Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 2 de marzo de 2019

COLECTAS CONCILIARES APOYANDO LA APOSTASÍA

Traducción de la noticia publicada en LEPANTO INSTITUTE. Los conciliares que lean esto, sepan que si bien son libres de gastarse el dinero que se ganan en lo que les venga en gana (porque capaces son de salirnos con ésas), deben por lo menos saber EN QUÉ SE VA UNA VEZ LO DEPOSITAN EN EL SOBRE O EL CEPILLO.
  
OBISPOS CATÓLICOS DE ESTADOS UNIDOS DIERON $322.000 USD A ORGANIZACIÓN QUE PROMUEVE LA APOSTASÍA, EL PRESBITERADO FEMENINO Y LA BRUJERÍA
  
  
La Iglesia Católica existe para un único propósito: la salvación de las almas. En la Gran Comisión, Nuestro Santísimo Señor le dijo a Sus discípulos: “enseñad a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Enseñadles a observar todas las cosas que Yo os he mandado” (Matth. 28:19-20).
  
Así, cuando una institución que lleva el nombre de “católica” es poco más que una cadena de suministro perpetuo para organizaciones que actúan directa y específicamente contra lo que Nuestro Señor ordena que sus fieles hagan, los católicos son dejados en perplejidad y ponderando si hay alguna fe entre los administradores de ese dinero.

Desde 2006, la Catholic Campaign for Human Development (CCHD, en español Campaña Católica para el Desarrollo Humano), un proyecto de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, ha canalizado $322.000 USD a tal organización. Ese dinero encontró su camino, por medio de una serie de siete donaciones, a las arcas del Intercommunity Peace and Justice Center (IPJC, en español Centro Intercomunitario Paz y Justicia), un bastión de materiales heréticos e inmorales.
 
El IPJC recibió las siguientes donaciones:
  
Es importante advertir que este dinero fue proveído por todas las diócesis en los Estados Unidos que participan en la coleccta CCHD. Cuando una diócesis recoge la colecta CCHD (típicamente el tercer domingo de Noviembre), 25% de esos fondos permanecen en la diócesis, mientras que el 75% restante va a la CCHD nacional y es redistribuida a grupos como este.
   
Y antes de explorar los asuntos serios de esta organización, vale la pena advertir que en 2012, IPJC recibió un premio de la CCHD, y fue reseñada en el libro Beyond Empowerment: A Pilgrimage with the Catholic Campaign for Human Development (Más allá del empoderamiento: Un peregrinaje con la Campaña Católica para el Desarrollo Humano) por Jeffry Odell Korgen. Claramente, esta no es una organización desconocida para la CCHD, que, como veréis a continuación, pone en entredicho los estándares de investigación de la CCHD.
  

El PJC Y LA PROMOCIÓN DE LA ORDENACIÓN DE MUJERES Y LA APOSTASÍA DE LA IGLESIA CATÓLICA
La edición de verano 2015 de “A Matter of Spirit” (Un asunto del Espíritu), la revista trimestral de IPJC, estuvo basada en el tema de las mujeres en la Iglesia. Varios artículos en esta edición lamentan el “patriarcado” que ven en la Iglesia Católica y  —a pesar de la enseñanza definitiva Católica sobre la reserva del Sacramento del Orden a los hombres— afirman que el Espíritu Santo está presionando por la ordenación sacerdotal de mujeres. Los coautores Victoria Ries y el P. James Eblen declaran:
Dada la transformación de la comunidad en el poder del Espíritu, tanto personalmente como en un todo, y dada la misión de transformar el mundo, tal vez ahora es el tiempo de asumir la pregunta de la plena inclusión de las mujeres en la Iglesia Católica. El papa Francisco ha dicho que “la Iglesia ha hablado y dijo que no” a la ordenación de mujeres, pero quizá el Espíritu tiene algo diferente en mente. En muchas culturas del mundo, las mujeres están sirviendo como líderes ejecutivas en política y negocios. Algunas culturas eclesiales han abrazado la realidad de las mujeres como obispos y sacerdotes. Si el “impulso misionero” hacia tal mundo da la tarea de evangelización prioritaria sobre las prácticas y costumbres católicas que impiden la misión, entonces tal vez el Espíritu está llamando por un cambio para bien del mundo. Quizá el llamado que algunas mujeres experimentan hacia el sacerdocio es la obra del Espíritu, una obra de inclusión que hablará de igual dignidad para todas las mujeres y la transformación de todas las sociedades en las que las mujeres no son incluidas o valoradas como iguales. Quizá la Iglesia está siendo llamada a tomar la bandera en esta inclusión plena de las mujeres. Si es así, entonces es verdaderamente un mensaje que transformará la iglesia y al mundo. ¡Que tengamos oídos para oír y corazones para responder! [Énfasis añadido].
 
