Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 3 de febrero de 2019

ESCÁNDALOS CONCILIARES EN ESTADOS UNIDOS

Traducción de las noticias publicadas en CHURCH MILITANT.
  
DIRECTOR DE LA Mother Cabrini Health Foundation DE NY ESTÁ SALPICADO POR ESCÁNDALO (1 de Febrero de 2019)
El director de una de las fundaciones más ricas de los Estados Unidos está vinculado a múltiples escándalos presbiteriales en Nueva York, y los críticos piden que sea retirado de su cargo.
 
Monseñor Gregory Mustaciuolo, antiguo vicario general de la archidiócesis de Nueva York, es actualmente director de la Mother Cabrini Health Foundation, con activos de $3.2 mil millones de dólares (todo en efectivo). Está entre las primeras 25 fundaciones que más subvenciones reciben en los Estados Unidos, y la fundación dirigida por principios católicos más grande del mundo.

Gregory Mustaciuolo
  
Colin Ambrose acaba de ser nombrado Jefe de Inversiones de Cabrini, dejando su puesto en la United Jewish Appeal Federation de Nueva York. Los actuales directores incluyen a Alfred Kelly (presidente de VISA), Samuel DiPiazza (ex presidente de PriceWaterhouseCoopers) y Catherine Kinney (anterior presidenta del NY Stock Exchange). La junta incluye también a Carla Harris (vicepresidenta en Morgan Stanley), junto con los obispos de Nueva York.
  
Alfred Kelly (arriba a la izquierda), Carla Harris (arriba a la derecha), Catherine Kinney (abajo a la izquierda), Samuel DiPiazza (abajo a la derecha)
 
Aunque la Forma fiscal 990 (Devolución de organización exenta del impuesto de renta) de Cabrini aún no está disponible al público y los salarios individuales no pueden ser revelados, los directivos de las entidades no lucrativas con patrimonio similar reciben en salario y otras compensaciones al menos $1’000.000 USD al año.
  
ENLODADO POR ESCÁNDALO
La carrera de Mustaciuolo comenzó mucho antes de su ordenación sacerdotal, cuando era el seminarista favorito del rector, el entonces Mons. Edwin O’Brien (actualmente cardenal y gran maestre incumbente de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén) a mediados de la década de 1980. O’Brien fue mencionado recientemente en el testimonio del ex-nuncio Arz. Carlo María Viganò como miembro de la “corriente homosexual” eclesiástica. O’Brien fue también acusado por Mons. Gene Gomulka, que sirvió como capellán en la Marina cuando O’Brien dirigía la Archidiócesis para los Servicios Militares de los Estados Unidos, por encubrir el verdadero número de presbíteros abusadores.
  
Según varios ex-seminaristas, Mustaciuolo disfrutó una relación inusualmente cercana con O’Brien, y era el único seminarista a quien se le permitía pasear su labrador, ganándole el mote derogatorio de “mascota”.
  
Mustaciuolo continuaría su ascenso en la escalera eclesial al ser elevado al estatus de “chico de oro” bajo el cardenal Edward Egan, quien tuvo un especial interés en él al igual que su compañero de larga data, Mons. Michael Hull, que fue bañado con privilegios especiales por Mustaciuolo.
 
Michael F. Hull
  
Los primeros informes salieron a la luz en la primavera de 2014. señalando que Hull había desaparecido de la archidiócesis, dejando en su paso interrogantes de malversación de dinero parroquial para financiar una costosa renovación de su rectoría, como también rumores de robarse las donaciones del Centro Sheen.
  
Mientras Hull fue profesor de Sagrada Escritura en el Seminario San José en Dunwoodie, Mustaciuolo alegadamente obtuvo para Hull el curato en la iglesia del Ángel Custodio, donde Hull comenzó una costosa renovación de su rectoría, y la fuente de financiación permaneció en el misterio. Durante la renovación, Mustaciuolo supuetamente permitió a Hull arrendar un apartamento en lugar de tenerlo viviendo ahí, como se acostumbra, en una rectoría vecina.
  
También se dijo que Mustaciuolo le había asegurado un tercer puesto a tiempo completo para Hull (como director del Centro Sheen, un complejo de espectáculos artísticos en el bajo Manhattan que costó alrededor de $20 millones de dólares para convertirlo de un refugio para sin techo manejado por Catholic Charities). Este rol fue adquirido a pesar del hecho de que Hull no tenía experiencia previa en el teatro que pudiera calificarlo para el empleo.
 
Iglesia del Ángel Custodio, con la rectoría en la siguiente puerta, donde Mons. Hull realizó renovaciones costosas con fondos alegadamente tomados de la parroquia y del Centro Sheen.
  
