Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 1 de agosto de 2020

VÍA SACRA DE LA SOBERANA REINA DE LOS ÁNGELES MARÍA SANTÍSIMA ANTES DE LA ASUNCIÓN

Devoción publicada en Guatemala de la Asunción por la Imprenta de Sánchez y De Guise en 1917, con licencia eclesiástica.
 
La Santísima Virgen se apareció a Santa Margarita el día de su Asunción con una corona de flores, símbolos de las almas consagradas a su divino Hijo; pero al elevarse al Cielo se cayeron muchas flores, “porque estaban demasiado asidas a la tierra”.
   
MODO COMO SE HAN DE VISITAR LOS LUGARES, EN OBSEQUIO DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA SANTÍSIMA NUESTRA SEÑORA
Ejercítase esta devoción desde primero de Agosto, acompañando a esta Señora por quince días en este camino, para que nos acompañe en la vida y en la muerte.
   
La primera y principal preparación para festejar a la Señora, y visitar a su imitación los lugares santos que ella visitó, es ponerse en gracia de Dios, por medio de un acto de verdadera contrición. El primer día de estos quince, el octavo y el último, se podrá confesar y comulgar, repitiendo las confesiones y comuniones, según arbitrio del prudente confesor; a cuyo juicio queda también el asignar las mortificaciones y buenas obras que se pueden ejercitar las almas devotas en estos días en servicio de la Señora.
  
Quien no tuviere confesor asignado, podrá ayunar los viernes y sábados que cayeren dentro de estos quince días: quien esto no pudiere por enfermo, dé por amor de la Señora alguna limosna, y si esto no puede por ser pobre, ofrézcale a la Virgen su pobreza, trabajos y desconsuelos, llevándolos con paciencia. Y finalmente, a quien con fervor abrazare la devoción de este misterio, no le faltarán cosas que hacer y padecer en honra de María Santísima.
   
Todos los días se dirá con gran devoción la siguiente oración que la Reina de los Ángeles hacía todos los días hincada de rodillas, según refiere la Venerable Madre María de Jesús de Ágreda, a quien se la reveló la divina Señora.
 
VÍA SACRA DE LA SOBERANA REINA DE LOS ÁNGELES MARÍA SANTÍSIMA ANTES DE SU GLORIOSA ASUNCIÓN

   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
  
ORACIÓN QUE HACÍA MARÍA SANTÍSIMA TODOS LOS DÍAS
Altísimo Señor mío y Dios eterno, ante vuestro acatamiento postrado se presenta este vil gusanillo de la tierra, y la menor de vuestras criaturas, y os doy infinitas gracias por vuestro Ser Inmutable y Perfecciones Infinitas, y porque me criaste de la nada, y reconociéndome como criatura y hechura vuestra os bendigo y alabo, dándoos honor, magnificencia y Divinidad como a Supremo Señor y Creador mío y de todo lo que tiene ser. Yo, Señor, levanto mi espíritu a ponerlo en vuestras manos, y con profunda humildad y resignación me ofrezco, y os pido y suplico hagáis de Mí vuestra Santísima Voluntad en este día y en todos los días que me restan de mi vida, y me enseñéis a cumplir lo que fuere de mayor agrado vuestro, y para decir esto mejor, es mi intención repetirlo muchas veces en las obras exteriores de este día, y en las interiores consultar primero a Vuestra divina Majestad, pediros licencia, consejo y bendición para todas mis acciones. Amén.
  
Dicha esta oración, se leerá la Estación de aquel día, gastando media hora o un cuarto en su meditación, para lo cual se ponen aquí distribuidas para los quince días que empiezan desde el primero de Agosto las quince Estaciones que hizo la Santísima Virgen, siendo la materia la meditación que se ha de tener cada día, la pena o gozo que tuvo en los lugares que tuvo.
  
Quien no supiere meditar, hincado delante de una imagen de la Señora, lea con atención la Estación de aquel día, y rece lo que en ella se señala.

