Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 15 de mayo de 2019

PRESBÍTERO CUBANO ATACA A LA FRATER

Mensaje enviado por correo electrónico. A pesar de nuestra diferencia con respecto de los reclamantes conciliares al Papado (la Frater los reconoce pero resiste), traemos esta nota como evidencia del odio que la secta modernista tiene contra el Catolicismo tradicional y en general, contra todo lo que parezca católico.

LOS FIELES DE LA HERMANDAD SACERDOTAL SAN PÍO X EN CUBA, RESPONDEN AL P. PEDRO CABALLERO
  
Pedro Gonzalo Caballero Torres (instalado presbítero en 1998 con el rito montini-bugniniano, por tanto, NO ES SACERDOTE CATÓLICO) - Foto suministrada.
  
El P. Pedro Caballero, sacerdote de la arquidiócesis de La Habana - Cuba, acaba de publicar en su muro de facebook, un frontal ataque, contra la persona de Mons. Marcel Lefebvre, en que como resumen:
  1. Acusa al Santo Arzobispo de crear un cisma en la Iglesia Católica, al proceder en junio de 1988 a la consagración de cuatro obispos sin mandato pontificio.
  2. No duda en declarar solemnemente, a Mons. Lefebvre condenado en el infierno, reprobro y apartado del cielo.
  3. Acusa a sus seguidores de canonizarle sin contar con la autoridad de la Iglesia.
  4. Acusa a los fieles de la FSSPX de estar en ruptura con la Iglesia Católica.
  5. Y finalmente hace un llamado a los fieles católicos cubanos, para que dejen de seguir las ideas del Prelado de Econe.
A continuación nuestra respuesta.
 
P. Pedro Caballero:
  
Nosotros, los fieles de la FSSPX en Cuba estamos perplejos y dolidos, ante su ofensivo ataque a la persona de Mons. Marcel Lefebvre. Más no nos sorprende, que proceda de su impresentable persona, tal virulencia.
  
Su obrar constituye, un ultraje a la más elemental  caridad y sentido de justicia cristianas, que deben iluminar y asistir el proceder de un sacerdote católico, aún más cuando se refiere a otro sacerdote y grupo de fieles que no conoce.
  
Todas las declaraciones por ud expuestas, carecen de fundamento histórico, canónico y eclesial, pues no nacen del apego a la verdad sino de su celo amargo y tergiversación. Para aprovecharse de la ignorancia de los que desconocen del tema, para confundir al tiempo de socabar el apostolado de la FSSPX en Cuba.
  
¿Qué derecho tiene ud a estigmatizar, perseguir y calumniar a los fieles católicos adheridos a la FSSPX?
   
Más para aquellos, que entre nosotros le conocemos personalmente a ud y tenemos noticia de su cotidiano quehacer y comportamiento, sabemos de sobra, que carece de toda credibilidad, juicio, y rectitud de intención, para terminar amparado; una vez mas, en una supuesta enfermedad mental de su persona, siempre evocada por terceros, como el camino más fácil para justificar sus desmanes.
  
Si ciertamente está privado ud de estabilidad mental y carece del sentido común de una persona equilibrada... ¿Por qué continúa ejerciendo, para daño de los fieles el ministerio sacerdotal? ¿Su aparente desatino mental habitual podrá seguir siendo nota y escusa, para mayor inri, de permitirle continuar con su demoledora acción contra todo lo que sea genuinamente católico? ¿Hasta cuándo los fieles católicos de la arquidiócesis de La Habana tendrán que sufrirlo?
  
No han pasado inadvertidas en el pasado sus burlas al orden Sacerdotal, contra todos aquellos hermanos de ministerio que se esfuerzan por ser coherentes y vivir su vocación sacerdotal de acordé a lo establecido por la Iglesia con identidad y sacralidad.
   
"El club de la sotana intranquila, los sotanozaurios, por sus Albas los conocerán" ... junto a un largo etcétera... son algunos de los calificativos por ud acuñados para suscitar burla, mofa y descredito por vía de la chota que busca como todo buling paralizar a la persona y su buen obrar. Cuando ud es una vergüenza y espurio para el estado sacerdotal.
  
Pero, si bien otros callan frente a su rastrero obrar, movidos de un falsa caridad; Alguien tiene que poner freno a su venenosa lengua, que no conoce respeto, por nada ni por nadie.
  
Más ahora, con su ataque a la santidad de Mons. Lefebvre, a la obra por el fundada y a los fieles adheridos a esta fraternidad sobrepasa el límite de lo tolerable. Donde su mezquino comportamiento no respeta ni a los muertos que no pueden alzar su voz para defenderse. No recordámos que con motivo de los 500 años del inicio del movimiento protestante encabezado por Martín Lutero haya ud alzado la voz para condenar este real cisma y herejía, que rasgo y rasga la túnica inconsutil del cuerpo místico de Cristo que es la Iglesia Católica Romana.
  
