Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 14 de febrero de 2021

DEPRECACIÓN DE DESAGRAVIO POR LOS PECADOS PÚBLICOS Y PRIVADOS

Tomado del devocionario «El caballero cristiano» del padre Remigio Vilariño Ugarte SJ. Puede emplearse en cualquier momento del año o cuando se desee hacer reparación, especialmente como triduo durante el tiempo de carnaval.
   
   
Señor mío, Jesucristo, que os ofendéis con la culpa y os aplacáis con la penitencia: oíd benigno las súplicas con que imploramos vuestro perdón y misericordia. No nos castiguéis por nuestros innumerables pecados, sino perdonadnos por vuestra infinita misericordia. Os rogamos, Señor, por los que no os ruegan; os bendecimos por los que os maldicen; os adoramos por los que os ultrajan, y por nosotros os pedimos perdón y misericordia.
   
℣. Por nuestros pecados, por los de nuestros padres y hermanos, por los de nuestros amigos y enemigos, por los del mundo entero.
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por nuestra soberbia, por nuestros odios y rencores, por nuestros desprecios de los pobres, por nuestros abusos de los débiles:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por las deshonestidades, por las conversaciones impuras, por las infidelidades de los esposos, por el libertinaje de los jóvenes:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por los escándalos de los teatros, por la licencia de los salones, por la obscenidad en los cantares, por el desenfreno de las diversiones:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por la provocación de las pinturas, por la desvergüenza de las revistas obscenas, por el descaro en las acciones, por la indecencia en los vestidos:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por la mala educación de los padres, por la indocilidad de los hijos, por la insubordinación de los súbditos, por los abusos de los gobernantes:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por la cobardía y debilidad de los tibios, por las hipocresías y respetos humanos, por el atrevimiento y procacidad de los impíos, por la apostasía de los gobiernos y naciones:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por la libertad de cultos, por las insolencias de la prensa, por la libertad de conciencia y por todas las libertades contrarias a vuestras leyes:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por las blasfemias en las calles, por las blasfemias en los periódicos, por las blasfemias en las cátedras, por las blasfemias en los libros:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por la profanación de los días festivos, por la irreverencia en los templos, por el robo de las iglesias y sagrarios, por los insultos a las sagradas imágenes:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por las maquinaciones de la masonería, por los crímenes del anarquismo, por el desenfreno del socialismo, por las maldades de las sociedades anticristianas:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por el despojo del Papa, por la persecución a los Obispos, por la opresión de las Órdenes religiosas, por los insultos al sacerdocio:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por el desprecio de Jesucristo, por la negación de su divinidad, por el menosprecio de sus sacramentos, por la persecución a su Iglesia:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
℣. Por los malos sacerdotes, por los malos jueces, por los malos soldados, por los malos gobernantes:
℟. Misericordia, Señor, misericordia.
   
℣. No os acordéis, Señor, de nuestros delitos.
℟. Ni toméis venganza de nuestros pecados.
   
ORACIÓN
¡Oh Dios, de quién es propio compadecerse siempre y perdonar! Escuchad nuestra oración, para que vuestra piadosa misericordia nos absuelva completamente a nosotros y a todos cuantos están encadenados al pecado. Lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)