Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

viernes, 21 de abril de 2017

CONGREGACIÓN PENTECOSTAL REGRESA A ROMA A TRAVÉS DE CONSTANTINOPLA

Traducción del artículo publicado por Nicholas Wolfram Smith en CATHOLIC NEWS REGISTER


  
TUCSON, Ariz. — La frase “Cruzar el Tíber” ha sido usada para describir el ingreso de los protestantes a la Iglesia Católica. Pero un grupo de pentecostales en Arizona están “regresando a la casa de Roma” por Constantinopla, dejando su iglesia de las Asambleas de Dios por la Iglesia Católica Bizantina.
  
Joshua Mangels, un pastor en la iglesia de las Asambleas de Dios en Tucson (Arizona), sintió en su corazón un deseo creciente de unirse a la Iglesia Católica, que culminó con su renuncia a su puesto en la iglesia en Septiembre, y a iniciar el catecumenado un mes después en una parroqia católica bizantina local. Junto con él y su familia acudieron varios de su rebaño, pidiendo todos entrar con él a la Iglesia.
  
La primera experiencia de Mangels con el Catolicismo cuando fue adolescente en South Seattle. Él tenía una crisis de fe en ese entonces, dijo, “corriendo con los niños del barrio” y mientras jugaban baloncesto, una anciana católica llamada Karen le pidió que la ayudara con un estudio de la Biblia que ella dirigía en el centro comunitario.
  
“Eso renovó mi fe, y en lugar de correr por el barrio, regresé a la iglesia y sentí el llamado de alcanzar almas y evangelizar”, señaló Mangels.
  
Entró al ministerio, eventualmente tomando posesión en Tucson como pastor en una iglesia de las Asambleas de Dios. Aunque amaba el ministerio, dijo, comenzó a sentirse “frustrado con los vientos de cambio de doctrina y las novedades y presiones del mercadeo eclesial”.
  
En su camino a casa desde una conferencia de pastores que lo hizo sentirse decepcionado, comenzó a escuchar un apostolado católico que un amigo le recomendó. La predicación era sobre los pecados mortales, dijo Mangels, y aunque no sabía que el predicador era católico, estaba impresionado.
 
“Fue como beber agua fresca”, dijo, cuando escuchó la enseñanza de los Padres de la Iglesia y la historia de la Iglesia que nunca antes había encontrado.
  
“Escuché esto por dos horas y media mientras conducía a casa, y cuando regresé, mi esposa me preguntó cómo estuvo la conferencia, y le dije: ‘Era terrible, pero tienes que escuchar esto’”.
  
Conversión del corazón y de la mente
Ese fue el comienzo de su camino de búsqueda en la Iglesia Católica. Mangels comenzó a buscar a otros pastores de las Asambleas de Dios que habían entrado a la Iglesa y exploraron las primeras enseñanzas de la Iglesia. Él pidió varios escritos de los Padres de la Iglesia, también.
  
“Cuando leo a los Padres de la Iglesia. es cuando los Sacramentos comienzan a abrirse para mí, y comencé a ver cuán central era la Eucaristía para la primera Iglesia”, dijo. Él concluyó que “si la Eucaristía fue ordenada por Cristo, quiero recibir al Señor”.
  
Él y su esposa, Teresa, pasarían despiertos varias horas en la noche, leyendo sobre el Catolicismo y hablando sobre lo que habían aprendido.
  
“Inicialmente, mi esposa y yo hicimos estos acuerdos de caballeros de no leer más literatura católica o ver más apostolado de predicación, cuando la pérdida del trabajo y de mi hogar era inminente si continuábamos”, recordó Mangels. “Incluso una vez pusimos todos nuestros libros en la parte trasera del estacionamiento y acordamos ‘no hablar del Catolicismo’ por dos semanas. Pero terminamos discutiendo cada noche sobre los Padres, los Sacramentos, la primera Iglesia y todo eso”.
  
En Julio, él comenzó a enseñarle a su congregación en el servicio de los miércoles sobre la primera Iglesia, pasando por San Policarpo, San Justino Mártir, la Didajé y otras partes de la Cristiandad naciente. Para varios jóvenes adultos en la congregación, estas lecciones catalizaron su propio discernimiento de unirse a la Iglesia Católica.
  
Rebecca McCloskey, una antigua miembro de la congregación de Mangels, comentó al Register que ya había comenzado antes a investigar sobre el Catolicismo y que las clases de los miércoles por la noche alimentaron este deseo en su corazón. Ella recordó su sorpresa al escucharlo predicar y cuán alineada estaba esta predicación con lo que estaba aprendiendo sobre la fe católica. “Pensaba”, dijo, “¿mi pastor sabe lo que está enseñando?”.
  
