Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 17 de agosto de 2020

PROFECÍA DE SOR JUANA DE LA NATIVIDAD LE ROYER

  
«Cuando Nuestro Señor dice que el Juicio está cerca, es que todo está cercano ante Dios; y cuando dice que su gran día viene, no es que vendrá tan brevemente; pero he aquí lo que he conocido en Dios sobre el Juicio final.
   
Me encontraba en la presencia de Dios. Oí una voz tonante que decía: “¡Ay, ay, ay del último siglo!”. Entendí, por esta voz poderosa, que estos ayes eran aquellos que llegarían en las proximidades del Juicio, y en el Juicio mismo. Yo no dije ni una palabra; y como el Señor me hizo conocer que ningún hombre sobre la tierra sabría positivamente el día ni el año en que el Hijo del hombre descenderá sobre la tierra para juzgar a todos los hombres, yo no pregunté nada.
    
Mas he aquí lo que Dios quiso hacerme ver en su luz. Comencé a mirar en la luz de Dios el siglo que debe comenzar en 1800; vi por esta luz que el Juicio no estaba allí, y que no sería el último siglo. Cmnsideré, a favor de esta misma luz, el siglo a partir de 1900, hasta el fin, para ver positivamente si sería el último. Nuestro Señor me hizo conocer, y al mismo tiempo me puso en duda, si sería a finales del siglo de 1900, o en el del 2000. Pero lo que vi es que, si el Juicio llegara en el siglo de 1900, ocurriría solo hacia el final, y que si el mundo sobrepasa este siglo, el del 2000 no pasará sin que el Juicio intervenga, así como lo vi en la luz de Dios».
   
P. CHARLES GENET. Vie et Révélations de la Sœur de la Nativité, religieuse converse de couvent des Urbanistes de Fougères, tomo IV. París, Librería de Claude Beaucé, impresor del Duque de Angulema, 1819, págs. 124-126. Traducción propia.

1 comentario:

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)