NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

viernes, 18 de septiembre de 2015

LA PRINCESA JUDÍA

GWYNETH PALTROW RECONOCIÓ SER DESCENDIENTE DE 17 RABINOS
 
Gwyneth Paltrow, ganadora del premio Oscar a mejor intérprete femenina por “Shakespeare enamorado” y descendiente de rabinos, finalmente se habría convertido al judaísmo, según un medio de su país que citó a allegados a la famosa actriz estadounidense.

Gwyneth Paltrow, 18ª descendiente de los rabinos Paltrowicz de Polonia
  
Su difunto padre, el productor de cine Bruce Paltrow, era judío de ascendencia askhenazi, mientras que su madre, Blythe Danner, es protestante descendiente de los cuáqueros holandeses de Pennsilvania, de modo que la protagonista de “Iron Man” fue criada en ambas culturas, pero con los años se convirtió en una cultora de la Kabalá.
  
En 2006, Paltrow contó que descendía de “diecisiete generaciones de rabinos” (más exactamente de los Paltrowicz de Nowogrod, Polonia), razón por la cual se consideraba “una princesa judía”.
  
Cinco años después, la estrella concurrió al programa genealógico “¿Quién piensas que eres?” de la NBC, que certificó su linaje y tras ello habría decidido criar a sus hijos Apple, de 10 años, y Moses, de 8, en un ambiente judío, lo cual podría haber influido en su ruptura matrimonial, en marzo pasado, con el cantante de Coldplay, Chris Martin, que es cristiano.
  
“Crear una comida para mi familia y amigos, sentarnos juntos, comer, reír y hablar es lo que me pone; ¡oh, Dios mío! Si vieras la cantidad de comida que hago; ¡soy la original madre judía!”, aseguró Paltrow, de 42 años, en la presentación de su libro de cocina “Es todo bueno” en 2013.

Un dato complementario: en Estados Unidos, el apelativo “Princesa judeo-americana” se refiere a la mujer malcriada por sus padres (generalmente de clase alta o media-alta) que, como las princesas de cuento, tiene expectativas irreales y sentimientos irracionales de culpa (bipolaridad), tratando de manipular a otros para que se sientan culpables porque su vida amorosa es terrible y deficiente. Este estereotipo (surgido durante la posguerra de la mano de escritores judíos como Herman Wouk en "Marjorie morningstar" y Philip Roth en "Goodbye, Columbus"), se hizo popular y polémico cuando el cantante, compositor y director de cine Frank Zappa compuso la canción “Jewish Princess” en 1979, lo que atrajo la ira de la Liga Anti-Difamatoria judía.
  
¿POR QUÉ PUBLICAMOS ESTA NOTICIA QUE NO TIENE NADA APARENTE CON NUESTRA TEMÁTICA HABITUAL? Simple y llanamente, por dos razones:
  1. Porque Paltrow es una de las más icónicas muestras de la inmoralidad que los judíos promocionan en Occidente (para muestra, sus películas y fotografías en revistas, donde se la ve inmodestamente vestida y con actitudes sugerentes).
  2. Porque Joseph Alois Ratzinger Tauber-Peitner, Antipapa Emérito Benedicto XVI, ¡ES DESCENDIENTE DEL RABINO YEHUDÁ LOEW BEN BEZALEL, EL MAHARAL DE PRAGA!, y su pseudo-pontificado significó un ensalzamiento inusitado de los judíos en la iglesia conciliar, a costa de los "mea culpa" de su iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)