Lisa Gray, otro miembro de la congregación, que estaba buscando convertirse en pastora certificada, recuerda cómo, después de que Mangels mencionara que habían 40.000 denominaciones protestantes, ella pensó “Si hay 40.000 denominaciones, ¿somos parte del problema o parte de la solución?”
  
“Amaba pastorear,; amaba predicar. Predicaba en reuniones de campo y avivamientos: Estaba teniendo el tiempo de mi vida, pero era católica en mi corazón”, dijo Mangels. Y la presión comenzó a hacerlo tomar una decisión trascendental.
  
En Septiembre, él le dijo a su congregación que renunciaría como pastor y entraría al catecumenado de la Iglesia Católica con su familia.
 
Mirando al Este
Cuando la familia Mangels había decidido convertirse al catolicismo, no habían decidido dónde empezar. El organizador de una marcha pro-vida a la que asistieron les sugirió que hablaran con el padre Bob Rankin, párroco de la Iglesia Católica Bizantina Santa Melania.
  
Ellos vinieron a desayunar, dijo el padre Rankin.
“Él trataba de reforzar su idea sobre convertirse en católico, y el primer sacerdote que visitó no pertenece al Rito Romano”, dijo el sacerdote a Register. “Usaba paquetes de azúcar en la mesa para explicar teología dogmática y eclesiología”.
  
El padre Rankin explicó que, a pesar de las diferencias superficiales entre un estilo de adoración pentecostal y la Divina Liturgia, “vinieron a la iglesia correcta para el tipo de espiritualidad que tenían”.
  
“Ellos vienen de ese ambiente pentecostal, así que ellos tienen esa experiencia de conversión y de entregar sus vidas a Cristo. Ellos querían una liturgia que era demostrativa, y en la Liturgia Oriental, esto es agradable, adoracional: Estás destinado para experimentar a Dios; estás destinado a romper en llanto”.
  
McCloskey coincide con lo anterior, diciendo que la Divina Liturgia “se siente como el Cielo en la tierra”.
  
Teresa Mangels también tuvo una experiencia similar. Ella le contó a Register que estaba asombrada de que Cristo “nos diera verdaderamente su Cuerpo y Sangre —cada liturgia estoy de lágrimas, y mis se acercan a preguntarme si estoy bien. Estoy tan feliz”.
  
Dijo el padre Rankin que sus nuevos catecúmenos trajeron un admirable celo a su iglesia. Mientras él despedía la homilía, no estaba acostumbrado a que sus feligreses dijeran “Amén” durante su prédica. Él también aprecia cuánta disposición muestran los catecúmenos para la conserjería.
  
“Lo primero que pasan preguntando es: ‘¿Cuándo traemos nuestros sobres?’”, dijo el padre Rankin. “Tenía gente aquí hace 20 años que nunca me lo han pedido”.
 
Triunfo pascual, gozo pascual
Mons. Gerald Dino, obispo retirado de la Eparquía Católica Bizantina de Phoenix, contó a Register que estaba “sorprendido por tener el honor” de recibir a los catecúmenos en la Iglesia de Santa Melania, y de este modo “cumplir la voluntad de Jesús de hacer discípulos de todas las naciones”.
  
Los Mangels y los otros miembros de su antigua congregación están buscando avanzar a su nueva experiencia de gozo pascual. McCloskey dijo que en comparación a sus previas celebraciones de Pascua, “estaremos realmente reviviendo la Crucifixión y la Resurrección. Será completamente diferente de cualquier cosa que haya experimentado antes”.
 
“No puedo expresar mi anticipación de recibir la Eucaristía,” dijo Josh . “Estoy viendo hacia el tiempo pascual y una temporada de gozo, como la Cuaresma ha sido especialmente solemne”.
  
Teresa dijo que esta Pascua será algo que ellos “nunca olvidarán”. “Este será uno de los mejores años de nuestras vidas, por todas las cosas que [Jesús nos ha] traído hasta este punto”, afirmó.
  
“Ahora, estaremos entrando realmente a su Pasión, y simplemente es bello e increíble: He esperado toda mi vida en participar del Cuerpo del Señor, que incluso no conocía”.
 
COMENTARIO DEL TRADUCTOR
La “Iglesia Católica Bizantina” (oficialmente llamada Iglesia Greco-Católica Rutena) es una iglesia oriental católica perteneciente a la tradición litúrgica bizantina que surgió al reconciliarse los ortodoxos de la región de Zacarpatia en Ucrania por la Unión de Úzhgorod en 1646, separándose del Patriarcado de Moscú. Tienen gran presencia sobre todo en Ucrania, Estados Unidos y Chequia (un dato curioso: el artista pop Andy Warhol era perteneciente de esta iglesia). Está fuertemente afectada por las decisiones del Vaticano II y sus pontífices, tanto en materia litúrgica como disciplinaria, por la pretensión conciliar de “retornar a las raíces”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario posee insultos contra Dios y contra la Iglesia, no será publicado.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)