Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

domingo, 11 de octubre de 2009

SAN NECTARIO, PRIMER PATRIARCA DE CONSTANTINOPLA

San Nectario de Constantinopla (entre Arsacio y San Sisinio)
 
San Gregorio Nazianceno renunció a la sede de Constantinopla muy poco después de haber sido elegido, el año 381. Su sucesor fue Nectario, natural de Tarso de Cilicia y pretor de la ciudad imperial. A continuación narraremos la forma peculiar como fue elegido, según la leyenda relativamente dudosa. Cuando tenía lugar en Constantinopla el segundo Concilio ecuménico, Nectario, que pasaba por ahí camino de Tarso, preguntó a Diódoro, obispo de su ciudad natal si quería enviar con él algunas cartas. Muy impresionado por el aspecto y los modales de Nectario, Diódoro le propuso como candidato para suceder a Gregorio en el gobierno de la sede de Antioquía. Aunque Melecio se burló de la idea, el nombre de Nectario fue inscrito en la lista de candidatos que debía presentar al emperador. Teodosio, eligió a Nectario, con gran sorpresa de todos, ya que ni siquiera estaba bautizado. Se cuenta que era casado y tenía un hijo. Como quiera que fuese, el Concilio ratificó la elección, y Nectario recibió el bautismo y la consagración episcopal. Al salir de Constantinopla, Gregorio escribió a los obispos: "Guardad vuestro trono y vuestro palacio episcopal, puesto que eso es lo que os importa. Regocijaos, envaneceos, reclamad el título de patriarcas y apoderaos de inmensas posesiones". Desgraciadamente, el Concilio justificó en cierto modo esas críticas, ya que, poco después de la elección de Nectario, aprobó un canon por el que Constantinopla pasaba a ocupar el segundo lugar después de Roma. Por eso se llama con frecuencia a San Nectario primer patriarca de Constantinopla, aunque la Santa Sede tardó mucho tiempo en reconocer ese título, que había sido concedido contra su parecer.
 
San Nectario gobernó la sede durante dieciséis años y, si bien es muy poco lo que sabemos sobre él, no hay duda de que se opuso abiertamente a los arrianos, ya que el año 388, cuando circuló la noticia de que el emperador había muerto en Italia, dichos herejes incendiaron la casa del santo obispo. Los historiadores recuerdan principalmente a San Nectario porque suprimió en su diócesis el oficio de penitenciario y los ritos de disciplina pública, a raíz de un escándalo. El santo murió el 27 de septiembre de 397. San Juan Crisóstomo le sucedió en el gobierno de la sede. El nombre de San Nectario figura en el "Menaion" griego, pero no en el Martirologio Romano.
 
En Acta Sanctorum, oct., vol. V, se hallarán reunidos los principales pasajes de los historiadores de la Iglesia sobre San Nectario. Acerca de la supresión del oficio de penitenciario, puede verse un buen resumen en DTC., vol. XII, cc. 796-798.

2 comentarios:

  1. Saludos.
    Sólo quería hacer la observación que el ícono publicado en este post, no es el de el Patriarca Nectario de Constantinopla, sino de San Nectario de Egina.

    Con respeto,

    David.

    ResponderEliminar
  2. Corregido. Disculpad la tardanza, pero el ícono nos fue esquivo hasta hoy.

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)