NUESTRO ESTANDARTE

NUESTRO ESTANDARTE
LA CRUZ ES ESTABLE MIENTRAS QUE EL MUNDO DA VUELTAS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS

LOS QUE APOYAN EL ABORTO NO FUERON ABORTADOS
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

A PESAR DE ESCRIBIR EN LATÍN...

domingo, 11 de octubre de 2015

EX-SACERDOTE ANGLICANO: LO QUE PROPONE EL SÍNODO, YA LO IMPLEMENTARON EN CANTERBURY

Reflexiones hechas por el Rev. John Hunwicke, del Ordinariato de Nuestra Señora de Walsingham (Traducción tomada de INFOCATÓLICA. Comentarios nuestros)
   
John Hunwicke
 
De nuevo, escuchamos la profundamente necia sugerencia de que la disciplina actual de la Iglesia de no permitir que los “divorciados vueltos a casar” reciban la Sagrada Comunión podría sustituirse (sólo caso por caso, por supuesto) por un período de disciplina muy dura (seguro que sí), seguido por la readmisión a la Comunión.
  
Ya intentamos todas esas tonterías en la Comunión Anglicana. Si no recuerdo mal, cuando fui ordenado como sacerdote anglicano en los sesenta, los que se habían “casado” por segunda vez después de haberse casado válidamente con otra persona, debían someterse a la disciplina de quedar excluidos de la Sagrada Comunión durante seis meses.
 
La norma no era más que papel mojado. Ni los obispos ni los clérigos parroquiales estaban dispuestos a arrostrar la ira (quiero decir, los sentimientos heridos) de aquellos a los que debían invitar a someterse a esa disciplina.
   
Créanme, ya probamos esas ideas en el Anglicanismo de Inglaterra y demostraron ser un mero paso preliminar brevísimo antes de la aceptación automática de todas las uniones de hecho.
   
Ahora hay una Iglesia de Inglaterra en la cual un obispo 'Católico' [N. del E. Se trata de Jonathan Baker, actual "obispo" anglicano de Fulham, y Visitador Episcopal de los anglicanos tradicionalistas de Londres, Southwark y Rochester], uno de los líderes de la base de Forward in Faith que permanecieron en la Iglesia de Inglaterra, que, divorciado él, se 'casó' con la esposa divorciada de un presbítero. Y él permaneció en su cargo, ministrando a aquellos que suponen han asegurado algo similar a un buen arreglo el poder quedarse en la Iglesia de Inglaterra y 'florecer' allí con plena integridad 'Católica'.
  
 Con gran ayuda del antiguo Adversario, mi viejo y querido Anglicanismo llegó, hace décadas, al lugar al que intentan conducir hoy a la Iglesia Católica (léase Conciliar). Estoy de acuerdo en que es tremendamente sensato seguir el ejemplo y las enseñanzas del Anglicanismo si es que ése es el lugar al que han decidido dirigirse, con la misma augusta ayuda.
   
A mi entender, sin embargo, parecen ser
desconcertantemente ingenuos al no ser conscientes del destino,
irritantemente arrogantes al creer que son los primeros en haber tenido esas Brillantes y Novedosas Ideas, y
totalmente obtusos al no darse cuenta de quién las ideó y dónde lo hizo.
   
***
  
1) Un Arzobispo canadiense no muy espabilado [Paul-André Durocher, Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Canadá] quiere que las mujeres sean ordenadas diaconisas. Así es cómo, en el Anglicanismo, se fue preparado a la gente para que aceptaran las sacerdotisas.
 
2) [Thomas] Rosica, ese sujeto de lengua viperina cuyos deberes parecen incluir decir a los padres sinodales lo que deben pensar, afirma que la admisión a la Comunión de los divorciados en una nueva unión debería decidirse regionalmente. Como anglicanos, nuestro término técnico para esto era “autonomía de las provincias”. Es una forma genial de pervertir la fe… Se consigue que una perversión comience sólo en un lugar y, después, uno la extiende mediante una combinación de intimidación y sigilo.
 
¿Es que piensa el Diablo que puede salirse con la suya en la Iglesia Católica cuando el Anglicanismo muestra con total claridad a dónde llevan estos juegos? Parece que sí, y no sería la primera vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)