DÍA PRIMERO – 1 DE AGOSTO
Considera cómo la Santísima Virgen fue a visitar el templo, donde fue presentada; y rezar quince Avemarías por las quince gradas que ella subió de tres años con tanto gozo y devoción como si fuera de veinte.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen piadosísima! Te ofrezco estas quince Avemarías en honra y gloria de tu presentación al templo, y en memoria de la visita que hicisteis a este sagrado lugar, en que subste quince gradas siendo de tres años de edad, para ofrecerte en sacrificio a Dios: te suplico seas servida de guiarme al Cielo, y presentarme ante su divina Majestad, para que eternamente le alabe en el templo de la Gloria.

ORACIÓN
Suplicámoste, Señora, ruegues a tu Hijo Santísimo por la exaltación de nuestra Santa Fe Católica, extirpación de las herejías, victoria contra los infieles y conversión de estos al gremio de la Iglesia, por la paz y concodia entre los gobiernos cristianos, y prosperidad de las ciudades católicas, por los que están en pecado mortal, para que haciendo una buena confesión se pongan en gracia de Dios; por los agonizantes, para que no prevalezca contra ellos la furia infernal; por las almas del Purgatorio, para que libres de los tormentos, salgan de tan penosa cárcel.
 
Ruego, Señora, te dignes de reconocer por hijos tuyos a los que tu imitación hacen este santo ejercicio: perdóname, Señora, lo remiso y tibio de mis oraciones, y alcanzadme mucha gracia, para que en esta vida, con la devoción de tu glorioso Tránsito, merezca conseguir los favores que de tu poderosa mano reciben tus devotos, logrando por tu intercesión una santa vida y buena muerte, para ir a celebrarte eternamente, gozando de Dios en tu compañía en la Gloria. Amén.

En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

DÍA SEGUNDO – 2 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Virgen fue a visitar el lugar a donde le trajo la embajada el Ángel, cuando el Hijo de Dios encarnó en ella, y cuán gloriosa y resplandeciente y llena de gracia quedó con tal Hijo. Y rezar un Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen humildísima! Esta oración te ofrezco en honra y gloria de la Encarnación del Hijo de Dios en tus entrañas, y en memoria de la visita que hiciste a este sagrado lugar en donde Dios te hizo Madre suya: te suplico, Señora, me seas madre, y me alcances de Dios vuestra grande humildad, para que adornado de esta virtud sea hijo de Dios, como lo son todos los humildes. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA TERCERO – 3 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Virgen gloriosísima fue a visitar el lugar donde ella visitó a Santa Isabel, y con la presencia del Niño Jesús, que llevaba en sus entrañas, santificó a San Juan Bautista en las de su madre, y desde ellas adoró a su Creador. Y rezar una Magníficat, o un Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen misericordiosísima! Te ofrezco este cántico que por tus purísimos labios pronunciaste en honra de la visita que hiciste a Santa Isabel, cuando el Niño que descansaba en el tálamo de tu vientre virginal, santificó a San Juan Bautista, y en memoria de la visita que hiciste a este sagrado lugar, suplícote, Señora, ruegues a tu santísimo Hijo visite mi alma con su gracia, desterrando de ella toda culpa, y me concedas que lo adore y le sirva como a mi Creador y Señor. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA CUARTO – 4 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Virgen y Madre singular fue a visitar el lugar del pesebre, donde parió a su benditísimo Hijo quedando Virgen, y la pobreza y desamparo en que se vio, y el gozo que recibió en verle nacido y adorado de los reyes. Y rezar el himno Glória in excélsis Deo, o un Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen beatísima, Madre de Dios y Señora mía! Te ofrezco estas alabanzas en memoria de las que cantaron los Ángeles al nacer el Niño Dios en el pesebre de Belén, quedando Tú Virgen después de haberle parido. Y en memoria de la pobreza y desamparo en que te viste, y del gozo que tuviste de ver ya con tus ojos al Verbo encarnado, alabado de los Ángels y adorado de los pastores y reyes. Suplícote intercedas con mi Dios y Señor, que nazca en mi alma por gracia, y me conceda paz y pobreza de espíritu, y piedad para con los pobres. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…

