Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 19 de marzo de 2021

DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Devoción publicada en Sevilla en 1868.
  
DEVOCIÓN A LAS GOTAS DE SANGRE QUE DERRAMÓ NUESTRO REDENTOR JESÚS EN SU PASIÓN Y MUERTE EN LA CRUZ
    
   
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, dulce y amoroso Padre, enamorado y divino, socórreme y perdonadme, bien se Señor, que mis obras son de muy bajo quilate, pero puestas con las tuyas serán de valor muy grande, confieso que te he ofendido y conozco que no valen mis lágrimas y suspiros, en penitencia agradarte, en penitencia te ofrezco mi Dios tu preciosa Sangre, que, aunque son muchas mis culpas su precio mucho más vale. Amén.

SALUTACIONES
Por primera vez te saludo, mi Dios, que la derramaste, y fue en la circuncisión, Niño benigno y afable, y principiaste a padecer, vertiendo preciosa sangres, te suplico me perdones, pue tan temprano empezaste a padecer por mis culpas y yo lo conozco tarde. Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Por segunda vez te saludo, mi Dios, que la derramaste y fue en la oración del huerto, orando a tu Eterno Padre, donde con fatigas grandes, pensando en mis grandes culpas, copiosa sangre sudaste, te suplico Jesús mío, por esta oración tan grande, que Me des tu gracia y luz para poder conformar mi voluntad con la tuya y que mi oración te agrade. Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Por tercera vez te saludo, mi Dios, que la derramaste, amarrado a una columna con golpes muy desiguales de aquellos fieros sayones, que, con azotes mortales vuestro santo cuerpo hirieron y llenaron de cardenales, aquí pido por todos, mi Dios, no desmaye nadie, que no es justo que se pierda, Jesús, tu preciosa sangre. Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Por cuarta vez te saludo, mi Dios, que la derramaste, y fue cuando te coronaron de espinas muy penetrantes, divino Rey de Reyes, Majestad de Majestades, recreo de los humildes que de los cielos bajaste, para humillar mi soberbia, viendo yo humildad tan grande, te suplico que me hagas humilde de aquí en adelante. Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Por quinta vez te saludo, mi Dios, que la derramaste quitándote en el Calvario tus vestiduras reales, te desnudaron, bien mío, para en la cruz enclavarte, te suplico me Desnudes de esta mi mala carne, que es mi mayor enemigo, y de ella no puedo librarme. Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Por sexta vez te saludo, mi Dios, que la derramaste, y fue cuando en el Calvario te levantaron en alto, suplícote Jesús mío, que mi alma se abrase en tu amor, y que mis obras a ti solo se eleven, y si me viere caído como flaco y miserable, dulce Jesús de mi vida, ten por bien levantarme. Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Por séptima vez te saludo, mi Dios, que la derramaste cuando Longinos partió tu pecho de parte a parte, de aquella cruel lanzada, que con abundancia grande vertiste sangre mezclada con agua para lavarme. ¡Oh que licor tan divino! Dado como fino amante de aquella llaga divina que siempre está firme y constante y por todas, siete veces mi Dios, vuelvo a saludarte, que por todas siete juntas te sirvas de perdonarme. Padre nuestro, Ave María y Gloria.

ORACIÓN A LA SANTÍSISMA VIRGEN
Al pie de la Cruz sentada
Está la Virgen María
Muy triste y desconsolada
Sin consuelo, ni alegría
Porque tenía en sus brazos
La prenda que más amaba,
La prenda que más quería.
Contemplando cinco llagas
Que en pies y manos tenía
Tan solo la del costado
El corazón le partía.
¡Oh Virgen María!
Mi espejo y mi luz,
Que sola os hallaste
Al pie de la Cruz,
Viuda lloras
Con gran soledad,
Socorred Señora,
Mi necesidad. Amén.
   
ORACIÓN A JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR
Señor mío Jesucristo, Padre dulcísimo, por el gozo que tuvo tu querida Madre cuando te le apareciste en la sagrada noche de la resurrección, y por el gozo que tuvo cuando te vió lleno de gloria, te pido que me alumbres con la luz de la divinidad para que pueda cumplir tu voluntad todos los días de mi vida, Tú que vives y reinas, con Dios Padre, en unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN A LA SANTA CRUZ
¡Oh, Santísima Cruz! ¡Oh, inocente y piadoso Cordero! ¡Oh, pena grave y cruel! ¡Oh, pobreza de Cristo, mi Redentor! ¡Oh, llagas muy lastimadas! ¡Oh, Corazón traspasado! ¡Oh, Sangre de Cristo amarga! ¡Oh dignidad de mi Dios, digna de ser reverenciada! Ayúdame, Señor, para alcanzar la vida eterna en la hora de mi muerte. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)