Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 4 de diciembre de 2013

50 AÑOS DE LA MISA DE CARA AL PUEBLO

COMENTARIO DE FRATER JORGE RONDÓN SANTOS: Marquemos con una enorme cruz negra este día, porque con esto se dio paso a la Misa del Novus ordo y a que el separatismo anticatalán se fortaleciera.

Por Josep M. Bassuet para RELIGIÓN DIGITAL

Hoy, 4 de diciembre, se cumplen 50 años de la clausura solemne de la segunda etapa conciliar, con la aprobación y promulgación de la Constitución sobre la Sagrada Liturgia, la primera Constitución aprobada por el Vaticano II.
  
Primicia del Vaticano II fue la Constitución Sacrosanctum Concilium, sobre la Liturgia. UN DURO GOLPE CONTRA EL SANTO SACRIFICIO DE LA MISA

El debate sobre la Sacrosanctum Concilium duró desde el 22 de octubre al 13 de noviembre de 1962, durante la primera etapa conciliar. El número de Padres conciliares que hicieron uso de la palabra, fueron 253, el de las intervenciones orales, 253, y las escritas, 625, cosa que denota el interés que suscitó el tema litúrgico, sobre todo por lo que hacía referencia las lenguas vernáculas.

Aquí hay que agradecer al obispo Josep Pont i Gol, de Sogorb-Castelló; Narcís Jubany, de Girona; y Ramon Masnou, de Vic, el esfuerzo que hicieron para hacer entender a los obispos españoles, que el catalán también era una lengua litúrgica, ya que la mayoría de los obispos, creían que solo lo podía ser el castellano.

Fueron tres las subcomisiones que reelaboraron el texto debatido, claramente renovador, y que fue presentado a los obispos el 7 de diciembre de 1962. Este texto fue repartido el 29 de septiembre de 1963, y las discusiones y votaciones tuvieron lugar del 8 al 31 de octubre y del 18 al 22 de noviembre, día en que fue votado, con el siguiente resultado: 2159 placet, 19 non placet y 1 voto nulo. La Constitución sobre la Sagrada Liturgia entró en vigor el 16 de febrero de 1964.

Con la Sacrosanctum Concilium, finalmente eran admitidas les lenguas vernáculas de África, Europa, Asia, América y Oceanía.

Tanto el P. Adalbert Franquesa, monje de Montserrat, como el P. Adrien Nocent, monje benedictino de Maredsous y profesor del Instituto Litúrgico de San Anselmo de Roma, participaron activamente, asesorando a los obispos.

Entre les reformas más visibles de la Sacrosanctum Concilium, había, además de la introducción de les lenguas vulgares, el altar de cara al pueblo, la restauración de la oración universal, el canon en voz alta y en lengua vernácula, la comunión con el pan y el vino de la Eucaristía, el canto religioso popular, la reforma de los rituales de los sacramentos o la concelebración.
  
Sacrosanctum Concilium sentó los presupuestos para el Novus Ordo Missae: el altar de cara al pueblo, la restauración de la oración universal, el canon en voz alta y en lengua vernácula, la comunión bajo las dos especies, el canto religioso popular, la concelebración de los sacramentos.

No hace falta decir que la reforma litúrgica fue aceptada, por el hecho que permitía comprender mejor la celebración, ya que los fieles no solo oraban juntos, sino que también cantaban con las lenguas vernáculas. Había en todas partes, un verdadero entusiasmo por la reforma litúrgica. El obispo Bernard Yago, de Costa de Marfil decía: “Dios nos pide que cantemos y recemos según nuestra alma africana, ya que hasta ahora lo habíamos hecho según una tradición latina”.

1 comentario:

  1. Esto que encontré lo comentó Fray Eusebio de Lugo O.S.H. en otro sitio, donde se habla del odio de Montini a la Tradición Católica española.

    "Si alguien en Roma odiaba a la España católica y a todo lo que representaba, ese era Pablo VI. Hijo de madre judía, de padre demócrata-cristiano y albergador de terroristas socialistas, alimentado de lecturas de todos los principales modernistas franceses e italianos, sabía que España había sido precisamente la gran adversaria de la subversión moderna, incluso después de Westfalia. Pero la odiaba mucho más por haber vencido a sus amigos comunistas, y haber restaurado un Estado católico, que era precisamente lo que ellos querían eliminar. Era ese mismo el que se atrevió a violar toda lealtad nombrando los peores obispos imaginables por la puerta falsa. Y en vez de levantarse en bloque, los españoles fueron como mansos corderos al matadero, y entregaron a la basura esa misma tradición por la que muchos habían muerto una generación antes. No quieren oír hablar de liturgia, porque es un reproche sensible de aquello que cobardemente entregaron.

    Harto triste es comprobar cómo los españoles, que en sus siglos gloriosos fueron prudentes como serpientes, y pudieron hacer fracasar muchas veces las conspiraciones de sus pérfidos enemigos, fueron reducidos a partir del S. XIX a ser una sombra de sí mismos, por obra del masónico liberalismo y de la infiltración modernista dentro de la Iglesia. A principios del S. XX, cuando Pío X denunciaba las alevosas maniobras de los modernistas infiltrados hasta entre los cardenales, y que casi habían logrado colocar uno de los suyos en el trono de san Pedro. los obispos españoles, por no decir la mayor parte del clero, estaban a por uvas, como reflejan las anotaciones del Sodalitium Pianum. Ni siquiera la guerra les abrió los ojos para que vieran la subversión rampante, y cuando la Virgen, en Garabandal, en 1961, les avisó del peligro, no sabían de qué les estaba hablando. No se dieron cuenta de que la gente que tenían delante en los ´60 llevaban muchos decenios preparando la Revolución dentro de la Iglesia, y que si odiaban la Tradición católica, todavía odiaban mucho más su versión española".

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)