NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

lunes, 3 de octubre de 2016

¿FRANCISCO VA A CANONIZAR A LUTERO EN SUECIA?

Traducción del comentario escrito por Atila Sinke Guimarães para TRADITION IN ACTION
  
Retrato elaborado a partir de la máscara mortuoria de Martín Lutero (no os engañe el que se lo presente en una cama, ÉL SE SUICIDÓ AHORCÁNDOSE)
  
Cuando leo cosas acerca de las conmemoraciones de júbilo que la iglesia conciliar patrocinará junto con la Federación Luterana Mundial a finales de octubre en Suecia, me pregunto si Francisco está dispuesto a sorprender al mundo canonizando al fraile rebelde del siglo XVI como una muestra más de su “misericordia”, después de haber canonizado la inmoralidad y el estilo de vida Woodstock con Wojtyla, después de haber beatificado la homosexualidad con Montini y consagrado el indiferentismo religioso con Teresa de Calcuta, ¿por qué no iba a canonizar la herejía – flagrante y combativa – con Lutero?
  
Algún lector puede pensar que “estoy desvariando” con este comentario. Por desgracia, no es así. El fundamento de mi hipótesis se basa en algunos precedentes, que debemos tener en cuenta si queremos comprender los eventos de Suecia el próximo Octubre / Noviembre:
  • 1970 – Cuando la misma Federación Luterana Mundial se reunió en Evian, el Card. Willebrands, entonces presidente del Secretariado para la Unidad de los Cristianos, habló de Lutero en términos que los católicos generalmente se reservan para Santo Tomás de Aquino. Este último justamente merece el título de “maestro común” o “doctor común”, lo que significa que debe ser respetado por todas las escuelas teológicas en la Iglesia. Sin embargo, el Card. Willebrands alabó a Lutero en su discurso oficial, aplicando a Lutero el título de “maestro común” [1].
  • 1983 – Cuando se acercaba el 500º aniversario del nacimiento del heresiarca, Juan Pablo II escribió una carta al Card. Willebrands rindiendo homenaje a Lutero llamándolo “doctor”, lo que hace recordar los elogios de Willebrand citados anteriormente. Estas fueron las palabras de Wojtyla: “el 10 de noviembre se cumplirá el 500º aniversario del nacimiento del Dr. Martin Lutero en Eisleben. En esta ocasión numerosos cristianos recuerdan que… como teólogo contribuyó sustancialmente al cambio radical de la realidad eclesial y secular en Occidente. Hasta el día de hoy nuestro mundo siente el gran impacto de su obra en la historia”. Además, en esa carta, JPII respondió a la solicitud protestante de diálogo y elogió a Lutero: “Doy la bienvenida a esta solicitud con satisfacción, viéndola como una fraternal invitación para lograr una más profunda y completa visión de los acontecimientos históricos y el análisis crítico de la herencia múltiple de Lutero a través de un esfuerzo común. De hecho, la investigación científica de los eruditos evangélicos y católicos, que ya ha dado lugar a muchos puntos de convergencia, han dado una imagen más completa y matizada de la personalidad de Lutero, así como una más compleja comprensión de la realidad histórica, política y eclesiástica en el siglo XVI. Estos resultados han dado una prueba visible de la profunda religiosidad de Lutero, que fue movido por una pasión ardiente por la cuestión de la salvación eterna”. [2] 
  • 1984 – En un discurso ecuménico pronunciado en Bari, el Card. Willebrands resumió lo que la iglesia conciliar había hecho hasta ahora para satisfacer las demandas de Martin Lutero: “Además de recuperar el papel central de la Escritura en la Iglesia y la vida de los fieles, desde el Vaticano II los católicos están cada vez más dispuestos a reevaluar el sacerdocio común de los fieles y la corresponsabilidad de los laicos en toda la vida de la Iglesia; reconocer el carácter de la Iglesia peregrina en la tierra; reevaluar las iglesias locales; a aceptar la reforma litúrgica con la introducción de las lenguas nacionales; a conceder la recepción de la comunión bajo las dos especies y aceptar la declaración de la libertad religiosa”. [3] 
  • A medida que se acercaba el año 2000, Juan Pablo II trató de establecer un martirologio común para los católicos, cismáticos y protestantes. [4] Con este objetivo, hizo elogios de Jan Hus, Zwinglio y Calvino, dando la impresión de que serían incluidos junto con Lutero en esa lista de santos. [5] El martirologio común no prosperó. Una fuerte reacción entre los tradicionalistas y la resistencia interna silenciada en la curia romana boicoteó la iniciativa. Esto no quiere decir que el progresismo haya cambiado su plan; por el contrario, sus partidarios están buscando la oportunidad de declarar a estos herejes “santos”.
  • 2011 – Benedicto XVI señaló enfáticamente a Lutero como un modelo a seguir (aquí). Su apoyo al protestantismo fue constante durante todo su pontificado. (Aquí, aquí, aquí y aquí
    No olvidemos que en 1999 el cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI, fue el que escribió el Acuerdo de Augsburgo católico-luterano (aquí y aquí) sobre la doctrina de la justificación, que respecto de la relación ecuménica con los protestantes significó una completa rendición.
 
