Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 29 de septiembre de 2009

APOYEMOS A MONS. RICHARD WILLIAMSON


Mons. Richard Williamson, discípulo fiel se San Marcel Lefebvre necesita nuestra oración y nuestro apoyo en su lucha contra la raza deicida y la iglesia conciliar.

El 21 de enero fue publicada una entrevista que Mons. Richard Williamson concedió a una cadena sueca de televisión en la que afirmó en el fondo y en Inglés que «no hubo judíos muertos por los alemanes en cámaras de gas».


Como sería de esperar, algunas autoridades del judaísmo talmúdico rasgaron sus vestimentas y rompieron en amenazas.


Como sería de esperar, la gran mayoría de la prensa mundial rompió en invectivas contra él y contra Roma.


Como sería de esperar, muchos obispos de Francia profesaron de nuevo su fe en la religión de la Shoah para condenar y lanzar el anatema contra los que profesan la religión del Gólgota.


Fue con gran preocupación que supimos que el superior de la FSSPX, Mons. Bernard Fellay, exigía el silencio de Mons. Richard Williamson. Mons. Williamson, por lo tanto, no puede ahora defender su honor y el de de Roma en contra de la manada de perros lanzada por el Mundo contra él.


Fue con más preocupación aún que supimos que Mons. Fellay habría dicho que los judíos de hoy son «sus hermanos mayores en la fe».


¿Cómo podrían los que reniegan la fe de sus patriarcas y sus profetas ser sus hermanos mayores en la fe?


Católicos o no, pero apegados a la defensa de la verdad histórica, y a que todos los obispos y sacerdotes de la FSSPX sigan defendiendo plenamente la fe católica, expresemos nuestro apoyo a Mons. Williamson y roguemos a Mons. Bernard Fellay, en nombre de Aquel que es la Verdad y el signo de contradicción en el Mundo, que levante la prohibición que pesa sobre su confrade en el episcopado.


Que Mons. Williamson no sea hechado a los lobos y dejado sin defensa frente a los enemigos de dentro y de fuera de la Iglesia Católica!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)