NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

sábado, 5 de noviembre de 2016

MORDAZA VATICANA EN ACCIÓN: CENSURAN A FRAILE QUE DIJO SER "CASTIGO DE DIOS" EL TERREMOTO EN ITALIA

Desde Italia nos ha llegado este informe:
  
Al reverendo Giovanni Cavalcoli OP, en el programa Corso per Catechisti (que se daba cada primer, tercer y quinto domingo del mes a las 17:55h), de la filial italiana de Radio María (o mejor, Radio “María” Mesoropolitana, porque le hacen propaganda a las falsas apariciones de Medjugorje), le preguntó un radioescucha lo siguiente el pasado 30 de Octubre, día en que sucedió el terremoto en Umbría y las Marcas (Italia), que de resultas dejó la destrucción de la Basílica de San Benito en Nursia y una grieta en San Pablo Extramuros (jurisdicción del Vaticano), previo al viaje de Antipapa Bergoglio a Lund de la Suecia para celebrar el 499° Lutherstag:
“La pregunta que le quiero hacer es la misma, pero es doble, en el sentido: con el Bautismo el hombre entra en la gracia de Dios, comienza a circular en esta dinámica virtuosa; pero cuando el hombre en pecado mortal sale de esta vida, ¿las consecuencias son solo espirituales o pueden ser también materiales? Y alargo el discurso, por lo dicho de que la pregunta es doble, pero tienen a grosso modo la misma raíz: cuando un pueblo o los legisladores de este pueblo hacen leyes contrarias a Dios, como desgraciadamente ha sucedido en Italia hace algunos meses –me refiero a las leyes sobre uniones civiles a todo aquel que quisiere obtenerla–, ¿cuáles son las consecuencias? Y llego al punto de la mi pregunta: las catástrofes naturales como el terremoto, ¿pueden ser una consecuencia de un pueblo, de un legislador que hace leyes contrarias? ¿El terremoto de estos días pudo tener una raíz….?
  
Giovanni Cavalcoli OP (instalado en el "presbiterado" Novus Ordo en 1971, por tanto, NO ES SACERDOTE CATÓLICO)
 
Ante esto, Cavalcoli respondió: 
“Entonces, recojamos su discurso. Las consecuencias del pecado mortal: el pecado mortal es la pérdida de la gracia, todavía Dios está cercano a todos, por tanto existe la posibilidad que el pecador se arrepienta y si se arrepiente recupera la gracia, gracia, como he dicho, que deriva del bautismo. Cuando uno cae en el pecado mortal, se pudiera decir que la gracia del bautismo casi se adormece, de hecho la pierde. Por lo que si desgraciadamente tuviese que morir, va al Infierno, y es una cosa bastante seria. Por tanto, en caso de pecado mortal, es necesario reparar cuanto antes. Otra cosa que Vd. ha dicho: la legislación está en contraste con nuestra religión. Sí, también estas leyes sobre las uniones civiles ciertamente crean mucha dificultad a nosotros los creyentes, no hay duda. ¿Qué relación puede tener con el pecado? Necesita estar atento, las leyes del Estado desgraciadamente a veces pueden manifestarse injustas, por tanto nosotros los cristianos no debemos aprovecerlas, porque si las aprovecemos pecamos, podríamos pecar incluso mortalmente. Por cuanto respecta a la cuestión de los terremotps, ¿qué podríamos decir? También puedo responder con seguridad como dogmático: una cosa es segura, que los cataclismos, la naturaleza, los desórdenes de la naturaleza, todas aquellas acciones de la naturaleza que ponen en peligro la vida humana son de tantas clases, los aluviones, etcétera, tienen una explicación de carácter teológico. No estoy haciendo de geólogo, distingamos bien los campos -uno calcula una causa física de un terremoto, no es mi campo, dejo todo el campo a los expertos y me auguro con todo el corazón que progresando la ciencia, pueda– y si llegaremos un día, ¡llegaremos! Como habíamos hecho tantas conquistas, llegaremos de alguna manera a entender cuáles son las causas y por tanto hacer en manera de defenderse de estos terremotos, poderlos prever, o (ahora no quisiera disparar mucho) quién sabe que un día no lleguemos también a impedirlo, ¿por qué no? Como quiera que, aclarado esto, yo soy un teólogo, vamos adelante con el discurso teológico.
  
