Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 31 de agosto de 2020

NOVENA EN HONOR A SAN PEDRO CLAVER

Novena dispuesta por el padre José María Anglés SJ, y publicada en Madrid por la imprenta de Eusebio Aguado en 1852, con licencia eclesiástica. Los Gozos son de la autoría del padre Jacinto Verdaguer y Santaló.
  
NOVENA A SAN PEDRO CLAVER DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS, APÓSTOL DE LOS NEGROS
   
   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
 
ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Criador y Redentor mio, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido: propongo firmemente de nunca más pecar, y de apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, y de confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta: ofrézcoos mi vida, obras y trabajos en satisfacción de todos mis pecados; y así como os lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita me los perdonaréis, por los merecimientos de vuestra preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, y me daréis gracia para enmendarme y para perseverar en vuestro santo servicio hasta la muerte. Amén.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Omnipotente y sempiterno Dios, que os dignásteis conceder a España nuevo lustre en las hazañas del grande apóstol de los negros San Pedro Claver, y a todos los españoles nuevo título de confianza, dándoles tal protector y abogado; escuchad, Señor, la súplica que os dirigirá sin duda por nosotros en este momento, y para que sea más eficaz y ardorosa, preparad nuestros corazones, a fin de que sepan obligarle con el corto obsequio de esta Novena, con que nos proponemos alcanzar la imitación de sus virtudes, que es lo que Vos deseáis, y lo que hará que os gocemos en su compañía por los siglos de los siglos. Amén.
 
DÍA PRIMERO – 31 DE AGOSTO
ORACIÓN

Dulcísimo Jesús mío, autor y consumador de nuestra fe, que os dignásteis colocar el fundamento de nuestra santidad en la creencia firme de vuestra soberana palabra, y que infundisteis en el pecho de vuestro siervo San Pedro Claver, fe tan viva cual era menester para que llegase a ser un portento de santidad; por los méritos e intercesión de vuestro siervo, os suplico me concedáis el aumento de esta virtud esencial al cristiano. Haced, Jesús mío, que mis obras sean dignas de la fe que profeso, y para ello arraigad más y más en mi alma esta divina virtud. No permitáis, Jesús mío, que el ejemplo de tantos corazones incrédulos haga mella alguna en el mío; quitadme mil veces la vida antes que yo os deshonre mostrándome menos fiel a vuestra divina palabra. Así os lo suplico por intercesion de vuestro siervo, juntamente con la gracia que os pido en esta Novena, si es para gloria vuestra, y bien de mi alma. Amén.
    
Aquí se rezarán tres Padre nuestros y tres Ave Marías con Gloria Patri en obsequio del Santo.
  
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Gloriosísimo San Pedro Claver, digno hijo del gran Padre y Patriarca San Ignacio de Loyola, y escogido de Dios para hacer gala de sus celestiales dones, y dar a conocer al mundo el poder de la divina gracia sobre la flaca naturaleza; yo me confundo en vuestra presencia al verme tan desemejante a vos, y tan desprovisto de aquellas virtudes que pudieran haceros agradables mis súplicas y alabanzas. Una sola cosa me consuela, y es que no habéis perdido en el Cielo, sino más bien perfeccionado aquellas entrañas de misericordia con que siempre acogisteis en la tierra a las más pobres y viles criaturas: aunque yo también soy del número de estas, no por eso dejo de tener derecho a vuestra protección y cariño. Compadeceos hoy de mi alma, que fue creada a imagen y semejanza de Dios, redimida con su preciosa Sangre, y en continuos peligros de perderse. Dirigidle una de aquellas tiernas miradas que siempre os merecieron las almas de tantos infelices; y si no voces sensibles corno a ellos, hacedle oír por lo menos una palabra interior de paz y de consuelo, una palabra fuerte que la despierte de su letargo, una palabra de fuego que consuma en ella toda la escoria de sus culpas, y que iluminándola la decida a imitar vuestras virtudes, para que por medio de una santa vida tenga yo una muerte semejante a la vuestra. Apoyad, protector mío, la súplica que acabo de dirigir a Jesús, para que yo consiga la imitación de aquella virtud que me propongo honrar hoy en vos, y la gracia que en particular espero en esta Novena, si es para gloria de Dios, honor vuestro, y bien de mi alma. Amén.
 