Más adelante, en la misma edición, el IPJC presentó un artículo por Tara Young-Brown, quien explica que ella dejó la Iglesia Católica para buscar la ordenación en la Iglesia Unida de Cristo. Ella declara:
Durante mis años de ministerio en la Iglesia Católica, experimenté la estructura jerárquica de la institución y la autoridad del sacerdocio masculino tomando precedencia sobre las enseñanzas radicales de nuestra fe. Estaba agotada de que me dijeran de que Dios me estaba llamando al ministeriom aunque continué estrellando el techo de cristal cuando llega el liderato. Yo dejé la Iglesia Católica porque seguía encontrando sistemas que estaban más interesados en el poder sobre la gente en lugar de empoderar a la gente para el Evangelio. Luego de años de quejarme, lentamente comencé a tener el coraje de ser honesta conmigo misma. No dejé la Iglesia por el sufrimiento que encontré en la institución. La dejé porque el Catolicismo me ha enseñado a discernir e informar mi conciencia. Hoy estoy en el límite de una nueva temporada, embarcando a un viaje desconocido. Actualmente soy una “Miembro en Discernimiento” buscando la ordenación en la Iglesia Unida de Cristo.
La CCHD no debería darle dinero a organizaciones que toman posiciones directamente en oposición a la enseñanza de la Iglesia, o a organizaciones que dan una plataforma abierta para celebrar un acto de apostasía. Esto en sí mismo es terreno para desfinanciar, sin embargo, hay más problemas con este beneficiario.
  
EL LIDERAZGO DEL IPJC PÚBLICAMENTE ADHIERE LA POSICIÓN PRO-ABORTO DE UN POLÍTICO PRO-ABORTO
La coordinadora de Justicia para Mujeres para el IPJC es Giselle Carcamo. Tal puesto sugiere que tomar posiciones sobre asuntos públicos concernientes a las mujeres, así que sería imperativo para tal individuo ser pro-vida y pro-familia. Sin embargo, este no es el caso.
  
  
En 2017, Carcamo firmó una carta de apoyo a Teresa Mosqueda, una política pro-aborto. La carta dice específicamente que Mosqueda está luchando para garantizar la “justicia reproductiva para todas las mujeres”, que es un eufemismo que incluye acceso total al aborto.
 
   
El pasado Octubre, Carcamo promovió el transgenerismo en redes sociales. El 28 de Octubre de 2018, ella publicó el numeral “loveWins”, y dijo: “Seamos arco iris ahora para los miembros de la comunidad trans…”.
  
  
EL IPJC ALBERGA UNA BIBLIOTECA LLENA DE LIBROS PROMOVIENDO LA REVOLUCIÓN EN LA IGLESIA, LA BRUJERÍA, EL FEMINISMO RADICAL Y LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN
Algunos títulos notables en la biblioteca del IPJC incluyen entrevistas y obras de la organización herética FutureChurch, la Women’s Ordination Conference, Hans Küng y una sección entera dedicada a la marxista Teología de la Liberación. También se registran libros como “Dreaming the Dark: Magic, Sex and Politics” (Soñando la oscuridad: Magia, sexo y política), de la notoria bruja Starhawk [Miriam Simos Goldfarb -מִרְיָם שִׁמְעוֹץ גוֹלְדְפַרְבּ-, judía y bisexual. N. del T.]. Sólo para ilustrar cuán malvado es este libro, esta es su descripción en Amazon:
“Reuniendo narrativa, cánticos, canciones y rituales, Dreaming the Dark ha ayudado a miles de mujeres a usar la magia, espiritualidad y comunidad, para traer cambios políticos y sociales. Esta edición de aniversario de este clásico best-seller incluye un nuevo prefacio reflejando los quince años desde la publicación original del libro”.
 
Abajo una corta lista de alguno de la demás literatura herética y anticatólica en la biblioteca del IPJC:
  
   
EL IPJC ALBERGA CONFERENCIAS DIRIGIDAS POR VOCEROS HERÉTICOS
Los problemas con el IPJC van muy atrás, también. En Agosto de 2013, el IPJC tuvo una Convocación de Mujeres que proveyó plataformas de conferencias a toda suerte de voceros heréticos.
  
