Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 27 de marzo de 2016

MENSAJE DE PASCUA

Amados hermanos en Jesús y María, "Hæc dies, quam fecit Dóminus: exsultémus et lætémur in ea, allelúja". (Este es el día que hizo el Señor: regocijémonos y alegrémonos en él, aleluya).
  
Con estas palabras, procedentes de las Laudes del día de hoy, Domingo de Resurrección, confirmadas aún más porque hoy es el día exacto en que Jesús, Nuestro Salvador, el primogénito de los muertos, se levantó glorioso del sepulcro, eliminando totalmente el dominio del pecado y la muerte (y de su autor, satanás el maldito) sobre la humanidad, de manera que hoy se salva el que quiere acoger el Sacrificio y la Doctrina; y presentando a Yahveh Dios Padre Todopoderoso las primicias (las almas de los Patriarcas, Profetas y demás justos del Antiguo Testamento), confirmando así que Él es Dios y que la fe Católica Tradicional, por la que tanto luchamos exponiéndonos a mil peligros y denuestos, es la verdadera.
  
Partiendo de ello, reiteramos el llamado del Apóstol San Pablo: "Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad los bienes del cielo, donde Cristo está sentado a la diestra de Dios: Poned vuestros afectos en las cosas celestiales, y no en las de la tierra" (Colosenses 3, 1-2). Despojémonos de todo aquello que pueda obstaculizar nuestra perfección, emprendamos una conversión sincera y radical, revistámonos de la armadura espiritual y continuemos nuestra lucha contra el error y la apostasía, para que finalizada nuestra vida terrena, o el día en que Nuestro Señor regrese como Rey y Juez inexorable y seamos transformados (no sabemos el día ni la hora), merezcamos reinar con Él en el Cielo por toda la eternidad.
  
Pidámosle a la Santísima Virgen María, que fue la primera en contemplar a su Hijo resucitado y al santo séquito que Le acompañaba, que siga intercediendo por nosotros para que nos haga dignos de su Divina Majestad, y perseveremos siempre en la Fe, sin componendas con los enemigos visibles e invisibles que buscan destruir el Remanente.
 
¡SANTAS PASCUAS PARA TODOS VOSOTROS! ¡ALELUYA!
 
Frater Jorge Rondón Santos
 
Año del Señor 2016, a 27 de Marzo, XXXVIII de la Santa Cruzada.

1 comentario:

  1. A propósito, fuera del Libro de la Resurrección de Cristo de San Bartolomé Apóstol y del Evangelio de Gamaliel (ambos apócrifos), numerosos Santos Padres, Doctores e historiadores eclesiásticos aseguran que Nuestro Señor, habiendo resucitado, apareció primeramente a su santísima Madre. Entre estos autores se destacan:
    *San Ambrosio, en De virgínibus, libro III.
    *San Anselmo, en su libro De Excelléntia Vírginis, cap. 6.
    *San Buenaventura, en su libro Meditaciones de la vida de Jesucristo, cap. 87.
    *San Bernardino de Siena, en su Sermón 52 de la Resurrección, cap. 3.
    *Santa Brígida de Suecia, en el libro de sus Revelaciones, cap. 94.
    *Ruperto de Deutz, en De Divínis Offíciis, libro VII, cap. 25.
    *Juan Gersón, en un sermón para el día de Pascua.
    *Ludolfo Cartujo, en Vita Christi, tomo III, cap. 26.
    *Alfonso de Cartagena, en De Jesu Christi, libro XIV, homilía 8.
    *Sebastián Barradas SJ, en el tomo cuarto de sus Commentária in concórdiam et históriam evangélicam, libro VIII, cap. 8.
    *Nicéforo Calixto Xantópulo, en História Ecclesiástica, libro I, cap. 32.
    San Antonino, en la primera parte de las Crónicas, título 5, cap. 7, § 1.
    *El Cardenal César Baronio, en el tomo 1º de los Annáles Ecclesiástici, en el año 34 de Jesucristo.
    *El padre Joseph Besson SJ, en un libro que tituló La Syrie sainte, conteniendo las cosas que vio en la Judea, dice que en la iglesia del Santo Sepulcro, hay una capilla dedicada a la aparición de Jesús resucitado a la Santísima Virgen, donde reposa el Santísimo Sacramento.
    *La Venerable Sor María de Jesús Agreda, en Mística Ciudad de Dios, parte XVI, cap. 26.

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)