Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 1 de julio de 2019

SAN AARÓN, SACERDOTE DEL ANTIGUO TESTAMENTO

“Ensalzó [Dios] a Aarón, hermano de Moisés, y semejante a él, de la tribu de Leví. Asentó con él un pacto eterno; y diole el sacerdocio de la nación, y le llenó de felicidad y gloria”. (Eclesiástico 45, 7-8)
 
San Aarón (Juan de Juanes, Museo del Prado)
  
San Aarón fue hermano de San Moisés y de Santa María, hijos de Amram y Jocabed, de la tribu de Leví. La Sagrada Escritura afirma que Moisés y Aarón, junto con su linaje paterno, disfrutaron inicialmente de la longevidad de los setitas antediluvianos y los semitas posdiluvianos (que sin embargo disminuyó hasta que sus descendientes llegaron a ser iguales que los demás hombres), lo que explica que en tiempos del Éxodo, Moisés (de 80) y Aarón (de 83) tuvieran el mismo vigor que un hombre actual de cincuenta años. El papel aarónico a comienzos del Éxodo era el ser el vocero de su hermano Moisés, el cual era tartamudo, ante el pueblo de Israel y la corte de Faraón. En la célebre batalla en Rafidim contra Amalec, Aarón y su cuñado Hur (abuelo de Bezalel, quien construyera el Arca de la Alianza) sostuvo los brazos de San Moisés hasta la puesta del sol, dándole la victoria a las armas de San Josué; mas al poco tiempo, mientras su hermano recibió las tablas de la Ley, cedió a la presión de sus compatriotas para fabricar un becerro de oro (la tradición judía dice que por miedo a correr la misma suerte que su cuñado, al cual asesinaron), pecado del cual se arrepintió.
  
Pero la elección que Dios hizo de él como “primer sacerdote del orden levítico” (Martirologio Romano, 1 de Julio) es lo que le ameritó mejor recordación a San Aarón, y el celo con que desempeñó su ministerio como intercesor aplacando la ira de Dios contra su pueblo rebelde (Números 1), le concedió que sólo los varones que probaran descender de él servirían como Sacerdotes y Sumos Sacerdotes (San Zacarías, padre de San Juan Bautista, era descendiente de Aarón por parte de Abía, nieto de Eleázar). De él descendieron los sumos sacerdotes Helí, Abiatar, Sadoc, Jehoyada, Helcías y Josué/Jesús hijo de Josedec, como también Judas Macabeo y sus hermanos y la dinastía Asmonea. El requerimiento de demostrar linaje desde San Aarón motivó a las familias sacerdotales judías a llevar cuidadosa cuenta de su genealogía, como vemos en los primeros capítulos del libro I de los Paralipómenos (Crónicas), de las cuales se valió después de la Cautividad babilónica el gobernador Nehemías para apartar del sacerdocio a una familia que no pudo probar parentesco (Esdras; Nehemías 7, 63-65).
  
El sacerdocio aarónico funcionó entre mediados del siglo XIV antes de Cristo hasta el año 33 AD, cuando se cumplió la profecía de Zacarías 6, 11-13, que anunciaba la fusión de la realeza y el sacerdocio en la persona de Jesús el Cristo, figurado en San Melquisedec de Salem (Génesis). Claro está que antes del cumplimiento de la profecía, el sacerdocio levítico quedó desprestigiado con los sacerdotes apóstatas y usurpadores Jasón, Menelao, Lisímaco y Alcimo, llegando a ser en tiempos de la dominación romana un mero puesto político del que disponía el gobernador (lo que explica que Anás fuera despojado de su cargo y remplazado por varios hijos suyos y su yerno Caifás). El sacerdocio sempiterno de Jesús fue inaugurado el 24 de Marzo del 33 cuando instituyó el Santo Sacrificio de la Misa y el Sacramento del Orden Sacerdotal, y al día siguiente, cuando Jesús derrama su Sangre preciosa en la Cruz del Calvario, Caifás deja vacante irremisiblemente el sacerdocio veterotestamentario y el velo del Templo se rasga en medio. La destrucción del Templo por las tropas de Tito César en el año 70 será el punto final.
  
ORACIÓN
Oh Dios, que mandaste a tu siervo Moisés constituir como sacerdote a Aarón con la infusión del óleo sagrado: concédenos a nosotros tus siervos que se renueve la efusión del Espíritu de santidad en nuestras entrañas por medio de la unción de tu gracia. Por J. C. N. S. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)