Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 31 de diciembre de 2021

CENSURAN A CARDENAL POR BLASFEMAR DE LAS CORONAMEDIDAS

Elementos tomados de GLORIA NEWS y otras fuentes.
   
   
La Corporación de Difusión de Mauricio (Mauritius Broadcasting Corporation MBC), operadora estatal de televisión en la nación africana, censuró el mensaje de Navidad del cardenal de Port-Louis, Maurice Piat Koenig C.S.Sp., de 80 años, según anunció la diócesis el 28 de diciembre.
   
Un párrafo eliminado de 179 palabras trataba de los efectos negativos de las medidas de Covid, las normas de cuarentena y el aumento del trabajo desde las oficinas en casa, que alimentan un “clima de miedo”. Piat hizo hincapié en las consecuencias económicas, como el aumento vertiginoso del coste de la vida y la caída de la moneda.
  
El mensaje fue grabado el 17 de Diciembre y transmitido el 25, justo después del telediario, junto con los mensajes del presidente de la República, Prithvirajsing Roopun y del obispo anglicano Joseph Sténio André. Los pasajes censurados fueron los siguientes:
«¿Cómo vivir una feliz Navidad cuando el Covid-19 sigue pasando factura, cuando nuestras familias lloran la pérdida de sus hijos, sus padres y abuelos, cuando los que están en primera línea caen en el frente? Esto nos sumerge en un profundo dolor, sobre todo porque en ocasiones se trata de nuestros familiares o conocidos. En este clima de miedo y aprensión, toda nuestra vida diaria se pone patas arriba: la escuela se hace en casa y los niños tienen dificultades para adaptarse a las lecciones de Internet; nuestros jóvenes se sienten aislados y, en la edad en que se forman las amistades, les cuesta estar satisfechos con las relaciones a través de las pantallas; los padres pierden fuerza entre el teletrabajo y las tareas del día a día; las reuniones familiares se reducen al mínimo y los abuelos sufren por no abrazar más a sus nietos. Es difícil encontrar momentos y lugares para relajarse. Todos estamos exhaustos.
  
Además, el costo de vida se está disparando a medida que el valor de la moneda se desploma. Nuestra economía, ya debilitada, debe afrontar un futuro incierto. En medio de toda esta angustia, ¡la Navidad todavía puede traernos alegría y esperanza!
    
[…]
   
Esta caminata nocturna para encontrarnos con Jesús que viene es un símbolo de nuestra situación actual. Nos sentimos perdidos en medio de todo este revuelo provocado por el Covid y todos buscamos una luz, una esperanza».
Jean-Maurice Labour, vicario general de la diócesis calificó la censura de chocante, hiriente e irrespetuosa con la libertad de expresión y la cultura religiosa. Anunció una queja formal ante la Autoridad Independiente de Radiodifusión.
   
Sanjay Ghoorah, encargado de producción de la MBC confirmó la censura de los fragmentos “no conformes” y emitió el mensaje completo el 29 de diciembre, cuando ya no le importaba a nadie.
  
En la República de Mauricio, una nueva ley de medios aprobada el 1 de Diciembre establece controles más estrictos a los medios privados, entre ellos la obligación de renovar la licencia cada año en vez de tres. Desde 2002, hay emisoras privadas de radio que operan por concesión, mientras que el gobierno mantiene su monopolio en la televisión a través de la MBC, que fue criticada en 2012 por el entonces presidente Anerood Jugnauth († 2021) como «una herramienta de propaganda y gestión de la opinión pública, indigna de una nación democrática», como quiera que es controlada por el Primer Ministro y es financiada con fondos públicos.

1 comentario:

  1. Fragmento del libro de Jacques Attali, un asesor de François Mitterrand (expresidente de Francia).
    Escribió esto en el año 1981:

    "En el futuro será cuestión de encontrar la forma de reducir la población. Empezaremos por el viejo, porque en cuanto supera los 60-65 años el hombre vive más de lo que produce y le cuesta caro a la sociedad.

    Luego los débiles y luego los inútiles que no aportan nada a la sociedad porque cada vez serán más, y sobre todo finalmente los estúpidos.

    Eutanasia dirigida a estos grupos; la eutanasia deberá ser un instrumento esencial de nuestras sociedades futuras, en todos los casos.

    Por supuesto, no podremos ejecutar personas ni organizar campamentos. Nos desharemos de ellos haciéndoles creer que es por su propio bien.

    Una población demasiado grande, y en su mayor parte innecesaria, es algo económicamente demasiado caro. Socialmente, también es mucho mejor que la máquina humana se detenga abruptamente en lugar de deteriorarse gradualmente.

    ¡No podremos pasar pruebas de inteligencia en millones y millones de personas, se puede imaginar!

    Encontraremos algo o lo causaremos; una pandemia que apunte a ciertas personas, una crisis económica real o no, un virus que afectará a los viejos o los mayores, no importa, los débiles y los miedosos sucumbirán.

    El estúpido lo creerá y pedirá ser tratado. Nos habremos cuidado de haber planificado el tratamiento, un tratamiento que será la solución.

    La selección de los idiotas se hará, pues, por sí sola: irán solos al matadero ".

    Este fragmento se recoge en su libro "Breve historia del futuro", publicado en Francia en 2006.
    [(PDF) BREVE HISTORIA DEL FUTURO - ATALLI | Gibram Scamander - Academia.edu
    https://www.academia.edu/40396920/BREVE_HISTORIA_DEL_FUTURO_ATALLI
    copialo y reenvía si gustas
    Así queda explicada esta PLANDEMIA

    https://www.academia.edu/40396920/BREVE_HISTORIA_DEL_FUTURO_ATALLI

    ResponderEliminar

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)