Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

jueves, 20 de mayo de 2021

NO SE HALLÓ LA “PRUEBA REINA” DE PÍO XII EN LA GUERRA MUNDIAL, PERO SÍ QUE ÉL INICIÓ LA “REVOLUCIÓN LITÚRGICA” NOVUSORDIANA

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO.
   
Revisando en Marzo de 2020 parte de los documentos abiertos por el Archivo Vaticano, los historiadores no han encontrado evidencia que Pío XII esté involucrado en crimen alguno en conexión por sus acciones durante la II Guerra Mundial.
Sin embargo, han encontrado que él estuvo implicado en iniciar lo que vino a ser llamado la “Revolución litúrgica”, esto es, la destrucción de la Misa Católica y el Divino Oficio Tradicional y su posterior remplazo por el falso (inválido) servicio protestante-masónico-pagano del Nuevo Orden de 1969 usado por la Iglesia Conciliar.
   
Pío XII (reinó entre 1939 y 1958) bien pudo estar implicado en la fase inicial de la destrucción de la Liturgia Católica Tradicional por el nombramiento del presbítero francmasón Aníbal Bugnini CM como presidente de la Comisión de “Reforma” y aprobando cambios destructivos para la Misa y el Divino Oficio comenzando en 1947, pero aparentemente, hasta donde se ve, Pío XII no ha sido implicado en ningún crimen conexo a sus acciones durante la II Guerra Mundial. Los historiadores han estado revisando una parte de sus documentos liberados por los Archivos vaticanos en Marzo de 2020.
   
El 5 de Mayo de 2021, un panel de historiadores hablando de la Universidad jesuita de Fordham en la ciudad de Nueva York dijeron que aún no han encontrado nada y no esperaban encontrar algo criminal en el papel de Pío XII durante la II Guerra Mundial. Con todo, los historiadores admitieron que hallaron evidencia que Pío XII había comenzado lo que vino a ser llamado la “Revolución litúrgica”, esto es, la destrucción de la Misa Católica y el Divino Oficio Tradicional y su posterior remplazo por el falso (inválido) servicio protestante-masónico-pagano del Nuevo Orden de 1969, que hasta el sol de hoy permanece como el “Rito Ordinario” de la Iglesia Conciliar [Parte de la información para este Comentario proviene del National Catholic Reporter].
   
   
Verdaderos Católicos, muchos Católicos tradicionales hasta la fecha no han llegado a entender lo que los historiadores, que Pío XII no fue tan “tradicional” como ellos piensan. Los hechos históricos muestran que Pío XII dio la largada a la primera fase de la destrucción de la Misa Católica, los Sacramentos y el Divino Oficio tradicional. El fallecido historiador católico tradicional Padre Anthony Cekada, comenzó a presentar este hallazgo en su obra de 2010 “Work of Human Hands: A Theological Critique of the Mass of Paul VI” (Obra de manos humanas: Una crítica teológica de la misa de Pablo VI). Desde temprano, nosotros los Padres de TRADITIO hemos llamado la atención sobre este hecho frecuentemente ignorado deliberadamente que muchos Católicos tradicionales rehúsan admitir porque quieren hallar en Pío XII un modelo idealizado de Catolicismo tradicional, como si su muerte en 1958 marcase una suerte de línea divisoria. Un creciente número de evidencia no lleva esa interpretación. En muchos aspectos, Pío XII no fue más tradicional en la doctrina y el culto que su “sucesor” Juan XXIII bis.

3 comentarios:

  1. Sin ánimo de polemizar me parece injusto atribuir a Pío XII responsabilidad en la deriva protestantizante que concluyó en la Reforma de Paulo VI de 1969. Si bien es cierto que pudo haber nombrado a Bugnini, es cierto también que Bugnini manifestó años después más claramente su modernismo, además que habrá que ver en qué momento preciso supuestamente adhirió a la masonería (las sospechas van en esa dirección). Por otra parte, es injusto caerle tan duramente a un papa que escribió uno de los documentos litúrgicos más grandes de la historia, la Mediator Dei en 1947, sin duda uno de los puntos más altos de su pontificado, justamente para advertir sobre graves desviaciones en el movimiento litúrgico y reafirmando principios que luego fueron pisoteados por la Reforma montiniana. Pensemos en las advertencias claras que hace sobre el desequilibrio entre justicia y misericordia divinas y que ya estaba apareciendo en deformaciones litúrgicas, en que no debía separarse el altar del tabernáculo, o en las advertencias que hace sobre las novedades de la Teoría del Misterio Pascual (de Odo Cassel). Se refirió incluso a los novadores que intentaban mostrar un Cristo resucitado en detrimento del Cristo sometido a la Pasión (hoy a la orden del día), advirtiendo también sobre los que querían hacer desaparecer de los crucifijos las señales de los acerbísimos dolores que sufrió el Redentor, o su actuación en otros temas, por ejemplo, los esfuerzos que hizo para evitar que los modernistas coparan el Instituto Pontificio Bíblico sancionando a teólogos y profesores (lo que le valió enormes críticas de la progresía) o tratar de contener el modernismo en la enseñanza en las universidades católicas, o la redacción del “Tercer Syllabus” (como lo llamó acertadamente Romano Amerio) que fue la encíclica Humanis Generis de 1950 (el primero era el Syllabus de Pío IX, el segundo era la Pascendi Gregis de San Pío X) en donde arremete contra el pensamiento moderno, encíclica que, por cierto, odiaba Teilhard de Chardin, hereje enquistado en la Iglesia. Entiendo que algunas modificaciones litúrgicas que se hicieron durante el pontificado de Pío XII pudieron hacer pensar a algunos que la liturgia puede impunemente modificarse cada tanto, pero me parece que hay un abismo entre la actitud del papa Pacelli y lo que ocurrió luego bajo el lamentable pontificado de Paulo VI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, distinguido Augusto, no es lo mismo Pío XII (que sin negarle los méritos por definir dogmáticamente la Asunción de María y combatir el modernismo y la “Nouvelle Théologie”, se rodeó de personajes funestos como el masón Bugnini, el marrano Béa/Behayim o el filocomunista Siri) que Pablo VI (que ya de plano hizo más visible el triunfo que los modernistas lograron en los cónclaves y el Concilio), pero no podemos olvidar que esas “reformas” litúrgicas fueron la cabeza de puente para lo que vino después con el Novus Ordo (que hoy es otra etapa para algo mucho peor).

      El punto es que muchos católicos tradicionalistas piensan que la Apostasía actual surgió en el vacío, cuando en realidad fue un proceso que ya venía dándose de mucho tiempo atrás, antes de 1958.

      Eliminar
    2. Gracias por su respuesta. Totalmente de acuerdo con la esencia de vuestra respuesta: la apostasía no surgió de la nada, ni todo estaba tan perfecto antes del Concilio. Solo pensemos en las semillas del ecumenismo falso de la década de 1920 o los avances modernistas en la exégesis o, por supuesto, las desviaciones del movimiento litúrgico. Ni hablar de Maritain y su “Nueva Cristiandad” y tantas cosas más. No sé si hay tantos católicos tradicionalistas que piensen que la apostasía surgió de la nada, pero es cierto que a veces hay análisis algo simplistas sobre la crisis de la Iglesia.

      Eliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)