Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

jueves, 22 de julio de 2021

LECTORAS EN LA “MISA INDULTADA”: CÓMO BERGOGLIO “OBEDECIÓ” “Summórum Pontíficum” EN BUENOS AIRES

Noticia tomada de GLORIA NEWS.
   
   
Francisco Bergoglio combatió la Misa Romana ya como arzobispo de Buenos Aires, después de que Benedicto XVI Ratzinger publicara en 2007 su Motu Proprio “Summórum Pontíficum”.
   
Permitió una Misa Romana en la capilla del Sagrado Corazón en Flores, en el centro de Buenos Aires. La arquidiócesis tiene –teóricamente– 3 millones de católicos. Un grupo que incluye a muchos jóvenes asistió a esta Misa durante unos tres años, hasta que por mandato de Bergoglio, el presbítero Antonio “Tony” Panaro, párroco de Santa Francisca Javier Cabrini, la suspendió el 6 de junio de 2010.
    
Esta y otras negativas a permitir la Misa Romana fueron documentadas por el sitio web Pagina Catolica
    
Los sacerdotes dispuestos a celebrar la Misa Romana se enfrentaron a la disposición secreta de Bergoglio de que la liturgia romana sólo podía celebrarse en dos lugares: en Nuestra Señora del Carmen y en la cripta de San Miguel Arcángel, donde merced al presbítero Ricardo Pascual Dotro las lecturas del Novus Ordo se impusieron al Rito Romano y fueron leídas por laicos, tanto hombres como mujeres. Pero incluso en estas dos capillas esta forma abusiva de la Misa Romana fue finalmente cancelada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)