DÍA QUINTO – 5 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Virgen fue a visitar el lugar del templo donde presentó al Niño Dios el día de su Purificación, y donde le halló después de haberlo perdido, disputando con los doctores de la ley con admirable sabiduría. Y rezar el cántico Nunc dimíttis, o un Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen purísima, ejemplo de humildad y de obediencia! Este cánico te ofrezco en honra de tu Purificación, y del gozo que tuviste cuando después de haber perdido al Niño por tres días le hallaste disputando entre los sabios y le dijiste: «Hijo, ¿por qué lo hiciste así con nosotros? Tu padre y yo con gran dolor te andábamos buscando». Y en memoria de la visita que hiciste a este lugar sagrado, suplícote rueges a tu Santísimo Hijo me conceda perfecta obediencia a sus preceptos, y que dejando el mundo, le busque y le halle por tu intercesión. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA SEXTO – 6 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Virgen fue a visitar el lugar a donde San Juan bautizó a su Hijo Cristo Jesús. Y rezar un Padrenuestro y Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen Santísima, Madre de Dios y Señora mía! Estas oraciones te ofrezco en honra del bautismo que recibió tu Hijo inocentísimo de su precursor San Juan, y en memoria de la visita que hiciste a este lugar sagrado, suplícote, Señora, me alcances aumento de fe y firmeza para creer y confesar los misterios que prometí en el Bautismo defender, hasta dar la vida. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
  
DÍA SÉPTIMO – 8 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la humildísima Virgen fue a visitar el desierto, donde su Hijo ayunó cuarenta días y fue tentado del demonio. Y rezar un Credo.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen Santísima, refugio de los afligidos! Este Credo te ofrezco en honra del ayuno de cuaenta días que ejercitó tu Santísimo Hijo en el desierto, donde fue tentado del demonio. Y en memoria de la visita que hiciste a este sagrado lugar, suplícote me ayudes para vencer las tentaciones del demonio, y para que de tal suerte mortifique mi carne con la abstinencia, que consiga victoria contra sus apetitos y pasiones, y sean puras mis palabras, obras y pensamientos. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA OCTAVO – 8 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la dulcisima Virgen fue a visitar el monte Tabor, donde su Santísimo Hijo se transfiguró. Y rezar un Padrenuestro y Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen purísima, Reina del Cielo! Estas oraciones te ofrezco en honra de la Transfiguración gloriosa de tu Hijo Jesucristo, y en memoria de la visita que hiciste a este lugar sagrado, suplícote, Señora, intercedas con tu Hijo, para que viva de tal suerte en este mundo, que con tu patrocinio merezca verle y gozarle en la Gloria. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA NOVENO – 9 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la piadosísima Virgen fue a visitar el lugar donde su Hijo perdonó a la Magdalena. Y rezar un Padrenuestro y Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen clementísima! Estas oraciones te ofrezco en honra y gloria de tu Hijo Santísimo, que en la casa del fariseo perdonó a la Magdalena sus pecados, y en memoria de la visita que hiciste a este lugar, suplícote, Señora, ruegues por mí y me alcances de tu Hijo lágrimas de verdadera contrición de mis culpas, con que merezca el perdón de ellas. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA DÉCIMO – 10 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo fue la Virgen Santísima a visitar el lugar donde su Hijo resucitó a Lázaro. Y rezar un Padrenuestro y Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen, dignísima Madre de Dios! Estas oraciones te ofrezco en honra y gloria de tu precioso Hijo, y en memoria del milagro que obró en la resurreción de Lázaro, y de la visita que hiciste a este sagrado lugar. Suplícote, Señora, me alcances de tu precioso Hijo, que resuctando yo de la muerte de la culpa, viva siempre a la vida de la gracia. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
  
DÍA UNDÉCIMO – 11 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Virgen fue a visitar el lugar donde su Hijo cenó con sus discípulos, y les dio su Cuerpo y Sangre, y les lavó los pies. Y rezar un Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen Sacratísima! Estas oraciones te ofrezco en la honra del Soberano Sacramento del Altar, y en memoria del ejemplo de humildad que ejercitó Cristo lavando los pies a sus discípulos, y de la visita que hiciste a este sagrado lugar. Suplícote me alcances verdadera humildad, y le des por mí las gracias por el beneficio de este tan alto Sacramento, pidiéndole me dé buena disposición para recibir su Santísimo Cuerpo dignamente y logre los aumentos de la gracia. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA DUODÉCIMO – 12 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la fortísima Virgen María fue a visitar el Huerto, el Calvario donde su Hijo fue crucificado y el Santo Sepulcro, y las angustias que allí. Y rezar tres Padrenuestros y Avemarías.

