Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 17 de abril de 2019

NOVENA A NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO

Novena dispuesta a devoción del Padre Predicador jubilado Fray Diego Silva, Religioso del orden de Ermitaños de San Agustín, Visitador y Procurador general de su Provincia de Santafé de Bogotá, a partir de otra impresa en Barcelona en 1767; e impresa por Nicomedes Lora en la imprenta de Bruno Espinosa de los Monteros en 1815, con las debidas licencias. Mons. Baltasar Jaime Martínez Compañón y Bujanda, Arzobispo de Santafé de Bogotá, concedió 80 días de Indulgencia a cuantos recen la Novena pidiendo por las intenciones generales de la Santa Iglesia.

Cada consideración es uno de los milagros acaecidos en la traslación de la imagen de Nuestra Señora desde Albania hasta Genazzano en Italia, donde se encuentra actualmente. Puede rezarse en cualquier época del año, especialmente en preparación a su fiesta el 26 de Abril.
  
PREFACIO
La devoción según el Angélico Doctor, no es otra cosa que una pronta voluntad de entregarnos al servicio de Dios. Así la devoción a Nuestra Señora no es, sino una voluntad pronta de ejecutar todo lo que es del agrado y redunda en gloria y en honor de esta Santísima Virgen. Por tanto, es verdadera devoción a la Virgen, la de aquellos, que están prontos a sacrificar en su obsequio, no solo sus talentos para escribir sus elogios, no solo sus lenguas para cantar sus alabanzas, no solo sus bienes para distribuirlos en honor suyo en los pobres sino también sus pasiones, sus apetitos, y sus desregladas intenciones. Porque es del agrado de la Virgen, que nuestra devoción comience por la imitación de sus virtudes, por el aborrecimiento del pecado, y por el sacrificio de nuestras pasiones.
   
Leopoldo, Archiduque de Austria, sacrificó al servicio de Nuestra Señora su persona, su Estado, sus vasallos, sus riquezas, y todo cuanto tenía. Pero no hubiera sido grato a la Virgen este obsequio, sino le hubiera hecho primero el sacrificio de su corazón, haciéndose humilde, casto, sobrio, pacífico y virtuoso. Este primer sacrificio de su corazón hizo aceptables los demás; y la Virgen recibió con agrado el ofrecimiento de su persona, de sus limosnas, de sus ayunos, etc. porque iban ofrecidos de un corazón propio a imitarla en la humildad, en la castidad, etc.
  
Los que viven en la culpa, y quieren perseverar en ella, por más que hagan Novenas, por más que recen oraciones, o guarden algunos ayunos, en reverencia de nuestra Senara, no tienen verdadera devoción a la Virgen.
  
Procuren, pues, los que hicieren esta Novena, comenzarla detestando sus culpas, y pidiendo a la Madre de Dios fuerzas y gracias para apartarse del pecado, para aborrecerlo debidamente, y para emprender una vida cristiana; pues a este fin se dirige el ejercicio y la oración de cada día.
  
Dése principio a la Novena por la confesión de las culpas, y comúlguese el primero y último día, con el mayor fervor y devoción que se pueda. Ejecútense cada día los Actos, o ejercicio que se previene en honra de la Virgen Santísima.
   
Resuelvan servir a Nuestra Señora con la fuga del pecado, que es el mejor servicio que se le puede hacer: confíen en su poderosa protección; y en sus oraciones pídanla que tenga piedad del Cristianismo.
  
NOVENA A LA MILAGROSA IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO QUE SE VENERA EN LA SANTA IGLESIA DE LOS PADRES ERMITAÑOS DE NUESTRO PADRE SAN AGUSTÍN DE GENAZZANO

 
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
 
ACTO DE CONTRICIÓN
Dios y Señor mío: yo vuestra humilde criatura postrado en tierra, te adoro con profundo rendimiento, te alabo y te bendigo con todo mi corazón. Creo en Vos, espero en Vos, y te amo sobre todas las cosas. Con todas mis fuerzas: te pido perdón de mis pecados por la Sangre de Vuestro Hijo mi Señor Jesucristo, y propongo la enmienda de mi vida, confiado en su santísima gracia, la que pretendo alcanzar de vuestra misericordia por la intercesión de la Virgen María, mi Medianera y Abogada. Amén.