Ahora se hará la petición alentando la confianza, y se dirá la siguiente oración que el Santo hacía todos los días a María Santísima.
 
ORACIÓN
Señora, Virgen María, llena de gracia y de misericordia; yo, la más indigna de todas las criaturas, humildemente te ruego que no me consientas morir de muerte arrebatada, porque no vaya mi ánima de este mundo sin entera confesión y satisfacción de todos mis pecados. ¡Oh Virgen Santísima! Ruega por mí, pecador, ahora y en la hora de mi muerte. Amén.
 
GOZOS

 Pues el Cielo os ha enviado
Como a otro Javier,
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
En tu cielo, Iglesia Santa,
Cual sol brilla tan hermoso
En luz clara e iluminadora.
Oh Claver, la lanzáis vos.
Gloria a Dios, que bondadoso
Aqueste astro nos ha enviado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
De la tierra catalana
Vos nacisteis en el corazón
De famila cristiana,
Tal es el árbol, tal la flor.
Tú eres, Verdú, el jardín de oro
De este Lirio inmaculado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Su corazón de ángel vio María
Y de su amor lo llenó
Y dándolo a la Compañía,
«Hacedme, dijo, un serafín.
Por espejo escogió
A mi Hijo crucificado».
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Hijo de Ignacio, un día visita
Montserrat, tu camarín,
A la Reina que allí habita
Que la encuentra de gentil:
A sus pies se postra humilde,
Mas el humilde será exaltado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Transportado a la alta Gloria
Un trono Alonso Rodríguez vio:
«En este trono de victoria,
¿Quién se sentará?», preguntó a Dios.
«Allí se sentará tu discípulo
Que a tal premio está creado».
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Ya la América os demanda
Para poseeros en su corazón,
Flor hermosa catalana
Del jardín del Salvador.
Todo un mundo corre al olor
De vuestra santidad.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Negros el África le envía,
El Asia turcos a convertir,
Corazones enfermos de la herejía
Le dará Europa a curar:
Hace la América florecer
Su ardiente Apostolado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Por salvar los pobres negros
Vos os hicisteis su esclavo:
De sus corazones tristes o alegres
Vos, Claver, teneis la llave:
Cuántos cientos de miles bautizados
Que al infierno habéis arrancado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
En las llagas cancerosas
Vuestros labios se imprimen:
Las llagas os eran rosas,
El hospital vuestro jardín.
Al que es perdido abrís camino,
Dais consuelo al desterrado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Cartagena conmovida
Grita un día: «el Santo se muere»:
Todo en ella en dolor se muda:
Su alegría en grito triste,
Vos subís al trono de oro
A Rodríguez revelado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Vuestras manos todo mal curaron,
Lo venidero vuestro ojo previó.
Del sepulcro los muertos salieron
Gritados por vuestra voz,
Hasta vuestro viejo manteo
Maravillas mil ha obrado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Vos a todos los que padecen
Los teneis en vuestro corazón,
Y a los que ingratos os aborrecen
Los amais con más amor.
Librais al cuerpo del dolor
Y el alma del pecado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
A dos mundos iluminados,
Uno y otro os quieren suyo:
En los siglos admirado,
Tal virtud os da Dios
Por la escala de la cruz
Cielo arriba cuando habeis subido.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

 
Nuestra España en vos espera,
Cataluña más de corazón:
Ruega a vos la tierra entera,
De los esclavos liberador.
Del demonio sois terror,
De Jesús fiel traslado.
Glorioso Pedro Claver,
Dadnos vuestra caridad.

   
Antífona: Este hombre, despreciando el mundo, y triunfando de las cosas terrenas, ha conseguido las riquezas del Cielo con sus palabras y obras.
℣. El Señor conduce al justo por vías rectas.
℟. Y le muestra el reino de Dios.  
   
