero coincidente en parte con la de los Cardenales Sodano y Ratzinger, que establecieron que el tercer Secreto se refiere al pasado, y que además convierte al Secreto en una visión que habría acompañado a la segunda parte. La misma que según el Cardenal Ratzinger tiene por palabra clave, la salvación de las almas. Pero añadiendo a continuación que esto ya no es así en la tercera parte. ¿pero en qué quedamos es una parte distinta con un tema distinto, o es la visión cuya explicación está en la segunda parte como dice el Cardenal Bertone?. Quizás lo que pasa es que es difícil mantener una mentira con consistencia y más si la inventan varias personas. ¿Quién no ve la clara contradicción entre la explicación del Card. Ratzinger y la del Card. Bertone en cuanto al tema de la carta, que además se fundamenta en una carta con graves fallos y claramente contradictoria con otras declaraciones. “Si atendieren a mis pedidos, Rusia se convertirá y tendrán paz; si no esparcirá sus errores por el mundo, etc…” [lo dicho, el "Tercer Secreto" no añade nada al "Segundo Secreto" sino que es una visión simbólica que se explicaría por la segunda parte del Secreto. Uno esperaría que las visiones fueran antes de las palabras que las explican y no al revés"]
  
Porque no hemos atendido a este llamamiento [Las palabras que cita esta Lucía en esta carta son la continuación de otras palabras de Nuestra Señora -véase el secreto aquí: Textos básicos de Fátima 1- y son estas. "Para impedirla (la guerra) vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los primeros sábados", pero esta Lucía de la carta las aplica arbitrariamente a algo distinto como es el convertirse del camino del odio, de la violencia y de la injusticia, como dice más abajo, sacándolas de contexto. Lo cual es un fraude y una tergiversación] Porque no hemos atendido a este llamamiento del Mensaje, comprobamos, que se ha cumplido, y Rusia fue invadiendo el mundo con sus errores. Y si todavía no vemos, como hecho consumado, el final de esta profecía, vemos que caminamos en esa dirección [aí] con grandes pasos. [¡pero si el final de la segunda parte del Secreto a que se está refiriendo, es la profecía absoluta del triunfo del Corazón Inmaculado!] Si no nos convertimos del camino del odio, de la violencia y de la injusticia [las tres cosas muy actuales en el discurso actual del mundo y de la Iglesia, pero no se nombra el pecado y que además son cosas que la verdadera Lucía NUNCA usó] atropellando los derechos de la persona humana [Esto ya es de risa. Qué actual y posconciliar, pero ajeno a los escritos de Lucía] de la inmoralidad y de la violencia [la misma glosa anterior. La violencia es un concepto moderno..] etc…
  

Y no digamos que es Dios el que nos castiga [¡pues la Virgen pensaba eso de las guerras, como se dice en la 3ª y 4ª memoria en el mismo Secreto cuya explicación es esta visión: Dios va a castigar al mundo por su crímenes con el hambre, la guerra y la persecución a la Iglesia y lo dijo después la pequeña Jacinta como dicho por Nuestra Señora!], sino que son los hombres quienes para sí mismos se atraen el castigo. Dios solamente nos avisa y llama al buen camino [Dios tan bondadoso no castiga sólo amonesta y avisa, en clara disonancia con la Escritura y con todos los escritos de Lucía, sobre todo de su 3ª y4ª memoria] respetando la libertad [no podía faltar la palabra clave conciliar] que nos dio. Por eso los hombres son responsables” [por los males del mundo pero nada se dice de la responsabilidad del pecado ante Dios]
  
El contenido de esta carta es totalmente ajeno a las ideas y al estilo de Lucía, aparte de que tergiversa y falsifica el mensaje de la segunda parte del Secreto como he dicho en la glosa.
  

Me reitero en la idea de que esta carta, sin comienzo protocolario, es claramente y certísimamente apócrifa e induce a pensar que también el Secreto de 2000 lo es pues es su explicación. Pues fueron los mismos agentes los de uno y otra. Además es en esencia una explicación del Secreto Vaticano haciendo apología de que solo sea una visión simbólica [lo cual se había criticado mucho]. Además participa de la misma operación envolvente de ocultar el verdadero Secreto, acallar las demandas de su publicación y legitimar, con la presentación del Cardenal, el “Secreto Vaticano. Pero claramente es algo apócrifo e inventado.
  

En resumidas cuentas: Es una carta con una letra muy diferente a la de las memorias de Lucía (que provoca la risa de un grafólogo). Carece de entrada al destinatario. Tiene un tratamiento de "Vos" inverosímil, tratándose del Papa. Dice al Papa: “secreto que tanto ansiais conocer” sabiendo que el Papa guarda el Secreto. Tiene un texto inverosímil si se atribuye a la verdadera Lucía. Tergiversa y fraudulentamente atribuye a la Virgen otra demanda distinta de la que hizo. Las palabras, ideas, y la teología subyacente son de los tiempos posconciliares, impensables en Lucía y contradictorias con lo que ella expresó en sus memorias y cartas.
  
Y para remate de todo el Cardenal Bertone “amputa” las palabras que la delatan: “que tanto ansiais conocer”, como dándose cuenta que eso delata la falsedad de la carta. Luego sabe que la carta es falsa y sin embargo la presenta, mintiendo.
  

Además la explicación del Cardenal está en clara oposición a la del Cardenal Ratzinger, que habló de que el tema es distinto al de las dos primeras partes. Sin embargo por esta carta se deduce que es una visión que acompaña a la segunda parte. Entonces no habría tercer Secreto. Ni nadie se explicaría por qué se ocultó por tanto tiempo, contra el mandato de Nuestra Señora. Se contradicen los dos Cardenales. Y nos toman por tontos a los fieles (Claro que en esto pueden llevar razón)
  
Por ello el veredicto es: Falsa carta con letra increíblemente distinta y contenido palmariamente inauténtico. Falsa explicación del Secreto publicado. Mentiras de todo un Cardenal presentando esta Carta. Amputación, de una frase comprometida, por el Cardenal reconociendo implícitamente la falsedad de la carta. Contradicciones entre dos Cardenales. De todo lo cual se sugiere que el Secreto publicado es falso.
  

Nunca en la Iglesia, por lo menos la de los últimos siglos se llegó a tal cúmulo de burdas manipulaciones, ni nunca llegó un Cardenal a cometer tales “chapuzas” para sostener el fraude de una publicación Vaticana.
  
Yo confieso que no acabo de poder creer la amplitud de la impostura en la que se involucran las jerarquías vaticanas. Pero las pruebas e indicios son palpables y contundentes como en este post intento demostrar. No creo, humildemente lo digo, que pueda rebatirse con argumentos racionales. [Pero están invitados a hacerlo los que lean este post]
  
La explicación simple y sencilla de esta operación, es que el verdadero “Secreto” y no publicado debe de tener tal carga destructiva ante determinadas políticas e incluso de la autoridad papal, que era necesario poner toda la artillería aunque esto significase fabricar secretos, suplantar fraudulentamente la verdadera “Lucía” y montar todo un escenario de viajes, publicaciones, coartadas y declaraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)