Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 2 de mayo de 2021

RENÉ LAURENTIN, AMIGO DE FALSAS APARICIONES Y ENEMIGO DE LA CORREDENCIÓN (Y ECUMENISTA)

Que Francisco Bergoglio es enemigo de la Corredención (que es una doctrina cierta y próxima sostenida por los últimos Papas basándose en la Patrística y la Liturgia de Oriente y Occidente), es un hecho de conocimiento público. Lo que no muchos conocen, es que esa postura (que ya venía desde el Vaticano II), fue propuesta por el que para los modernistas es el “teólogo mariano más famoso del siglo XX”, cuyo nombre es René Laurentin.
   

René Jacques Laurentin Jactel
  
René Jacques Laurentin nació del arquitecto Maurice Laurentin Furet (que construyó la iglesia del Sagrado Corazón en Cholet) y Marie Anne Jactel Gamichon el 19 de Octubre de 1917 en Tours (Francia). Segundo de entre cinco hermanos (entre ellos la periodista feminista Marie “Ménie” Laurentin-Grégoire), René ingresó al Seminario de los Carmelitas en el Instituto Católico de París en 1934, donde obtuvo la licenciatura en filosofía tomista (dirigido por Jacques Maritain) y la licenciatura en letras en 1938. Al año siguiente, al terminar el año de teología, fue llamado a prestar servicio militar, llegando al grado de oficial de infantería. En 1940, fue capturado por las tropas alemanas en Bélgica y pasó prisionero los cinco años siguientes en el Offizierslager (campo de prisioneros para oficiales) IV-B en Königstein, Alemania. Liberado y condecorado con la Cruz de Guerra, retomó los estudios y fue ordenado sacerdote el 8 de Diciembre de 1946 con el Rito Romano Tradicional para la diócesis de Angers. Obtuvo su tesis doctoral en teología el 7 de Febrero de 1953, y dos años después fue nombrado profesor en la facultad de teología de la Universidad Católica de Angers.
   
En 1960, René Laurentin fue llamado por Roncalli/Juan XXIII bis para la comisión preparatoria del Concilio Vaticano II, donde fue perito del mismo. Fue miembro de la Pontificia Academia Teológica de Roma, columnista del diario Le Figaro y escribió casi 160 libros. Recibió en 2002 el grado de Oficial de la Legión de Honor y el 30 de Abril de 2009, Ratzinger/Benedicto XVI lo nombró Prelado de Su Santidad. Falleció en Évry, un suburbio de París, el 10 de Septiembre de 2017, a los 99 años de edad.
   
Irónicamente, a Laurentin (que incursionó en la mariología con el padre Marie-Albert Génévois OP) se le ha de recordar como antimariano: perito que fue del Vaticano II, fue el autor del último capítulo de Lumen Géntium, que fue introducido tras el rechazo del Schema constitutiónis dogmáticæ de Beátæ Maríæ Vírginis para la definición del dogma de María Mediadora de todas las gracias y Corredentora del género humano, presentado por el cardenal Alfredo Ottaviani.
   
Entre el 18 y el 24 de Agosto de 1996, la Pontificia Academia Mariana Internacional celebró en Częstochowa, Polonia su XII Congreso Mariológico Internacional, cuyo tema fue “De María, Mater Dómini in mystério salútis, quod ab Oriéntis et Occidéntis Ecclésiis in Spíritu Sancto hódie celebrátur” (Sobre María, Madre del Señor, en el misterio salvífico, que en el Espíritu Santo hoy se celebra en las Iglesias de Oriente y Occidente). El día 15, Karol Wojtyła/Juan Pablo II les pidió estudiar la posibilidad de la definición de los títulos marianos de Mediadora, Corredentora y Abogada. Tras varias reuniones de trabajo, la Comisión (conformada por 15 teólogos católicos –entre ellos Laurentin–, tres “ortodoxos” –dos griegos y uno siríaco–, un luterano y un anglicano) publicó una declaración a medio camino entre el mea culpa y la tentativa de sepultar el culto mariano en nombre del “ecumenismo”, donde se hacen las siguientes afirmaciones (Fuente: L’Osservatore Romano, 4 de junio de 1997, página 10, traducción propia):
DECLARACIÓN DE LA COMISIÓN TEOLÓGICA SOBRE LA CUESTIÓN DE LA PETICIÓN DE LA DEFINICIÓN DEL DOGMA DE MARÍA MEDIANERA-CORREDENTORA Y ABOGADA
   