DÍA PRIMERO – 17 DE ABRIL
ORACIÓN PARA ESTE DÍA

Omnipotente Dios y Señor nuestro, que haces ostentación de vuestro poder en libertar a vuestros amigos y escogidos de los insultos de sus contrarios; Señor, que sacaste a Israel de Egipto y lo libraste de la tiranía de Faraón; Vos, que libraste la casa en donde encarnó vuestro Unigénito Hijo en las purísimas entrañas de la Virgen María, de las profanaciones de los Griegos: Vos, Señor, manifestasteis también vuestra omnipotencia librando la milagrosa Imagen de María Santísima del Buen Consejo de los insultos y profanaciones de los Turcos, que se apoderaron de Escútari, sacándola de aquel lugar que se infestó de Mahometismo: nosotros os bendecimos y damos gracias, porque así como preservaste a la Virgen de la mancha del pecado original, haciéndola quebrantar la cabeza de la Serpiente; así preservaste su sagrada Imagen de las irreverencias de los impíos, haciéndola debeladora de todas las herejías. Suplicámoste, Señor, por la intercesión de esta misma Señora nos deis luz para conocer la fealdad y error de toda herejía, gracia para huir de ella, y para morir en defensa de Nuestra Santa Fe Católica. Amén.
  
Hoy se harán muchos actos de protestación de la Fe Católica; se hará resolución firme en honor de la Virgen, de huir de la comunicación de personas libertinas y de la lección de libros impíos, y de repetir muchas veces y enseñar otros la Doctrina Cristiana. Para ponerlo en práctica, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las siguientes oraciones.
  
ORACIONES PARA TODOS LOS DÍAS
Santísima y Bellísima María,
Más pura que el Sol al medio día,
Pues más de lo que os pido me otorgáis,
Por el Hijo Divino que adoráis,
Sed la Consejera y Protectora mía,
Para que no ofenda a Dios en ningún día. Ave María.
     
Ahora Virgen Santa, Bella Aurora,
Mi dulce Consejera y mi Señora,
Pedid a Jesús vuestro Hijo amado
Que no me deje caer en el pecado
De noche, ni de día, ni en ninguna hora.
Pues para eso sois mi Madre y Protectora. Ave María.

Mi dulce Capitana, gran Guerrera,
Mi Divina Abogada y Consejera,
Dígnate amparar con brazo fuerte
A este vuestro criado, en la hora de la muerte
Para que no caiga cuando muera
En culpa de algún modo, ni manera. Ave María.

℣. Dios te salve María, hija de Dios Padre.
℟. Dios te salve María, Madre de Dios Hijo.
℣. Dios te salve María, Esposa del Espíritu Santo.
℟. Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad.
℣. Dios te salve, Virgen purísima y castísima antes del Parto.
℟. Dios te salve, Virgen purísima y castísima en el Parto.
℣. Dios te salve, Virgen purísima y castísima después del Parto.
℟. Líbranos, Señora, de cometer algún pecado.
  
OFRECIMIENTO.
Oh dulce Virgen María, Madre de Dios, refugio de pecadores, consolación de afligidos, confortación de atribulados, soberana consejera de todos: yo, aunque indigno de estar en tu presencia, recurro por fin a ti, a implorar tu ayuda y socorro, para ser tu devoto, y para amarte de todo mi corazón, y a tu purísimo Hijo. ¡Oh Madre mía del BUEN CONSEJO! Bien podéis alcanzarme, si es de vuestra voluntad, los medios más eficaces para abandonar la culpa, abrazar la virtud, y para conservarme fiel y constante en los santos propósitos. Ea pues, Virgen amabilísima, ahora que vengo a ti, acógeme en tu seno, y sedme amorosa Protectora en todas mis necesidades temporales y espirituales, para que publique por todas partes, que eres aquella Virgen graciosísima, de quien vienen los buenos consejos, para confortación de todos los que imploran tu santo patrocinio. Amén.
  
LETANÍA A LA SANTÍSIMA VIRGEN
Señor, ten piedad de nosotros.
Jesucristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
   
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
  
Dios Padre celestial, ten piedad de no­sotros.
Dios Hijo Redentor del mundo, ten pie­dad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad que eres un sólo Dios, ten piedad de nosotros.
  
Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega por nosotros.
Santa Virgen de vírgenes, ruega por nosotros.
Madre de Cristo, ruega por nosotros.
Madre de la Iglesia, ruega por nosotros.
Madre de la Divína gracia, ruega por nosotros.
Madre purísima, ruega por nosotros.
Madre castísima, ruega por nosotros.
Madre inviolada, ruega por nosotros.
Madre incorrupta, ruega por nosotros.
Madre amable, ruega por nosotros.
Madre admirable, ruega por nosotros.
Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros.
Madre del Creador, ruega por nosotros.
Madre del Salvador, ruega por nosotros.
Virgen prudentísima, ruega por nosotros.
Virgen venerable, ruega por nosotros.
Virgen laudable, ruega por nosotros.
Virgen humildísima, ruega por nosotros.
Virgen poderosa, ruega por nosotros.
Virgen clemente, ruega por nosotros.
Virgen fiel, ruega por nosotros.
Espejo de justicia, ruega por nosotros.
Trono de la Sabiduría, ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría, ruega por nosotros.
Vaso espiritual, ruega por nosotros.
Vaso honorable, ruega por nosotros.
Vaso de insígne devoción, ruega por nosotros.
Rosa mística, ruega por nosotros.
Torre de David, ruega por nosotros.
Torre de marfil, ruega por nosotros.
Casa de oro, ruega por nosotros.
Arca de la Alianza, ruega por nosotros.
Puerta del Cielo, ruega por nosotros.
Estrella de la mañana, ruega por nosotros.
Arca de salvación, ruega por nosotros.
Mística ciudad de Dios, ruega por nosotros.
Adoratriz perpetua de Jesús Sacramentado, ruega por nosotros.
Salud de los enfermos, ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores, ruega por nosotros.
Consuelo de los afligidos, ruega por nosotros.
Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros.
Corredentora del género humano, ruega por nosotros.
Medianera de todas las gracias, ruega por nosotros.
Terror de los demonios, ruega por nosotros.
Exterminadora de todas las herejías, ruega por nosotros.
Reina Inmaculada, ruega por nosotros.
Reina de los Ángeles, ruega por nosotros.
Reina de los Patriarcas, ruega por nosotros.
Reina de los Profetas, ruega por nosotros.
Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros.
Reina de los Mártires, ruega por nosotros.
Reina de los Confesores, ruega por nosotros.
Reina de las Vírgenes, ruega por nosotros.
Reina de todos los Santos, ruega por nosotros.
Reina concebida sin mancha de pecado, ruega por nosotros.
Reina asunta a los Cielos, ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros.
Reina del clero, ruega por nosotros.
Reina de la Iglesia, ruega por nosotros.
Reina de la familia, ruega por nosotros.
Reina de la paz, ruega por nosotros.
  
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros.
  
Antífona: Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, María Madre del Buen Consejo; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita! (T.P. Aleluya).

℣. Ruega por nosotros, Santa María, Virgen y Madre del Buen Consejo. (T.P. Aleluya).
℟. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo. (T.P. Aleluya).
  
ORACIÓN
Oh Dios, admirable dador de todo bien, que conservaste inmune de las manos de los Turcos la hermosa Imagen de la Madre de tu dilecto Hijo en la región de Albania, y que hiciste traer a nosotros con admirable prodigio de tus santos Ángeles, y quisiste llamarla con el singular título del Buen Consejo, concédenos te suplicamos, para que quienes veneramos de todo corazón tanta generosidad de bienes, por sus méritos y saludables consejos, logremos llegar felizmente a la Patria Celestial.
  
Te suplicamos, Señor Dios, nos concedas a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo: y, por la intercesión de la gloriosa y Bienaventurada siempre Vírgen María santísima, vernos libres de las tristezas presentes, y obtener las alegrías eternas. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
 
GOZOS
    
Viva la Estrella del día,
De las virtudes espejo,
De los Cielos alegría,
Del mismo Dios embeleso.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
   
Viva la que engendra y cría
A todo un Dios, en su seno
Para la ventura mía
Y de los hombres remedio.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
    
Viva la que la ambrosía
Le ministra de sus pechos,
La que le arrulla y le cría
Con cariño y con respeto.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
    
Viva la que de Turquía
Desamparó el triste suelo,
Y dio a Italia la alegría
De elegirla por asiento.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
    
Viva la Señora pía
Que a Genazzano ha dispuesto
Para trono de su gloria,
Para lugar de su asiento.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
    
Viva la Estrella que guía
Por el salado elemento,
Convirtiendo el agua fría
En un durísimo suelo.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
    
Viva la que mantenía
A sus criados sin sustento,
Dándoles pan de alegría
Y bebida de consuelo.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
    
Viva la que suspendía
Su Imagen entre los Cielos
Y la tierra sin tocar
Algún lugar, ni algún suelo.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
    
Viva la Reina María,
De los enfermos remedio,
De los tristes alegría,
Y luz de todos los ciegos.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.
    
