Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

sábado, 6 de marzo de 2021

LA GUERRA INTERNA EN LA CISMÁTICA IGLESIA ORTODOXA DE UCRANIA

Traducción del artículo publicado por Nadia Bazuk, editora de asuntos rusos y ucranianos para OCP PAN-ORTHODOX MEDIA NETWORK.
   
GUERRA DE RUMORES EN LA IGLESIA ORTODOXA DE UCRANIA
      
El metropolita Epifanio Dumenko y el presidente ucraniano Pedro Poroshenko, justo después del concilio de unificación (año 2018).
   
La pelea en curso en la Iglesia Ortodoxa de Ucrania (IOU) condujo a una filtración de la correspondencia privada del metropolita Alejandro Drabinko, un obispo “autocefalista” que estuvo originalmente bajo la jurisdicción del metropolita Onofre Berezovsky de Kiev, el Primado de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana en unión con el Patriarcado de Moscú.
   
Alejandro Drabinko, metropolita de Pereyáslav-Vishnevskáya 
   
En referencia al contenido comprometedor de la correspondencia del metropolita en la red Telegram, los hermanos de uno de los monasterios en Ucrania occidental alegadamente enviaron correos electrónicos a los jerarcas de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania llamándolos a impedirle a Drabinko que participe en negociaciones, iniciativas y proyectos importantes.
   
El intercambio de mensajes fue informado en el sitio web 5.ua por simpatizantes del metropolita Alejandro. Según ellos, a comienzos de Diciembre del año pasado, en conversaciones privadas el obispo se había quejado de algunos problemas con su teléfono. Pareció no darles mayor importancia en ese momento, y rápidamente olvidó la historia, pero ahora el círculo interno del jerarca recordó esos comentarios fugaces y los está interpretando como evidencia de un posible intento de hackeo.
   
Pronto se hizo conocido el contenido provocador del mensaje y se encontraron capturas de pantalla de la correspondencia del jerarca, algunas de las cuales sirvieron como razón para los apelos del aislamiento tácito del jerarca. Señalan los autores de una corta investigación del canal de Telegram Churcher:
«El artículo de los simpatizantes de Drabinko, con el cual iniciamos el relato, probablemente se refiere a acusaciones mutuas sobre la base de diferencias financieras surgidas entre el jerarca y el diseñador Andriy Makarchuk durante un intento de diseñar un proyecto conjunto de negocio para sastrería.
  
Sin embargo, en las capturas de pantalla, también vimos docenas de conversaciones cuidadosamente “limpiadas” con empleados del SBU (el Servicio de Seguridad de Ucrania), correspondencia con clérigos extranjeros (desde Rusia y los países de la Comunidad de Estados Independientes hasta Estados Unidos y Europa Occidental), y lo que es más desagradable: fotos pornográficas que son enviadas al obispo Olexandr por sus admiradores, con los cuales él, aparentemente, se comunica amablemente, muy afectuosa y comprensiblemente. Y aparte de las fotos, los temas gais corren por una parte significativa de las conversaciones del metropolita en una forma evidente».
    
Se dice que una traducción al inglés de estas conversaciones será enviada a algunos clérigos griegos. Puede encontrarse aquí.
   
De hecho, tanto la homosexualidad y la posible cooperación del obispo Alejandro con el SBU ya habían sido tratadas en los medios. Como también la politiquería, el alcoholismo, las violaciones financieras durante la construcción de la catedral, las penurias del fallecido Primado legítimo de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Vladimir Sabodan, del trato adecuado a fin de administrar la iglesia para su propio beneficio por más tiempo. Con todo, la mención de la correspondencia de Drabinko con sacerdotes extranjeros es particularmente interesante e intrigante. Y por una buena razón: sus contactos se extienden desde los jerarcas canónicos del Patriarcado Ecuménico hasta representantes de la no reconocida Iglesia Católica Ortodoxa Rusa (v.g. Alejandro Ilyukhin) y la autónoma Iglesia Ortodoxa Ucraniana en América (v.g. Anthony McVeigh).
   
Capturas de pantalla de conversaciones de Telegram
   
Cabe señalar que los cabildantes del aislamiento del metropolita Alejandro Drabinko ¡no prestaron atención a los lazos del jerarca (dudosos desde el punto de vista de las iglesias canónicas locales) y los riesgos obvios causados por ellos a la Iglesia Ortodoxa de Ucrania! De otra manera ellos lo advertirían pero decidirían no elevar en sus cartas los temas espinosos de la canonicidad, tan difíciles para la conciencia de aquellos que no tienen sucesión apostólica y los ministros impenitentes del cisma ucraniano. Mucho más en el espíritu de la doblez política de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania y los que han entrado en comunión con ella. Como también la reacción a la evidencia revelada del vicioso modo de vida del obispo por los “hermanos” del monasterio cismático, que por alguna razón no están luchando por la pureza de su “iglesia”, sino solo por su “reputación”.
   