OFRECIMIENTO
¡Oh fortísima Virgen! Estas oraciones te ofrezco en honra del sudor de sangre que derramó tu Hijo Santísimo en el Huerto, y de las angustias que tuvo cuando fue crucificado en el Monte Calvario, yde los tres días que estuvo sepultado, y de las visitas que hiciste a estos lugaes. Ruégote me alcances de tu Hijo que mis oraciones sean perfectas y conformes, y que en los trabajos y penas de esta vida me resigne en la divina voluntad, muriendo totalmente al mundo, y viviendo solo a Dios. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA DECIMOTERCERO – 13 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Princesa del Cielo visitó el lugar donde se le apareció su Hijo resucitado y glorioso. Y rezar la antífona Regína cœli, lætáre, o un Padrenuestro y Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen humildísima! Estas oraciones te ofrezco en honra de la Resurrección de tu Santísimo Hijo, y del gozo que tuviste de verle resucitado. Y en memoria de la visita que hiciste a este sagrado lugar, suplícote, Señora, me alcances que muriendo al mundo, solo viva para Dios, y que amándole y sirviéndole en esta vida mortal, merezca por tu intercesión, la resurreción a la vida inmortal. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA DECIMOCUARTO – 14 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Santísima Virgen fue a visitar el lugar donde su Hijo subió al Cielo, y allí besó las pisadas que dejó señaladas en la peña. Y rezar un Padrenuestro y Avemaría.

OFRECIMIENTO
¡Oh Virgen Gloriosísima! Estas oraciones te ofrezco en honra de la Ascensión gloriosa de tu Hijo Santísimo, cuando subiendo a los Cielos por su propia virtud, dejó estampadas en una peña sus pisadas. Y en memoria de la visita que hiciste a este lugar sagrado, suplícote, Señora, ruegues a tu Santísimo Hijo estampe sus divinas plantas en mi corazón, para que mis deseos y pensamientos sean siempre de cosas del Cielo. Amén.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…
 
DÍA DECIMOQUINTO – 15 DE AGOSTO
Por la señal,…
Oración “Altísimo Señor mío y Dios mío”…
 
Considerar cómo la Maestra de la Iglesia visitó el lugar donde recibió con los Apóstoles la venida del Espíritu Santo, y contemplar que estando en su casa, le fue revelada su muerte sacrosanta, y que oyó una voz de su Hijo, que le dijo: «Ven, Paloma mía, Amiga mía, Esposa mía», y cómo milagrosamente se juntaron a su tránsito los Apóstoles, y animándolos les dio la bendición, y luego dio su alma a Dios que la creó, y quedó su cuerpo más resplandeciente que el sol, el cual sepultaron los Apóstoles, y después de tres días le subieron los Ángeles al Cielo, en donde vive y reina y aboga por sus devotos sin cesar. Y rezar una Salve.

OFRECIMIENTO
¡Oh Reina de los Ángeles! Esta Salve te ofrezco en honra de la plenitud de dones y gracias que te comunicó el Espíritu Santo, cuando bajpo en lenguas de fuego sobre tu cabeza y las de los Apóstoles. Y en memoria de la visita que hiciste a este santo lugar, donde diste fin a las visitas de los lugares sagrados en que obró tu Hijo Jesucristo la redención del género humano; alégrome, Señora, de tu glorioso Tránsito a los Cielos, donde estás colocada sobre todas las jerarquías de los Ángeles, abogando por tus devotos que desde la tierra claman y suspiran les ayuden. Amén Jesús.

Sigue la Oración “Suplicámoste, Señora”…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)