Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 7 de noviembre de 2018

NOVENA EN HONOR A SANTA GERTRUDIS LA MAGNA

Novena reimpresa en 1764 a devoción del padre Antonio de Albarracín, cura párroco de Santa Eulalia en la ciudad de Murcia.
  
NOVENA EN HONOR A SANTA GERTRUDIS LA MAGNA
 
   
Puesto de rodillas ante la Imagen de Santa Gertrudis, después de persignarte, dirás el Acto de Contrición siguiente:
 
Por la señal ✠ de la santa Cruz; de nuestros ✠ enemigos líbranos, Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ACTO DE CONTRICIÓN
Dulcísimo Jesús mío, por ser tan bueno como sois, me pesa en el alma de haberos ofendido, y propongo con vuestra divina gracia, antes morir que pecar.
  
DÍA PRIMERO - 7 DE NOVIEMBRE
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
¡Oh Jesús mío!, Esposo amante de las Almas, que para quedaros con ellas os Sacramentáis: Yo os ofrezco la fe viva con que vuestra Esposa Gertrudis os adoraba debajo de los cándidos accidentes, pues con Luz Celestial, que de Vos recibía, os miraba vivo y glorioso en la Hostia Consagrada, penetrando su fe la Majestad que allí se encubre, siendo su alma arrebatada y llevada de su amor con una dulce violencia. Haced, Dios mío, la imite en la fe, que sus ruegos alcancen mi súplica, y que la acompañe en la Gloria. Amén.
  
Rezar cinco Padre nuestros y cinco Ave Marías, en memoria de las cinco Llagas que Jesús imprimió en su corazón.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Oh Gloriosísima Virgen Santa Gertrudis, amante Esposa de Jesús, a vos, Reina y Señora, que así os llamó vuestro Esposo, concediéndoos el favor que cualquiera que con devota intención orase a Su Majestad por medio de Vos, conseguiría todo el fruto que creyere poder alcanzar un hombre por la oración de otros. A Vos, a quien ofreció Jesús, que a quien prometieres algo de la divina bondad en la tierra, que lo tendría por bueno en el Cielo. A Vos, a quien dijo Jesús, erais el Templo y Altar de la Ley vieja, el que servía para refugio de los delincuentes. A Vos, quien llamó la amable Ester, cuya hermosura era graciosa a sus divinos ojos, os invoco, Santa mía, por Protectora y Abogada, representándoos todas las virtudes que en Vos florecieron, os suplico pidáis a nuestro Dios y Señor, que yo os imite en ellas, y logre por vuestra intercesión los divinos auxilios para vencer las diabólicas tentaciones. Alcanzadnos de la Trinidad Santísima el aumento de la Fe Católica y la extirpación de las herejías. También, amantísima Madre mía, con toda mi alma os suplico me ayudéis a pedir a vuestro dulce Esposo Jesús que consiga en esta Novena el favor que solicito, Santa mía, si Jesús os franqueó los Tesoros de su amante Corazón, para que de ellos sacáseis cuanto quisieres, y los repartieses a vuestra voluntad; y Vos, Señora, entrando en él la mano, la sacasteis llena de un celestial licor y rociaste con él las almas por quienes rogasteis. Llegad allí, Santa mía, y sacad el sí de la gracia que voy a pedir (Pídase ahora el favor que cada uno necesitare). Así lo espero lo haréis, Santa mía, y también espero conseguirlo, mediando vuestra súplica, pues os tiene ofrecido vuestro Esposo concederos cuanto Vos pidáis. Pero si no fuere del agrado de Dios y bien de mi alma el que lo consiga, alcanzadme de su Majestad perfecta resignación en su voluntad santísima y una felicísima muerte, para que eternamente en la Gloria te alabe. Amén.
  
GOZOS EN HONOR A SANTA GERTRUDIS LA MAGNA
 
Si ostentáis tanto favor
Al que rendido os implora,
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
  
Ser noble Benito os dio
Catedrática María,
Pues con sabrosa armonía,
Exponéis cuanto os dictó:
Cristo el ardiente fervor
Con que vuestra fe le adora:
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.