Desde el punto de vista teológico, estos desastres son una consecuencia del pecado original, por tanto se pueden considerar verdaderamente como castigo del pecado original –aunque si la palabra no agrada, pero yo igualmente la digo–, es una palabra bíblica, no hay ningún problema. Naturalmente necesitaría entender bien qué se entiende por castigo.
  
Luego una última pregunta que Vd. dice: ¿pero no serán un castigo divino por acciones cometidas hoy en nuestra sociedad? Este es un discurso mucho más delicado, eventualmente se puede tener cualquier opinión, que no se puede alcanzar una seguridad, a menos que uno no tenga una iluminación divina. Yo os digo esto, una opinión personalísima. Me ha golpeado profundamente esta enorme desgracia de la destrucción de la iglesia que recuerda en Nursia a San Benito. Me ha golpeado mucho, repito, no quiero sacar conclusiones que rayen en la superstición, pero os confieso que me ha golpeado mucho en este sentido: ¿Quién era [San] Benito? Benito es el patrono de Europa, y el padre de la civilización cristiana europea. Hoy, tristemente, los más grandes estudiosos no sólo católicos, sino también irreligiosos, están constatando una gravísima crisis en la Europa, y también el otro día escuchaba una conferencia del profesor Gotti Tedeschi, que es un gran economista pero al mismo tiempo es también filósofo, y teólogo, y conoce sobre esta situación y ha mostrado el nexo que existe entre la crisis económica europea y la crisis espiritual europea. Ahora no me propago, pero era interesantísima, entre lo otro que señala… ..estimo interesante, que él, economista de fama internacional, ha dicho que la crisis de la familia, el decrecimiento de los nacimientos, está ligado también al proceso de "miserimento" hacia el cual nos estamos encaminando con la disolución, con el hecho que las industrias van al exterior está sucediendo que los grandes sueños de potencia europea están cayendo y en otras grandísimas zonas del planeta como en China, en América Latina, en África, donde no hay esta baja en los nacimientos, donde hay familias numerosas, en los mismos países islámicos, es donde se da un gran desarrollo económico por el cual nosotros los europeos que vanagloriabamos esta bella idea, esta idea malthusiana que la reducción de los nacimientos aumentaría la riqueza, está sucediendo lo inverso. Luego llego al punto: castigo divino. Ved un poco, en suma, se tiene la impresión que estas ofensas que se dirigen a la ley divina, pensad en la dignidad de la familia, en la dignidad del matrimonio, en la misma dignidad de la unión sexual, en el límite, ¿no? Siempre hacen verdadamente pensar que aquí estamos ante, llamémoslo castigo divino, ciertamente es un reclamo muy fuerte de la Providencia, pero no tanto en el sentido, no digamos en el sentido aflictivo, mas sí en el sentido de reclamo a las conciencias, para recuperar los que son los principios de la ley natural”.
  
Ante eso, el escolapio Livio Fanzaga (que irónicamente quisieron censurarlo porque anunció la muerte a Mónica Cirinnà, ponente del proyecto de ley sobre las uniones homosexuales en Italia), director de Radio María Italia, declaró al diario La Reppublica:
“las exresiones informadas son de un conductor externo, hechas a título personal, que no reflejan absolutamente el pensamiento del emisor al respecto”. 
Radio María considera inaceptable la posición del Padre (sic) Giovanni Cavalcoli sobre el terremoto y lo suspende con efecto inmediato de su transmisión mensual. Tal posición no está en línea con el anuncio de la misericordia que es la escencia del cristianismo y de la acción pastoral del Papa Francisco. Radio María se disculpa si tales expresiones pudieron haber ofendido la sensibilidad de los hermanos terremotados y expresa su plena solidaridad y cercanía en la oración. Radio María asegura, como lo ha hecho en el pasado, los vínculos de oración con las zonas terremotadas para hacerles sentir la cercanía de toda la Iglesia”.