Viva la que en la agonía
Asiste a todos sus siervos,
La que es esperanza mía
En aquel lance postrero.
Viva la Virgen María,
Madre del Santo Consejo.

Una Salve al Purísimo Corazón de María Santísima, por todos sus devotos, para alcanzar una buena muerte.
 
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
DÍA SEGUNDO – 18 DE ABRIL
Por la señal...
Acto de Contrición.
     
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Todo Poderoso Señor y Dios mío, que en favor de vuestros escogidos habéis obrado siempre mil estupendas maravillas. Vos que dividiste el mar Rojo para que Israel pasase por él a pie enjuto: Vos, Señor, habéis hecho también estas y mayores maravillas en favor de vuestra Santa Madre, como que ella es más amada y estimada de Vos, que todos los Ángeles y que todos los Bienaventurados juntos, como dice San Alberto. Así, para que la Sagrada Imagen de María del Buen Consejo saliese de entre los desórdenes de los Turcos, consolidaste las aguas del Golfo de Venecia, e hiciste que por sobre ellas pasase en manos de Ángeles, desde Albania hasta Italia, no permitiendo que su Retrato perseverase entre gentes tan impías y pecadoras, como los descendientes de los escitas. Os damos gracias, Señor, por este prodigio obrado en honor de nuestra Señora María: y os pedimos por su intercesión la gracia de apartarnos de todo pecado, y de sus ocasiones, y lo que solicitamos en esta Novena. Amén.
  
Hoy se harán firmes resoluciones de evitar todas las ocasiones de pecar, prometiendo a la Virgen no volver jamás a la casa, a la conversación, a la amistad en que se ha ofendido, y hay riesgo de ofender a Dios. Para ponerlo en práctica, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las Oraciones y los Gozos, como están en el primer día.
   
DÍA TERCERO – 19 DE ABRIL
Por la señal...
Acto de Contrición.
     
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Dios y Señor todo Poderoso, que premiaste al Pueblo de Israel la fidelidad en seguir vuestra Santa Ley, sacándolo a la tierra de Promisión por medio de muchos prodigios: vos, Señor, habéis querido premiar la devoción de dos familias de Albania, que servían a la Sagrada Imagen de María Santísima del Buen Consejo, sacándolas desde Escútari hasta Italia por medio de muchos milagros. Así quisiste que se renovasen los portentos de todos los siglos, para premiarles su tierna devoción a María, pues las hiciste caminar sobre las aguas del mar, como por sobre un duro suelo; y los proveísteis de alimentos y bebida dulce en el mar salado: les conservasteis los vestidos sin envejecerse, como a los Israelitas, y los llenasteis de alegría, poniéndola en salvamento para que prosiguiesen sirviendo con fervor a tan gran Señora. Nosotros os damos infinitas gracias por los favores que hacéis a los devotos de María; y os pedimos nos alcancéis la gracia de agradarla. Amén.
   
Hoy en honor a Nuestra Señora se harán propósitos de servirla toda la vida, de rezar cada día el Rosario, de dar limosna, y visitar los sábados a un enfermo, de abstenerse del vicio dominante, y confesarse en sus festividades. Para poder practicarla, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las Oraciones y los Gozos, como están en el primer día.
  
DÍA CUARTO – 20 DE ABRIL
Por la señal...
Acto de Contrición.
     
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Todopoderoso Dios y Señor mío, que para guiar a vuestro Pueblo por el Desierto, les disteis de día una columna de nube, y de noche otra columna de fuego que les residiese: Vos, Señor, quisiste renovar este prodigio en honor de la Sagrada Imagen con el título del Buen Consejo, haciendo que se apareciesen dos columnas de fuego y de nube en su translación hasta Italia, que sirviesen de antorchas en su sagrado culto, y al mismo tiempo de guía a las dos familias que le acompañaban, contra los ardores del Sol, en el día, y en las tinieblas de la noche. Os damos, Señor, rendidas gracias por esta maravilla que obraste en honor de María, y en favor de sus devotos; y os pedimos por su intercesión la gracia de caminar siempre con la luz de vuestra santa Ley, y de no apartarnos jamás de la guía de vuestros Mandamientos. Amén.
  