   
Fuisteis de letras divinas
Y humanas Comentadora,
Y por esto la Doctora
Sois Vos la más Peregrina:
Claro se ve en el valor,
Que en tus libros se atesora.
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
   
La humildad que en Vos se encierra
Por prodigio singular
Tenía el nunca llegar
A confundiros la tierra:
Decía: «¿Cómo tu ardor
No abrasa a tal Pecadora?».
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
 
     
Vuestra pureza fue tanta
Que le dio Cristo el blasón,
Con Vos trocó el Corazón
Y con sus Llagas lo esmalta:
Es tan grande este favor,
Que en el mundo igual se ignora:
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
  
En su noche con dulzura
En tu corazón nació
El Dios Niño, y te llamó
De su Humanidad figura:
Como sois tan pura Flor
Jesús en tu pecho mora:
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
   
Con milagro singular
En tus pechos se advirtió
Leche, y que Jesús bajó
Visiblemente a mamar:
Si le dais suave Licor,
Y como Madre os adora:
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
  
Por su Esposa os escogió
El Oráculo sagrado,
Siete anillos os ha dado,
Que su Cariño labró:
Si es tanto vuestro primor,
Que el mismo Cristo enamora:
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
  
Del Costado de Jesús
Ricos tesoros sacasteis,
Y a tus Devotos llenasteis
De claros rayos de luz:
Que así premia vuestro ardor
Al que de Vos se enamora:
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
  
Al tiempo que tú expiraste
Bajó Celeste Escuadrón,
Cristo abrió su corazón
Como a tu casa a él entraste;
Así el Divino Señor
A quien le sirve mejora:
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.


Si ostentáis tanto favor
Al que rendido os implora,
Sed, Gertrudis, protectora
De quien arde en vuestro amor.
   
Antífona: Salid, hijas de Sión, y mirad a Gertrudis con la corona con que Cristo la coronó el día de su desposorio, en el día de gozo de su corazón.
℣. Difundida está la gracia en tus labios.
℟. Porque el Señor te bendijo eternamente.
  
ORACIÓN
Oh Dios, que gozosamente te preparaste una mansión en el corazón de tu bienaventurada virgen Santa Gertrudis, purifícanos clemente, por sus méritos e intercesión, de toda mancha en nuestro corazón, para que merezcamos ser hechos una digna habitación para tu divina Majestad. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
   
DÍA SEGUNDO - 8 DE NOVIEMBRE
Por la señal...
Acto de contrición.
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Dios y Señor mío, solo en Vos debe fundarse nuestra esperanza. De cuántos quilates fue la de vuestra Síerva Gertrudis, Vos sólo, Señor, lo sabéis. Pues le asegurásteis no negarle cosa que os pidiese, porque con prevenida voluntad tenéis hecho decreto de concederle cuanto impetrase. Haced, Dios mío, que esta virtud se imprima en mi corazón, para que consiga la gracia que os pido, y os vea en la Gloria que espero. Amén.
     
Rezar cinco Padrenuestros y Avemarías. La Oración y los Gozos se rezarán todos los días.

DÍA TERCERO - 9 DE NOVIEMBRE
Por la señal...
Acto de contrición.
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Amabilísimo Dios y Señor mío, ofrezco en vuestras Aras la ardiente Caridad de vuestra querida Santa Gertrudis, quien tanto os amó, que murió de puro Amor; lloraba porque todas las criaturas os amaran, comunicando a todas el fuego de vuestro Amor. Bien se le manifestó en revelación el fruto de su amor, pues por ella entendió que con un hilo de oro traía a vuestro amor muchos pecadores que vívían apartardos de Él. Hasta el Purgatorio llegó su amor, logrando por sus oraciones el sacar muchas almas de las penas. Viva, Señor, en mi corazón este amor, y sea éste el medio de lograr mi petición, y de adoraros en la Gloria. Amén.
      
Rezar cinco Padrenuestros y Avemarías. La Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
   
DÍA CUARTO - 10 DE NOVIEMBRE
Por la señal...
Acto de contrición.
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Dulcísimo Jesús mío, preséntoos, Señor, la humildad de vuestra Esposa Santa Gertrudis, la que fue tanta, que conociendo su bajeza os decía: «Oh Dulcísimo Esposo mío, milagro es, Señor, que me sufra la tierra, cuando por mis culpas merecía un Infierno», y Vos con amantes ternuras le respondías: «Con razón te se ofrece la tierra para que la ajes, cuando la máquina admirable de los Cielos espera la hora alegrísima en que te ha de llevar, para que las Estrellas las pises». Ruégoos, Señor, me concedáis esta virtud, para que la imite, y por su intercesión logre mi súplica, y acompañarla en la Gloria. Amén.
   
