Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 2 de septiembre de 2017

FRANCISCO BERGOGLIO: “TENGO PROBLEMAS MENTALES”.

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO.
   
Francisco Bergoglio muestra su descolorida dentadura. Se sabe que masca hojas de coca, materia prima de la cocaína.
Ahora ha revelado que a los 42 años, cuando era el provincial de los izquierdistas jesuitas en Argentina, estuvo bajo el control semanal de un siquiatra por seis meses.
Todo el mundo tiene sus problemas, pero Francisco Bergoglio parece superar la media: Su personalidad problemática muestra evidentes signos de paranoia, narcisismo, claustrofobia, y miedo a estar solo y odiado por otros.
 
No debería sorprender a los lectores de estos Comentarios Diarios (de TRADITIO), pero ahora Francisco Bergoglio lo admite: algo anda mal en su cabeza. El 1 de Septiembre de 2017, Bergoglio admitió que a los 42 años, tenía tantos problemas mentales que “sintió la necesidad” de buscar los servicios de una psiquiatra judía, una doctora en medicina que trata las enfermedades de la mente y puede prescribir medicamentos. Su tratamiento mental duró seis meses en Buenos Aires y tuvo lugar mientras era jefe de los jesuitas izquierdistas de allí. Aunque los psiquiatras, al contrario de los psicólogos y los psicoanalistas, pueden dispensar medicación para la mente, Bergoglio no mencionó si le prescribieron medicamentos. Fue revelado durante su viaje a Bolivia en Julio 2015 que acostumbraba mascar hojas de coca, la materia prima para producir cocaína.
  
Bergoglio ha mostrado indicios de dónde subyacen sus problemas mentales. Él exhibe características de una personalidad paranoide. Parece que piensa que los cardenales, tradicionalistas, y el clero y laicado de su iglesia están mayormente buscando atacarlo. Exibe claros signos de una personalidad narcisista. Los que no coinciden con él o no cumplen sus demandas son blanco de sus insultos. Ha declarado que es claustrofóbico, sintiéndose en el Vaticano como si viviera “en una jaula”. Dice que está controlado por un “lobby ‘gay’”. Teme estar a solas consigo mismo. Vive en el hotel cinco estrellas del Vaticano conocido como la Casa Sancta Marthæ “por razones psiquiátricas” porque no puede vivir solo. [Parte de la información para este comentario proviene de Telegraph de Reino Unido].
  
Verdaderos Católicos, todo el mundo tiene sus problemas, pero Francisco Bergoglio parece que supera la media. Puesto que fue elegido siendo prácticamente un don nadie, es claro que él tiene algunos problemas mentales serio. Su filosa ira, su mal hablar, su vicioso odio personal a aquellos que no están de acuerdo con él, su inhabilidad para vivir como un reclamante al Papado, su narcisismo extremo (“mírame, soy humilde”), su uso de drogas. ¡Todo apunta para que Francisco Bergoglio resulte ser un caso mental!

2 comentarios:

  1. Pacho, si no podes más ni te gusta el lugar donde estás, existe un remedio perfecto: RENUNCIÁ YA!

    ResponderEliminar
  2. Alguien una vez me comentó en el blog que Bergoglio sufría una enfermedad mental. Ahora estoy más convencido de ello, no obstante ELLO NO LE EXCUSA DE PECADO ANTE LOS OJOS DE DIOS, QUE LE EXIGIRÁ DETALLADA CUENTA EN EL DÍA DEL JUICIO, QUE NO TARDA EN LLEGAR.

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)