Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 9 de marzo de 2021

XINJIANG: LA PERSECUCIÓN A LOS CATÓLICOS DE LA QUE NADIE HABLA

Noticia tomada de ACTUALITÉS FSSPX. Comentario propio.
   
La iglesia del Sagrado Corazón en Yining (ahora demolida), antes y después de la transformación en 2018
    
El territorio autónomo de Xinjiang (noroeste de China) suele aparecer en la portada de los medios occidentales debido a la opresión de la que son víctimas los musulmanes uigures. Pero los católicos también sufren todo el peso de la persecución comunista, y la prueba de esto es uno de los últimos acontecimientos.
    
Yining es una ciudad de más de trescientos mil habitantes ubicada en el límite de la provincia de Xinjiang, en la frontera con Kazajstán, sobre la vía de la antigua Ruta de la Seda.
    
Pekín está tres mil kilómetros más al este, pero esto no significa que el dominio comunista es más débil allí: como sucede en el resto de China, los cristianos también son perseguidos en esta zona.
    
En Yining, hay alrededor de dos mil fieles católicos: son los descendientes de los chinos exiliados por la dinastía manchú Qing (siglos XVII-XX), o durante la Revolución Cultural.
    
El pequeño rebaño obtuvo un permiso de construcción para una iglesia en 1993, cuando se experimentó una ligera relajación religiosa en China, bajo el “reinado” de Deng Xiaoping (1978-1997).
    
En aquella época, el gobierno local decidió vender a los católicos un terreno lo suficientemente alejado del centro de la ciudad, para que la iglesia no fuera demasiado visible.
   
Pero, con el tiempo, el crecimiento urbano se ha vuelto tal que la Iglesia del Sagrado Corazón ha empezado a atraer la atención de las autoridades comunistas y de los especuladores inmobiliarios, que a menudo son los mismos.
    
En 2018, la sucursal local de ARA, la Oficina de Asuntos Religiosos, eliminó cuatro bajorrelieves que adornan la fachada del lugar de culto, dos estatuas que representan a los apóstoles San Pedro y San Pablo, la cruz que adorna el tímpano, el campanario y las dos cúpulas, en nombre de la sinización de la Iglesia emprendida por el nuevo líder de Beijing, Xi Jinping y su amigo Xia Baolong (secretario del partido en la provincia de Zhejiang en 2014, desde Febrero de 2020, es director de la Oficina de Asuntos para Hong Kong y Macao).
    
Todo se aceleró a principios de 2021. El Año del Buey ha sido fatal para la iglesia del Sagrado Corazón: el 19 de febrero, los fieles de Yining fueron convocados para realizar una gran operación de limpieza del edificio, previa a su demolición.
    
Irónicamente, los mandarines comunistas que trabajan en la demolición son los mismos que, en el año 2000, fueron testigos de la bendición de la iglesia construida con su autorización...  Y los mismos que se embolsarán las grandes ganancias de la reventa del terreno, con una mano en el Pequeño Libro Rojo y la otra en la billetera.
   
Los devotos de Yining se han quedado sin iglesia, como sucedió con otras dos parroquias de Xinjiang –Hami y Kuitun– que sufrieron la misma suerte en los últimos años, testigos distantes y olvidados de una persecución silenciosa.
   
COMENTARIO: Esta “sinización” y persecución contra la Iglesia en China (que no distingue entre la Asociación Patriótica creada en 1951 y la resistencia clandestina) se ha exacerbado por el acuerdo que el Vaticano y el PCCh firmaron en 2018 y que el bergogliano secretario de Estado Pietro Parolin Miotti alabara con tanta efusión (y culpando a Pío XII de torpedear el diálogo). Así pues, que alguno venga a demandarnos respeto y reconocimiento a Bergoglio como Papa de la Iglesia Católica Romana y gobernante del sujeto de Derecho Internacional denominado “Santa Sede” (vulgo Estado de la Ciudad del Vaticano) NO PUEDE SER SINO UNA BROMA DE MAL GUSTO, porque tanto él como sus antecesores (Ángelo Giuseppe Roncalli Marzolla, Giovanni Battista Montini Alghisi, Albino Luciani Tancon, Karol Józef Wojtyła Katzorowski y Joseph Alois Ratzinger Tauber-Peintner) y sus sucesores son herejes, cismáticos y apóstatas y por ende privados IPSO FACTO Y LATÆ SENTÉNTIÆ de toda autoridad y jurisdicción, al tenor de la bula “Cum ex Apostolátus Offício” de Pablo IV, el Motu Próprio “Inter multíplices” de San Pío V y el canon 188 numeral 4.º del Código Pío-Benedictino de Derecho canónico: «En virtud de la renuncia tácita admitida ipso jure, queda vacante ipso facto cualquier oficio y sin declaración alguna si el clérigo […] Apostata públicamente de la Fe Católica».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)