Habiendo pedido la Santa Sede que este XII Congreso Mariológico Internacional, que se está celebrando en Częstochowa (Polonia), estudiase la posibilidad y la oportunidad de la definición de los títulos marianos de «Medianera», «Corredentora» y «Abogada», como ciertos círculos solicitan actualmente de la misma Santa Sede, pareció oportuno constituir una Comisión eligiendo quince teólogos específicamente preparados en la materia, los cuales pudiesen discutir y analizar la cuestión con reflexión madura. Más allá de su preparación teológica se buscó la máxima heterogeneidad geográfica entre ellos, de modo que sus eventuales consensos deviniesen especialmente significativos. Se ha buscado además enriquecer este grupo de estudio, agregando a este, como miembros externos, algunos teologos no católicos presentes en el Congreso. Así, se ha llegado a la siguiente conclusión:
   
1. Los títulos propuestos resultan ambiguos ya que pueden entenderse de diversos modos. Nos ha parecido además que no es conveniente abandonar la línea teológica seguida en el concilio Vaticano II, el cual no ha querido definir ninguno de ellos: no utilizó en su magisterio el título de Corredentora; y de los títulos Mediadora y Abogada ha hecho un uso muy sobrio (Lumen Géntium, 62).
    
2. Aunque se atribuyeran a esos títulos unos contenidos por los que se pudiera aceptar su pertenencia al depósito de la Fe, su definición, en la actual situación, no resultaría, sin embargo, teológicamente conveniente, en cuanto que tales títulos y las doctrinas inherentes a ellos, necesitan todavía una ulterior profundización y una renovada perspectiva trinitaria, eclesiológica y antropológica. Finalmente, los teólogos, especialmente los no católicos, se han mostrado sensibles a las dificultades ecuménicas que implicaría una definición de los susodichos títulos.
   
Presidente: P. Pavao Melada, O.F.M. (PAMI)
Secretario: P. Stefano Cecchin, O.F.M. (PAMI)
Moderador: P. Cándido Pozo, S.J. (España).
   
1. P. Ignacio M. Calabuig, O.S.M. (Roma)
2. P. Jesús Castellano Cervera, O.C.D. (España)
3. P. Franz Courth, S.A.C. (Alemania)
4. P. Stefano de Fiores, S.M.M. (Italia)
5. P. Miguel Ángel Delgado, O.S.M. (México)
6. Rev. Manuel Felício da Rocha (Portugal)
7. P. Georges Gharib, Melquita (Siria)
8. Rev. René Laurentin (Francia)
9. P. Jan Pach, O.S.P.P.E. (Polonia)
10. Rev. Adalbert Rebić (Croatia)
11. Rev. Jean Rivain (Francia)
12. P. Johann Roten, S.M. (EE.UU.)
13. P. Ermanno Toniolo, O.S.M. (Italia)
14. Rev. Teofil Siudy (Polonia)
15. Dr. Anton Ziegenaus (Alemania)
  
No católicos
16. Rev. Roger Greenacre (anglicano)
17. Dr. Hans Christoph Schmidt-Lauber (Luterano - Austria)
18. P. Gennadios Limouris (Ortodoxo)
19. R. P. Jean Kawak (Ortodoxo - Siria)
20. Prof. Constantin Charalampidis (Ortodoxo - Grecia)

El 23 de Diciembre de 2000, el diario oligárquico The New York Times publicó lo siguiente:
«El Padre [René] Laurentin ha afirmado que el dogma propuesto sería el equivalente a lanzar “bombas” contra los protestantes y alargaría la fractura entre el Vaticano y la Iglesia ortodoxa oriental. “María es el modelo de nuestra fe, pero ella no es divina. No hay mediación o corredención sino en Cristo. Él solo es Dios”».
Y más recientemente, en Diciembre de 2005, con ocasión de la firma, el 16 de Mayo de ese año, de la Declaración común de la Comisión internacional anglicano-católica “María: gracia y esperanza en Cristo”, Laurentin publicó un artículo (irónicamente titulado «Es imposible ser fieles a la Escritura y no tomar en serio a María») para la extinta revista italiana 30Giorni, donde dice:
«La Virgen María tuvo un puesto de verdad triunfal en la Iglesia, gracias al impulso del Movimiento mariano (1600-1958) –aunque hubo exageraciones y a veces desviaciones–, hasta el final del pontificado de Pío XII; mientras que ha vuelto a ocupar una categoría menos elevada en la Iglesia a causa de la legítima preocupación de no hacer sombra al ecumenismo, pero también por reacción contra las hipérboles y los extremismos del ya citado Movimiento mariano, y aún más a causa del triunfo postconciliar del espíritu crítico en la teología y en la catequesis.
   
