Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 12 de octubre de 2013

CINCO MITOS SOBRE CRISTÓBAL COLÓN Y EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA, Y SU DEBIDA REFUTACIÓN

Desde MILES CHRISTI
CELEBRANDO EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA

Llegada de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo
Traducción del artículo publicado en la edición 119 de la revista CRUSADE, de la Sociedad Americana para la Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad

MITO: Colón navegaba para probar que el mundo era redondo./ REALIDAD: Cada persona educada a finales del siglo XV, sabía que la tierra era una esfera, un hecho conocido desde la antigüedad. Lo que estaba en disputa era la circunferencia de la Tierra, que Colón subestimó en una cuarta parte.
En tiempos de Cristóbal Colón, TODO INTELECTUAL SABÍA QUE LA TIERRA ERA REDONDA. El mito de que en la mal llamada ''Edad Media'' se enseñaba que la tierra era plana, fue puesto a rodar por los protestantes e iluministas del siglo XVIII en su campaña de desprestigio contra la Iglesia Católica.

MITO: La Reina Isabel vendió sus joyas de la corona para financiar el primer viaje./ REALIDAD: El tesoro real de España se agotó después de la finalización de la conquista de Granada a principios de 1492. Sin embargo, Luis de Santángel, el tesorero real, fue capaz de obtener financiación a través del acercamiento a las Sociedades de las Cruzadas en todo el Mediterráneo, así como otros financistas proveedores de fondos procedentes de España y otros países. La corona puso muy poco para financiar el viaje.

Como consecuencia de la Conquista de Granada, los tesoros de la Corona se agotaron. Por ello, si bien le reconocieron a Colón ciertos derechos, no le proporcionaron mucho dinero para la expedición.

MITO: Había un sacerdote a bordo de la Santa María en 1492./ REALIDAD: Debido a los peligros que implicaba, no había sacerdotes o frailes en el primer viaje, a pesar de la profunda piedad de Colón. Muchas de las pinturas del primer desembarco en el Nuevo Mundo en San Salvador muestran un sacerdote con Colón –contrario a los hechos-. Hubo cinco sacerdotes en el segundo viaje: el benedictino Padre Buil, el jerónimo Padre Ramón Pane y tres franciscanos.

No hubo sacerdotes en el primer viaje de Colón, sino desde el segundo viaje.

MITO: Colón introdujo la esclavitud al Nuevo Mundo./ REALIDAD: La esclavitud ya estaba muy extendida entre los indios nativos cuando Colón llegó. Colón fue insistente en el trato justo de los indígenas, una política que le ganó muchos enemigos como gobernador de La Española. Bartolomé de las Casas, un fraile español que trabajaba por la protección de los indios, se apresura a vituperar a sus compatriotas por sus abusos graves, pero está lleno nada más que de respeto y admiración por Colón. El sometimiento de masas y la importación de africanos a las Américas no comenzaron hasta una generación después de la muerte de Colón.

Fray Bartolomé de las Casas, al denunciar la esclavitud de los indígenas por los españoles, nunca acusó a Colón por ese cargo.

MITO: Colón murió en la miseria, en cadenas, en una prisión española./ REALIDAD: A pesar de que la corona española se retractó de algunos de los privilegios prometidos a Colón, él era relativamente rico en el momento de su muerte. A pesar de que regresó a España encadenado en 1500 después de su tercer viaje, el Rey y la Reina se disculparon por el malentendido y retiraron todos los cargos. El 20 de mayo de 1506, en la vigilia de la Ascensión, Cristóbal Colón yacía en su lecho de muerte en su apartamento en Valladolid, rodeado por sus compañeros franciscanos y sus hijos. A medida que los frailes cantaban las Completas, sus últimas palabras se hicieron eco de las de Cristo en la cruz: En manus tuas, Domine, commendo spiritum meum (En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu).

Cristóbal Colón fue asistido en su muerte por los frailes franciscanos, de los cuales recibió apoyo durante su vida y empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)