Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 7 de octubre de 2019

DEL ESTANDARTE DE LEPANTO, O EL REARME NAVAL TURCO

La imagen de la Virgen de Guadalupe del barco del almirante Doria está en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en San Stefano de Aveto, Italia. El Cristo de Lepanto, está en la catedral de Barcelona. El estandarte papal entregado a Don Juan de Austria está en El Escorial. El estandarte de popa del almirante Marco Antonio Colonna está en la Pinacoteca Comunal de Gaeta. Uno de los estandartes de Müezzinzade Alí Pasha está en la iglesia de San Esteban de los Caballeros en Pisa. Otro en el Palacio Ducal de Venecia. El estandarte mayor de Pachá, decorado con los versos 1 y 2 de la sura 48 Al-Fatḥ (La Victoria) y el Tawhid (el credo islámico) colgaba cerca de la tumba de San Pío V en la basílica de Santa María la Mayor. El 29 de Enero de 1965, Pablo VI atentó un gesto de “buena voluntad” devolviéndolo a los turcos, quienes lo colgaron en el Museo Naval de Estambul.
  
Estandarte de Lepanto (Estambul, Museo Naval)
  
El arquitecto Harry Mardirossian recuerda ese día de la siguiente manera:
«Tenía solo 11 años cuando estuve en la sala de espera de una clínica dental en Venecia. Una mujer a la que le extrajeron su diente estaba escupiendo sangre y maldiciendo al Papa Pablo VI. Yo no pude entender por qué estaba molesta. Cuando me embarqué al motoscafo para regresar a mi isla de San Lazzaro degli Armeni, escuché que ese día el Papa, en un gesto de buena voluntad, devolvió a los turcos el estandarte turco capturado en Lepanto».
Haciendo apófasis, no es necesario comentar que Pablo VI no era un hombre militar. El gesto era perturbador para los que albergan un recuerdo de valor sacrificial, y debió haber sido un recordatorio inoportuno a los descendientes de los derrotados. Y como de buenas intenciones está pavimentado el camino del fracaso, el retorno altruista del estandarte de Lepanto no implicó la “paz para nuestro tiempo” como quería Montini. Cuarenta y seis años después, en 2011, se completó la construcción de la corbeta TCG Heybeliada (F-511), de 99,56 metros de manga, 14,40 metros de eslora y 3,89 metros de calado: el primer barco de guerra moderno construido en un astillero turco. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdoğan Mutlu, asistió a la ceremonia de botadura del barco el 28 de Septiembre, y precisamente remarcó que ese era el 473 aniversario de la Batalla de Préveza, donde una flota otomana comandada por Jeireddín Barbarroja derrotó una Santa Liga organizada por el Papa Pablo III, mas no hizo alusión alguna a la subsiguiente derrota en Lepanto, que significó el comienzo de la decadencia militar otomana. Tres años después, en 2014, Erdoğan se convirtió en el primer presidente electo directamente en Turquía. Sobra preguntarse qué quería hacer con el estandarte de Alí Pasha.
 
Actualmente, las Fuerzas Navales de Turquía (Türk Deniz Kuvvetleri) son, tras el final de la Guerra fría, la primera fuerza naval en Oriente Medio, en el Mediterráneo oriental y el mar Negro. Es actualmente la octava en el mundo en términos de personal, con 48.600 personas activas en 2008, la tercera en Europa en términos de tonelada de desplazamiento de la flota, con 258.948 toneladas y está clasificada como la quinta Marina de la OTAN detrás de la Armada de los Estados Unidos, la Royal Navy británica, la Marina Francesa y la Marina militar italiana.

2 comentarios:

  1. Desde el comunista roncalli se creyeron dueños de la iglesia igual que los políticos con estas demoniocracias se creen dueños de los países. Son iguales calcados.

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)