Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

martes, 9 de marzo de 2010

ZAPATERO EN EL INFIERNO

Desde Una Grande y Libre

Z.P. fallece y, obviamente, va al infierno. Allí le recibe el diablo quien, después de darle la bienvenida, le comunica que ya se encuentran allí muchos de sus compañeros de partido y que había novedades en el sistema de torturas. Había tres tipos de tortura, corrían en ciclos de mil años pero él, como ex presidente de gobierno tendría la deferencia de poder elegir por qué ciclo comenzar.



Dicho esto,



Z.P. fué conducido por el diablo a la primera sala de torturas en la cual vió con emoción a Rubalcaba que estaba siendo azotado con cadenas.



"Llévame a la siguiente sala", balbuceó Z.P. al diablo, todavía conmocionado por lo que acababa de presenciar.



En la siguiente sala vió con estupor a Roldán, colgado de los brazos, siendo flagelado con un látigo con puntas de hierro.



Z.P. casi sin habla, sacudió la cabeza en signo negativo y el diablo le llevó a la tercera sala en la cual encontró a su ex jefe Felipe González, sujetado con argollas a la pared y totalmente desnudo. Una mujer escultural le estaba practicando sexo oral. Sin poder contener las lágrimas, Z.P. no dudó un instante y exclamó: "Si, si, aquí es por dónde quiero comenzar".



El diablo le preguntó: "¿Estás seguro Z.P.? Te recuerdo que esto va a durar mil años".



"Si, si, estoy completamente seguro. Es aquí donde quiero empezar", respondió Z.P. con emoción mientras intentaba sonreir a González sin que éste se percatara de su presencia. "Bueno", dijo el demonio encogiéndose de hombros. "Allá tú".



Dicho ésto se encaminó hacia donde estaba la hermosa rubia, le tocó el hombro y le dijo:



"Te puedes ir. Llegó el relevo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a toda responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)