Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 13 de febrero de 2021

PELÍCULAS RECOMENDADAS PARA CATÓLICOS TRADICIONALES

Traducción del artículo «¿Qué películas recomendáis para los Católicos tradicionales?», de los Padres de TRADITIO. Comentarios propios. A menos que se especifique otra cosa, las películas son estadounidenses

¿QUÉ PELÍCULAS RECOMENDÁIS PARA LOS CATÓLICOS TRADICIONALES?
   
ADVERTENCIA: Estas películas pueden ser de particular interés para los Católicos tradicionales. Esto no significa que todas las escenas de ellas reflejan el Catolicismo tradicional, sino que estas películas estimularán el pensamiento y la discusión sobre temas de interés para los Católicos tradicionales.
   
Así como la mejor literatura de nuestra tradición clásica greco-romana, pueden haber escenas que requieren la perspectiva de una mente adulta educada (aquí no estamos haciendo recomendaciones para niños o adultos con una perspectiva estrecha sobre literatura). En tratándose de literatura y arte, los Padres y Doctores de la Iglesia, criados en la tradición clásica, eran de una mente más abierta que esta, puesto que abrazaron la brillantez de la literatura y el arte clásico, aun cuando no era cristiano.
   
LA AGONÍA Y EL ÉXTASIS
 (1965, A color, 2h 20min). Charlton Heston y Rex Harrison dan vida a la novela de Irving Stone por un memorable retrato del artista idiosincrático, pero siempre católico Miguel Ángel, y el exteriormente marcial, pero interiormente espiritual Papa Julio II. La acción del drama se centra principalmente alrededor del enfoque renacentista de Miguel Ángel para pintar la Capilla Sixtina y sus conflictos personales con el papa. Aunque fuera de este fermento, viene la que es considerada la obra de arte católica más grande jamás creada.
   
BARRABÁS
 (1961, A color, 2h 14min). Anthony Quinn (nombre artístico de Manuel Antonio Rodrigo Quinn Oaxaca) representa al criminal judío que es liberado mientras que Cristo es condenado a muerte. Un fuerte elenco, incluyendo varios grandes de la época dorada del cine, participa en una producción ambiciosa basada en la novela de Pär Fabien Lagerkvist. La segunda parte transcurre en Roma durante el tiempo de Nerón, y contrario a muchas películas modernas sobre el imperio romano, en las que a duras penas se oye una sola palabra en latín, uno ve y oye el latín todo el tiempo. Barrabás entra a las catacumbas para escuchar el Pater Noster siendo recitado en latín, y un funeral comienza con el canto antifonal en latín del salmo 50, el Miserére. En la música de fondo, una única versión poco arreglada del Kýrie XI, Orbis Factor, se escucha como hilo conductor. Esto no sucede con los escritores-directores modernos, que ya no tienen el sentido clásico que tenían los escritores-directores de los años 1950.

BECKET
 (1964, A color, 2h 28min). Protagonizada por Richard Burton y Peter O’Toole como el contestatario arzobispo de Canterbury y el rey Enrique II de Inglaterra respectivamente. Santo Tomás Becket, a quien los agentes del rey asesinan sacrílegamente en la catedral durante el rezo de las Vísperas por su defensa de la Iglesia y los monasterios, es declarado santo, y el rey es obligado a hacer penitencia pública por su complicidad en el acto criminal.
    
BEN HUR
 (1959, A color, 3h 32min). Versión épica de la novela de conflicto ambientada en la época de Cristo por el general Lew Wallace, con Charlton Heston en el papel del orgulloso Judá Ben-Hur y Stephen Boyd como su amigo romano de infancia Messala, que eventualmente se vuelve contra su amigo convertido al cristianismo. Ganó once Oscares, un récord sólo superado por Titanic y El señor de los anillos: El retorno del rey.
     
