NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

miércoles, 14 de enero de 2015

EL ISLAMISMO, CASTIGO PARA LOS PUEBLOS PERVERSOS

Traducción tomada de CATÓLICOS ALERTA, desde SÉDÉVACANTISTE POUR RESTER CATHOLIQUE (Francia)
  
"Y matadlos [a los cristianos] dondequiera que los encontréis, y echadlos de donde os hayan expulsado" (Corán, Sura 2, V.191)
     
"En ese momento (finales del siglo VII), hacía casi dos siglos que había aparecido en la tierra un hijo de Belial, que durante un período de más de mil años mantuvo en vilo a toda la cristiandad.
    
Islamismo "religión monstruosa", dice Bossuet en su hermoso panegírico a San Pedro Nolasco, "la religión que se niega a sí misma, que tiene por toda razón su ignorancia, por toda persuasión su violencia y su tiranía, por todo milagro sus armas" y yo agregaría, por todo atractivo sus excitaciones voluptuosas y sus promesas inmorales, el Islamismo ya había invadido vastas regiones.
    
Que el cisma, que la herejía aparecieran bajo sus golpes, fue una gran desgracia, sin duda, sin embargo, es ley de la historia y disposición habitual de la Providencia que para castigar a los pueblos perversos, se sirve de otros más perversos; por mucho tiempo esa fue la misión del islamismo.
    
Pero he aquí que no sólo la cristiandad ha sido alcanzada por estas castas que han descompuesto en ellas el principio de la vida por la alteración del principio de unidad y de verdad: es Europa en sus partes más vitales, es el corazón mismo del catolicismo que están amenazados; es el baluarte de la ortodoxia, el reino más cristiano, es Francia, y detrás del baluarte de Francia, es la metrópoli del cristianismo, es el mundo entero que debe temer todo de estos nuevos e implacables bárbaros.
    
Cruzaron los Pirineos, se lanzaron sobre nuestras hermosas provincias del sur, saciaron la sed de sus espadas con la sangre de nuestros hermanos ortodoxos, avanzan hasta Borgoña; a su paso dejan huellas de fuego y sangre, pero sobre todo de profanación e impiedad. Nadie se atreve a tomar las armas para detenerlos..."
    
Homilía del Cardenal Pie en la Catedral de Nantes, Noviembre 8 de 1857

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Que culpa tenemos los bautizados si los okupas de Roma hace cincuenta años decidieron ocultarnos la verdadera Religión? ¡A ellos deberían castigar no a nosotros!
que te reparió con ustedes y con los usurpadores también...

Anónimo dijo...

No se puede aplicar lo del castigo porque en este caso es consecuencia (y no castigo) de no haber hecho la consagración luego de los años sesenta (o cuando falleciese sor Lucía o lo que ocurriese antes, es decir porque roncalli no dejó gobernar al verdadero elegido el cardenal Siri que seguramente la hubiera hecho).

https://eccechristianus.wordpress.com/2011/05/14/la-ultima-batalla-del-diablo/


roncalli desgraciado no tenía que ser profeta de calamidades, ya que había hecho un golpe de Estado con su camarilla por lo menos hubiese hecho la consagración cuando tenía reunidos a los obispos antes de empezar el concilio..... pero como era promiscuo en doctrina y coqueteaba con el error no tuvo la uncción necesaria para realizarlo.

Anónimo dijo...

Anónio del 15 de Enero,

San Juan Eudes decía:

“La mayor señal de la ira de Dios sobre un pueblo y el más terrible castigo que sobre él pueda descargar en este mundo, es permitir que, en castigo de sus crímenes, venga a caer en manos de pastores que más lo son de nombre que de hecho, que más ejercitan contra él la crueldad de lobos hambrientos que la caridad de solícitos pastores, y que, en lugar de alimentarle cuidadosamente, le desgarren y devoren con crueldad; que en lugar de llevarle a Dios, le vendan a satanás; en lugar de encaminarle al cielo, le arrastren con ellos al infierno; y en lugar de ser la sal de la tierra y la luz del mundo, sean su veneno y sus tinieblas”.