Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 11 de noviembre de 2019

ORACIÓN EN TIEMPOS DE PLAGAS O PROBLEMAS

LATÍN
Antiphona: Ádjuva nos, Deus salutáris nostri, et propter glóriam nóminis tui líbera nos; et propítius esto peccátis nostris propter nomen tuum.
  
Psalmi LIII.
Deus, in nómine tuo salvum me fac: * et in virtúte tua júdica me.
Deus, exáudi oratiónem meam: * áuribus pércipe verba oris mei.
Quóniam aliéni insurrexérunt advérsum me, et fortes quæsiérunt ánimam meam: * et non proposuérunt Deum ante conspéctum suum.
Ecce enim Deus ádjuvat me: * et Dóminus suscéptor est ánimæ meæ.
Avérte mala inimícis meis: * et in veritáte tua dispérde illos.
Voluntárie sacrificábo tibi: et confitébor nómini tuo, Dómine, quóniam bonum est.
Quóniam ex omni tribulatióne eripuísti me: * et super inimícos meos despéxit óculus meus.
Glória Patri, et Fílio: * et Spirítui Sancto.
Sicut erat in princípio, et nunc, et semper: * et in sǽcula sæculórum. Amen.
  
℣. Propter glóriam nóminis tui líbera nos.
℟. Et propítius esto peccátis nostris propter nomen tuum.
   
Orémus.
  
ORATIO
Preces pópuli tui, quǽsumus, Dómine, cleménter exáudi: ut qui juste pro peccátis nostris affligimur, pro glória nóminis tui misericórditer liberémur. Per Christum Dóminum nostrum. Amen.
  
Te ergo quǽsumus tuis fámulis subvéni, quos Pretióso Sánguine redemísti.
   
TRADUCCIÓN
Antífona: Ayúdanos, Dios salvador nuestro, y para gloria de tu Nombre líbranos, y por tu nombre sé propicio a nuestros pecados.
  
Salmo 53.
Dios, sálvame por tu nombre: * y júzgame según tu poder.
Dios oye mi oración: * y escucha las palabras de mi boca.
Porque extraños se levantaron contra mí, y poderosos procuraron quitar mi vida: * y no se propusieron a Dios delante de sí.
Mas he aquí que Dios me ayuda: * y el Señor es el protector de mi vida.
Vuelve los males contra mis enemigos: * y destrúyelos según tu verdad.
Te ofreceré voluntariamente sacrificios: * y alabaré tu nombre, Señor, porque es bueno.
Porque me sacaste de toda tribulación:* y miré con desprecio la ruina de mis enemigos.
Gloria al Padre, y al Hijo: * y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, y ahora, y siempre: * y en los siglos de los siglos. Amén.
  
℣. Para gloria de tu Nombre líbranos.
℟. Y por tu nombre sé propicio a nuestros pecados.
   
Oremos.
  
ORACIÓN (De la Domínica de Septuagésima)
Te rogamos, Señor, escuches clemente las súplicas de tu pueblo: a fin que seamos liberados misericordiosamente de los pecados por los que justamente estamos afligidos, para la gloria de tu nombre. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
  
Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos, a quienes redimiste con tu Preciosa Sangre.
   
A fin de que los fieles puedan con el mayor fervor dirigir sus humildes súplicas a Dios, y por la invocación de su Santo Nombre puedan misericordiosamente ser librados del azote de su divina Ira, como también de cualquier otro problema, nuestro Santísimo Padre el Papa Pío IX, mediante decreto dado el 8 de Noviembre de 1849, dado en Portici en el Reino de Nápoles, concedió 100 días de Indulgencia cada vez que se diga esta oración con devoción y corazón contrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)