Pasamos a dar respuesta a cada uno de los elementos oprobiosos por ud esgrimidos, para escándalo de los fieles. Sus públicas y contumases declaraciones han de ser rebatidas en igual campo y condiciones. Callar no sería honesto, ni decoroso, ni justo.
  
Escribe ud: "Hermano católico, no te dejes confundir: el obispo Marcel Lefevbre consagró varios obispos sin mandato pontificio en 1988, lo cual conduce a una división de la Iglesia que denominamos CISMA."
  
La Santa Sede Apostólica por medio de las declaraciones oficiales de sus portavoces en esta materia, digasen el Cardenal Castrillón Hoyos o Mons. Guido Pozzo, respectivamente presidentes de la extinta Pontificia Comisión Ecclesia Dei se han cansado de repetir:
No existe un cisma formal entre Roma y la FSSPX. Se trata de un problema disciplinar interno de la Iglesia Católica.
Ud, que presume de canonista, debería saber que para que haya cisma se precisan más allá de la consagración de obispos sin mandato apostólico tres cosas:
I- Intención manifiesta de crear una iglesia paralela.
II- Concesión de jurisdicción eclesiástica a los consagrados.
III-  Rechazo y separación de la persona del Papa.
Ninguna de estas características aplica al obrar de Mons. Lefebvre, en lo que universalmente se conoce como operación Supervivencia de la Tradición.
  
Mons. Marcel  Lefebvre junto a su amigo y compañero en el Concilio Mons. Antonio de Castro Mayer, al consagrar 4 obispos, lo hizo con la sola intención de dar continuidad a la obra por el fundada y para asegurarse de que los seminaristas y fieles en un momento de crisis sin precedentes en la historia de la Iglesia pudieran ser ordenados y confirmados, así como el rito inmemorial de la Iglesia en su liturgia romana estuviera salvaguardado. ¿Se entera ud?
  
Luego el propio Papa Juan Pablo II, tras las conversaciones doctrinales, había manifestado y estaba previsto en el acuerdo firmado por el entonces cardenal Ratzinger, que la Santa Sede, no se oponía a darle sucesores a Mons. Lefebvre.
   
Padre Pedro Caballero, lo estamos públicamente retando a que muestre un solo documento en que el Papa o la Santa Sede declare a la FSSPX en cisma y/o a sus fieles en estado de excomunión. ¡¡¡No mienta más!!!
   
Ud escribe: "Que sepamos, nunca se arrepintió de su pecado, ni buscó la reconciliación con su Iglesia, por tanto, despues de su muerte no puede estar en el Cielo..."
  
¡Aguántense la peluca! ¡¡¡Que aquí viene el pelucaso...!!! Jajaja
  
Si, porque ud merece el homenaje de nuestra burla.
  
Como fieles católicos sabíamos que tras un largo proceso llamado beatificación, solo el Santo Padre podía declarar a una persona en el cielo, pero nunca en el infierno. Dado que toca al misterio insondable de Dios, en su misericordia que solo nos será revelado en el juicio final ante el libro de la vida y los elegidos, dar a conocer este juicio.
  
Resulta que ahora ud pontificalmente haciendo uso de su "magisterio docente particular", se arroga la facultad de declarar quién se haya en el infierno. Cosa jamás contemplada en 2000 años de cristianismo. Estamos ante el primer sacerdote que declara y se arroga la facultad de declarar quién está condenado. Felicitaciones.... Ud debería ocupar un cargo de más encumbrado dentro de la jerarquía.
  
Cosa entraña en principio, porque hasta donde teníamos entendido, ud no cree en la existencia del infierno. Pero bueno, cosas de la teología moderna, ahora solo van al infierno los católicos Tradicionales. ¿Verdad?
  
Escribe ud: "Sus seguidores quieren canonizarlo sin contar con la autoridad de la Iglesia lo cual es un delito eclesiastico mas y cada vez estarán mas lejos de la comunión con nuestra Iglesia. No les creas, Marcel Lefevbre no es un santo porque dividió a la Iglesia y nunca hizo un acto público de arrepentimiento...."
  
La FSSPX se atienen con fe firme en todo lo dispuesto por la Iglesia de siempre al respecto y codificado por el Papa Urbano VIII.
  
