Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 15 de noviembre de 2019

LA ELIMINACIÓN DE LA MISA DE SAN PÍO V (EL PLAN DE LA MASONERÍA)

NOTA: La foto muestra la primer MISA NUEVA (PABLO VI), y sus efectos: Sacerdotes y masones en la MISA NUEVA.
 
  
He aquí el plan, extraído de las Instrucciones secretas de Nubius y otros miembros de la Alta Venta:
“... nuestro objetivo final es el de Voltaire y la Revolución Francesa: es decir, la aniquilación completa del catolicismo e incluso de la idea cristiana…”.
“El catolicismo, menos aún que la monarquía, no teme la punta de un estilete, pero estas dos bases del orden social pueden caer bajo el peso de la corrupción. No nos cansemos, entonces, nunca de corromper”.
“El mejor puñal para asesinar a la Iglesia y golpearla en el corazón es la corrupción. ¡Manos a la obra, entonces!... popularicemos el vicio entre las multitudes. Que lo respiren con los cinco sentidos, que lo beban, que se saturen de él (...). Haced corazones viciosos y no tendréis más católicos. Alejad al sacerdote de la laboriosidad, del altar y de la virtud: buscad diestramente ocupar sus pensamientos y su tiempo en otra cosa. Hacedlo ocioso, glotón (...); se volverá ambicioso, intrigante y perverso…
Hemos comenzado la mayor corrupción; la corrupción del pueblo a través de la del clero y la del clero por medio nuestro; ¡una corrupción tal que debe conducir a la sepultura de la Iglesia!”.
“Hay que descatolizar el mundo… No conspiramos sino contra Roma… Es la moral lo que importa golpear; debemos, por lo tanto, ¡herir el corazón!”.
“Lo que debemos buscar y esperar, así como los hebreos esperan al Mesías, es un Papa de acuerdo con nuestras necesidades. No tenemos dudas de que llegaremos a este supremo punto en nuestros esfuerzos. Pero ¿cuándo? y ¿cómo?... Hay que apuntar a la juventud: ¡hay que seducir a los jóvenes! Es necesario atraer a la juventud, sin que se dé cuenta, bajo la bandera de las sociedades secretas… Dentro de algunos años este joven clero habrá, por la fuerza de las cosas, invadido todos los puestos. Gobernarán, administrarán, juzgarán… y serán llamados a elegir al futuro Papa… Este Papa… estará necesariamente embebido de los principios italianos y humanitarios que nosotros comenzamos ahora a poner en circulación… ¿Queréis revolucionar la Italia? Buscad el Papa cuyo retrato os hemos hecho. ¿Queréis establecer el reino de los elegidos en el trono de la prostituta de Babilonia? Haced que el clero camine bajo vuestras banderas, creyendo caminar bajo la bandera de las Llaves Apostólicas. Tended vuestras redes… en el fondo de las sacristías, de los seminarios y de los conventos… Pescaréis amigos y los conduciréis al pie de la Cátedra Apostólica. Habréis logrado así una revolución en tiara y capa, precedida por la cruz y el estandarte; una revolución que no necesitará más que de una pequeña ayuda para aplicar el fuego a los cuatro ángulos del mundo”.
  
Éste es el plan de los años 1818-1836: para asesinar a la Iglesia de Cristo debía usarse la corrupción, principalmente en el clero, de manera de obtener un papa “corrupto” que pudiera llevar la revolución a los cuatro ángulos de la tierra. ¿Sabía Nubius que el puñal que asesinaría definitivamente a la Iglesia de Cristo era el “puñal” del Caballero Rosacruz que, en lugar de celebrar el Sacrificio de Cristo en la Cruz ofrecido a la Santísima Trinidad, celebraría el Deicidio en holocausto a Lucifer?

Revista “CHIESA VIVA” Julio – Agosto 2019.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)