Por ejemplo, Barbara Fiand SNDdeN dio una presentación titulada “Sé lo que ves, conviértete en lo que eres: Vivir la visión eucarística”.
  
   
Parte de la descripción para esta presentación declara: “Cada vez que nos reunimos para la Eucaristía, celebramos no solamente el Cuerpo de Cristo presente entre nosotros, sino también nuestro Cuerpo en Él”. La misma Fiand fue removida de su puesto de enseñanza en el seminario Mount St. Mary’s of the West por no apoyar las vocaciones al sacerdocio. En un libro que ella escribió con el título “Releasement: Spirituality for Ministry” (Liberación: Espiritualidad para el ministerio), Fiand escribió:
“la testaruda resistencia a la ordenación de mujeres que usa nada menos que la Escritura y la tradición (pensamiento malinterpretado, puede ser) para justificarse a sí misma, es probablemente el más claro ejemplo de lo femenino reprimido tornado agrio … [c]uando las mujeres en nuestras iglesias sean permitidas para hacer lo que los hombres han estado haciendo por siglos, sin dudas la justicia será servida”.
Otro presentador en esta convocación fue Fray Michael Crosby OFM, cuyo tema fue “Creciendo en el Cristo Cósmico”.
  
  
El fraile Crosby es un notorio promotor de la homosexualidad y de la ordenación de mujeres. En 2004, Crosby habló en una conferencia censurando al Dios que impediría la ordenación sacerdotal de mujeres, diciendo:
“todavía tenemos que adorar a un Dios que, según el Vaticano, ‘no quiere que las mujeres sean ordenadas’. Ese dios es literalmente ‘increíble’. Es un dios falso; no puede ser adorado. Y el profeta debe hablar la verdad a ese poder, y estar dispuesto a aceptar la consecuencia de pedir justicia, deteniendo la violencia y trayendo el reino de Dios”.
En 2006, en el Congreso de Educación Religiosa en Los Ángeles, Crosby denunció lo que el llamó “poder desigual entre las personas homosexuales y heterosexuales”.
  
Otra presentadora fue la Dra. Clarissa Pinkola Estés, cuya presentación fue titulada “Desatar a la mujer fuerte”.
  
    
En 2010, Estes escribió un artículo para el National Catholic Reporter titulado “Not a witch hunt — a treasure hunt: GLTB persons” (No una caza de brujas, sino de tesoros: personas LGBT). En el artículo, Estes declara que en su profesión como sicoanalista jungiana que ella “se rehusó a diagnosticar cualquier persona gay, lesbiana, bisexual o transgénero bajo la categoría de perversión por su simple deseo de amar y ser amados en espíritu, alma y cuerpo por otra persona con la edad adecuada y que dé su consentimiento”.
  
La mayoría de los otros conferencistas en esta convocación, tanto como los otros que han sido acogidos por el IPJC, son igual de malos.
  
Claramente, esta no es una organización digna de recibir fondos católicos, aunque ha recibido ¡más de $300.000 dólares de fieles católicos en los cepillos por un período de dos décadas! No importa cuántas veces la CCHD y sus obispos-abogados prometan no financiar tales organizaciones, ellos continúna dando fondos a ellas una y otra vez. Ninguna cantidad de reformas cambiará el problema mientras la CCHD se ha mostrado que es o completamente incapaz de investigar adecuadamente las organizaciones que reciben fondos católicos, o que en sí misma apoya grupos como este. Y si la CCHD no ve problemas morales en financiar a una organización como el IPJC, entonces el problema fundamental con ella está a la vista de todos.
  
Es la hora de ACABAR con la Campaña Católica para el Desarrollo Humano.
  
Por favor contactad a la CCHD y demandad respuestas. Preguntadles cómo o por qué una organización como el IPJC siempre recibió una donación, y si la CCHD demandará que sea devuelto el dinero católico por violar las líneas rectoras de la CCHD y la enseñanza moral/social Católica. 
  
PERSONAL DE LA OFICINA NACIONAL
Obispo David Talley, Jefe del Subcomité de la CCHD: dtalley@diocesealex.org
Número principal . . . . . . . . . . 202-541-3210
Número de fax . . . . . . . . . . 202-541-3329
Correo principal . . . . . . . . . . cchdgrants@usccb.org
  
Ralph McCloud, Director: 202-541-3367 rmccloud@usccb.org
Lydia Jiles, Administradora de donaciones: 202-541-3210 ljiles@usccb.org
Sean Wendlinder, Especialista en el Área electrónica de donaciones: 202-541-3212 swendlinder@usccb.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)