NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

miércoles, 28 de septiembre de 2016

¡MIRÁ VÉ, LAS JOYITAS CONCILIARES!

Para los conciliares que dicen que la "vida consagrada" (de ellos) no sirve para nada. (Noticias tomadas de SECRETUM MEUM MIHI y RADIO ONDA CERO)
  
1º PRESBÍTERO SE CASA DESPUÉS DE QUE SU NOVIA QUEDA EMBARAZADA.
No es una historia antigüa vuelta a publicar, es una nueva, aunque sus ingredientes son conocidos de otros casos similares. Ocurrido en la parroquia de Acqua della Madonna, de la arquidiócesis de Sorrento Castellammare, Italia. Reporta el diario Metropolis en sus diversas ediciones que un jóven sacerdote napolitano, muy querido y estimado por los jóvenes por su actividad en favor de los débiles y los pobres, se enamoró de una feligresa de su misma edad, quien le ha correspondido. Continuó su romance, y de esta historia está por llegar el fruto de su amor: Un bebé. Atrapado entre su amor por Dios y la vocación, y su amor humano, ha decidido abandonar los hábitos para dedicarse a su nueva familia.
   
  
Tomada la decisión, la ha comunicado al arzobispo, Mons. Francesco Alfano que, vistas las circunstancias, no ha podido más que aceptarla.
  
Evidentemente no se habla de otra cosa en el pueblo y en otros vecinos, recibiéndo apoyo el sacerdote de un homólogo suyo vesuviano. “Estamos cercanos a esta persona, que vive un momento de dificultad”, ha dicho desde el altar. 
   
2º SE CONOCIERON EN UN CONVENTO, Y AHORA SE "CASARÁN".
El próximo jueves, Isabel y Federica contraerán matrimonio. Después de realizar los trámites pertinentes en el Vaticano, han dejado la vida religiosa para entregarse la una a la otra. Tres años después de conocerse, por fin podrán pasar la vida juntas.
  
Isabel y Federica eran dos monjas franciscanas. Hace tres años, durante una visita pastoral, se conocieron y surgió algo entre ellas. Ahora, han 'colgado' el hábito para comenzar una relación.
  
"Dios quiere que las personas sean felices, vivir el amor a la luz del sol", asegura Isabel a La Stampa. La unión civil se llevará a cabo en un pueblecito turinés, Pinerolo. Será la segunda en el municipio desde que entró en vigor la ley.

  
El alcalde del pueblo será el encargado de celebrar la ceremonia en el ayuntamiento. Sin embargo, un sacerdote excomulgado por sus polémicas observaciones acerca de los homosexuales dentro de la Iglesia Católica bendecirá la unión entre Isabel y Federica en el templo del propio pueblo.
  
"Tienen mucha fe y han pensado mucho su decisión. Han tomado su decisión con valentía a pesar de que las iban a criticar", asegura Don Francesco Barbero, el cura excomulgado, que celebrará su vigésima unión.
  
Para llegar a este día de celebración, Federica e Isabel tuvieron que hacer todos los trámites formales en el Vaticano para salir y dejar los votos.
  
Pero la ex monja italiana sigue teniendo tareas muy complicadas por hacer. Nació en un pequeño pueblo del sur de Italia, conservador: "Todavía tengo que decirle a mi padre y a mi familia que ya no soy monja, pero me alegro de que por fin me vaya a casar con Isabel".
   
COMENTARIO DEL APOSTOLADO:
¿Quién podrá ahora objetar la incontrastable verdad de que la iglesia conciliar ES LA RAMERA APOCALÍPTICA?

2 comentarios:

  1. Sí, hay que ser supremamente estúpido (porque no ciego) para afirmar siquiera que hay algo salvable en esa secta maldita que es la deuterovaticanidad. ¡QUE DIOS LA EXPONGA COMPLETAMENTE DESNUDA Y LAS NACIONES LE PEGUEN FUEGO!

    ResponderEliminar
  2. La ramera son los modernistas.

    ResponderEliminar

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)