Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 20 de mayo de 2009

ME BURLO EN LA CARA DE LOS "CIENTÍFICOS"


El título de esta nota no tiene precedentes en el C. de la I., pero la razón de mi burla es porque unos "científicos" revelaron en el Museo de Historia Natural de Nueva York (EE. UU.), un SUPUESTO fósil de 47 millones de años de un lémur (ver la foto) que dizque es el "eslabón perdido entre los simios y el hombre".

Redacté "científicos" entre comillas porque en realidad ellos, que se dicen los más inteligentes del mundo no saben ni dónde ponen los pies (no quiero pasar a palabras mayores). Además, la mayoría ha comprado el cartón (los diplomas) que los acredita como magister o doctor.

La palabra SUPUESTO la resalto porque les recuerdo la historia del hombre de Piltdown, un engaño que fue perpetrado por los evolucionistas a principios del siglo XX. La historia de este engaño comenzó y se basó en unos restos óseos (en concreto un cráneo parcial, un diente suelto y una mandíbula con dientes) descubiertos en Inglaterra en 1912, en Piltdown, un pueblo de Sussex. Un obrero los localizó en una cantera, y se los entregó al arqueólogo aficionado Charles Dawson, que los presentó, junto con el eminente paleontólogo Smith Woodward (del Museo Británico), en la Sociedad Geológica de Londres. Durante años, se mantuvo el debate sobre el origen de estos restos, y la prensa dijo que muy probablemente correspondieran al ansiado eslabón perdido, denominándosele Eoanthropus dawsonii. Estos restos fueron aceptados por la comunidad científica sin mayores análisis, debido principalmente a que era perfecto e idéntico a la idea de aquella época sobre el eslabón perdido. La idea de esa época era que el eslabón tenía que haber tenido un gran cerebro pero igualmente presentar rasgos simiescos, y posteriormente haber evolucionado a una apariencia humana; idea contraria a la existente actualmente y que presentan los fósiles verdaderos.

Ahora pues, ¿Cómo se dio el descubrimiento del fraude? No obstante, comenzaron a surgir cada vez más interrogantes sobre la antigüedad y el origen de esos restos. Finalmente, el dentista A.T. Marston, determinó que los dientes de ese esqueleto correspondían evidentemente a un orangután, el diente suelto a un mono y el cráneo a un ser humano: a partir de entonces, los análisis del contenido en flúor de los huesos demostraron que el enterramiento había sido intrusivo, así como que el color ferruginoso oscuro de los huesos se debía a un tratamiento químico, para uniformar las diferencias de color entre la mandíbula (más moderna) y el cráneo (más antiguo).

Quiero que mis palabras sean proféticas, porque a "Ida" (como llamaron los "científicos" al hallazgo) y a quienes lo sostienen les sucederá lo mismo que a los de Piltdown, esto es, quedarán en ridículo de tal forma que nadie, absolutamente nadie, los podrá vindicar.

El "eslabón perdido" NO EXISTE porque, simple y llanamente, la evolución es UNA GRAN FARSA; y como dice Rabelais: "Parad la función. La farsa ha terminado".

En conclusión, anexo esta foto. Las explicaciones sobran.

(Foto por cortesía de Matt Groening)
¡Viva la Creación! ¡Viva la Iglesia Católica! ¡Viva la Santa Escritura! ¡Abajo la evolución! ¡Muerte a Charles Darwin y a sus ebrios simios! ¡Abajo la vana ciencia de este mundo!
Aclaración: El C. de la I. declara solemnemente que los Simpson es un programa diabólico y que debe ser censurado.

2 comentarios:

  1. No tengo conocimientos cientificos, pero ciertamente en Venezuela hubo un caso muy sonado sobre una Doctora Venezolana que viajaba en un avión con otros acompañantes. El avión cayó a tierra y las autoridades informaron que todos habian muerto. A la casa de la doctora llegaron los restos en feretro cerrado y cuando estaban en los últimos días del velatorio se apareció la Doctora. Había sobrevivido a la tragedia ayudada por sus conocimientos médicos y unos indigenas. Se forma una bien fea porque la pregunta fue y ¿de quién fueron los restos que nos trajeron en el feretro? Los familiares solicitaron legalmente la apertura del feretro. Revisaron los restos y cual sería la gran sorpresa...eran restos de animales.

    ResponderEliminar
  2. Fijaos bien que los evolucionistas, en su afán de persuadir a la gente hacia sus errores son capaces de crear escándalos peores.

    La ciencia de este mundo es vana, el Don de Dios basta para la vida eterna.

    Muerte a los evolucionistas.

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)