Hoy se pedirá a la Virgen luz para elegir un Director (no sólo confesor) que nos guíe por el camino de la vida; y se hará resolución en honor de la misma Virgen, de seguir sus órdenes y acciones. Para ponerlo en práctica, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las Oraciones y los Gozos, como están en el primer día.
   
DÍA QUINTO – 21 DE ABRIL
Por la señal...
Acto de Contrición.
     
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Señor y Dios Eterno, que para acrisolar la virtud de vuestros escogidos, les permites en esta vida muchas tribulaciones.: Vos, Señor, para probar la virtud de las dos familias que seguían la Sagrada Imagen de María Santísima del Buen Consejo, hiciste que se les desapareciese esta Imagen al entrar por las puertas de Roma. ¡Oh! ¡Cuánto fue el dolor de aquellas piadosas almas, al verse privadas de aquel sagrado Tesoro! ¡Oh! ¡Cómo atribuían a sus pecados aquella perdida, y los lloraban para alcanzar el perdón, y la restitución de aquel divino Simulacro! Mas Vos, Señor, como consolasteis a Abrahán en otro tiempo, les disteis también el consuelo de revelarles que encontrarían la Sagrada Imagen en Genazzano. Nosotros os damos gracias por estos prodigios obrados en favor de los devotos de nuestra Señora la Santa Virgen; y os pedimos la gracia de buscar por la penitencia la imagen de vuestras perfecciones, que grabaste en nuestras almas y que borramos, con nuestros pecados. Amén.
  
Hoy se dedicará a ejercicios de penitencia; se resolverá, a hacer los Ejercicios Espirituales por diez días, a hacer confesión general con consejo del Director. Para ponerlo en práctica, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las Oraciones y los Gozos, como están en el primer día.
   
DÍA SEXTO – 22 DE ABRIL
Por la señal...
Acto de Contrición.
     
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Soberano Dios y Señor nuestro, que has querido honrar a Nuestra Señora la Virgen María con singulares prodigios y maravillas, para que conociésemos todos lo mucho que la amáis, y lo que os interesáis en sus cultos; Vos, Señor, quisisteis que fuese milagrosa en su entrada en Genazzano, haciendo que todas las campanas se repicasen por sí mismas, e hiciesen la salva a su gran Reina, y que los pueblos y todas las criaturas, movidos de vuestro poder, corriesen a postrarse a sus pies, tributándola sus rendimientos, y repitiendo voces e himnos de alegría y de júbilo, por la gran felicidad que Dios les hacía con darles esta Sagrada Imagen. Os damos, Señor, la gracias por estos prodigios obrados en honor de Nuestra Señora: y os pedimos por su intercesión, que de tal suerte hagamos penitencia de nuestras culpas, que nuestra conversión sea celebrada con alegría y júbilos por los Ángeles del Cielo, y lo demás que os pedimos en esta Novena. Amén.
  
Hoy formemos propósitos de hacer cuanto está de nuestra parte para convertir los pecadores, y dar este gozo a los Ángeles; haciendo en honor de Nuestra Señora paz entre los discordes, predicando, amonestando, corrigiendo, y enseñando a los pecadores. Para ponerlo en práctica, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las Oraciones y los Gozos, como están en el primer día.
   
DÍA SÉPTIMO – 23 DE ABRIL
Por la señal...
Acto de Contrición.
     
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Soberano Dios y Señor mío, que eres admirable en los prodigios que obras en honor de vuestros Santos para testificar sus merecimientos y el aprecio que haces de sus virtudes: Vos, Señor, quisiste hacer en honor de Nuestra Señora María Santísima una muy estupenda maravilla, pues hiciste que por manos de Ángeles fuese arrancado un lienzo de la pared en que estaba pintada su prodigiosa Imagen del Buen Consejo, y que entero lo trasladasen a Genazzano, en cuyo Templo se ve la maravilla de que esté el pedazo de pared suspenso en el aire, sin arrimo ni apoyo alguno. Os damos, Señor, rendidas gracias por este milagro hecho en honor de Nuestra Señora, y os pedimos que apartéis nuestros corazones de los afectos terrenos, y elevéis nuestras almas el deseo de la vida eterna. Amén.
  
Hoy se considerará la vanidad de los bienes terrenos, y la grandeza de los eternos. Se hará resolución de solo aspirar a los celestiales, y de reprimir los ímpetus de la vanidad, y de la impureza y demás pasiones. Para ponerlo en práctica, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las Oraciones y los Gozos, como están en el primer día.
   
DÍA OCTAVO – 24 DE ABRIL
Por la señal...
Acto de Contrición.
     
