Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 3 de diciembre de 2017

SECUENCIA Psallat Ecclésia mater

Esta secuencia fue escrita por el beato Noktero Bálbulo OSB, monje en San Galo, el cual la compuso para la Misa de Dedicación de la Iglesia (aunque en el Misal de la diócesis de Langres de 1520 se empleaba en el Domingo II de Adviento). Tomada de Thesáurus Anecdotórum Novíssimus, del padre Bernhard Pez OSB, Tomo I, Augsburgo y Graz 1721, pág. 37.

Psallat Ecclésia, mater illibáta et virgo sine ruga, honórem hujus Ecclésiæ!
Hæc domus áulæ cœléstis probátur partíceps,
In laude regis cœlórum et cerimóniis
Et lúmine contínuo æmúlans civitátem sine tenébris
Et córpora in grémio confóvens animárum quæ in Cœlo vivunt.
Quam dextra protégat Dei ad laudem ípsius diu!
Hic novam prolem grátia partúrit fœcúnda Spíritu Sancto
Ángeli cives visítant hic suos et corpus súmitur Jesu.
Fúgiunt univérsa córpori nócua:
Péreunt peccatrícis ánimæ crímina.
Hic vox lætítiæ persónat:
Hic pax et gáudia redúndant.
Hac domo Trinitáti laus et glória semper resúltant.
Amen. Allelúja.
 
TRADUCCIÓN
Canta, ¡oh Iglesia, Madre inmaculada y Virgen sin arruga!, el honor de esta iglesia.
Que esta casa demuestra ser parte de la sede del Cielo
En la alabanza y culto al Rey de los cielos
Y emulando con perpetuo esplendor a la ciudad sin tinieblas,
Ofreciendo refugio en su gremio a los cuerpos de las almas que en el Cielo viven.
Que la diestra de Dios la proteja, para alabanza de Él mismo.
Aquí la gracia fecunda da a luz nuevos hijos por el Espíritu Santo,
Los Ángeles visitan a sus conciudadanos que asumen el cuerpo de Jesús.
Toda cosa nociva huya de este cuerpo,
Cesen los crímenes de las almas pecadoras.
Resuenen aquí voces de alegría,
Que la paz y el gozo redunden aquí,
Que en esta casa siempre resuene alabanza y gloria a la Trinidad Santa.
Amén. Aleluya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)