ORACIÓN
Atiende, oh Señor, nuestras súplicas, y ya que quisiste asociar en tu bienaventurado confesor Pedro el asiduo deseo de la oración y el infatigable celo por las almas, concédenos por sus méritos e intercesión, que merezcamos estar continuamente adheridos a Ti, y amar y ayudar a nuestro prójimo en obra y verdad. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
 
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
 
DÍA SEGUNDO – 1 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
  
ORACIÓN
Dulcísimo Jesús mío, que os dignásteis proponer al hombre una esperanza eterna, cuyo objeto sois Vos poseído y amado para siempre y sin peligro de perderos. ¡Ah! Vos, Dios mío, que alentasteis el corazón de vuestro siervo San Pedro Claver, con esta esperanza, y le hicisteis capaz de arrostrar por ella todos los peligros del mundo, concededme por su intercesión la gracia de que yo os haga la justicia que merece la fidelidad de vuestra palabra, y labre mi dicha en esta vida, esperando con seguridad la eterna, por medio de mis buenas obras, practicadas con vuestra gracia, y sublimadas con vuestros méritos. Y pues es tanta vuestra bondad, otorgadme por añadidura la esperanza firme de conseguir aquellos bienes temporales que me hayan de servir de medios para alcanzar esa misma eterna dicha, y la gracia que os pido en esta Novena, si es para gloria vuestra, honor de vuestro siervo, y bien de mi alma. Amén.
 
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. Las Oraciones y Gozos se rezarán todos los días.

DÍA TERCERO – 2 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
         
ORACIÓN
Dulcísimo Jesús mío, único objeto digno del amor del hombre, que os dignásteis encender en el corazón de San Pedro Claver una vivísima llama, que no solo consumió cuanto pudo haber en él de desagradable a vuestros divinos ojos, sino que siempre estuvo en movimiento para daros pruebas de un amor que, como el fuego, si no trabaja no vive; por sus méritos e intercesión os suplico iluminéis mi entendimiento e inflaméis mi voluntad, para que conociéndoos con la perfección posible, os ame con aquel ardor que exige el dulcísimo precepto de amaros con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas. Concedédmelo, Jesús mío, y si es para vuestra mayor gloria, honor de vuestro siervo, y bien de mi alma, otorgadme también la gracia que os pido en esta Novena. Amén.
 
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. Las Oraciones y Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA CUARTO – 3 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
        
ORACIÓN
Dulcísimo Jesús mío, que enamorado en extremo de los hombres, quisisteis ser amado en la persona de todos y cada uno de mis prójimos, y me disteis por señal y distintivo de que pertenezco a vuestra escuela el amor hacia mis hermanos. ¡Ah, Jesús mío! Vos, que os dignasteis renovar en estos últimos siglos los portentos de la caridad apostólica, en los trasportes del amor de vuestro siervo San Pedro Claver hacia las almas y los cuerpos de sus prójimos; concededme por su intercesión que yo mire siempre vuestra imagen en aquellos a quienes traspasasteis todo vuestro derecho a exigir de mí las infinitas deudas que con Vos contraje. Así lograré, Jesús mío, amarlos como Vos queréis, que es lo que pido y espero, juntamente con la gracia que pretendo alcanzar en esta Novena si es para honor vuestro, y bien de mi alma. Amén.
 
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. Las Oraciones y Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA QUINTO – 4 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
 
ORACIÓN
Dulcísimo Jesús mío, que os dignásteis venir al mundo en calidad de maestro de una virtud en él desconocida, y que a la santa humildad dulcemente nos convidásteis con palabras y ejemplos; por los méritos e intercesión de San Pedro Claver, en cuyo pecho halló esta virtud campo vastísimo para sacrificaros los más raros dones de gracia y naturaleza, os suplico me concedáis que yo ponga de una vez los ojos en mi vileza, y atribuyéndoos todo lo que es vuestro, me atribuya lo que es mío, vanidad y pecado. Así, Jesús mío, mereceré vuestra gloria, y seré digno desde ahora de la gracia que os pido en esta Novena, si es para honor vuestro, el de vuestro siervo, y bien de mi alma. Amén
 