Livio Fanzaga Sch. P., director de Radio María Italia
  
Captura de pantalla del website Radio María Italia (en el cuadro amarillo, la declaración de la emisora y transcripción del audio polémico)
  
Ello temiendo los rayos y centellas que el Vaticano apóstata pudiese lanzarles, PERO NO LES SIRVIÓ DE NADA, porque días después, Ángelo Becciu, vicesecretario de Estado del Vaticano, ha declarado ante Radio Vaticana y L’Osservatore Romano (y por ende, son declaraciones oficiales) que:
Aquel que evoca el castigo divino en los micrófonos de Radio María, ofende el mismo nombre de la Virgen que por los creyentes es vista como la Madre misericordiosa que se inclina sobre sus hijos dolientes y seca sus lágrimas, sobre todo en momentos terribles como el terremoto.

[Las palabras de Cavalcoli] son afirmaciones ofensivas para los creyentes y escandalosas para quienes no creen, datadas al período precristiano que no responden a la teología de la Iglesia porque son contrarias a la visión de Dios que ofrece Cristo, que ha revelado el rostro de Dios amor, que no es un Dios caprichoso o vengativo, [que pertenece en cambio] a una visión pagana y no cristiana
 
No podemos no pedir perdón a los hermanos afectados por la tragedia del terremoto por haber sido etiquetadas como víctimas de la ira de Dios; y sepan en cambio que cuentan con la simpatía, la solidaridad y el apoyo del Papa y de la Iglesia, de quien tienen una parte en su corazón
Radio María debe corregir los tonos de su lenguaje y conformarse más al Evangelio y al mensaje de la misericordia y de la solidaridad propugnado con pasióne por el Papa Francisco especialmente en el año jubilar”.

Sumado a ellos, cual cuervos ante la carroña, los prelados de la iglesia conciliar italiana no tardaron en pronunciarse: Domenico Pompili, “obispo” de Rieti, calificó como “desatinadas blasfemias” las palabras de Cavalcali; y su homólogo en Cremona, Antonio Napolioni, dijo que “no podía callar ante las blasfemias que son lanzadas desde los púlpitos digitales, estampados o parroquiales cuando se atribuye al terremoto la valía de ‘castigo de Dios por las uniones civiles’”.
  
Frente a esto, Cavalcioli reiteró sus palabras en las emisoras Radio Sol y Radio Capitale, y en entrevista a La Fede Quotidiana, sentenció que el Vaticano está lleno de masones y que son ellos los que deberían pedir perdón por haver reevaluado al herético Lutero, añadiendo “soy un dominico serio y con la espina dorsal recta, no soy un lamepiés”. A la Secretaría de Estado y a Radio María Italia, los mandó “a estudiarse el Catecismo”.
  
COMENTARIO
Este hecho es la prueba inequívoca de que el Vaticano apóstata, sobre todo ahora que reina Bergoglio, maneja una política de mano dura contra los fieles conciliares que les recuerdan los mínimos de la Doctrina Cristiana, mientras que se inclinan sumisos (por no decir que se ponen en cuatro) ante los modernistas recalcitrantes que demuelen la poca catolicidad que le queda.
  
Que “Dios es Amor”, cierto es, PERO TAMBIÉN ES FUEGO CONSUMIDOR (Deuteronomio IV, 24). Desde el Génesis al Apocalipsis, la Biblia habla que el pecado trae entre sus consecuencias el castigo, tanto si lo comete un individuo, como la sociedad entera (no en vano Dios ha declarado ser יַהְוֶה אֵל קַנָּא, esto es, Yahveh Dios celoso). En muchas apariciones de Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen (en especial las ocurridas en Quito, La Salette y Fátima), como también en las revelaciones y profecías de muchos santos y bienaventurados (San Nilo, Santa Brígida, San Vicente Ferrer, Sor Natividad de Bretaña, Francisco Palau y Quer, Beata Ana María Taigi, Sor Lucía de Fátima, Sor Elena Aiello, Padre Pío y otros), se hace insistencia en que por los pecados de la humanidad y la Apostasía de la Iglesia vendrá gran castigo al Final de los tiempos. Incluso la devoción de los fieles lo proclama en el Acto de Contrición, el Vía Crucis, e innúmeras oraciones y actos píos.

Pero bien dice el capítulo XVII del Apocalipsis acerca de la Gran Ramera Babilónica (la secta deuterovaticana) que ella está ebria de la sangre de los santos y ha fornicado con los reyes y mercaderes de la tierra. Y puesto que “cual es el rey, tal su grey”, podemos deducir que los prelados de ella son también asesinos, fornicarios y homosexuales (porque al condonar la homosexualidad y apoyar las iniciativas que sobre ello quiere imponer el lobby judeo-masónico-comunista-elegetebeísta internacional en los países otrora católicos -Italia, España, México, Colombia y otros-, están diciendo que ellos en el fondo lo son) “Dime qué defiendes, y te diré qué eres”.
  