Rezar cinco Padrenuestros y Avemarías. La Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA QUINTO - 11 DE NOVIEMBRE
Por la señal...
Acto de contrición.
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh Pacientísimo Jesús, yo os consagro la gran paciencia de tu querida Gertrudis, pues recibía los trabajos y enfermedades que le enviábais como singularísimos favores, mereciendo por tal sufrimiento, que padeciendo una enfermedad de continua vigilia, Vos, dulce Jesús, le cantábais al oído dulces cánticos, y para fortalecer su espíritu, de la Sangre de vuestro Costado le hicisteis una confección suavísima, que administrada por vuestra mano, quedó en todo fortalecida. Permitid, Dios mío, la imite yo en esta virtud, y que consiga mediante su ruego mi súplica y los auxilios de la gracia. Amén.
      
Rezar cinco Padrenuestros y Avemarías. La Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA SEXTO - 12 DE NOVIEMBRE
Por la señal...
Acto de contrición.
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Dios y Señor mío, claro Espejo de Prudentes, admitid, Señor, en holocausto la que enseñásteis a vuestra querida Esposa Santa Gertrudis, quien en tu Escuela aprendió las reglas de la prudencia, y como Maestro Sabio le disteis las Lecciones de gobierno. Cuán acertado fue el suyo, díganlo cuarenta años de Abadesa, tan al gusto de sus Hijas, que después de su muerte pedian a Gertrudis las gobernara desde el Cielo. Estámpese, Señor, en mi alma este Don, y consiga por los ruegos de Gertrudis la gracia que espero, y la gloria que aspiro. Amén.
   
Rezar cinco Padrenuestros y Avemarías. La Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA SÉPTIMO - 13 DE NOVIEMBRE
Por la señal...
Acto de contrición.
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Purísimo Jesús mío, solamente vuestra Sabiduría sabrá explicar la Pureza de Gertrudis vuestra Esposa, pues fue más Angélica que humana: su mirar era honestísimo, sus palabras purísimas, y sus obras tan llenas de honestidad, que enseñaban a ser puros a cuantos las atendían. Vos, Señor, sabéis, que la visitasteis yendo como tierno Niño en los brazos de vuestra Dulcísima Madre, y pasando a los de Gertrudis, os alimentasteis de sus cándidos pechos. ¡Oh, cuál sería la pureza de esta Virgen! Dadme, Dios mío, un corazón purísimo con que la imite, y concededme la gracia que os pido, y la gloria que de vuestra piedad espero. Amén.
    
Rezar cinco Padrenuestros y Avemarías. La Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
   
DÍA OCTAVO - 14 DE NOVIEMBRE
Por la señal...
Acto de contrición.
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Dios mío, Padre de misericordía, ofrézcoos, Señor, las mortificaciones y penitencias de vuestra amabilísima Gertrudis, aquellos ayunos, disciplinas, el recogimiento de su vista, el silencio, el duro lecho, la sangre que en sus ejercicios derramó, la cruz con que os siguió, y aquel vivir muerta para el mundo y sólo viva para Vos: y os suplico, Dios mío, siga yo sus sendas, consiga mi petición mediando su súplica, y logre verla en la Gloria. Amén.
     
Rezar cinco Padrenuestros y Avemarías. La Oración y los Gozos se rezarán todos los días.
  
DÍA NOVENO - 15 DE NOVIEMBRE
Por la señal...
Acto de contrición.
  
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Oh Eterno Padre de misericordia, hoy finaliza la Novena de Gertrudis vuestra Esposa; deseo, Señor, tenga feliz despacho mi petición, y para más obligaros, presento los méritos de la Pasión de Jesucristo vuestro Hijo, los de María Santísima su Madre, y el amor que tuvo Santa Gertrudis al Verbo Humanado, pues por él logró que Cristo le diera su Corazón, y en su lugar pusiese el de Gertrudis, que lo rubricase con sus Llagas, que le hiriese con una flecha de Amor; y que el Corazón de Cristo le sirviese de Carroza para subir a la Gloria. Yo os suplico, Dios mío, me concedáis la gracia que os pido, y que os acompañe en la Gloria que espero. Amén.
     
Rezar cinco Padrenuestros y Avemarías. La Oración y los Gozos se rezarán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)