EL MANTO NEGRO
 (1991, Canadá-Australia, A color, 1h 41min). Historia de un misionero jesuita del siglo XVII que viaja a través del bosque de Quebec para llevar la fe a las salvajes tribus indígenas. Algunas escenas de las torturas que los misioneros recibieron de los indios son muy gráficas (apropiadamente en este caso) al mostrar los sufrimientos de los Santos Mártires Jesuitas Norteamericanos.
   
EL CARDENAL
 (1963, A color, 2h 55min). Basada en la vida del cardenal Francis Spellman, arzobispo de Nueva York, Tom Tryon protagoniza con un notorio personal de apoyo a Stephen Fermoylez, un joven sacerdote de Boston que es preconizado príncipe de la Iglesia entre las dos guerras mundiales. Aunque no se reproducen todas las maravillosas escenas de la novela de Henry Robinson, las perspectivas en la jerarquía de la Iglesia y especialmente de la Curia Romana son fascinantes. La historia es contada como retrospectivas del novel cardenal, intercaladas con la lectura, en latín en Roma, de la bula papal que lo crea cardenal.
    
CATÓLICOS
 (renombrada posteriormente como CONFLICTO: UNA FÁBULA DEL FUTURO) (1973, A color, 1h 37min). Martin Sheen hace un buen papel como el padre James Kinsella, un comisario enviado por el Vaticano de la novela de Brian Moore, que viaja a una isla remota lejos de las costas de Irlanda para suprimir un monasterio cuyos monjes celebran la Misa Latina Tradicional para los residentes y peregrinos. Opuesto a Martin está Trevor Howard como el abad Tomás O’Malley, que lucha contra la pérdida de su fe.
    
LAS CRUZADAS
 (1935, Blanco y negro, 2h 06min). Cecil B. DeMille combina el fervor religioso y una emocionante historia de amor (Henry Wilcoxon y Loretta Young) en una de sus grandes películas. Este es el conmovedor drama del rey inglés Ricardo Corazón de León dirigiendo a sus soldados en la batalla en Tierra Santa contra las tropas mahometanas de Saladino. Hoy en día hay en circulación mucho sinsentido apologético condenando las Cruzadas (¿Es Vd., herr Ratzinger?). Este filme tiene el sabor de una histórica realidad pro-católica (cosa que no se puede decir de su similar El reino de los Cielos/Cruzada, de 2005).
   
DON BOSCO
 (1988, Italia, A color, 1h 50min). La verdadera historia de San Juan Bosco, con Ben Gazarra como actor principal. Las escenas memorables incluyen la confrontación de Don Bosco y su arzobispo Lorenzo Gastaldi, que lo despoja de sus facultades, al punto que el santo apela directamente al Papa Pío IX, que lo apoya frente al poderoso arzobispo.
   
CRISTIADA (2012, A color, 2h 25min). Expone un período oculto de la historia de la Iglesia en México, donde las parroquias estaban cerradas y los sacerdotes y laicos católicos eran colgados por millares en los postes de teléfono. Este fascinante relato histórico, que no se encuentra fácilmente en los libros de historia porque avergüenza al gobierno mexicano e incluso a la Iglesia (por la felonía de algunos prelados de México y el Vaticano), se convierte en una parábola para la destrucción de la Iglesia en nuestro propio tiempo.
  
A fines de los 1920, el tirano presidente mexicano Francisco Plutarco Elías-Calles Campuzano, ateo y francmasón, instituyó un letal pogromo contra los católicos, que resultó en muchas muertes y dio muchos Santos Mártires de la Fe, incluyendo 4.000 sacerdotes, que fueron colgados por levantar a su pueblo contra el tirano. A diferencia de la mayoría de los católicos de los años 60, que vieron sus iglesias y su Fe usurpadas por un grupo anticatólico como es la Iglesia Conciliar, alrededor de 50.000 mexicanos tomaron las armas para recuperar la libertad de las manos del tirano.
    