A pesar del secreto a voces de que Hull había desviado donaciones del Centro Sheen y de su propia parroquia para financiar las renovaciones de su rectoría, la archidiócesis nunca condujo una auditoría en la parroquia del Ángel Custodio después de la desaparición de Hull, alegadamente por insistencia de Mustaciuolo, omisión aún advertida por el clero neoyorquino, que cree que los malos manejos financieros serían expuestos si tal auditoría fuese hecha.
  
Hull desde entonces dejó la iglesia católica, ministrando en la iglesia episcopal escocesa, y está casado y tiene un hijo.
  
Mustaciuolo también está vinculado al escándalo del Rev. Peter Miqueli que afectó a Nueva York hace varios años. Miqueli renunció en desgracia en 2016 después de una demanda presentada por sus feligreses que lo acusaban de malversar casi un millón de dólares para usarlos en drogas y el prostituto “gay por dinero” Keith Crist. Tatyana Gudin, ex-novia de Crist, ha confirmado que Crist frecuentaba encuentros sexuales gais por dinero con Miqueli, incluso le mostró a Church Militant mensajes de texto de Crist discutiendo su uso de drogas y sus “fiestas” con el presbítero
  
Según Gudin, los encuentros incluían citas sexuales por $1.000 USD, $300 dólares en whiskey y la droga Dilaudid (hidromorfona).
   
Múltiples fuentes que han hablado abiertamente y bajo anonimato con Church Militant confirman que Mustaciuolo, entonces vicario general y la segunda persona más poderosa en la archidiócesis de Nueva York, había sabido de atrás sobre las malversaciones de Miqueli y también de sus encuentros con el prostituto Keith Crist.
  
«Bueno, no es secreto entre el clero archidiocesano de Nueva York que Mons. Mustaciuolo es de hecho el protector de Peter Miqueli», dijo una fuente archidiocesana que habló con Church Militant. «Es un hecho muy bien sabido que ha sido probado».
   
De hecho, Mustaciuolo, Miqueli y Crist fueron vinculados con el card. O’Brien, que frecuentemente viajaba de Roma (cuando era rector del Pontificio Colegio Norteamericano) para oficiar Misas de Confirmación en la pequeña y aislada parroquia del rev. Miqueli en Roosevelt Island (inusual para un cardenal de tan alto rango). Crist, a quien se le prohibió estar en propiedades archidiocesanas, se dice que recibía a O’Brien en el aeropuerto durante cada visita, y estaba presente en “cenas especiales” con el pequeño grupo de amigos de O’Brien, que invariablemente incluía a Miqueli, junto con el obispo Gerald Walsh, Vicario para el Clero, y otros de la curia.
  
Rev. Peter Miqueli (izquierda), Keith Crist (arriba a la derecha), Tatyana Gudin con Crist (abajo a la derecha)
  
Los parroquianos han confirmado que Miqueli y Crist fueron abiertos sobre sus estadías con O’Brien cuando viajaban en Roma. Y múltiples parroquianos una vez testificaron que Crist asustó a un católico en la parroquia de Miqueli con el cual tuvo una pelea, espetándole «Le diré a O’Brien, y O’Brien te destruirá».
 
«[Miqueli] estuvo actuando con impunidad», le dijo la fuente archidiocesana a Church Militant, «tanto en su asignación previa antes de llegar al Bronx (actuó con impunidad incluso en Manhattan). Él estuvo aquí por muchos, muchos años, e hizo tanto que toda la comunidad le mantuvo como rehén, una comunidad muy pequeña que trató de hacer su mejor esfuerzo dentro de sus medios para informar lo que pasaba allí con él».
      
Cuando los fieles elevaron quejas contra Miqueli con la archidiócesis, éstas aparentemente se detenían en el escritorio de Mons. Mustaciuolo.
  
La fiscal de distrito de Bronx, Darcel Clark, inició una investigación sobre las alegaciones de Miqueli, encontrándolo culpable de apropiarse ilícitamente más de $22.000 de sus feligreses (el hurto mayor en la ley de NY que acarrea una sentencia de dos a siete años en prisión), pero ella detuvo su investigación criminal con pocas explicaciones, nunca investigó a los testigos oculares del mal manejo financiera ni preguntaron para ver vivir a los encuentros sexuales alimentado por drogas entre Crist y Miqueli.

Darcel Clark, Fiscal de distrito del Bronx, con el Card. Timothy Dolan.
  
Según un parroquiano de Manhattan, «[A]lguien anónimamente dejó copias de los documentos financieros del rev. Miqueli en su buzón mostrando que el presbítero tenía un portafolio de inversión por un valor aproximado de $700.000 dólares, adicional a la propiedad de una casa en Brick, Nueva Jersey que adquirió al contado por $264.000» (esto a pesar del hecho de que los feligreses pensaban que como presbítero Miqueli solamente hacía $32.000 anualmente). Ninguna de estas evidencias fue investigada por Clark.
   