«En este respecto, es propuesto –por supuesto, sin darle publicidad al modo de vida del obispo Alejandro– hablar, “para ponerlo al margen”: so distintos pretextos, impedirle participar en proyectos e iniciativas eclesiales importantes, especialmente para minimizar sus contactos con representantes de otras iglesias locales y excluirlo de negociaciones significativas con ellos» dijeron los activistas de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania en su mensaje a los obispos.
    
Como contexto de tal campaña para aislar a Drabinko, posibles causas, razones e iniciadores, los medios ucranianos y los canales de Telegram han mencionado dos versiones principales hasta el momento.
   
Los partidarios de Drabinko suponen que el metropolita Epifanio Dumenko, primado de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, posiblemente esté involucrado en esto. Ellos conjeturan que debido a la falta de relaciones basadas en la confianza, el primado pudo tomar la participación de Drabinko en la ordenación del exarca del Patriarcado Ecuménico en Ucrania y el hecho que durante su primera liturgia el obispo Miguel (Anishchenko) de Comana no le sirviera, sino el obispo, como un “acercamiento excesivo” del otrora obispo de la Iglesia Canónica y el representante del Fanar. La “teoría de conspiración” pudo también ser alimentada por el hecho que durante la visita del obispo Alejandro a Turquía estuvo uno de los obispos más veteranos de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, el obispo Mateo (Shevchuk) of Volodímir-Volin y Turia.
  
Miguel Anischenko, obispo titular de Comana y exarca del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla en Kiev
   
La suspicacia de Epifanio puede explicarse por rumores esporádicos sobre su posible remplazo, la consolidación del control fanariota y la transición de algunos obispos a una jurisdicción canónica alternativa en Ucrania (bajo la jurisdicción del exarca), como también a las dificultades objetivas que surgen en el desarrollo de las relaciones Iglesia-Estado y la formación del Stauropegion [monasterio dependiente del Primado o del sínodo en lugar del obispo local, análogo a las jurisdicciones exentas en el Catolicismo Romano, N. del T.] del Patriarcado Ecuménico en Ucrania encabezado por el obispo Miguel.
   
La publicación del canal Churcher de Telegram, afirmando que sus autores son conocedores del texto de la correspondencia escandalosa, declara que tras el intento de desacreditar al metropolita Alejandro pudo estar el entorno del metropolita Miguel (Zinkevich) de Lutsk y Volin, un ex-obispo del denominado Patriarcado de Kiev, que pudo haber encabezado la Iglesia Ortodoxa de Ucrania si no hubiera sido forzado a deponer su candidatura en favor del metropolita Epifanio. Y de hecho, el acercamiento del ambicioso metropolita Alejandro (que presume de su “ordenación indiscutida”) con el obispo de Comana, y su colaboración en esta materia con el obispo Mateo, cuya diócesis fue recientemente separada de la diócesis de Volin, todo esto pudo preocupar al metropolita Miguel.
   
Con todo, los autores del canal de Telegram también admiten que las fuerzas complotadas contra Drabinko, por ejemplo, el metropolita Epifanio, simplemente pudo montar a Zinkevich, tratando así de enfrentar a los líderes de los dos “partidos” en el episcopado de la IOU uno contra el otro.
   
Por supuesto, es improbable que esta historia acabe tan fácilmente. Es obvio que todos se justificarán a sí mismos, algunos por su modo de vida, algunos por un posible intento de difamar a otro jerarca. Probablemente, las agencias de la ley conducirán su propia investigación: si son ciertas la homosexualidad de Drabinko y su cooperación con el SBU, entonces él no tiene nada especial que esconder de ellos, y nada le impedirá presentar una querella sobre la ofensa. Con todo, es suficiente material para pensar sobre la atmósfera prevalente en la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, cuya rápida formación es tan confiadamente alabada por el Patriarca Bartolomé.

1 comentario:

  1. https://youtu.be/xO0yvKt2N6s

    Por fin un valiente mejicano ha denunciado judicialmente y públicamente a Squetino. Hay que hacerse eco y no tener miedo.

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)