[…]
   
Se puede, pues, hacer mucho camino con los anglicanos si se evita el título de “corredentora”, un término sobre el que no todos los católicos están de acuerdo. Juan XXIII le había pedido con discreción a la Comisión doctrinal del Concilio, en la que yo participaba como experto, que no usara esta palabra».
El «pedido con discreción» de Juan XXIII bis al que se refiere Laurentin está consignado en el Prenotando IV del Schema Constitutiónis Dogmáticæ “De Beáta María Vírgine Matre Dei et Matre hóminum”, que fue presentado el 23 de Noviembre de 1962:
«Omíssæ sunt expressiónes et vocábula quǽdam a Summis Pontifícibus adhíbita, quæ licet in se veríssima, possent diffícilius intélligi a frátribus separátis (in casu, a protestántibus). Inter ália vocábula adnumerári quéunt sequéntia: “Corredémptrix humáni géneris” (S. Pius X, Pius XI); “Reparátrix tótius orbis” (Leo XIII); “matérna in Fílium jura pro hóminum salúte abdicávit” (Benedíctus XV, Pius XII); “mérito dici quéat Ipsam cum Christo humánum genus redemísse” (Benedíctus XV), etc. [Algunas expresiones y palabras utilizadas por los Supremos Pontífices han sido omitidas, mismas que, por sí solas, son absolutamente ciertas, pero que difícilmente podrían ser entendidas por los hermanos separados (en este caso Protestantes). Entre éstas palabras, se pueden contar las siguientes: “Corredentora del género humano” (San Pío X, Pío XI) “Reparadora de todo el mundo” (León XIII); “por la salvación de los hombres, abdicó de los derechos maternos sobre su Hijo” (Benedicto XV, Pío XII); “puede con razón decirse que Ella redimió al género humano juntamente con Cristo” (Benedicto XV), etc.]». (Acta Synodália Sacrosáncti Concílii Œcuménici Vaticáni II, vol. I, parte 4ª (sesiones 31ª a 36ª). Roma, Tipografía Políglota Vaticana, 1971. pág. 99)
Cabe recordar que él mismo había escrito lo siguiente:
«Utilizado o protegido por dos papas, aún en el ejercicio más humilde de su magisterio supremo, el término en lo sucesivo, requiere de nuestro respeto. Sería gravemente temerario, por decir lo menos, atacar su legitimidad». (Le titre de Corédemptrice: Étude historique/El título de Corredentora: Estudio histórico. Serie Mariánum, 13. París, ediciones Lethielleux, 1951)
Palabras que contradijo posteriormente:
«El título de “Corredentora” que se acuñó para ella [María] y que le ha sido ampliamente atribuido por mariólogos, aunque no lo retienen el magisterio papal o el Vaticano II, le quedaría bien al Espíritu Santo, en el sentido más fundamental y estricto del término». (Court traité sur la Vierge Marie/Tratado corto sobre la Virgen María, 5ª edición. París, París, ediciones Lethielleux, 1988).
De otra arista, él defendía a ultranza las falsas apariciones en Međugorje (Laurentin escribió, entre otros, “Las últimas novedades de Međugorje”, compilando las “apariciones” y los mensajes entre 1984 y 1998, hasta que el obispo diocesano de Mostar Ratko Perić Raguž le prohibió que emitiese juicio sobre el particular, prohibición que Laurentin “se saltó a la torera”), Scottsdale (Arizona, Estados Unidos. Las “apariciones” a los jóvenes Gianna Talone-Sullivan –que se mudó a Emmitsburg, Maryland, y sus “apariciones” fueron declaradas “constat non supernaturalitáte” por la archidiócesis de Baltimore en 2002–, Mary Cook, Susan Evans, Steve y Wendy Nelson, James Pauley, Jim Kupanoff, Annie Ross Fitch y Stefanie Staab se dieron poco después que el presbítero John “Jack” Dallas Spalduing, los llevó en peregrinación a Međugorje. Spaulding murió el 25 de Febrero de 2020, mientras se decidía en el Vaticano la apelación de su reducción a estado laico luego de ser hallado culpable de abusos y acoso sexual a menores), y a la falsa mística Vassula Rydén (nacida Vassiliki Claudia Pendakis, “ortodoxa” griega; Laurentin la entrevistó y prologó su libro “La verdadera vida en Dios” y escribió dos libros en su defensa, a pesar que tanto la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1995 y 2007 como el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla en 2011 y la Archidiócesis Ortodoxa de Chipre en 2012 condenaron como falsas sus “revelaciones” –estos últimos incluso las tacharon de herejía–).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)