Este masivo alzamiento popular por muchos mexicanos contra el gobierno ateo y su presidente es llamado la Guerra cristera o Cristiada (1926-1929), y sus adherentes eran llamados Cristeros, porque su grito de guerra era invocar a Jesucristo con el título de “Cristo Rey”. El 27 de Junio de 1929, las campanas de las iglesias en México sonaron por primera vez en casi tres años. Esta guerra reclamó las vidas de casi 90.000 personas: 56.882 del lado callista y 30.000 cristeros (varios de ellos asesinados después de una negociación arreglada a instancias del clero traidor y presionada por el Vaticano y los Estados Unidos). Pero los cristeros tuvieron sus templos y su fe de vuelta.
   
El excelente elenco del filme fue encabezado por Andy García como Enrique Gorostieta Velarde, el general de los cristeros, que lucha para preservar la libertad religiosa contra Elías-Calles y su gobierno ateo. El renombrado Peter O’Toole representa a Cristóbal Magallanes Jara, uno de los sacerdotes mártires. Dirigida por Dean Wright.
   
FRANCISCO DE ASÍS
 (1961, A color, 1h 51min). Ambiciosa epopeya religiosa sobre San Francisco, fundador de la Orden de los Frailes Menores. Simpático desempeño y atmósfera religiosa en el elenco, conformado entre otros por Bradford Dillman (como Francisco), Dolores Hart [que dos años después de la grabación ingresó como monja en la abadía benedictina Regína Laudis en Bethlehem, Connecticut, donde llegó a ser priora, N. del T.], Stuart Whitman, Cecil Kellaway, Finlay Currie y Pedro Armendáriz. Dirigida por Michael Curtiz (anglicización del húngaro Mihály Kertész, nacido Manó Kaminer).
   
LA HISTORIA MÁS GRANDE JAMÁS CONTADA (1965, A color, 2h 21min). La Biblia contada en escenas a veces espectaculares, y presentando como co-estrellas o cameos a algunos de los más conocidos actores de Hollywood (Max von Sydow, Charlton Heston, Angela Lansbury, Sidney Poitier, Shelley Winters, John Wayne, Jose Ferrer y Claude Rains, entre otros).
    
YO CONFIESO/MI SECRETO ME CONDENA (1953, A color, 1h 35min). La irresistible historia de Alfred Hitchcock presenta al padre Michael William Logan (Montgomery Clift), que escucha la confesión de un asesino y se pone en peligro. La evidencia circunstancial y los testigos presenciales señalan al sacerdote como el asesino, y el secreto de confesión le prohíbe hablar. Él está determinado a honrar la santidad de la confesión aun cuando esto le puede costar la vida.
    
LAS LLAVES DEL REINO (1944, Blanco y negro, 2h 17min). Una versión poco conocida, pero maravillosa de la novela de Archibald Joseph Cronin, protagonizada por Gregory Peck como el padre Francis Chisholm, enviado como misionero a China. Es una instrucción práctica sobre cómo trabajar con protestantes e incluso ateos, y seguir siendo Católico en el intento. Vincent Price es excelente como el hinchado monseñor Sleeth, cuya altanería palidece en comparación al Catolicismo humilde del sencillo sacerdote.
    
REY DE REYES
 (1961, A color, 2h 48min). Una presentación devota y bellamente filmada de la vida de Cristo. Protagonizada por Jeffrey Hunter, con algunos de los más famosos actores de Hollywood como personajes de apoyo y un magnífico registro musical por el renombrado músico de cine Miklós Rózsa.
   
UN HOMBRE PARA LA ETERNIDAD (1966, Gran Bretaña, A color, 2h). Paul Scofield protagoniza con un soberbio equipo la historia de Santo Tomás Moro en la que tal vez es la mejor película individual sobre un personaje Católico, basada en la obra de Robert Bolt. Aunque es el Lord canciller del rey Enrique VIII de Inglaterra, Santo Tomás Moro se rehúsa a aceptar el divorcio de la reina Catalina y eventualmente sufre martirio por su fe. La película ganó los premios de la Academia por Mejor Actor, Director, Película, Guion, Fotografía y Vestuario. Mi voto por la mejor película religiosa de todas.
    