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Soberano Señor y Dios Eterno, que criaste la luz para que sirviese con la variedad de colores al adorno de Nuestra Señora María Santísima, y que la vestiste del Sol y la Luna: Vos, Señor, habéis hecho en su honor un estupendo prodigio, pues habéis conservado vivos y frescos los colores de la prodigiosa Imagen de nuestra Señora del Buen Consejo por espacio de cientos de años, sin que el terreno de la pared los borre, ni la injuria de los temporales los marchite; para darnos a conocer la integridad de su Pureza Virginal, que no recibió mancha ni mengua alguna con su Santísimo parto. Os damos, Señor, las gracias por esta maravilla obrada en honor de Nuestra Señora; y os pedimos por su intercesión que conservéis en nosotros el adorno cándido de la pureza y demás virtudes, y lo que os pedimos en esta Novena. Amén.
  
Hoy se harán resoluciones firmes en honor de Nuestra Señora de vivir en castidad según el estado, y de vestir o recoger Doncellas, y consagrarlas a Dios, Para ponerlo en práctica, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las Oraciones y los Gozos, como están en el primer día.
  
DÍA NOVENO – 25 DE ABRIL
Por la señal...
Acto de Contrición.
     
ORACIÓN PARA ESTE DÍA
Dios y Señor nuestro, que compadecido de nuestra miseria, nos habéis dado por amparo a Nuestra Señora María Santísima, Vos, Señor, habéis querido manifestar lo que os agrada el que en nuestras necesidades recurramos a esta Soberana Reina con el nombre del Buen Consejo, pues otorgáis todo lo que se os pide por su intercesión. Así los ciegos han alcanzado vista en Genazzano; los tullidos, pies; los tentados, fortaleza; las mujeres, partos felices; los enfermos, salud; los tristes, consuelo; los pecadores, perdón y gracia para enmendarse. Nosotros os damos gracias porque criaste a la Virgen Santísima para Madre vuestra, y refugio de nosotros pobres y miserables hijos de Adán; y os pedimos por su intercesión la exaltación de la Fe Católica, extirpación de las herejías, paz entre los Príncipes cristianos, la salud para los enfermos, la conversión de los pecadores, la perseverancia de los justos, la serenidad de los vientos, la fertilidad de la tierra, la salubridad de los frutos, el perdón de nuestras culpas y la felicidad de la Gloria. Amén.
  
Hoy se hará carta de esclavitud a Nuestra Señora: se hará resolución de recurrir a su Majestad en todas nuestras tentaciones y necesidades, de ganarle muchos devotos, procurándolo así con exhortaciones y ejemplos. Para ponerlo en práctica, pidamos a la Virgen Santísima nos alcance gracia; y para obligarla saludémosla con las Oraciones y los Gozos, como están en el primer día.
  
HIMNO A NUESTRA SEÑORA DEL BUEN CONSEJO
  
Señora, por buena suerte
Tu Buen Consejo imploramos
Para que todos obtengamos
Buena vida y buena muerte.
  
De Escútari te viniste
Por no ver al Otomano,
Y gloriosa en Genazzano
Mejor mansión elegiste.
  
Dos familias te siguieron
De tu devoción llevadas,
Y fueron afortunadas
Porque así te obedecieron.
   
De luz y de nube dos
Columnas fueron la guía
Para que en la noche y día
Prodigios hiciese Dios.
   
Montes y mares pasaron
A pie enjuto y sin temor
Debiéndote este favor.
Porque de ti confiaron.
     
De Roma te desapareces
Y a Genazzano te vas,
Y allí a conocer te das
Milagrosa una y mil veces.
  
No de tus glorias me alejo
Cuando honrada te diviso
Con nombre de Paraíso
De Gracia y del Buen Consejo.
  
Prodigiosamente tiene
Dios a tu Imagen Sagrada
Tan de su mano colgada
Que en el aire la mantiene.
   
Tu antiguo templo en Turquía
Se mira tan respetado
Que quien profanarlo ha osado
Fue castigado en el día.
   
Tu culto está tan estable
En todos, ¡oh gran Señora!
Que todo el mundo te venera
Con amor inalterable.
  
Ruega a Dios por tus devotos
Y alcánzales, Madre buena,
Que todos en tu Novena
Te consagren muchos votos.
  
Una Salve por todos los enfermos.
  
NOTA: Esta Soberana Señora se ha manifestado especial Abogada de los peligrosos partos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)