No es dable a estas alturas pedirle a Dios que detenga toda esta ola de Apostasía, sino por el contrario, PARA QUE CADA DÍA MÁS SE EXPONGA LA DESNUDEZ CONCILIAR, QUE SUS ENGAÑOS SALGAN A LA LUZ.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

quiero verlo denunciando la apostasía woytilana y la libertad religiosa masónica del conciliábulo

el terremoto no es castigo de Dios sino consecuencia de que los cobardes posconciliares no hayan hecho la consagración...

Jorge Rondón Santos dijo...

Si le vale de algo a Cavalcioli la erudición y ser anti-Rahner, que denuncie YA el Conciliábulo, sus antipapas y santurrones.

El terremoto es advertencia del Fin de los Tiempos, y castigo porque en esa nación han renegado de Cristo.

Aparte, ¿de qué serviría que hicieran los posconciliares la Consagración de Rusia, si ellos son antimarianos hasta el punto de que Montini mató a Sor Lucía de Fátima para impedir que revelase el Tercer Secreto (que hablaba de la Apostasía y el Castigo final, no sobre el asesinato de JP2)? La Consagración de Rusia la hizo el santo Papa mártir Pío XII en 1952, pero igual, sólo daría al mundo "un tiempo de paz" y que Rusia se convirtiese a la paz, como la Virgen lo dijo.

No vengan con el cuento de Siri, porque él SE SOMETIÓ A LOS ANTIPAPAS CONCILIARES.

Anónimo dijo...

¡ANATEMA EL DEUTEROVATICANO CONCILIO!
¡ANATEMA A RONCALLI!
¡ANATEMA A MONTINI!
¡ANATEMA A LUCIANI!
¡ANATEMA A WOJTYLA!
¡ANATEMA A RATZINGER!
¡ANATEMA A bERGOGLIO!
¡ANATEMA A TODOS SUS SUCESORES!
¡ANATEMA AL CLERO APÓSTATA!
¡ANATEMA A SUS DEFENSORES!
¡ANATEMA SUS FALSOS Y ESPÚREOS SACRAMENTOS!
¡ANATEMA SU DOCTRINA ADULTERADA, FORNEGUERA Y SODOMIZADA!

Anónimo dijo...

No es la nación la que renegó sino sus pastores de la mano del puto woytila ¿o acaso usted se olvida que +el promovió que cambien el concordato que el Estado Italiano tenía con el vaticano para que saquen a la religión católica como la religión oficial del Estado, FUERON LOS PUTOS PASTORES OKUPAS POSCONILIARES QUE APOSTATARON NO LA GENTE, las ovejas no tienen la culpa de todo sino sus malos pastores. Dios envió a un buen pastor según su corazón para gobernar la iglesia luego de la muerte de PÍO XII, EL CARDENAL SIRI, pero los putos okupas no lo dejaron gobernar mediante patrañas.

Anónimo dijo...

¿forneguera?¿no habrá querido decir fornicaria?

Anónimo dijo...

No es un cuento lo de Siri, ya va a salir todo a la luz y verán que no es un cuento. Siri no se sometió nada, ese es el verdadero cuento que ustedes se tragaron.

Jorge Rondón Santos dijo...

Anónimo sirianista: Los pastores okupas apostataron, pero el pueblo por una falsa obediencia les siguió en su apostasía, y por tanto tienen parte en la apostasía y tendrán parte en el Castigo final.

Si Giuseppe Siri nunca se sometió a los antipapas conciliares, él debió salir de ahí INMEDIATAMENTE EN 1958, erigir la Santa Sede Apostólica en el Exilio y declarar el anatema sobre los que le impedían asumir el trono, ¡PERO NO LO HIZO! Muy al contrario, mencionaba en ellos a los antipapas conciliares (y seguramente con el Novus Ordo); y participaba en los cónclaves subsiguientes al de su abortada elección en 1958 (sabiendo que si lo elegían lo iban a boicotear).

Pero bueno, si tiene las pruebas pertinentes para rebatirnos, tenga la amabilidad de presentarlas.