LLAMAMIENTO MASIVO (1984, A color, 1h 40min). El consumado actor serio-cómico Jack Lemmon representa a Tim Farley, un popular cura de suburbio cuya actitud de Vaticano II es desafiada por el joven seminarista conservador Mark Dolson (Ivanek Željko). Charles During es admirable como monseñor Thomas Burke, el autoritario rector del seminario. La película está basada en la obra ocurrente escrita por Bill Davis, aunque muchas de las líneas críticas del Vaticano II fueron expurgadas. Si bien este filme muchas veces es “no tradicional”, la sátira del liberalismo del Vaticano II es muy ingeniosa por momentos. Aun si no estás de acuerdo con cada línea, disfrutarás esta película si te encanta la buena escritura y la buena actuación. De lo contrario, preferirás otros filmes.

EL MILAGRO DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA (1952, A color, 1h 42min). La historia de la famosa aparición de 1917 es tratada devotamente, pero a veces con alguna fluidez. Presenta un conmovedor relato de las apariciones de la Santísima Virgen María, el Milagro del Sol, y los hechos alrededor de las apariciones.
    
LA MISIÓN (1986, Gran Bretaña, A color, 2h 05min). Robert DeNiro y Jeremy Irons estelarizan la filmación de Robert Bolt como el capitán Rodrigo Mendoza y el Padre Gabriel respectivamente, que toman diferentes caminos para tratar la política eclesiástica del Brasil del siglo XVIII que amenaza una misión en la selva. La escena final, en la cual Irons carga procesionalmente el Santísimo Sacramento para detener la matanza de los indios en la misión es electrizante. El filme (grabado entre las cataratas de Iguazú y el recinto amurallado de Cartagena de Indias), ganó un premio de la Academia por mejor fotografía.
    
EL NOMBRE DE LA ROSA (1986, Italia-Alemania-Francia, A color, 2h 10min). Protagonizada por Sean Connery como Guillermo de Baskerville, un monje franciscano que, mientras visita un remoto monasterio italiano para una disputa junto con Adso de Melk, un joven novicio que será el narrador, resuelve una serie de asesinatos desconcertantes. La novela de Umberto Eco es bellamente filmada en una forma que retrata vívidamente aspectos de la vida monástica de su tiempo. Alguno puede objetar la escena en la que el joven novicio comete un pecado carnal, aunque no es inconsistente con la caracterización. Si eres muy aprensivo sobre estas cosas, preferirás otros filmes.
   
HISTORIA DE UNA MONJA (1959, A color, 2h 29min). Como Sor Lucas (Gabrielle van der Mal), Audrey Hepburn estelariza la novela de Kathryn Hulme, basada en la historia real de la monja Marie Louise Habets (Sor Javierina) desde su entrada al convento belga de las Hermanas de la Caridad de Jesús y María, a través de su servicio como hermana enfermera en el Congo Belga hasta su retirada final a comienzos de la II Guerra Mundial. Las escenas de la vida tradicional y el ceremonial del convento son fascinantes.
    
LA PASIÓN DE CRISTO (2004, A color, 2h 07 min) La súper producción de Mel Gibson describiendo la Pasión a partir de fuentes escriturales y devocionales (particularmente las visiones de la estigmatizada Ana Catalina Emmerick). James Caviezel hace el papel principal. Quizá se pasa de brutalidad, y a menudo no se explica bien el contexto, pero el retrato de Poncio Pilatos y su dilema está bien representado. Algunos de los parlamentos en hebreo, latín y arameo están subtitulados, pero ¿quién los necesita?
    