Estos son los datos del pasado que hablan a favor de un gesto sensacional que pudieran ser hecho por Francisco respecto a Lutero ya sea en octubre o en algún momento posterior.

Ahora, con respecto a los actos previstos para finales de octubre en Suecia, los informativos comunican lo siguiente:
“La Federación Mundial Luterana – FLM – ha publicado los detalles de los dos días de conmemoraciones ecuménicas conjuntas del 31 de octubre al 1 de noviembre en Lund y Malmö en Suecia que marcarán el inicio oficial del jubileo de 2017 de la Reforma. Las conmemoraciones, a las que asistirá Francisco, están organizadas conjuntamente por la FLM y la Iglesia Católica”. [6]
 
Así que, 51 años después de la clausura del Vaticano II, la Iglesia Conciliar se ha infiltrado en la Iglesia Católica con tanta fuerza que la enseñanza de la concilio de Trento y el concilio Vaticano I, que reflejan de manera uniforme la mente perenne de la Iglesia, se han cambiado tan radicalmente que hoy Martin Lutero, el hereje por antonomasia, es aceptado como un gran modelo a seguir. Su acto de rebeldía será celebrado por un Papa conciliar en un acto público ante todo el mundo.
 
¿No inclina esto a conjeturar que Lutero puede ser declarado “santo” de esta Iglesia apóstata el próximo mes o en algún momento pronto?
 
¿Quién no ve que estas celebraciones son una prueba clara de que esta Iglesia casi no tiene nada de Católica?
  
NOTAS
[1] Cf. Jan Willebrands, Conferencia realizada en la V Asamblea de la Federación Luterana Mundial, 15 de Julio de 1970. La Documentation Catholique, 6 de Septiembre de 1970, pp. 765-766, apud Quo Vadis Petre?, Los Angeles: TIA, 1999, pp. 17-20.
[2] Juan Pablo II, Carta al Cardenal Willlebrands de Octubre de 1983, publicada bajo el título “La verità storica su Lutero alimenti il dialogo per unità”, L’Osservatore Romano, 6 de Noviembre de 1983, apud ibid. pp. 21-22.
[3] J. Willebrands, Discurso sobre Lutero en el Instituto San Nicolás de Bari, publicado bajo el título “Il Card. Willebrands inaugura il corso dell’Instituto S. Nicola”. L’Osservatore Romano, 5 de Febrero de 1984, p. 6, apud ibid., pp. 20-21.
[4] Cf. Tértio millénnio adveniénte (1994, § 37); Ut unum sint (1995 § 48).
[5] Cf. Quo Vadis Petre? pp- 10-26
[6] The Tablet, September 3, 2016, p. 26.