Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 26 de marzo de 2021

VATICANO: BERGOGLIO RECORTA SALARIOS

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO, ampliado en algunas partes.
   
El dinero de Francisco Bergoglio no vale el papel en que está impreso.
Como el Vaticano está al borde de la bancarrota, Bergoglio ha recortado los viáticos de los cardenales y los salarios de los empleados religiosos y seglares por medio de un Motu Próprio, en el cual indica que sin esos recortes el Vaticano se iría a la bancarrota.
Para enfrentar este déficit, Bergoglio ha “convertido” inmoralmente (robado) dinero de su estafa del Óbolo de San Pedro, al cual los fieles contribuían, creyendo falsamente que el dinero va para los pobres.
   
El 23 de Marzo de 2021, apareció nueva evidencia que la iglesia conciliar está hundiéndose en la bancarrota, cuando Francisco Bergoglio publicó un decreto Motu Próprio golpeando inmediatamente la asignación de los cardenales, como también los salarios de los empleados religiosos y seglares del Vaticano.

El Motu Próprio dice en su tenor literal:
CARTA APOSTÓLICA EN FORMA DE MOTU PROPRIO DEL SUMO PONTÍFICE FRANCISCO SOBRE LA CONTENCIÓN DE GASTOS PARA EL PERSONAL DE LA SANTA SEDE, LA GOBERNACIÓN DEL ESTADO DE LA CIUDAD DEL VATICANO Y OTRAS INSTITUCIONES VINCULADAS
   
Un futuro económicamente sostenible requiere hoy, entre otras decisiones, la adopción de medidas relativas a los salarios del personal.
   
a) Ante el déficit que desde hace varios años caracteriza la gestión económica de la Santa Sede;
b) teniendo en cuenta el empeoramiento de esta situación tras la emergencia sanitaria provocada por la propagación del Covid-19, que ha afectado negativamente a todas las fuentes de ingresos de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano;
c) teniendo en cuenta que los costes de personal constituyen una partida importante de gastos en el presupuesto de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano;
d) considerando que, incluso en presencia de una adecuada capitalización de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano, es necesario garantizar la sostenibilidad y el equilibrio entre ingresos y gastos en la gestión económica y financiera actual;
e) considerando necesario proceder en este sentido según criterios de proporcionalidad y progresividad;
f) con el objetivo de salvaguardar los puestos de trabajo actuales;
g) habiendo obtenido la opinión competente de la Secretaría de Economía y tras haber examinado cuidadosamente todas las cuestiones relativas a esta cuestión, establezco lo siguiente:
   
Artículo 1. Remuneración de los cardenales:
§1 A partir del 1 de abril de 2021 la remuneración cualquiera que sea su denominación, pagada por la Santa Sede a los cardenales se reducirá en un diez por ciento (10%) con respecto a la última retribución recibida.
   
Artículo 2. Remuneración de los demás superiores:
§1 A partir del 1 de abril de 2021, las remuneraciones, cualquiera que sea su denominación, netas y excluidas las remuneraciones adicionales acordadas en el correspondiente contrato, pagadas por la Santa Sede y el Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano a las personas clasificadas en los niveles salariales C y C1, se reducirán en un ocho por ciento (8%) con respecto a la última remuneración pagada.
    
Artículo 3. Remuneración de los clérigos y religiosos:
§1 A partir del 1 de abril de 2021, las remuneraciones pagadas por la Santa Sede y el Gobierno del Estado de la Ciudad del Vaticano a los clérigos y a los miembros de los Institutos de Vida Consagrada o de las Sociedades de Vida Apostólica, clasificados en los niveles salariales C2 y C3 y en los diez niveles funcionales no ejecutivos, se reducirán en un tres por ciento (3%) respecto a la última remuneración pagada.
    
Artículo 4:
§1 La reducción mencionada en los artículos 1, 2 y 3 no se aplicará si el interesado demuestra que no puede hacer frente a los gastos fijos relacionados con su propia salud o la de sus familiares hasta el segundo grado de parentesco. Las condiciones de aplicación del presente artículo se evaluarán anualmente. Se presentará la documentación pertinente:
a) a la Secretaría de Economía para los empleados que dependen administrativamente de ella;
b) a la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano para sus empleados;
c) a la Institución a la que pertenecen para los empleados de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y de las Instituciones mencionadas en el art. 6;
   
Artículo 5. Incrementos de antigüedad de dos años:
§1 En el período comprendido entre el 1 de abril de 2021 y el 31 de marzo de 2023, se suspende el devengo de los incrementos bienales de antigüedad para las personas mencionadas en los artículos 2 y 3 y para el personal con contratos de los niveles funcionales 4 a 10, ambos incluidos, de la Santa Sede, de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano y de los entes cuyas remuneraciones sean pagadas por la Santa Sede o por el Estado de la Ciudad del Vaticano.
   
Artículo 6. Otras entidades:
§1 Las disposiciones de los artículos precedentes se aplican también al Vicariato de Roma, a los capítulos de las basílicas papales del Vaticano, de Letrán y  Liberiana, a la Fábrica de San Pedro y a la basílica de San Pablo Extramuros.
    
Artículo 7:
§1 La Secretaría de Economía, de acuerdo con la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano y previa consulta a la Caja de Pensiones, a la Caja de Asistencia Sanitaria y a otras entidades interesadas, adoptará las medidas de aplicación del presente decreto.
    
Ordeno que lo establecido tenga efecto inmediato, pleno y estable, derogando también todas las disposiciones incompatibles, y que este decreto sea publicado en “L’Osservatore Romano” del 24 de marzo de 2021 y posteriormente en el Acta Apostolicæ Sedis.
   
Dado en Roma, junto a San Pedro, el 23 de marzo de 2021, noveno día [sic] del Pontificado.
   
FRANCISCUS

Bergoglio escribió que sin estos recortes (que intenta justificar con la plandemia del coronavirus), el Vaticano irá a la bancarrota. Solo para el 2021, se espera ver un déficit de 600’000.000 de dólares. Tan mal están las finanzas del Vaticano que Bergoglio ha “convertido” inmoralmente (robado) dinero de las donaciones de caridad por los fieles a su estafa del Óbolo de San Pedro, creyendo falsamente que el dinero va para los pobres.
   
A partir del 1 de Abril de 2021, los cardenales que trabajan en el Vaticano verán su “asignación” anual de 72.000 dólares recortada en un 10 por 100. Otros prelados y empleados del Vaticano verán sus ingresos recortados en un 8 por 100. Los aumentos para algunos prelados y empleados fueron suspendidos por dos años. Más de la mitad del presupuesto vaticano se va en pagos de salarios. [Parte de la información para este Comentario proviene de National Catholic Register].

Verdaderos Católicos, la “conversion” (esto es, robo) inmoral por Francisco Bergoglio del dinero de caridad aportado por los conciliares solo hará que la situación empeore. Ya las donaciones al Óbolo de San Pedro han ido bajando por años, y todos los 300 obispones de los Estados Unidos está siendo demandados por fraude al promocionar el fondo, que ya no va destinado principalmente a propósitos de caridad. Hay una gran omisión en el Motu Próprio bergogliano: ¡UN RECORTE EN SU SALARIO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)