NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

sábado, 22 de octubre de 2016

ESCÁNDALO DE CORRUPCIÓN ENTRE LOS ADVENTISTAS DE ARGENTINA

Noticia tomada de SURSUM CORDA y SPECTRUM
 
Líderes de la Iglesia Adventistas del Séptimo Día en Argentina fueron detenidos por el contrabando de $15 millones de pesos argentinos (991.000 dólares) en productos. Esto implica a líderes de la Conferencia de la Unión Argentina (el máximo órgano de gobierno de la IASD). El contrabando incluye: equipos electrónicos como televisores, computadoras, teléfonos celulares de última tecnología, proyectores, consolas de música, etc… todo eso, como supuestas “donaciones médicas”.
  
Según la revista adventista Spectrum (crítica a la dirigencia de la IASD), el día 10 de agosto les llegó a la redacción un e-mail firmado por “John Doe” que decía:
“Estimado Sr. Wright:
 
Le escribo acerca de algo que está sucediendo en la Universidad Adventista del Plata (UAP), la universidad de la Iglesia en Argentina. Durante años los dirigentes de la UAP (el rector y dos o tres de sus colaboradores más cercanos) han estado cometiendo un delito de contrabando en nombre de la UAP. El procedimiento es simple: importan algunas donaciones reales desde EEUU, pero en el mismo contenedor añaden mercancías que introducen en el país sin pagar los aranceles correspondientes (que son muy caros). Durante los últimos años se han vuelto más y más atrevidos. En la última ocasión, el CIO de la universidad (un ingeniero de sistemas) viajó a los EEUU durante un par de semanas solo para comprar productos electrónicos. Todo esto podría haber quedado en una anécdota, en medio de un ambiente de corrupción general (tanto dentro como fuera de la iglesia), si los medios de comunicación no se hubieran cruzado con esta información. Hace unos días un contenedor que provenía de los EEUU fue interceptado por la Policía aduanera argentina. Supuestamente sólo contenía donaciones, pero dentro se encontraron toda clase de productos (principalmente electrónicos) valorados entorno a los 400.000 dólares” 
  
Cuando se le preguntó si había documentación de la participación del personal en la Universidad Adventista del Plata con la Unión Adventista Argentina, "John Doe", declaró,
“No hay correos electrónicos referidos a este hecho, por lo menos ninguno que yo haya visto. La Unión Argentina (UA) ordenó a los dirigentes de la UAP mantener un estricto silencio acerca de este asunto, y dichos empleados están obedeciendo dichas órdenes. Sin embargo, se han producido algunas reuniones personales para compartir información con un grupo de empleados de nivel medio”.
  
Más tarde, en respuesta a las preguntas acerca de que los líderes podrían estar involucrados, John Doe escribió lo siguiente:
“A pesar de la información compartida con las Juntas Directivas, las operaciones de importación eran dirigidas por un grupo reducido de personas. El rector de la universidad, Oscar Ramos, es uno de los que toma las decisiones (y en muchos casos el único). Nada es llevado a cabo sin su conocimiento y aprobación. Jorge de Sousa, vice-rector para el desarrollo institucional, es el encargado de conseguir las donaciones. Para ello pasa varios meses al año en EEUU, y es el responsable de introducirlas en Argentina. Nestor Pereyra es, a su vez, el CIO de la universidad y uno de los consejeros más cercanos al rector Ramos, incluso en asuntos que van más allá de IT (información y tecnología). Decide acerca de la adquisición de tecnología ,y en el caso particular de los contenedores, viajó a EEUU durante un par de semanas para comprar artículos tecnológicos. Después esos artículos fueron cargados en los contenedores e introducidos en el país como donaciones. Ahora bien, puesto que impera una absoluta discreción es difícil saber cuál es la participación específica de cada uno en este caso. Por otro lado, la importación era hecha usando el nombre legal de la Iglesia Adventista en Argentina (Asociación Argentina de los Adventistas del Séptimo Día, AAASD), y no la entidad legal de la Universidad (Asociación Colegio Adventista del Plata, ACAP). Así que la persona legalmente responsable es el presidente de la AAASD, el pastor Carlos Gill. No puedo saber cuánto sabía el presidente Gill acerca de este asunto. Por supuesto, ahora está al corriente de todo”.
 
Posteriormente, el 22 de septiembre fue arrestado Jorge De Sousa Matías, quien era Vicerrector de Desarrollo Institucional en la Universidad Adventista del Plata; y el 10 de octubre renunció Oscar Ramos, quien fuera rector de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)