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. Las Oraciones y Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA SEXTO – 5 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
 
ORACIÓN
Dulcísimo Jesús mío, que con palabras y ejemplo nos enseñásteis a orar, pretendiendo enamorarnos de este santo ejercicio hasta hacerle nuestra ocupación incesante, y que enamorásteis de él en tal grado a San Pedro Claver, que vivió, sí, con el cuerpo en la tierra, pero entre los ángeles con el espíritu; suplicóos por sus merecimientos me otorguéis la gracia, que es prenda de muchas otras, de que yo no guste de otro trato y comunicación sino con Vos, ocupando desde ahora mi corazón y mi mente en aquella unión que me ha de hacer feliz para siempre. Así, Jesús mío, seré instrumento idóneo de vuestra gloria, y estaré más dispuesto para recibir la gracia que os pido en esta Novena, para vuestro honor, y bien de mi alma. Amén.
 
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. Las Oraciones y Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA SÉPTIMO – 6 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
 
ORACIÓN
Dulcísimo Jesús mío, que asemejándoos en todo al hombre ménos en el pecado, quisisteis sin embargo abrazar todas sus penalidades, para pagar en vuestro cuerpo inocente las penas debidas por las culpas del mío prevaricador; y que en tan alto grado infundisteis en San Pedro Claver el deseo de asemejarse a Vos en la virtud de la penitencia; os suplico por su intercesión, y por los méritos de aquel heróico destrozo que hizo de su purísimo cuerpo, me concedáis una resolución generosa de imitarle, como lo ha menester quien por su delicadeza no se decide a aplicarse los frutos de vuestra Sangre preciosa. Así lo espero, Jesús mío, para que mis apetitos y pasiones subyugadas os den la gloria que merecéis; y juntamente espero la gracia que os pido en esta Novena, si ha de ser para honor vuestro, y de vuestro siervo, y bien de mi almaAmén.
 
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. Las Oraciones y Gozos se rezarán todos los días.
 
DÍA OCTAVO – 7 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.
 
ORACIÓN
Dulcísimo Jesús mío, que viniendo del Cielo a la tierra para redimirnos, tanto nos inculcásteis el desprecio y horror al mundo creado por Vos, e ingrato hasta el extremo de no conoceros, y que en el corazón de San Pedro Glaver infundisteis tan señalado odio a cuanto el mundo ama y abraza; os suplico por su poderosa intercesión, y por el mérito singular de aquel desprecio constante de los dictámenes del mundo, y de sus pompas y devaneos, que me otorguéis la gracia de que yo tenga al mundo por lo que es en realidad, por una gran farsa y mentira, y que me decida a no poner en peligro por él mi alma, y mis intereses verdaderos. Vuestra gloria, Jesús mío, lo exige así, y yo lo espero con la gracia que os pido en esta Novena, si es para gloria vuestra, honor de vuestro siervo, y bien de mi alma. Amén.
 
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. Las Oraciones y Gozos se rezarán todos los días.

DÍA NOVENO – 8 DE SEPTIEMBRE
Por la señal…
Acto de contrición y Oración para todos los días.  
 
ORACIÓN 
Dulcísimo Jesús mío, que humanado por mi amor tomasteis por divisa la obediencia a vuestro Eterno Padre, y dándosela por blasón de su milicia a San Ignacio de Loyola, la visteis honrada por vuestro obedientísimo siervo San Pedro Claver; os suplico, por su intercesión y por el mérito de la obediencia con que solía decir que más pesaba en su balanza una sola palabra de un superior que cien revelaciones de otro que no lo fuese, me concedáis la gracia de llegar a poseer esta madre fecunda de mil otras virtudes, sin que las máximas torcidas del mundo puedan oscurecer en mí la fe de que toda la autoridad desciende de Vos, y de que a Vos oye quien oye al que la posee. De vuestra infinita bondad me prometo esta gracia, y la que os pido en esta Novena, si es para gloria vuestra, honor de vuestro siervo, y bien de mi alma. Amén.
 
Tres Padre nuestros, con Ave María y Gloria. Las Oraciones y Gozos se rezarán todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)