Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

lunes, 28 de septiembre de 2009

MLIAGROS DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL: LA TUMBA DEL MAR

Una de las más memorables apariciones de San Miguel Arcángel es la que refiere la historia haberse hecho al Obispo de Abranches (Francia) sobre una peña o escollo llamado "La tumba del mar", situado en su diócesis a la entrada del mar de La Mancha, en aquel recodo angular que forman la Normandía y la Bretaña.

Habiendo llegado a noticia del obispo Auberto un suceso maravilloso acaecido en la tumba, muy semejante al del Monte Gárgano, él también, a imitación del Obispo de Siponto, intimó en su obispado ayunos y oraciones para que el Señor se dignase declararles su voluntad. Pero no fue tan dócil como el otro Obispo; porque, aunque el Señor se la declaró con señales muy sensibles, se resistía a creerlas con sobrada obstinación, hasta que fue severamente castigado; y, haciéndole la pena cuerdo y dócil, reconoció que San Miguel quería ser particularmente venerado en aquel sitio.

Sucedió esta aparición por el año 708, y el obispo Auberto edificó sobre la cima de la misma peña una bella iglesia, que se acabó el año de 709; y el día 16 de Octubre se dedicó solemnemente al Arcángel San Miguel, quedando este día señalado para celebrar todos los años la fiesta de la dedicación, como se hace aún el día de hoy con grande solemnidad. Este mismo prelado echó de allí á los ermitaños que hacían vida solitaria en el distrito de la peña, e instituyó doce canónigos para el servicio de la iglesia. Pero como con el discurso del tiempo los sucesores se relajasen, haciendo una vida de poca edificación, Ricardo I, duque de Normandía, los despojó del sitio y convirtió la iglesia colegiata en un monasterio de benedictinos, que hasta el día de hoy se conservan con observancia muy ejemplar, y promueven la devoción del santuario, la cual le hizo perder su antiguo nombre, y hoy sólo es conocido por el Monte de San Miguel, siendo una de las romerías más célebres de Francia que han hecho muchos Reyes cristianísimos, y aún la frecuenta el concurso de todas las naciones de Europa.



Abadía de Mont Saint Michel (en otro tiempo La tumba del mar)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)