Una auditoría archidiocesana fue hecha en la parroquia Santa Francisca Cabrini parish en Roosevelt Island luego de que Miqueli la dejara para convertirse en pastor de Santa Juana Francisca de Chantal en el Bronx. El auditor encontró evidencia de proceder criminal por Miqueli, pero el arzobispado, alegadamente bajo Mustaciuolo, se dice que ocultó la evidencia.
     
La oficina de Clark ha sido golpeada por alegaciones de corrupción y prevaricato, con la empleada Crystal Rivera denunciando a Clark el año pasado por juergas de alcohol y sexo en la oficina del Fiscal del Distrito del Bronx, con fiscales presentándose ebrios en la corte, e infidelidad marital difundida en la oficina (todo con el conocimiento y permisividad de Clark).
   
El escándalo causó que la Asociación Benéfica de Sargentos de Nueva York (Sergeants Benevolent Association, SBA) cancelara una reunión con Clark y pidiera su remoción.
 
«El gobernador tiene que hacer una limpieza a fondo en la oficina del Fiscal del Distrito del Bronx», dijo en su momento el presidente de la SBA Ed Mullins. «La policía no puede trabajar con esta fiscal de distrito, y eso habla a su competencia como ente acusador».
 
Aunque el paradero actual de Miqueli es desconocido, fuentes han afirmado que está en Guest House, un centro de rehabilitación para clérigos con problemas en Michigan.
  
Alegadamente Mustaciuolo también está conectado con el rev. Gary Mead, atrapado en un una operación encubierta de sexo gay hace más de una década, pero posteriormente promovido a jefe de la televisión archidiocesana.

Leed nuestra cobertura completa: Escándalo de malversación por presbítero gay de NY

Gary M. Mead
   
Informes policiales de 2007 muestran que Mead (quien para la época trabajaba en la parroquia San Gregorio Barbarigo en Garnerville) fue encontrado realizando actos lascivos en un baño público fuera de la carretera Interestatal 684 (una reconocida guarida para cancaneos -relaciones casuales en espacios públicos- gay) en el adinerado condado Westchester, donde solicitó sexo de un policía encubierto y trató de toquetearlo. Él fue arrestado y acusado de holgazanería y tocamientos forzados.
  
Mead fue removido como vicario parroquial de San Gregorio Barbarigo, y su caso fue subsecuentemente sellado por la archidiócesis. Se desvaneció por varios años. Pero en 2012, a pesar de sus antecedentes, fue nombrado en la prestigiosa posición de director de Instructional Television (ITV), la estación televisiva oficial archdiocesana, que regularmente transmite charlas del cardenal Timothy Dolan y otros programas locales.
  
Fuentes internas confirman que Mustaciuolo, quien ha tenido una buena amistad con Mead, fue instrumental en asegurar la posición de Mead, a pesar del hecho de que Mead no tiene casi experiencia en los medios.
  
UN NUEVO ROL
Church Militant soltó la primicia en Septiembre que Mustaciuolo dejó su puesto como vicario general para asumir en Mother Cabrini Health Foundation. La nota fue confirmada poco después tanto por el el cardenal Timothy Dolan y Mustaciuolo, forzados a hacer el anuncio de su nuevo rol mucho antes de lo planeado.
 
«[M]ientras personalmente esperaba el consejo de Monseñor Mustaciuolo», escribió Dolan, «Confío que él hará incluso mayor bien a la Iglesia en su nuevo papel que lo que ha sido capaz de hacer durante sus casi veinticinco años de servicio en la curia».
  
Cabrini fue creada tras la venta de Fidelis Care, una red católica no lucrativa de servicios de salud, a la corporación seglar Centene en 2018. La venta fue marcada por una amarga disputa entre el Card. Dolan y el gobernador Andrew Cuomo, que insistió en que el estado tenía derecho a una porción de la negociación, arguyendo que Fidelis construyó su negocio a partir del Medicaid. Cuomo inicialmente pidió el 80 por cien, causando que Dolan amenazara con retractar el negocio. Cuomo eventualmente transó por $2.000 millones ($1,5 mil millones de los obispos y $500 millones de Centene), mientras los obispos recibieron $3,2 mil millones.
   
Cabrini promete dar $150 millones de dólares al año en subvenciones a los neoyorquinos necesitados. La cifra representa casi el 5 por cien de los activos de la fundación.
   
