NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

jueves, 17 de diciembre de 2015

FALLECIÓ MONS. ROBERT McKENNA, OP

  
Ayer 16 de Diciembre, falleció a la edad de 88 años en Michigan (Estados Unidos) Mons. Robert Fidelis McKenna, el último obispo Católico perteneciente a la orden dominica.
  
Mons. McKenna fue sacerdote legítimo y válido, ordenado en 1958 por el cardenal Amleto Cicognani (1.883-1.973); y consagrado obispo el 22 de Agosto de 1986, por el obispo  Michel-Louis Guérard des Lauriers, OP (1898-1988), quien a su vez fue consagrado por Mons. Pierre Martin Ngô-dinh-Thuc el 7 de Mayo de 1981, siguiendo el Ritual Católico Tradicional. Mons. McKenna fue teólogo co-fundador del Movimiento Católico Ortodoxo (ORCM) junto con el P. Francis Fenton (sin relación con Mons. Joseph C. Fenton), en los primeros días del sedevacantismo público, paralelo a la mexicana Unión Sacerdotal Trento, siguiendo la propuesta del P. Joaquín Sáenz y Arriaga. Mons. McKenna consagró a Mons. Donald Sanborn el 19 de Junio de 2002, quien es actualmente el abanderado del Sedeprivacionismo en su seminario Most Holy Trinity de Brooksville (Florida).
    
Al igual que su consagrante Mons. Guerard des Lauriers, McKenna fue un defensor de la tesis de Cassiciacum (también conocida como la Tesis materiáliter-formáliter o “Sedeprivacionismo”) respecto a los reclamantes papales desde el Vaticano II. En pocas palabras, esta teoría compleja sostiene que a pesar de que los “papas” desde el Vaticano II no son verdaderos papas sin embargo, poseen una elección [¿válida?] al Pontificado romano, y, por esta razón, serían automáticamente convertidos en Papa si renunciaran a sus herejías y se convirtieran al Catolicismo. Ellos son, en cierto sentido, “papas electos”. Esta tesis es herética porque va en contravía de la Doctrina Católica que define que los herejes se apartan del Cuerpo Místico de Cristo y no pueden tener autoridad sobre la Iglesia (principio definido en la Sagrada Escritura y por los Padres de la Iglesia, inspirador de la Bula “Cum ex Apostolátus” de Pablo IV, confirmado por San Pío V mediante “Inter multíplices”, desarrollado por San Roberto Belarmino e incorporado en el Código Pío-Benedictino de Derecho Canónico). 
 
Mons. McKenna fue un sacerdote y obispo Católico legítimo y válido. Fue un notorio exorcista. Pero SOSTENÍA QUE LOS NO CATÓLICOS PUEDEN SALVARSE SIN LA FE CATÓLICA, o lo que es lo mismo, defendía el “Bautismo de Sangre-Deseo” y la “Ignorancia invencible”. Por tanto, NO FUE FIELMENTE CATÓLICO, porque es de fe el dogma “FUERA DE LA IGLESIA CATÓLICA NO HAY ABSOLUTAMENTE NINGUNA SALVACIÓN PARA NADIE”, y en el Nuevo Testamento, después del Bautismo de Cristo, es obligatorio y de necesidad el recibir el uno y único Bautismo para remisión de pecados (tan obligatorio es que la Bienaventurada Virgen María lo recibió de manos de su Hijo). Además, el reconocer a los reclamantes conciliares al Papado jurisdicción material significa necesariamente obedecerles a ellos en sus herejías. Como herejes, los antipapas conciliares NO SON CATÓLICOS Y NO TIENEN AUTORIDAD ALGUNA SOBRE NADIE, tanto civil como eclesiásticamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)