QUO VADIS? (1951, A color, 2h 51min). Épica adaptación de la novela homónima de Henryk Sienkiewicz, desarrollada en tiempos de Nerón. Robert Taylor representa al protagonista Marco Vinicio, un soldado romano atraído por Ligia, una mujer cristiana. Excelente registro musical por Miklós Rózsa, basado en la música de la época.
    
EL MANTO SAGRADO (1953, A color, 2h 15min). Richard Burton protagoniza la novela de Lloyd C. Douglas sobre Marcelo Galio, un centurión romano que preside la crucifixión de Cristo y queda profundamente perturbado por ello, convirtiéndose finalmente a la fe cristiana a pesar de su amistad con el emperador romano Calígula.
       
EL CORREDOR TROPIEZA (1979, A color, 1h 49min; no se conoce doblaje en español). Dick Van Dyke protagoniza esta versión fílmica del éxito de Broadway escrito por Milan Stitts (basado en una historia real), manejando bien un tema delicado en el tratamiento de Brian Rivard, un párroco desilusionado en el pequeño pueblo minero de Isadore, Washington, golpeado por la pobreza en los años 1920.
    
ESCARLATA Y NEGRO
 (1983, A color, 2h 35min). Gregory Peck protagoniza la historia del padre Hugh O’Flaherty [el notario del Santo Oficio que firmó la condena a la falsa devoción a la “Divina Misericordia” de Faustina/Elena Kowalska Babel, N. del T.] chocando con el Obersturmbannführer (traducible como “jefe superior de unidad de asalto”, y equivalente al grado Teniente Coronel) de las SS Herbert Adolf Kappler (Christopher Plummer), que controla la Roma ocupada durante la II Guerra Mundial. Sir John Gielgud interpreta al Papa Pío XII. Este es un buen retrato de la labor de rescate hecha por el Vaticano durante la guerra, mientras permite lugar para el debate sobre qué es lo mejor que se debe hacer, moral y prudentemente, bajo circunstancias muy difíciles.
   
LAS SANDALIAS DEL PESCADOR (1968, A color, 2h 37min). Anthony Quinn protagoniza la película basada en la novela de Morris West (inspirada en la vida de los obispos ucranianos Jósyf Slipyj y Gregorio Lakota) sobre un patriarca que es liberado de la Rusia y se convierte en papa. Aunque la política seglar de la película es liberal (socialdemócrata), las muy detalladas escenas del ceremonial tradicional de un funeral papal, el cónclave y la coronación papal hacen que el filme valga la pena.
   
LA CANCIÓN DE BERNADETTE (1943, Blanco y negro, 1h 36). Jennifer Jones, en su primer protagónico representa a Santa Bernarda Soubirous en esta novela de Franz Werfel sobre la aparición de la Santísima Virgen en Lourdes, France. Las escenas después que Santa Bernarda entra al convento para llevar una vida de retiro luego de la notoriedad de las apariciones son altamente dramáticas y muestra cómo esta alma santificada fue verdaderamente tocada por Dios, no sólo para ver las apariciones, sino para sufrir por Cristo. Vincent Price destaca como Vital Dutour, el incrédulo magistrado local que duda de la aparición hasta el día de su muerte [aunque en realidad era un católico devoto que creía que Bernardita simplemente estaba alucinando, N. del T.]. El filme recibió premios de la Academia por Mejor Fotografía, Decoración y Escenario, además de Mejor Actriz para Jones.
   
LOS DIEZ MANDAMIENTOS (1956, A color, 3h 50min). La clásica epopeya bíblica de Cecil B. DeMille, estelarizada por Charlton Heston como Moisés desde su nacimiento a la adultez, la esclavitud y pruebas dirigiendo a los israelitas fuera de Egipto. Con muchas de las grandes estrellas de Hollywood. Ganadora del Oscar por mejores efectos especiales, como la descripción de la división del Mar Rojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)