De acuerdo a esto nos es lícito suplicar a la Iglesia considere iniciar el estudio o proceso de canonización, no adelantándonos al juicio, antes bien orando y sometiéndonos de ante mano.
Le tenemos tres malas noticias, Padre Pedro Caballero:
I - Los fieles en uso de nuestra libertad y esencialmente porque: "nos da la gana" que es una de las razones más poderosas que nos asiste continuarémos muy a pesar suyo amando, venerando y rogando a Dios Ntro. Sr. por medio de la piadosa intercesión de Mons. Lefebvre con la clara seguridad, convicción y confianza de obtener por su mediación grandes gracias y favores.
II- Un día no muy lejano, cuando la tradición recupere sus derechos en la Iglesia, la persona del Santo Arzobispo, será rehabilitada y le contemplaremos sin lugar a dudas como otro San Atanasio en la gloria de los altares. De la misma manera en que la FSSPX paulatinamente está siendo reabilitada tanto por el Papa Benedicto XVI como por el Papa Francisco. Mientras, ud no pasará de quedar bajo el manto del piadoso olvidó con que quedan en el más rancio olvidó para la memoria , aquellos que como ud, nada noble han concebido. Vaya buscando el cartucho para meter la cabeza, el día de la glorificación de Mons. Lefebvre.
III-  Prepárese... a sufrir y rabiar.  Hemos encargado a imprenta 3 000 estampas de Mons. Lefebvre a todo  color con su oración pro beatificación para uso privado, que repartiremos hasta la saciedad por toda la geografía habanera... Y esto como una primera etapa, porque dicha acción la repetiremos en cada diócesis donde tenemos presencia.
Su acción lejos de atemorizarnos nos ha motivado en el fervor... Y sin lugar a dudas, será gran causa y fundamento de que muchos más fieles católicos de Cuba conocerán y se unirán a la FSSPX.
  
Ud escribe: "Rezo por estas personas confundidas para que vuelvan a la comunión con nuestra Iglesia y se aparten de los errores del obispo Lefevbre."
  
¡Gracias, pero no!
  
Las oraciones de un alma tan negra como la suya no se elevan... al cielo. ¡Ni tan siquiera traspasan el techo de la iglesia!
  
El Buen Dios no presta oídos a una oración torcida, que solo busca en palabras guardar la pariencia de caridad, cuando quién la pronuncia es un lobo vestido de oveja.
  
Ud como cualquier persona tiene el derecho de disentir de la FSSPX, de agradarle o no. Pero lo que no tiene es el derecho a enlodar y mancillar su buen nombre y fama. Ni estigmatizar a sus fieles.
  
Estamos seguros que si recogieramos la opinión pública de los fieles de Santa Cruz del Norte, del la capilla del Cementerio de La Habana y de la parroquia de Puentes Grandes, dicho testimonio dejaría nuestro criterio sobre ud, en una tierna caricia.
   
Padre Pedro Caballero, ocúpese de salvar su alma, de vivir su sacerdocio decorosamente, de cuidar de las almas que le han sido encomendadas y no de continuar maquiavélicamente fraguando la ruina y desgracia de otros.
  
Con su atrevida e infame publicación solo intenta romper la paz en el seno de la Iglesia Católica en Cuba, de la que la FSSPX y nosotros, somos parte por la gracia de Dios, la profesión de la misma fe y la unión a sus legítimos pastores. Gracias a Dios la comunión con la Iglesia no pasa por sus manos ni está sometida a su juicio ni viles criterios.
  
La FSSPX crece por año en Cuba, se extiende, se multiplica... Nuevas capillas se abren... Es una cristiandad que resurge de las cenizas de la era conciliar de la ud es un espécimen. ¡Es la resurrección de la Iglesia tras décadas de esterilidad!
  
Sin filias ni fobias, sin resentimientos ni amargura, la FSSPX continuará adelante con su obra de restauración católica. Nada ni nadie nos detendrá.
  
Gracias a Dios, una golondrina no hace primavera... Y la opinión de gran parte del clero de Cuba, con sus buenos obispos, sacerdotes, religiosas y seminaristas comienza a ser muy favorable a la FSSPX, distanciandose de la cultura del odio que ud intenta sembrar.
   
Por sus frutos los conoceréis, advierte +NSJC+  en el Evangelio... Los frutos de la Obra de Mons. Lefebvre en todo el orbe son patentes y manifiestos... más de 700 sacerdotes y cinco Seminarios, unas 1500 religiosas y casi 800 Seminarista, con un millón de fieles en 65 países.
  
¿Cuáles son las obras de sus manos, P. Pedro Caballero? Ud tan amigo de colocar motes de burla a los demás debería ser llamado: el cura metralla o son chichi. Por el mal sabor que la sola evocación de su nombre nos deja en los labios.
  
Dios se apiade de su alma, le conceda la conversión del corazón y la tranquilidad a su atormentada persona.
   
Christus vincit, Christus regnat, Christus imperat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los administradores se reservan el derecho de publicación, y renuncian a TODA responsabilidad por el contenido de los comentarios que no sean de su autoría. La blasfemia está estrictamente prohibida.

+Jorge de la Compasión (Autor del blog)

Jorge Rondón Santos (Editor colaborador)