Directivos y miembros de la Mother Cabrini Health Foundation:
  • Alfred Kelly: akelly@visa.com
  • Samuel DiPiazza: sam@dipiazza.net
  • Carla Harris: carla.harris@morganstanley.com
  
EL VATICANO ATENTA ENCUBRIR A McCARRICK (3 de Enero de 2019)
  
   
Church Militant ha sabido de fuentes extremadamente confiables que la investigación del Vaticano sobre el ex-cardenal caído en desgracia Theodore McCarrick parece haber ido a modo encubierto.
  
En un increíble giro de eventos, ahora los investigadores eclesiales están presentando las acusaciones contra McCarrick por un ex-monaguillo como no creíbles. Pero lo que está probando ser asombroso es la base lógica.
  
El caso como fue presentado a Church Militant es que el entonces monaguillo de 16 fue a la catedral de San Patricio de Nueva York para buscar a McCarrick y servir en la Misa de medianoche en 1972, donde McCarrick lo tocó y acarició en la sacristía.
  
Aun cuando el chico no fue a San Patricio con intenciones sexuales en mente, los investigadores para el Vaticano están hilando los detalles en tal manera que se pueda decir que McCarrick está al menos parcialmente exonerado, cuando no totalmente, porque el chaval se presentó a McCarrick y McCarrick no lo persiguió.
  
Adicionalmente, ellos dicen que puesto que el chico tenía 16, se levanta ahora una pregunta respecto a la edad de consentimiento y si esto podía ser visto como abuso sexual de un menor.
  
Los investigadores ahora parecen estar echando por tierra ambas partes de las acusaciones: ¿fue un “abuso" real, y el joven era realmente menor?
  
Los que cuentan con un conocimiento profundo de la investigación están diciendo que eso es parte de un “encubrimiento", afirmando que el Vaticano está tratando de difundir el acoso como una forma de sexo consensuado (un tema que de hecho fue presentado por el cardenal Blase Cupich de Chicago en la convención de los obispos en Baltimore el pasado Noviembre, que las relaciones homosexuales consentidas involucrando a un presbítero son un asunto diferente)
  
La repercusión de estas últimas noticias han enviado olas de choque en el mundo eclesiástico, especialmente en la archidiócesis de Nueva York, que públicamente anunció las noticias sobre McCarrick el pasado 20 de Junio.
  
La acusación del cardenal neoyorquino Timothy Dolan, con evidencia creíble contra McCarrick quedó severamente comprometida por el modo en que el Vaticano estaba manejando el caso.
  
Y este es el por qué: la semana pasada, James Grein, víctima por mucho tiempo de McCarrick, fue entrevistado por el vicario judicial archidiocesano de Nueva York Richard Welch, sobre detalles que rodean su abuso a manos McCarrick.
   
Mientras el caso original de Dolan contra McCarrick fue destruido por los investigadores vaticanos, Dolan necesitó ponerlo junto a otro caso y hacerlo rápido. Éste tenía que ser seguro, y en el caso de James Grein, lo encontró.
   
La historia de Grein apareció primero en The New York Times, pero no lo identificó por su nombre completo. Su primera aparición pública completa fue en el encuentro Silence Stops Now en Baltimore, organizado por Church Militant y una coalición de grupos de laicos preocupados.
  
En su discurso en el encuentro, Grein dio detalles del abuso homosexual que padeció por parte de McCarrick durante más de una década. También presentó detalles adicionales en un vídeo en YouTube con el Dr. Taylor Marshall.
  
Entre el artículo del New York Times, su discurso en el encuentro, su entrevista con Taylor Marshall y una entrevista adicional que concedió a Church Militant posterior a su testimonio contra McCarrick la semana pasada, parece que Dolan tendría su caso seguro.
  
Pero lo que es extremadamente diciente (y también perturbador) según los conocedores, es que la respuesta inmediata del Vaticano parece ser querer encubrir, o por lo menos desacreditar y minimizar, los cargos contra McCarrick, y eso, dijeron muchos Católicos fieles a Church Militant, es una gran señal de que el Vaticano está más preocupado por ocultar que por la verdad.
  
En el momento de escribir estas líneas (3 de Enero), los obispos de Estados Unidos están en un retiro ordenado por el Papa Francisco de una semana en el seminario de Mundelein en Chicago sobre abuso sexual, y en solo seis semanas, la reunión sobre abusos sexuales tendrá lugar en Roma.
  
Dados estos últimos desarrollos y filtraciones, muchos están pensando que todo esto es solo una gran cortina de humo, que Roma no tiene ningún interés real sobre este asunto, adoptando demasiado fácilmente un enfoque de “desprestigiar a la víctima” y contentándose con tratar este escándalo solamente como un “American thing” que será olvidado muy pronto.
  
Conclusión: Roma y el Papa Francisco son el problema aquí (Roma, el Papa Francisco y la cultura homosexual clerical que domina a la iglesia).
  
Permaneced conectados a Church Militant para más noticias mientras se desarrollan los acontecimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)