Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 10 de febrero de 2019

SECUENCIA “Émicat merídies”, DE LA FIESTA DE SANTA ESCOLÁSTICA


Muy poco se sabe de Santa Escolástica, hermana de San Benito Abad, fuera de los Diálogos de San Gregorio, libro Segundo, capítulos XXXIII y XXXIV, donde se cuenta que una vez al año se reunían para orar y conversar sobre asuntos espirituales. Un día, presintiendo que ya no se verían más, Santa Escolástica le pidió que se quedara hasta la mañana siguiente. San Benito, siguiendo la regla monástica, quería irse antes de la puesta del sol, pero no pudo porque estalló una tormenta (a ruego de Santa Escolástica), y permanecieron en santa conversación hasta la mañana siguiente, cuando pudo regresar al monasterio de Montecasino. Tres días después, San Benito vio que el alma de Santa Escolástica ascendió al Cielo en forma de paloma.
 
Estos episodios son referidos en la secuencia “Émicat merídies”, compuesta entre los siglos XII y XIII y recitada en la Misa Propia que le dedica la Orden Benedictina. En esta secuencia se nota la influencia de los Cánticos del Rey Salomón, en especial del pasaje con que Cristo, divino Esposo de las almas, llama al alma devota a su presencia después de su destierro en este mundo:
  
LATÍN
Émicat merídies,
Et beáta réquies
Vírgini Scholásticæ.
Intrat in cubícula;
Sponsi petit óscula,
Quem amávit únice.
    
Quantis cum gemítibus
Cordis et ardóribus
Hæc diléctum quǽsiit.
Movit cœlos lácrimis,
Imbribúsque plúrimis
Pectus fratris mólliit.
   
O grata collóquia,
Cum cœlórum gáudia
Benedíctus éxplicat!
Ardent desidéria,
Mentis et suspíria
Virgo sponsus éxcitat.
  
Veni formosíssima,
Sponsa dilectíssima,
Veni, coronáberis.
Dórmies in líliis,
Áfflues delíciis,
Et inebriáberis.
   
O colúmba vírginum,
Quæ de ripis flúminum
Adis aulam glóriæ;
Trahe nos odóribus,
Pasce et ubéribus
Immortális grátiæ.
Amen. Allelúja.
  
TRADUCCIÓN
El día ha terminado,
Y bienaventurado es el reposo
Para la virgen Escolástica.
Entró en la recámara,
Buscando el ósculo del Esposo
Al que tanto amó.
  
¡Con qué grandes gemidos,
Y ardor de corazón
Ella buscó al Amado!
Movió al Cielo con sus lágrimas,
Y con grandes lluvias
Suavizó el corazón de su hermano.
  
¡Oh grata conversación,
Cuando Benito explica
Los gozos del Cielo!
Ardiendo en santo anhelo,
Y ante los gemidos del corazón,
¡Oh virgen!, se levanta el Esposo.
  
Ven, hermosísima
Y amadísima esposa,
Ven, y serás coronada.
Dormirás entre lirios,
Abundarás en delectación,
Y serás embriagada de ellos.
  
Oh virgínea paloma,
Que desde el banco del río
Te diriges al aula de la gloria.
Atráenos con tus fragancias,
Y aliméntanos maternalmente
De la gracia inmortal.
Amén. Aleluya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)